Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

miércoles, 31 de agosto de 2011

El que faltaba por llegar

Jakob Mulenga (Zambia, 1984) se ha convertido en nuevo objetivo de la Real Sociedad para reforzar el equipo cara a la temporada 2011/12.

El delantero zambio de 27 años juega en el Utrecht holandés y ha anotado cuatro goles en los tres partidos de la Eredivisie que ha disputado.
El año pasado disputó sólo siete partidos en los que hizo tres goles. En la 2009/10 anotó ocho goles en 29 partidos.

Mide 1,86 por lo que respondería al perfil de delantero tanque que quiere Montanier. Perfil al que no responde Diego Ifrán ariete charrúa que podría acabar cedido en el Hércules de Alicante.

Tras soltar los nombres de Semih Senturk (Fenerbahce) y de Roman Pavlyuchenko (Tottenham) parece poco menos que una broma contratar a un delantero zambiano que no ha destacado en la floja Eredivisie.

Por el contrario, vía twitter, se han podido leer comentarios positivos acerca de su contratación. Realizó una buena actuación en la Copa África lo cual no quita que Diego Ifrán sea mejor delantero.

Hace un año nos vendieron que si no se hubiera lesionado, Diego Ifrán no podría jugar en la Real Sociedad, que tenía a grandes europeos detrás pero que la lesión les hizo rechazar la contratación del charrúa. Un año después parece que se nos ha olvidado lo que dijimos. Qué bien viene la hemeroteca en estos casos.

lunes, 29 de agosto de 2011

Motivos para soñar

La Real Sociedad se llevó los tres primeros puntos del campeonato, tuvo el primer pichichi, hizo el primer gol y fue el primer lider de la categoría pero los motivos para sonreír son otros. Ni siquiera saber que a día de hoy, lunes, seguimos terceros en puesto de acceso directo a Champions, los motivos para soñar son los dos jóvenes que se echaron al equipo a las espaldas: Iñigo Martínez y Asier Illarramendi.

El central vizcaíno debutaba en la Liga BBVA y delante, aunque el Sporting no incomodó casi nada, tuvo un rival difícil como Barral. El andaluz, uno de los personajes menos queridos, por decirlo de alguna manera fina, de la parroquia txuri urdin, estaba a la mínima en el suelo, buscando el penalti, buscando liar al vizcaíno. Pero nada pudo con él, ni siquiera una pitada seria de la parroquia local cuando fue al choque, duro pero limpio, con André Castro. Demostró tener casta, no tener miedo y eso, por lo menos a mi, me encantó. Un central con carácter, lejos de las princesas permisivas que hemos visto otros años.

Asier Illarramendi no debutaba en Primera División, pero casi. El pivote mutrikuarra estuvo sensacional. Sostuvo el medio campo realista sobreponiéndose a un gris partido de Aranburu y Zurutuza y, simplemente y llanamente, él solo, se comió el medio campo sportinguista. Tuvo que salir Alberto Rivera, un medio centro brillante para poner en algún aprieto al mutrikuarra, pero ni por esas.

Los comentaristas argentinos que narraron el partido que vi, vía streaming, dijeron en repetidas ocasiones que el '20' realista estaba en todos lados y así debió percibirlo David Barral, que pagó con el nuevo la frustración de la derrota local.

Tenemos que tener calma, dentro de dos semanas viene el Barça y será complicado sumar, después vamos al Pizjuán y será igual de complicado sumar, pero el equipo ilusiona, casi sin retoques, ya que Vela no destacó en exceso, con gente de la casa y sobretodo con dos piezas de la factoría Zubieta. Un mediocentro creador, destructor y con garra, algo que antes necesitaba de tres jugadores y ahora tenemos en uno. El otro, un central zurdo con salida de balón que da gusto verle jugar, que no hace amigos, que le da igual que le pite. Por poner un 'pero', no me gusta que lleve el 26, que sea del primer equipo YA.

El alumno aventajado


Parece la tónica de las pretemporadas. Se buscan delanteros pero él siempre responde, callado, sin levantar la voz, sin decir que quiere minutos, simplemente trabajando va haciendo sus goles, demostrando que sigue siendo 'Imagol', ese delantero que Roberto Olabe trajo de vuelta a Zubieta cuando al otro lado de la A-8 se frotaban las manos con el futuro del usurbildarra.

