sábado, 24 de marzo de 2012

RM - RSO: Con la ilusión adulterada


La Real Sociedad visita la cancha del líder, Real Madrid, donde no gana desde 2004, con la ilusión de un plantel joven y descarado que dio la cara en el Camp Nou, pero con la idea de que habrá que hacerlo muy bien, casi perfecto, para sacar un punto que sería de oro, ante un Madrid enrabietado

El partido empieza marcado por el Comité de Competición que decidió hacerle el 1-0 al equipo donostiarra indultando a Ramos y no castigando a Ronaldo por su: "Robar, robar, sólo robar". 

El luso y el de Camas serán de la partida en un choque en el que Montanier parece que plantará un verdadero autobús delante de Claudio Bravo. Cabe destacar que cada vez que se ha sacado el autobús el equipo ha sufrido, como en Sevilla cuando en cinco minutos, se pasó del 0-2 con cuatro defensas, al 2-2 con cinco atrás.

Tras una semana dura para ambos, la Real perdió los dos partidos y el Madrid empató ambos con dos tantos de falta directa en el tramo final, habrá mucho en juego y el hambre con que cada uno plantee el partido parece será clave.

José Mourinho no podrá contar con Lass que vio la quinta amarilla en El Madrigal, debió ser expulsado pero se le perdonó y el luso le sustituyó, tampoco con Ozil que fue expulsado, al igual que Ramos, durante el partido, ni con Pepe que no fue expulsado tras el partido pero sí ha sido sancionado. El técnico luso no podrá sentarse en el banquillo al igual que tampoco lo hará Rui Faría, ambos sancionados. Parece que poco importará la sanción a Mourinho si, como siempre, se sienta a un lado del banquillo en primera fila.

En lo deportivo, la Real tiene las bajas de Estrada sancionado por acumulación de amonestaciones y de Elustondo, por doble amarilla. El '4' de la Real no ha tenido la suerte de Ramos, indultado por un error de forma en la redacción del acta de Paradas Romero. Parece que "infringir persistentemente las reglas del juego" y "desplazar con el brazo a un adversario en la disputa del balón" estaba mal escrito por lo que el cuatro madridista será titular esta tarde. Ver para creer.

Montanier dijo ayer que quería llegar vivo a los últimos minutos y visto que el sonrojante, por defensivo, planteamiento del partido de ida le permitió llegar vivo al final del partido, el galo plantará una defensa de cinco con Cadamuro, Mikel, Iñigo, Demidov y De la Bella por detrás de Aranburu e Illarramendi aunque podría ser Zurutuza el que ocupara el doble pivote con el capitán. Arriba, vuelve Griezmann que parece será suplente tras el buen hacer de Vela, que marcó un gol, y Prieto que le dio la asistencia, frente al Levante. De entrar el galo, el perjudicado sería Agirretxe, algo nada lógico si nos atenemos a los problemas por alto que suele tener el equipo de Mourinho.

El luso saldrá a por todas tras los dos empates y parece que plantará un rombo mágico arriba con Kaka', Ronaldo, Benzema e Higuaín, casi nada. El sitio de Pepe lo ocupará el francés Varane mientras los de Lass y Ozil serían para Higuaín y Kaka'.

Debería pasar desapercibido, pero tras una semana en la que el Madrid ha llorado más que jugado, y en la que a la Real le han perjudicado en jugadas clave en los dos partidos, es evidente que hay que hablar del árbitro que no será otro que Turienzo Álvarez, un trencilla poco querido en Guipúzcoa. Un trencilla nacido en Barakaldo (Vizcaya) pero que arbitra a la Real beneficiándose de ser del comité castellano leonés.

El partido, en cuanto marque Ronaldo, si es que lo hace, estará adulterado, en cuanto Ramos corte una ocasión clara lo estará, en definitiva y parafraseando a José Mourinho, van a ganar un partido que a mi, me daría vergüenza ganar. Eso sí, tienen que ganarnos primero.

Para acabar hay que recordar que hace ocho años que no ganamos en el campo del paseo de la Castellana, pero aquella victoria aún hace sonreír a quienes vieron el partido. Fue el año de la Champions cuando el Madrid se "jugaba" ser segundo y la Real, sin ninguna presión, le pasó por encima. Aquella noche fue el bautizo dorado de Xabi Prieto que con el 26 a la espalda volvió loco a Roberto Carlos y firmó dos goles, uno de ellos un penalti tirado a lo Panenka. Aquel 1-4 en el que debutaron Larrea y Oskitz permanecerá siempre en la historia realista.


0 comentarios:

Publicar un comentario