Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

lunes, 30 de abril de 2012

GBC 76-77 GBB: Para llorar y para quejarse


No podemos obviar que el partido estaba ganado, que si Doblas hubiera matado el partido, nunca mejor dicho, la victoria ya estaría en nuestro casillero, tampoco que si, después de ese lamentable error, Salgado no se juega una posesión cayéndose hacia atrás y con el reloj casi a cero, otro gallo cantaría. 
Perdimos por errores nuestros, pero el partido llegó tan igualado al final por errores de otros, de otros tres concretamente. 

Que D'Or Fischer haga los bloqueos moviéndose, que le hagan una falta a Papamakarios desde el suelo cuando el heleno se marchaba en un dos contra dos...son cosas que van minando la moral. Tampoco ayuda que Raül López esté un rato largo discutiendo con un árbitro y se marche haciéndole gestos sin que nadie le pite una técnica. 

A pesar de todo y de un inicio malísimo que recordó, en cuanto a porcentajes, al mal inicio en Fuenlabrada, el Lagun Aro se levantó y se pudo por delante en el marcador al final del partido.

El partido comenzó con un Gescrap pletórico que puso el 0-13 en el marcador con bastante facilidad. La caraja ofensiva hizo que Sito tuviera que tirar de Salgado y Vidal antes de lo esperado y es que el equipo necesitaba al '9' y Neto no conseguía encontrarse. Luego sería Salgado el que perdería el partido, el basket es así. 

Apareció el MVP de la jornada, Andy Panko para que su equipo no se fuera del todo del partido y anotó 10 de los 12 puntos del equipo en el primer cuarto. Poco a poco fue Vidal sumándose a la fiesta y también Jimmy Baron jugó sus balones con acierto. El primer triple se le salió tras dar dos vueltas sobre el aro, después anotó uno que puso a su equipo 4 abajo (30-34). 

Tras el paso por el vestuario, el equipo local se puso a dos con la primera canasta pero el conjunto de Fotis Katsikaris alargó la renta hasta los siete con un 32-39. Eran los mejores minutos de los hombres de negro después de los iniciales y el equipo de Sito no encontraba el aro con facilidad.

Ni siquiera por esas se borró el Lagun Aro. Panko, que se había ido con 17 puntos al descanso, tardó ocho minutos en anotar y sólo pudo anotar desde el tiro libre. A pesar de señalársele once faltas a favor, se estiman pocas para los palos que recibió el 007 de Harrisbourg por parte de Hervelle o Mumbrú que jugaron como siempre al límite del reglamento y rozando muchas veces la provocación de la grada.

El tercer cuarto acabó con los locales cinco abajo tras dos buenas jugadas al final después de ir once abajo gracias a los tiros libres y al buen número de faltas que pitaron los árbitros en contra. 

Tras un inicio parejo, el Lagun Aro se despegó desde la línea de tres. Lorant, Panko y Baron en dos ocasiones pusieron por delante al conjunto donostiarra cuando quedaban casi seis minutos por jugarse.

Al Gescrap le temblaron las piernas, al Lagun Aro parecía que le daba miedo ganar pero consiguió abrir una pequeña brecha de seis puntos que pudieron y debieron ser ocho si Doblas hubiera anotado sólo debajo del aro y con la pequeña intimidación que supone Josh Fisher. David Doblas se vio sólo con Fisher, dudó y al ir a machacar sacó el balón del aro al colgarse. No pareció decisivo ya que Neto cogió el rebote ofensivo y el Lagun Aro volvió a jugar la posesión larga que acabó con un tiro franco de Panko. El alero del Lagun Aro, con el tiempo casi a cero, dispuso de un triple que no entró. Banic tuvo dos tiros libres por una falta de Doblas en el rebote, una falta evitable a todas luces, claro.

Con 4 abajo y con la imperiosa necesidad de anotar, Javi Salgado no tuvo mejor idea que jugársela a acabar la posesión y acabó con un tiro incómodo que evidentemente falló. No quiso pasársela a Baron que tenías más opciones de meterla de ocho metros que él mismo de meterla en la jugada que intentó.

