viernes, 3 de septiembre de 2010

¡Basta ya!

Desde que Cristiano Ronaldo fue presentado por el Real Madrid de Florentino todos, absolutamente todos los días, tenemos que saber algo de él, tenemos que leer gente reivindicando que hay que tratarle bien y demás.
Cristiano Ronaldo no deja de ser un afortunado, millonario a los 20 años, futbolista de élite, el sueño de cualquier niño.
Lo que no puede pretender es ser el mejor, porque no lo es, sin recibir patadas, sin que le piten, sin generar odios, los grandes son aquellos que no dejan a nadie indiferente, como él.
Nunca podrá caer tan bien como su compañero de equipo Kaka' ni tampoco tan bien como ese pequeño argentino al que el portugués tiene miedo, porque decir que Messi no está entre los 5 mejores del mundo da a entender que CR7 es un envidioso y tiene miedo de "La pulga".
El pasado año estuvo 53 días lesionado por una fuerte entrada de Diawara, central del Marsella ¿y qué? el central del equipo francés fue a por el balón pero se cruzó el tobillo de Ronaldo, mala intención cero.
Esos 53 días, Ronaldo y su tobillo fueron portada a diario de un periodico de la "caverna mediática españolista" que diría Laporta.
A día de hoy también nos preocupa el tobillo de Ronaldo, el domingo récibió un fuerte golpe de Cendrós en el partido disputado en Palma pero nada más, no hubo mala intención, no se le puede tildar de agresor siquiera. El lateral bermellón fue a por la bola pero tocó el talón de aquiles del astro luso, mala suerte.
El mismo medio que hoy escribe editoriales para salvar a Ronaldo escribió que a Messi había que pararlo "por lo civíl o por lo criminal" y así fue.
El debut de Juande Ramos en el Madrid fue de todo menos limpio, debutó en el Camp Nou y para el minuto 10, Leo Messi ya se había llevado 5 golpes de Drenthe, Cannavaro y Gago...
Estamos cansados de la sobreprotección a Ronaldo, a Messi también le dan y no se lleva las manos a la cabeza nadie, sin olvidar que los del Real Madrid también pegan y a nadie parece importarle.
Preguntenle a Bertran del Tenerife como se lesionó por una entrada de Drenthe que, hace poco revivió la patada voladora de De Jong a Alonso en un amistoso jugado en los EEUU.
Más en el extremo, ¿preguntamos a César Jiménez que recuerdo guarda de Figo? ¿de aquella entrada del 10 que acabó con su carrera?
Ah no, ellos son terrestres, dan igual.

0 comentarios:

Publicar un comentario