No podemos lanzar las campanas al vuelo, pero podemos decir de él, que en los dos últimos años siempre ha respondido. Marcó 3 goles en poco más de 200 minutos el pasado año, pudiendo hacer el cuarto frente al Mallorca en Anoeta, lo que le dejó con un promedio sencillamente brillante.

Hace dos pretemporadas empezó igual. El culebrón de Carlos Bueno se alargó en exceso y el '9' realista comenzó la temporada del ascenso tirando de un equipo que se desangraba por todos lados. Marcó un gol de bandera en Las Palmas y, poco después, en Anoeta frente al Girona, hizo como el sábado en El Molinón, tocar dos balones para meter dos goles, ese es Agirretxe.

Dijeron que había grandes esperanzas puestas en él porque los estudios que se le realizaron dictaron de él que sería un delantero al más puro estilo Kovacevic. El sábado, con sus dos testarazos, a más de uno nos recordó al gran delantero de Kovin porque, sobretodo el primer gol, los habría firmado muy parecido Darko. 

No se puede decir ahora que no haga falta un delantero porque haya salido Agirretxe y haya marcado las dos que ha tenido. El delantero sigue haciendo falta, en mi modesta opinión, el delantero hacía falta porque Llorente no estaba bien, no por dudar del rendimiento de Agirretxe de quien, los que me conocen lo saben, nunca he dudado.

Unos ven en él un delantero fallón como era Díaz de Cerio, otros vemos un delantero tanque que puede y debe dar mucho a la Real, entre otras cosas, porque todavía tiene sólo 24 años, aunque debutara hace siete años, sigue siendo joven. 

Eterno


Dicen que lo bueno no acaba mientras haya algo que te lo recuerda y cada 28 de agosto nos acordamos de él, lo tenemos presente, porque Puerta sigue estando presente, muy presente.

Los sevillistas los primeros, los amantes del fútbol después, pero, de una manera u otra, Antonio sigues estando con nosotros.

Cualquiera que conozca a quien escribe estas líneas sabrá que siento y sentía especial devoción por aquel chaval al que le dio casi hasta vergüenza ser reconocido cuando vino a Anoeta. Era abril, dos días después de aquel gol que cambió, para siempre, la historia sevillista y al bueno de Antonio casi le dio vergüenza que le felicitara por aquella obra de arte, aquel golazo.

La vida nos quitó a Antonio antes de tiempo, sólo tenía 22 años y una vida por delante, recientemente internacional y esperando para ser padre de un niño, que nació sin conocer a su padre aunque su madre, Pep Martí y mucha más gente le habrá hablado maravillas de él.

No puedo decir nada más, sólo quería recordar a Antoñito que esté donde esté, te tengo presente cada 27 de abril y, sobretodo, cada 28 de agosto.
Estás con nosotros Antonio, siempre PRESENTE.

sábado, 27 de agosto de 2011

Guía UDMP de la Liga BBVA

miércoles, 24 de agosto de 2011

Regalo Rey del Gol


Diego Forlán parece estar viviendo sus últimos momentos como jugador del Club Atlético de Madrid.
Doble 'Bota de oro', el delantero charrúa tiene el cartel de transferible desde que Quique Sánchez  Flores le apartó del equipo, desde que la afición le señaló, desde hace mucho...

Diego Forlán volvió directo de la Copa América, en la que fue campeón, para meter al Atlético en la Europa League. Después de meter al equipo en la previa de la Europa League se fue de vacaciones y, con la marcha de Aguero al City, parecía que iba a ser el líder del equipo junto a José Antonio Reyes.

No fue convocado en la ida frente al Vitoria Guimaraes pero si para la vuelta, aunque al final no acudirá a Portugal ya que está a punto de cerrar su pase al Inter de Milán.

Parece que el Atlético de Madrid le ha puesto el cartel de 'regalo'. Diego Forlán hizo al Atlético campeón de la UEFA Europa League en mayo de 2010. Marcó los 4 últimos goles del equipo, incluidos los dos de la final frente al Fulham y parece que ya nadie se acuerda de lo que ha hecho por el club.

Se marchará por la puerta de atrás cuando el equipo debía construirse a su alrededor, Diego tiene fútbol para rato, gol para rato y parece que sólo un club como el Atlético podría ser capaz de querer desprenderse de un crack de talla mundial como el charrúa. 