Álex Mumbrú anotó un triple espectacular en la siguiente jugada aunque falló el tiro libre adicional. Vidal reboteó y recibió la falta de Raül López. Anotó los dos y el partido entró en los últimos 15 segundos con dos tiros libres a favor de los hombres de negro. Vasileiadis los anotó y en la siguiente jugada Baron no pudo recibir de primeras al ser claramente agarrado por Blums y tuvo que recibir Salgado quien incomprensiblemente perdió la posesión y le regaló la bola a su ex compañeros. La antideportiva de Blums pareció evidente al agarrar a Baron con el balón parado aunque luego le soltó y pudo haber recibido el americano del GBC. Aún y todo la falta fue evidente. 

El Gescrap se puso uno arriba e hizo falta el propio Blums a Vidal que anotó los tres tiros libres que tuvo que lanzar. Blums se hizo daño, pidió el cambio y estuvo cojeando por la cancha mientras Vidal tiraba. Los árbitros, en una cazicada sin precedente invalidaron el tiro libre y permitieron el cambio de Banic por Blums.

Aunque todavía falta por llegar lo mejor. Salgado hizo una falta de esas que en otros momentos del partido no se habían pitado y Jackson se fue a la línea con 4 segundos por jugarse. Anotó los dos, recibió Vidal y ahí llegó el atraco.

El catalán corrió la pista y entró en la zona donde una clara falta de Vasileiadis no fue señalada. Puede no ser falta, pero después de pitar la de Salgado cuatro segundos antes chirría que no se pite. Después de un partido vibrante, las malas decisiones de Salgado y el desafortunado mate de Doblas privaron al equipo de una victoria que tenía en la mano, pero sería injusto dejar marchar a los colegiados de rositas.

Con cada decisión, fueron minando la moral de un Lagun Aro al que robaron al final. El subcampeón de la ACB ya sufrió un arbitraje claramente favorable en el partido de ida y a pesar de eso no pudo vencer a un equipo que ha demostrado en los dos partidos que es mejor. En la ida no pudieron, en la vuelta perpretaron el robo. 

Sólo queda ganar un partido para ser equipo de playoff matemáticamente pero el Lagun ha perdido cuatro de sus últimos cinco encuentros. Dos frente al Regal y el Gescrap, primero y cuarto respectivamente, pero también frente al UCAM Murcia en casa y frente al Mad-Croc en Fuenlabrada, dos equipos de la zona baja. El partido del pasado jueves también estuvo marcado por las decisiones arbitrales aunque no tanto como el derby frente al Gescrap.

El GBC tiene motivos para llorar, un partido ganado no se puede escapar así en un minuto, pero también tiene motivos para quejarse por los colegiados y es que ya cansa ver que ni siendo cuartos, ni siendo la revelación de la Liga se respeta al equipo. Aski da. Basta ya.

Peruga, Mitjana y Bultó resultaron decisivos. A pesar de todo, se tuvo en la mano la victoria.

Y Sito sigue regalando ilusión

Sito llegó a la rueda de prensa y regaló ilusión por doquier. De verdad, chapeau, Sito y mil gracias.

domingo, 29 de abril de 2012

Uno por uno: Arrugados por el agua

Bravo 3: No faltó su parada de gran mérito ni siquiera contra el último clasificado. Es el realista más en forma desde hace un mes.

Estrada 2: No sufrió en defensa y atacó lo normal aunque estuvo bastante desacertado en los centros al área. No puede ser que Bedia le gane la posición en un balón centrado. 

Ansotegi 2: Bien por arriba y sin problemas con Acosta. El Racing no inquietó nada. 

Mikel González 1: No aprende de sus propios errores e hizo un penalti bastante evidente en la única jugada en la que Acosta pisó el área de Bravo.

De la Bella 1: No apareció en ataque, en defensa sin problemas.

