domingo, 14 de noviembre de 2010

Ahogado en Yas Marina

No ha podido ser, Fernando Alonso tendrá que esperar un año más para ser tricampeón mundial de F-1. 
Sebastian Vettel se ha llevado el GP de Abu Dhabi, Fernando Alonso sólo ha podido ser séptimo y Mark Webber octavo.
Todo ha ido al revés desde el principio, en la primera vuelta un trompo más accidente de Michael Schumacher ha hecho salir al Safety Car, una circunstancia con la que nadie contaba.
Marchando quinto, Webber ha sufrido un percance con la rueda trasera y ahí le ha venido la idea a Red Bull. Ha hecho parar al segundo del mundial y con ello han conseguido que Alonso y Ferrari se equivocaran con la estrategia y que su niño bonito se marchara hacia el mundial en solitario. 
Webber ha salido más allá del décimo puesto, igual que Alonso al que Vitaly Petrov le ha hecho un tapón histórico, uno, visto lo visto, duda de la estrategia de Red Bull, ¡qué casualidad lo que ha pasado!
Con esta victoria Vettel se convierte en el campeón del Mundo de F-1 más joven de la historia por delante de Lewis Hamilton y de Fernando Alonso. 
De todas maneras, algo va mal cuando Alonso jugándose el título es más lento que un Renault como el de Petrov, el tapón ha venido por la manifiesta ventaja del monoplaza amarillo en su velocidad máxima, con esta ventaja, las dos rectas largas del circuito de Yas Marina se hacían imposibles para Alonso.
Hoy no ha podido ser, estamos tristes, pero seguiremos con Magic, nos ha hecho soñar con un coche muy inferior al de sus rivales, lo lógico habría sido que Webber ganara el Mundial hace más de 1 mes, pero ha sido Vettel hoy, tenía que ser Red Bull, el mejor coche, sin el mejor piloto, pero con dos buenos pilotos.
Me da mucha pena Webber, un currante, toda la vida en coches inferiores y ahora que tenía una bala, además de más talento que su compañero, su equipo le deja sin título, y encima tendrá que soportar la fiesta de todos ellos. ¡Ánimo Mark! ¡Ánimo Magic!

0 comentarios:

Publicar un comentario