Después de marcar 74 goles en la Liga BBVA vestido de rojiblanco, se marcha Su Majestad el Rey del gol, ya nunca más va a estar aaaarrrrrrrriba como diría Antoñito Ruiz, ni Kun, ni 'El Cacha', este Atlético empieza de cero y creo que es un error prescindir de Forlan.

VLL 3-0 OB: Éxtasis amarillo


Como en las grandes noches de antaño lucía El Madrigal cuando sonaba el himno de la Champions League.

Villarreal y Odense se jugaban una plaza para la fase de grupos de dicha competición y, a pesar de lo corto del resultado de ida, 1-0 para el equipo danés, la remontada resultó épica por lo que costó.

Se llegó con el doble rosco al descanso a pesar de que el conjunto amarillo fue mucho mejor y nada más comenzar la segunda parte Camuñas avisó que el primero estaba cerca. El zurdazo del madrileño se estrelló contra el larguero de la portería que defendió Wessels que, a pesar de dos errores serios, fue el mejor de su equipo.

En la siguiente jugada, Zapata abrió para Nilmar que la puso al corazón del área donde 'Il Bambino' Rossi hizo el 1-0. Su zurdazo lo desvió Wessels pero se lo acabó metiendo el propio portero.

Pocos minutos después Rossi hizo el 2-0 tras rematar de forma sensacional un gran pase de Ruben Gracia Calmache 'Cani'.

Con 2-0, el Odense se quedó con 10 a falta de 20 minutos y todo parecía ir rodado hasta que Valero se autoexpulsó de manera infantil al agredir a un rival que le había dado una patada involuntaria en la cabeza.

Salió Marchena para adelantar a Bruno al pivote y dominar mejor la bola e hizo el 3-0 con un disparo flojo que hizo bueno Wessels haciendo 'la cesta'. 

El Villarreal es equipo de Champions, no podía ser de otra manera, enhorabuena submarino.

La Vuelta: Moreno gana en Sierra Nevada

Parecía un poco pronto para meter una llegada tan en alto, una etapa emotiva para muchos, para el Movistar, que llevaba La Roja primero, para Beñat Intxausti después. 
Allí, en Sierra Nevada perdió la vida Xavi Tondo de manera macabra este año, aplastado por un coche mientras su compañero y amigo Intxausti no podía hacer nada para salvarle la vida.

Lastras pudo dedicarle la victoria antes de ayer y hoy, la organización, le homenajeará en la salida, aunque todo es poco para él.

La etapa de ayer tuvo una escapada que llegó a tener 8 minutos de ventaja. De Kort (Skill), Toribio (Andalucía), Bonnafond (AG2R), Busche (Radioshack), Bagot (Cofidis), Rohregger (Leopard) y Vorganov (Katusha) fueron los escapados. 
Rohregger, Busche, Vorganov y Bonnafond rompieron la armonía a pie de Sierra Nevada y con más de 20 kilómetros de subida por delante. Fueron cazados a pocos kilómetros cuando Anker Sorensen y Kiserlovski decidieron atacar.

Mientras el grupo principal iba al ritmo de Karpets primero, y de Capecchi después, Igor Anton hacía la goma para quedarse a siete kilómetros del final y ceder 1,20 en la meta. No parece la Vuelta de Anton.

Dani Moreno tiró para adelante con Anker Sorensen aprovechando la debilidad de su líder, 'Purito' Rodríguez, que de ir bien no le habría dejado tirara para adelante. 

Se hizo con la victoria el gregario del Katusha Team con 11 segundos de ventaja sobre el grupo de favoritos. Tras firmar una sensacional Vuelta a Burgos, el ciclista del equipo ruso sigue alargando su excepcional momento de forma. 

CLASIFICACIÓN ETAPA
85
Daniel MORENO
KATUSHA
4h 51’53”
161
Chris SORENSEN
SAXO BANK
+00’ 03”
196
Daniel MARTIN
GARMIN 
+00’11”
81
Joaquín RODRÍGUEZ
KATUSHA
+00’11”
94
Przemyslaw NIEMIEC
LAMPRE ISD
+00’11”
215
Sergey LAGUTIN
VACANSOLEIL
+00’11”
127
Jurgen VAN DEN BROECK
OMEGA PHARMA
+00’11”
217
Wouter POELS
VACANSOLEIL
+00’11”
91
Michele SCARPONI
LAMPRE ISD
+00’11”
10º
157
Bauke MOLLEMA
RABOBANK
+00’11”