Elustondo 1: Tardó más de media hora en dar su primer pase hacia adelante. Es muy fácil jugar de pivote y pasar siempre hacia atrás pero se supone que es él quien tiene que crear el juego.

Illarramendi 2: Menos suelto que otros días, tuvo una buena ocasión que no pudo aprovechar. Juega lastrado por unos compañeros en la medular que no le ayudan a dar lo mejor de sí.

Aranburu 3: Sólo por ver lo que hizo en la jugada del 1-0 se merece el aplauso. Volvió loco a Colsa en una baldosa y le puso un buen balón a Prieto para que centrara. Estaba en el área en la jugada del 2-0 lo que demuestra que llegó con facilidad.

Griezmann 4: Tuvo dos goles, dos oportunidades más...pero consiguió encender al campo por su gesto en el 1-0. Asistió a Agirretxe en el 3-0 sin ni siquiera intentar hacer su hattrick Su segunda parte fue la de un gran jugador, lo que es.

Vela 2: Su peor partido de la recta final. Demasiado individualista, buscó su gol y falló dos claras ocasiones, sobre todo la primera, en posiciones francas.

Prieto 4: Fue un puñal por su banda y le pegaron como hacía tiempo que no le pegaba muestra inequívoca de que ha vuelto. Asistió en el 1-0 y puso buenos balones al área de Mario.

Zurutuza 3: Nada más salir puso un buen balón a Griezmann y en la siguiente que conectó con el galo fue el segundo de la tarde tras un gran pase suyo. La afición no le perdonó aparecer en San Mamés.

Agirretxe 3: Salió y metió la que tuvo. No llegó a remachar el que habría sido el 4-0 tras un gran centro de Ifrán que tocó Griezmann.

Ifrán 3: Sigue pidiendo minutos a base de aprovechar los pocos que Montanier le da. Pudo ser objeto de un penalti, tuvo una clara ocasión, dio el pase que inicia el 3-0 y puso un centro medido que entre Griezmann y Agirretxe no pudieron aprovechar.

Montanier 1: El once titular no parecía el mejor y el equipo durmió a la grada en unos primeros cuarenta y cinco minutos lamentables. Acertó con los cambios que fueron decisivos aunque no se entiende que Pardo calentara casi cuarenta minutos para no salir. Debió ser más atrevido con el cambio de Ifrán contra un rival roto pero es como es.

RSO 3-0 RAC: Otra goleada sin jugar a nada


Ni siquiera contra el último clasificado se soltó la melena el equipo de Montanier. A pesar del 3-0 el partido resultó soporífero y lo mejor del primer tiempo fue casi el pitido final.

Montanier dispuso de Bravo con Estrada, Mikel, Ansotegi y De la Bella por delante, Elustondo, Aranburu e Illarramendi en el medio campo y Griezmann, Prieto y Vela en punta de ataque.

Durante esos cuarenta y cinco minutos Carlos Vela falló dos goles y Lautaro Acosta fue objeto de un claro penalti de Mikel González que acabó con una amarilla para el atacante racinguista por quejarse.

Casi sin tiempo para acomodarse uno en su asiento, Antoine Griezmann deshizo la igualdad al desviar un centro de Prieto que había tocado en la mano de Marc Torrejón. Llegó el momento para que el francés, tras avisar de que este verano se estaría tranquilito, hiciera la tontería del año al llevarse la mano al oído tras haber sido criticado por acudir el jueves a San Mamés.

Tuvo Edu Bedia una tímida ocasión aprovechándose de la mala defensa de Dani Estrada que a pesar de tenerle ganada la posición, le dejó rematar aunque, al menos,  molestó lo que pudo. 

La siguiente fue para Griezmann pero su testarazo se fue alto tras un gran centro de Prieto al corazón del área. 
Antes del minuto 70 salió Zurutuza en medio de una importante pitada por su aparición en San Mamés. El colorado generó las dos siguientes ocasiones de peligro al conectar con Griezmann que remató de cabeza desviado primero e hizo el 2-0 en la siguiente aprovechando un gran centro de Zurutuza. 

