lunes, 9 de agosto de 2010

Un villano menos

Para empezar con este blog una mala noticia. Martin O'Neill ha dimitido como técnico del Aston Villa.
Como seguidor de fútbol y "aficionado" de la meteórica ascensión del Villa me siento en la obligación de dedicarle el primer post a todo un señor como O'Neill.
Más de una vez sonó como seleccionador de los "Pross" pero dijo que no, que su sitio era un equipo, no se equivocaba.
Entrenador metódico como pocos, saltó a la fama por su pinganillo y por una brillante labor al frente del Celtic de Glasgow, equipo al que hizo tri campeón de la Scottish Premier League y subcampeón de la Copa de la UEFA en la temporada 2002-2003. Aquella final la perdió en el Estadio de la Cartuja frente al posterioremente campeón de Europa, FC Porto de Jose Mourinho.
No podía pasar por alto su renuncia al cargo de Villa Park. Personalmente me gusta el Aston Villa, tiene muy buenos jugadores como Downing, Milner, Young, Aghblonlahor o John Carew, jugadores no cracks, pero si muy buenos. Un buen equipo, compensado, sin alardes y haciendo uso de un fútbol atractivo.
Del plantel villano me decanto por uno en concreto. Es de elogiar su trayectoria, salió del Numancia camino al Leeds pero acabó de nuevo en Soria y posteriormente en Pamplona. De Pamplona voló a Glasgow donde su meteórica carrera dio con él en el Aston Villa.
Responde al nombre de Carlos Cuellar y es el ejemplo de la injusticia del fútbol español, de ser justos, sería internacional desde hace mucho tiempo.
Carlos Cuellar es uno de esos grandísimos jugadores que poca gente admira, pero no colaboraré con la injusticia y voto por él para "La Roja".

Bye Mr O'Neill, good luck

0 comentarios:

Publicar un comentario