CLASIFICACIÓN GENERAL
143
Sylvain CHAVANEL
QUICK STEP
13h 19’09”
85
Daniel MORENO
KATUSHA
+00’ 43”
103
Jakob FUGLSANG
LEOPARD-TREK
+00’49”
104
Maxime MONFORT
LEOPARD-TREK
+00’49”
1
Vincenzo NIBALI
LIQUIGAS
+00’53”
78
Kanstantin SIVTSOV
HTC HIGH ROAD
+00’58”
131
Fredrik KESSIAKOFF
ASTANA
+00’59”
117
Sergio PARDILLA
MOVISTAR
+01’03”
118
Marzio BRUSEGHIN
MOVISTAR
+01’03”
10º
148
Kevin SEELDRAYERS
QUICK STEP
+01’04”


martes, 23 de agosto de 2011

Para chulo él, él y nadie más


No contento con meterle el dedo en el ojo a Tito Vilanova, tampoco con hacer de menos al segundo de Pep, ni siquiera se quedó contento pisándole la cabeza a Cesc, el ego de José Mourinho va mucho más allá. 

Eladio Paramés, portavoz del portugués, porque también tiene portavoz, parece haberse metido en un jardín importante. Un supuesto SMS del portavoz de Mourinho a Canal + ha desatado la noticia.

Según ese mensaje el portugués estaría pensando en dejar el Real Madrid aduciendo que no se sentía respaldado por la cúpula madridista. Además de arrastrar el buen nombre del Real Madrid por el suelo, el bueno de José Mourinho quiso demostrar que ahí sigue siendo el puto amo y pidió que, no sólo no se le sancionara como se merecía, si no que además le defendieran. 

Cuando llegó Florentino Pérez quiso devolver al Real Madrid el señorío perdido en los últimos años. Un presidente que se marcha cuando las cosas no salen bien quería volver y arreglarlo todo, está bien, era un bonito proyecto.
Aún así no lo ha conseguido. Cierto es que institucionalmente está más tranquilo el ambiente ya que todo lo que hace Florentino Pérez va a misa y hay algunos que le hacen palmas con las orejas, ya no existen escándalos como el de Nanín en la junta de accionistas, se ha pasado de octavos en Champions por fin, pero el señorío ha quedado manchado.

Con el fichaje de José Mourinho, Florentino Pérez vendió su arma al diablo y todo sólo por una Copa de S.M. el Rey. Un precio demasiado alto el que está pagando el Real Madrid, quejándose de los horarios, de los arbitrajes como un equipo pequeño y no admitiendo su culpa en el 5-0 del Nou Camp. 

Incluso destrozando La Roja, después de un lavado de cabeza a Iker Casillas propio de una película. Ha conseguido lo que no ha conseguido nadie, poner en pie al Bernabéu...forzando un corner, lo nunca visto. 

sábado, 20 de agosto de 2011

Florentino y Mourinho, una cuestión de autoridad

Me remito a otro de los grandes periodistas de la actualidad, el que nos hizo pensar, no hace mucho, a ver que hacía él trabajando donde trabajaba (Marca).
Santiago Segurola para todo.