Tuvo que salir Diego Ifrán para darle chispa al equipo. Salió en banda derecha por Xabi Prieto y las mejores ocasiones del partido nacieron de sus botas. A pesar de jugar sólo diez minutos, asistió a Griezmann para dejarle sólo delante de Mario, tuvo una buena ocasión, pudo ser objeto de un penalti y puso un centro medido que Agirretxe pudo y debió empujar a portería tras un toque de Griezmann.

El 3-0 nació de sus botas. Puso un pase medido al desmarque de Griezmann y el francés, lejos de querer anotar el hattrick como fuera, asistió a Agirretxe que anotó su décimo gol en Primera División. Desde que la Real empezó a fichar extranjeros, ningún canterano había anotado diez goles siendo José Mari Bakero, gran delantero y lamentable entrenador, el último en conseguir llegar a la decena.

Con el 3-0 y en el tiempo de descuento, Bravo tuvo que acudir a su cita con su paradón semanal y mandó a córner una buena ocasión del Racing que certificó ayer su descenso a la Liga Adelante.

sábado, 28 de abril de 2012

RSO-RAC: Ojo por ojo y diente por diente


Sábado nueve de junio de 2007. 
Serían las 22.50 horas cuando salimos de Anoeta, muchos lloramos antes, muchos lloraban todavía al salir del campo, la Real tenía casi los dos pies en segunda después de empatar a cero contra un Racing que, aparentemente, no se jugaba nada.

Pocos minutos antes, Tamudo había marcado en el Camp Nou quitándole media liga al Barça y el Madrid había empatado en Zaragoza lo que le daba la otra mitad de la Liga, pero en Anoeta pasó algo peor. Casualidades de la vida todo pasó a la vez.

Germán Herrera, que no pasará a la historia por sus partidos en la Real había sido objeto de un claro penalti que Álvarez Izquierdo no dudó en pitar. Munitis y Pinillos fueron amonestados por quejarse de la decisión y Vitolo y Melo expulsados. Mucho les importó perder un partido que no les importaba, ¿no? 

Como la vida te da siempre posibilidades de venganza, Munitis estará hoy en el verde y Pinillos en el banquillo al lado de Cervera, técnico santanderino. Ellos que ayudaron a bajarnos sufrirán hoy el descenso. 

Tras el consabido fallo de Savio en el penalti llegó el show de Juan Calatayud, portero del Racing, Hércules, Málaga y Mallorca que celebró esa parada más que Neuer el que le paró a Ronaldo el pasado miércoles. Uno no se jugaba nada, otro la final de la Champions...



Savio se marchó llorando, Anoeta lloraba y el equipo descendió, como no podía ser de otra manera, a la semana siguiente. No digo que nos bajó el Racing, Dios me libre de decirlo, pero que Osasuna y Racing ayudaron a descendernos cuando no se jugaban nada es algo evidente. Más allá de una plantilla de ínfima calidad, a la Real le condenó lo que denunció Iñaki Badiola un año más tarde, que el fútbol español está podrido.

Hoy todo será diferente. Una Real con mucho más equipo condenará al Racing al descenso de categoría. Si gana la Real, el Racing será de 2ª, si se empata también y si pierde, el Racing podría ser de 2ª dependiendo de los resultados en otros estadios. 

Del equipo realista repiten Ansotegi y Estrada que serán hoy titulares y Aranburu y Mikel que estuvieron en el banquillo también tendrán minutos hoy. 

La Real disputará su penúltimo partido en Anoeta este curso y Mikel Aranburu puede llegar a los 400 partidos de Liga si Montanier le saca al césped. El partido está envuelto en cierta polémica al aparecer en twitter una foto de Griezmann, Cadamuro, Toño y Zurutuza en San Mamés el pasado jueves. No parece el sitio más adecuado para ir a ver el fútbol siendo jugador y canterano de la Real Sociedad.