La penosa actitud del Real Madrid, coronada por Mourinho con una agresión de niñato consentido, enterró su notable partido en el Camp Nou, un compendio de todas las cosas que el equipo debió hacer y no hizo la temporada pasada.
Como sucedió en el primer encuentro de la Supercopa, fue Mourinho el primero que evitó el enfoque correcto de los acontecimientos. Si después del duelo del Bernabéu interpretó el papel de indignado con el árbitro para no acudir a la conferencia de prensa y sentirse agraviado por enésima vez, en el Camp Nou derivó hacia el narcisista papel que tanto le gusta.
Se convirtió en el centro de un espectáculo lamentable, con el comportamiento impropio de un hombre que en la sala de prensa declaró que el fútbol es un asunto de hombres. No fue su caso. Se comportó como los chiquillos malcriados, incapaces de tolerar las derrotas.
Su sainete vuelve a explicar la falta de generosidad de Mou con su equipo. Lejos de conceder al Madrid la satisfacción del trabajo bien hecho —la victoria del Barça en la Supercopa se debe esencialmente a la portentosa contribución de Messi—, Mourinho aleja la mirada de lo fundamental —el juego de su equipo— para situarla sobre los aspectos más desagradables y más nocivos para el club. A estas alturas, el Madrid camina del mito que construyó Di Stéfano —el de las cinco Copas de Europa y un respeto casi religioso en el mundo del fútbol— a la pésima reputación de los equipos pandilleros.
El club, el madridismo en general, debe reflexionar sobre el camino a seguir. Nunca ha dispuesto de una plantilla mejor, de tantos y tan buenos jugadores, todos en la cima de sus carreras. Se dice que nunca ha estado tan cerca de este Barça imperial, y posiblemente sea cierto, aunque también es verdad que a Mourinho no le contrataron para acercarse, sino para acabar pronto y radicalmente con la hegemonía azulgrana. Hasta ahora no lo ha logrado.
Si el Madrid pretende superar al Barça, nada le resultará más pernicioso que abandonar el fútbol por la bronca, la confianza por el estrés, la seguridad por el victimismo, el honor por el descrédito, alimentado en el Camp Nou por su incomparecencia en la entrega del trofeo al campeón, una decisión que ataca los valores que durante décadas se identificaron con el club. Ya no.
Un año ha bastado para transformar al club más popular del planeta en una institución achicada, hipertensa, proclive a los enfrentamientos, acaudillada por un entrenador que ejerce de presidente de facto y que ha sometido al Madrid a su fanática naturaleza.
En algún lugar de José Mourinho habita el magnífico entrenador que es, el que debería prevalecer y el que tendría más oportunidades de triunfar en el Madrid, y no esta versión descarriada que tiene la triste virtud de empañar sus cualidades como técnico.
Por muy astuto que parezca, hay algo de infantil y autodestructivo en su apetito por el éxito. Lo quiere a toda costa, sin reparar en medios y con un sectarismo que sólo invita a la crispación. Es lo que transmite su equipo, condenado a una tensión exagerada, con la mayoría de los jugadores fuera de los límites que han caracterizado su personalidad.
El resultado es un Madrid instalado en una tensión insana, cotidiana, desgastante para el club y sus aficionados. También para el equipo. No hay manera de alcanzar el funcionamiento perfecto en un clima tan agitado.
Mientras el envanecido personaje devora al entrenador que lleva dentro, Mourinho cada vez resulta más ingobernable. Es curioso como un hombre que reclama tanta autoridad se niega a aceptar cualquier clase de autoridad que ponga límites a sus excesos.
Pues bien, Mourinho necesita límites, alguien que le diga lo que significan el Madrid y su historia, que detenga su insensata escalada de conflictos, que le impida coronarse como un déspota y que obtenga lo mejor de él como entrenador y no como un histrión repelente. Ese hombre no es otro que el presidente Florentino Pérez, cuya posición como dirigente se mide en momentos como éste, cuando el Real Madrid no figura en las portadas de los periódicos por su excelencia, sino por los desdichados episodios protagonizados por su entrenador.
Los últimos tiempos han dado la impresión de un presidente que ha hecho una considerable dejación de poder, espacio inmediatamente ocupado por Mourinho, ahora mánager plenipotenciario, portavoz del club y diseñador de la política del Real Madrid.
Si el poder de Mourinho es tan inmenso que impide cualquier margen de maniobra a Florentino Pérez, la posición del presidente será tan precaria que no habrá forma de impedir episodios tan infames como los del Camp Nou. Eso sólo abundaría en la debilidad del presidente, en el descrédito de la institución y en el delirante proceso que ha emprendido un entrenador que no reconoce ningún límite a su ego.

Presentado con la sociedad


Llegó Mcdonald Mariga, el mediocampista todo terreno que pidió Montanier nada más aterrizar y que, casualidades de la vida, ha llegado a finales de agosto.

Llega un jugador duro, rocoso, que no es un jugador de banda a banda, puede serlo por físico, pero no es un jugador que meta goles. Estará cedido en el equipo realista un año y podría ser fichado por 5,5 millones, una cifra astronómica para la Real Sociedad y sus arcas maltrechas.

Nos dijeron que era la primera opción pero es difícil de creer que lo fuera. Salió el nombre de Sambou Yatabaré para pasar a Sulley Muntari, después Charles Kaboré y Abel Aguilar y para acabar, sonó Mariga, que es, como siempre, el que ha llegado, el quinto de la lista. 