No se les paró los pies con su salida a Gabana, aunque algunos defienden que salieron a tomar refrescos, y pasa lo que pasa. Evidentemente pueden hacer lo que quieran en su tiempo libre pero si quieren vivir el ambiente de Europa, es tan sencillo como clasificar a su equipo, el que les paga, para dicha competición, algo que no habría sido nada complicado este año. 

Después del soporífero partido del pasado domingo frente al Villarreal, el equipo donostiarra debe dar la cara buena de la moneda por una afición que se merece una alegría. Tras cinco partidos sin perder-cuatro han sido empates- parece hora de vencer un partido y qué mejor rival que el último clasificado de la Liga BBVA, el mismo que nos puso la puntilla, el mismo que bajará hoy a no ser que medie un milagro ya que no ganan desde enero aunque el equipo aspirina ya sabemos que es muy de animar estas causas perdidas.


domingo, 22 de abril de 2012

RSO-VLL: Ni olvidamos ni perdonamos


Hace más de un año ya se dio cuenta de que no le hemos olvidado, seguro que hoy se vuelve a dar cuenta de que mucho no le queremos. Hablo, como no podía ser de otra manera, de Miguel Ángel Lotina.

El crack de Meñaca, encargado de dirigir la nave realista el día que se ponía punto y final a cuarenta años en la élite, vuelve a Anoeta, el campo que coreó su nombre, con el Villarreal en el que será su segundo partido en Anoeta tras descender a un histórico. El año pasado llegó, se le recordó el amor que se le tiene, y se llevó tres goles que pudieron ser más. Al final del año, su falta de ambición, sello personal, le condenó al descenso tras perder frente al Valencia siete días después de sellar un empate a cero que de nada le sirvió ante un Barcelona que ya era campeón. Típico de Loti.

Si el partido fuera de vital importancia, podríamos obviar que es él que viene, al tener el equipo la permanencia asegurada casi al cien por cien, podemos centrarnos en él.

Lotina dejó a la Real hundida en el pozo de Segunda, Lotina trajo a Germán Herrera, un delantero nefasto, en lugar de a Óscar Cardozo, un delantero a día de hoy, reconocido en todo el mundo. Lotina decidió,a  pesar de saber que no seguiría, que López Rekarte y Kovacevic, dos de los tres supervivientes del equipo que jugó Champions, no debían seguir en la Real...y por su culpa se fueron por la puerta de atrás a pesar de ser uno el capitán y otro el jugador más emblemático de aquella negra plantilla.

La Real recibe a un Villarreal que necesita ganar para alejarse de los puestos de descenso. El conjunto amarillo no podrá contar con Giuseppe Rossi recién intervenido de su segunda lesión grave de rodilla consecutiva. En el conjunto local, Philippe Montanier vuelve a optar por convocar sólo dos centrales como son Ansotegi y Demidov que partirán de inicio. No parece haber aprendido del domingo pasado cuando llevó al propio Anso y a Mikel, quien acabó expulsado y provocando que Elustondo jugara de central. Cadamuro es baja por decisión técnica mientras Mikel, evidentemente, no podrá jugar por sanción. Iñigo Martínez sigue de baja por lesión y no volverá a jugar hasta la temporada que viene y ni siquiera por si acaso, lleva un central de filial. Es mejor llevar a Elustondo de tercer central a pesar de su nefasta actuación en esa posición en Málaga.

Bravo sera el guardameta con Estrada, Ansotegi, Demidov y De la Bella en defensa. Illarramendi estará por delante escoltado por Elustondo y Zurutuza con Prieto, Vela y Agirretxe formando el ataque realista. La principal duda será la de Prieto o Griezmann ya que el galo viene contando con más oportunidades si bien el donostiarra está aprovechando mejor las suyas en el último mes y medio.

Pase lo que pase la Real no podrá estar salvada ganando hoy. Tras la derrota del Zaragoza en Mallorca, el descenso se quedará a 11 puntos quedando 12 por disputarse en caso de vencer al submarino, uno de los equipos que mejores resultados ha sacado históricamente de Anoeta donde sólo ha perdido dos veces. El año pasado fue una de ellas. Una Real que volvía a la élite venció al Villarreal con un solitario gol de Prieto tras una maravillosa asistencia de Prieto y gracias a un partido espectacular de su meta Claudio Bravo.


martes, 17 de abril de 2012

La afición no se toca


De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda criticar a la Real. Si se queja por las continuas ofensas de unos jugadores que no sienten los colores como deberían, por quejarse y si no animan ni protestan, por pasotas. 

La primera acción en contra de los jugadores fue el desplante de la Peña Mujika después de las seis ensaimadas de Mallorca. ¿Cómo no iban a quejarse después de semejante varapalo? ¿Teníamos que callarnos y aplaudir?

Si algo bueno ha tenido la Real durante los años más negros de su historia reciente, que son casualmente los últimos, ha sido su afición.

El año del descenso hubo desplazamiento masivo a Getafe, a Tarragona y a Valencia aquella tarde de junio en la que se puso punto y a parte a la historia de la Real en la élite tras cuarenta años ininterrumpidos jugando en la Primera División del fútbol español. Miles de realistas acompañaron a un equipo que no dio la talla y bajó tras sacar dos puntos de los últimos nueve frente a Osasuna, Racing y Valencia. Se lloró tras el penalti de Savio como hacía tiempo que no se lloraba, se lloró con los goles del Betis en Santander mientras la Real empataba a 2 en Mestalla, el tercero del conjunto ché acabó de hacer estallar a la afición y el estéril gol de Germán Herrera con la ayuda de Moretti no sirvió para nada.

Vale que nos equivocamos al pedir a voz en grito la continuidad de un Lotina que parecía ligado a un proyecto que él mismo hundió trayendo al citado Herrera antes que a 'Tacuara' Cardozo.

El primer año en segunda se vivieron nuevos viajes masivos como el de la jornada 41 en Vitoria cuando el equipo se jugó el ascenso que dejó escapar en los minutos finales. Ni siquiera por esas la afición dio la espalda a un equipo que se volvía a reír de sus fans y el último día, frente a un Córdoba que estaba jugándose el descenso a la 2ªB, no se ganó y ni por esas se les atacó, se les siguió aplaudiendo. 

En la Liga Adelante se vivieron desplazamientos masivos que doblaban en mérito a los de la Liga BBVA. Viajar a Huesca no era tan cómodo como viajar a La Romareda y los dos viajes del equipo realista a la ciudad oscense contaron con una numerosísima presencia de aficionados realistas. Ni que decir tiene que cuando el equipo se jugaba medio ascenso en Cádiz estuvo bien arropado, en la otra punta del país, por su fiel afición.

Este año cerca de un millar de aficionados estuvieron en Vallecas tras pagar como mínimo 40 euros. Además del viaje y el precio, el equipo se llevó un 4-0 sonrojante y nadie celebró que los aficionados se dejaran el dinero y la ilusión en viajar a Madrid. El siguiente viaje a Madrid se saldó con un 5-1 más escandaloso que del Rayo y con un coste bastante más alto ya que hubo aficionados que se dejaron 90 euros en entrar en el coliseo madridista. Además del precio, algunos aficionados pagaron con miedo su presencia en la capital ya que algunos fueron amenazados fuera del campo.

Después algunos jugadores se fueron a Gabana a celebrar la humillante derrota mientras centenares de realistas estaban en el autobús intentando olvidar lo que habían visto.

La afición realista no se toca y nunca se ha de tocar aunque esté de moda atacarla ahora. Si la afición quiso que se renovara a Rivas era porque el manchego, además de rendir a buen nivel, tenía detalles de gran persona con los fans. Si la afición no quiere a Montanier es porque no sabe a qué juega su equipo y porque está cansado de que no sepa gestionar el equipo, no soporta el trato a Ifrán, la situación de Llorente, que Pardo no juegue nada y un largo etcétera. 


De Loren...¿Qué podemos decir del mesías burgalés? Él y sólo él es el culpable de que Jhonatan Estrada, Franck Songo'o o McDonald Mariga hayan vestido la camiseta realista durante más partidos de los que su fútbol merecía, es decir, un partido como mucho. Además, Mariga llegó a precio de nueve goleador. 