Resulta curioso que lleve el 18 a la espalda. Ese número era, y debería seguir siendo, el de Borja Viguera. El delantero riojano, que se dijo que se iría cedido, sigue entrenándose en Zubieta y mientras no se cierra una cesión para él, resulta que le han quitado el dorsal que ha lucido sus dos primeros años en el primer equipo realista.

En un equipo en el que se anuncia la rescisión de un contrato, después de que ese jugador haya jugado con otro equipo, ahora nadie dice nada de Viguera, no se sabe que será de él.

Con Vela y Mariga la Real tiene, por fin, dos fichajes y llegará un tercero, un '9' que no esté cojo como Joseba Llorente. Esperemos no fichar a precio de oro otro caso Llorente. 

De repente nos cuenta Kike Marín el caso de Carlos Vela y su fichaje y uno no sabe ya que pensar de este club, que vendió su alma a IDUB a cambio de medianías. 

viernes, 19 de agosto de 2011

¿Hasta donde vamos a llegar?



Pepe pudo romperle el tobillo a Messi en Mestalla y sólo vio la amarilla. Sergio Busquets tuvo que ser expulsado tras una entrada escalofriante ese mismo día a la rodilla de Xabi Alonso, su compañero en la Roja y amigo. Arbeloa pisó a Villa y pudo dejar estéril a Adriano al golpearlo con los tacos en sus partes nobles, pero nada, sólo Di María se fue a la calle por dos tonterías, una mano y otra perder tiempo.

Las enajenaciones mentales transitorias de Pepe son injustificables desde hace dos años. Fue expulsado en la Champions y desató la polémica. Después Marcelo pisó a Pedro y no vio ni amarilla, cosas que pasan.

Acabaron los clásicos y parecía que el agua volvía a su cauce, hasta que llegó un nuevo clásico. Marcelo agredió a Messi al calcular mal en un salto, después pudo romperle a Fábregas y, gracias a Dios, no lo hizo.

Pepe empezó suave, una entrada espectacular pero limpia para robarle el balón a Iniesta a quien, después del despeje, agredió, no sabemos si queriendo o sin querer. Si hay que apostar, apostaría a que no lo hizo sin querer.
Con el 2-1 en el marcador, tras 150 minutos de final, Pepe vio su primera amarilla aunque pudo ver la roja directa. No le pudo pisar aunque su intención, con los tacos por delante, era de todo menos buena. Le dio un codazo en el cuello que era roja directa, sin duda alguna.
Después, en un corner y, tras recibir una falta de Busquets, le soltó un puñetazo a Piqué que iba a rematar sólo. Roja directa versión 2.0.

En medio de la tangana con el 3-2, Pepe fue el primero en querer levantar a Cesc aunque no de muy buenas maneras.

Marcelo y Pepe, Pepe y Marcelo, otra vez los de siempre. El día que Pepe agredió brutalmente a Casquero, Marcelo se encaró con Cata Díaz diciéndole que le esperaba fuera para luego achantarse.

Estos dos personajes son nocivos para el fútbol, nocivos para la imagen del Real Madrid y debería actuarse contra ellos.

Pero todo esto no era así hasta que llegó José Mourinho. El peor de todos es el portugués. Su gesto con Vilanova fue denunciable, su 'esto ya huele' después de la amarilla a Marcelo, que bien pudo ser roja, es algo igualemente denunciable. Nadie hará nada contra él, Florentino está encantado de que, después de muchos años, se consiguiera un título aunque fuera la Copa del Rey y fuera de la manera que fue. 

El peor gesto de todos fue el no saber perder de un club que se dice 'señor'. El irse al vestuario en vez de quedarse a ver la entrega, igual que hizo el Barcelona en Mestalla por ejemplo. 

Lo más preocupante, personalmente, son las palabras de Casillas que hace bueno el 'todo vale'. Espero que se la cayera la cara de vergüenza al ver la entrada de Marcelo que él había defendido diciendo que era lo de siempre. Claro que era lo de siempre, sólo que esta vez, hubo tarjeta roja, merecida además.

FCB 3-2 RMA: Supercampeón


Que el Barcelona gane un título más hace tiempo que dejó de ser noticia, que un clásico acabe a golpes, desgraciadamente tampoco es noticia pero este clásico fue muy grande.

El fútbol ofensivo, vertical y eléctrico fue de nuevo el protagonista y se vio que el Barça va a tener que estar muy en forma durante todo el año ya que el Real Madrid, sin los miedos del pasado, jugó un gran partido y bien pudo llevarse la Supercopa, pero la pegada del Barcelona fue decisiva.