La afición está con el equipo y buena muestra de ello es que todos los veinte de enero en la Plaza de la Constitución se corea el nombre del equipo antes de iniciarse la fiesta de San Sebastián. Si la afición les tira de las orejas a los jugadores bienvenido sea, porque es inaceptable que en cuatro meses el Rayo, el Atlético y el Granada te metan cuatro, el Real Madrid cinco y el Mallorca seis. Es inaceptable.

Cabe matizar que si el equipo está hoy lejos del descenso es porque ha ganado en casa lo que ha perdido fuera, será que la afición apoya, ¿no?

Estoy de acuerdo con el señor Iturria en que el problema de la Real no son las pistas de Anoeta pero creo que el problema es otro, el problema son juntaletras como él y los del medio oficial que ahora quieren meternos por los ojos al entrenador más nefasto que ha tenido la Real en lo que va de siglo XXI.

lunes, 16 de abril de 2012

Uno por uno: Bravo por Claudio

Bravo 5: Completó su mejor partido del año y detuvo dos buenos disparos de Cazorla, uno de Rondón, otro de Gámez...además de salir en los momentos claves y mostrarse muy seguro por arriba. El chileno cuajó un partido para recordar y guardó el punto con sus manos. Brillante.

Estrada 2: Menos entonado que otros días en ataque y con uno menos desaparecido en esta faceta. Acabó jugando de tercer central con Carlos Martínez de carrilero y sufrió como todos.

Mikel González 1: La primera falta había que hacerla, la segunda era evitable y más sabiendo que se le iba a mostrar la segunda amarilla seguro.

Ansotegi 2: Desvió el balón que significó el 0-1 pero cuajó un serio partido. Bien por arriba y con el balón en lo pies con las limitaciones de siempre.

De la Bella 0: No atacó ni en la primera parte y su carril fue una autopista casi constante. Seba Fernández dispuso de dos ocasiones de cabeza al ganarle la espalda en una jugada que se ha repetido muchas veces con el catalán y que ha costado muchos puntos. Para culminar su mal partido, hasta le pitaron falta de saque al poner en juego el balón desde la banda. A su favor, puso la falta que significó el 1-1 en su contra, la puso donde estaba Ansotegi con cuatro defensas locales.

Elustondo 1: Otro flojo partido y deben ir más de noventa de sus cien jugados con la Real. Mal de pivote creando fútbol y mal de central aunque mejor en esta segunda faceta al no complicarse con el balón. Sus lógicos fallos de posicionamiento pudieron costar caro. Gámez y Rondón tuvieron sendas ocasiones tras sus errores.

Illarramendi 2: Se le falto de ritmo y lento, pero con el balón en los pies da gusto verle. Da sentido al fútbol cada vez que balón pasa por sus botas.

Zurutuza 2: En la segunda parte cubrió el hueco de Elustondo y el equipo tuvo sus ocasiones aunque él no apareció debido a acometer una labor oscura. Rompe el fuera de juego en el gol anulado al observar la jugada en vez de salir rápido hacia el medio.

Prieto 4: Sensacional en la segunda parte llevando todo el peligro realista su sello. Marcó el gol en la primera que tuvo y falló el 1-2 ante Rubén cuando todos visualizábamos su gol de cuchara por encima del meta malacitano. A su favor hay que decir que había recogido el balón en su propio área y lo había subido hasta el otro área. Puso el temple en los últimos minutos. Ha vuelto.

Griezmann 2: Partido gris del extremo de Macon. Tuvo la primera y se le fue un poco desviado y se fue cabreado con el cambio por Carlos Martínez, no se sabe si por el cambio o porque Prieto no le pasó en la jugada que falló el capitán txuri urdin con el 1-1. 

Vela 2: El peor partido del último mes del azteca. Trabajó, bajó a recibir, pero no creó peligro en las inmediaciones del área local. Fue sustituido por Llorente porque no aguanta noventa minutos.