A los 14 minutos el mejor jugador del Mundo, Leo Messi, dibujó un pase que nadie veía, uno de esos pases que suele recibir él de Xavi e Iniesta, aunque ésta vez el destinatario fue el de Fuentealbilla que batió a Casillas con una vaselina soberbia. 

Cinco minutos después Cristiano Ronaldo, puede que levemente adelantado, hizo el empate al desviar un desvío de Ramos a tiro de Benzema. El conjunto de Mourinho siguió entero a pesar del primer gol, algo que no pasó en el 5-0 del año pasado.

Cristiano tuvo el 1-2 pero su misíl lo mandó Valdés al larguero, demostrando que no tiene nada que envidiar de Iker Casillas. 'El Santo' también tuvo su momento de lucimiento personal con una parada brillante a lanzamiento de Pedro cuando el balón iba a la escuadra.

De un corner antes del descanso llegó el 2-1. Messi recibió en la frontal y le dio de pecho a Piqué que, con un brillante taconazo a la altura de los más grandes, dejó a Messi sólo ante Casillas. Le batió, como siempre, con una lección de fútbol de muchos quilates. 
La imagen del partido fue cuando Messi batió con la derecha a Casillas con Cristiano Ronaldo arrodillado ante el pequeño D10S.

En los vestuarios se quedó Sami Khedira que tenía tarjeta amarilla por una acción en la que se pasó de revoluciones. Poco después se le perdonó una amarilla igual de clara a Andrés Iniesta tras una entrada abajo.
Xavi Hernández vio la amarilla por una dura entrada a Fabio Coentrao. El de Terrasa fue a por el balón pero llegó tarde y el portugués, que poco después vio como se le perdonaba una tarjeta amarilla de libro, se llevó un duro golpe. Todo esto antes del descanso.

Salió Marcelo y muchos pensamos que de ir mal la cosa y con Pepe, Marcelo y Ramos en el equipo, el Madrid volvería a no acabar con 11 como así fue.
El partido se volvió brusco, feo y el Barça lo dio por acabado, mientras el Madrid seguía luchando. Marcelo debió ser expulsado por una agresión deliberada a Messi en un salto en el que el lateral merengue calculó mal. Pepe también pudo irse a la caseta, fue pasado de revoluciones en innumerables ocasiones y agredió a Messi, por lo que recibió una tarjeta amarilla cuando le quiso dar un codazo en el cuello y después a Piqué a quien le dio un puñetazo cuando se disponía a entrar en carrera a rematar un corner.


Sergio Ramos, que también pudo irse a la caseta, pudo hacer el 2-2 pero erró un remato franco de cabeza. Después arrolló por impotencia a Adriano y, por si fuera poco, se mofó del árbitro aplaudiéndole en la cara.

Tras una asistencia de Pepe, que ya podía haber sido expulsado dos veces, Benzema hizo el 2-2 y seguro que mentalmente se lo dedicó al presidente de su club de detractores que es, a la vez, su entrenador.

El Barça no quería llegar a la prorroga y metió la quinta, la sexta y la séptima marcha. Salió Cesc Fábregas y Adriano cambió de banda, para jugar en la derecha. Un genial pase del de Arenys de Mar comenzó la jugada del gol. Adriano se la dió a Messi que le devolvió la bola, el brasileño centró y cuando Keita iba a rematar llegó el ciclón Leo Messi e hizo el 3-2. Pudo hacer el 4-2 tras un gran pase de Cesc, pero Casillas la sacó con el pie. Cesc también pudo hacer el 4-2 pero se quedó en fuera de juego tras un pase tardío de Seydou Keita.

La imagen lamentable la puso Marcelo que bien pudo romperle la pierna a Fábregas tras una entrada escalofriante. Empezó la tangana, el carioca vio la roja, parece que Ozil quiso pisarle, Villa insultó a Ozil... y lo único que vimos es a un niño de seis años llamado José Mourinho metiéndole el dedo en el ojo a Tito Vilanova, segundo de Guardiola a quien después menospreció llamando 'Pito'. Ese tal 'Pito' es el segundo del mejor equipo del mundo, del que lleva 11 títulos en tres años teniendo, hasta diciembre, la posibilidad de que sean 13 con la Supercopa de Europa y el Mundial de clubes, una imagen totalemente desafortunada.