Agirretxe 2: Salió y la tuvo...aunque se le pitó un fuera de juego que no existió. Aguantó bien los melones que se le mandaban desde atrás y sacó una falta que sirvió para enfriar el partido. Sabía a lo que salía y cumplió con creces desfondándose en la presión.

Carlos Martínez 1: Salió de interior y con el balón en los pies se mostró tan desacertado como siempre y en la jugada del gol anulado es humillado por Eliseu por ir al suelo, como siempre, demasiado pronto.

Montanier 0: Para variar volvió a dejar su sello. Puso a Carlos Martínez porque hacía falta su altura en los balones aéreos. Hasta ahí todo correcto pero si algo ha quedado patente este año es que cuando más recula el equipo, peor defiende y podría haber sido mejor sacar a Pardo para montar contras e intentar tener el balón ya que al final sólo Prieto intentaba mantenerlo. Llevó a Ros para hacer grupo y volvió a dejar pasar el tercer cambio a pesar de que el equipo estaba sufriendo un asedio y pedía un cambio...aunque fuera para perder tiempo. 

MAL 1-1RSO: Un punto de oro...y con diez


La Real Sociedad sumó un grandísimo punto en su visita a La Rosaleda. Tras adelantar Isco al equipo de Pellegrini e irse Mikel González a la caseta antes del descanso al ver su segunda amarilla, todo parecía llevar a una nueva goleada en contra del equipo de Montanier pero algo cambió en el vestuario.

Montanier puso en liza el once que todos esperábamos dando entrada a Prieto en el lugar de Agirretxe y a Mikel González en el sitio del lesionado Demidov.

Fue la Real quien golpeó primero con un disparo de Griezmann que se marchó cerca del palo izquierdo de la meta defendida por Rubén, que fue titular ante las bajas de Willy Caballero y Carlos Kameni.

Poco a poco fue llegando más el Málaga y en el minuto veinte llegó un derechazo de Isco que desvió Ansotegi y sirvió para desnivelar el marcador. La pasividad de Elustondo dejando a Isco llegar a las inmediaciones del área y su mini intento de robarle la bola al 22 malacitano fueron claves en el gol.
A los pocos minutos llegó la primera de las manos salvadoras de Claudio Bravo que cerró todas las bocas que apuntaban a que no estaba teniendo una buena temporada. Ayer fue su mejor partido, demostró que es un pilar en este equipo y que es uno de esos jugadores que hacen soñar a la afición con algo más que la triste salvación.
Su mano a disparo de Cazorla fue buena pero no su mejor acción.

Al filo del descanso se fue a la caseta Mikel González por una innecesaria falta hecha en la banda. En una jugada normal, esa internada de Seba la habría parado De la Bella pero volvió a completar un partido para olvidar siendo superado por Seba hasta en los balones aéreos. Mikel pagó el error de colocación del catalán y también su exceso de ímpetu ya que la falta era, a todas luces, evitable.

Después del descanso y con uno menos, muchos recordaron las goleadas de Granada o Vallecas, pero el equipo cambió. Nada más salir de la caseta, Prieto empató el partido tras una falta sacada por De la Bella. El disparo del donostiarra se envenenó al tocar en las piernas de Demichelis y nada pudo hacer Rubén. 

Con Elustondo de central el equipo jugó mejor que con el '4' realista de creador, faceta en la que no ha destacado en ninguno de sus cien partidos como realista. 

Tuvo Seba un buen cabezazo que se fue por poco. El argentino remato gracias a la 'defensa' de De la Bella que seguía a lo suyo y, como siempre, sufrió en los balones aéreos. Después llegó una mano salvadora, una más, de Bravo a disparo de Jesús Gámez. Se notó que Elustondo, fuera de posición, juega con la misma intensidad que en su puesto y su intento de despejar de tacón un balón que hay que atacar de cabeza, demuestra que no puede seguir jugando. Claro que para atacar el balón de cabeza hay que estar bien colocado y él sin ser central no sabe colocarse. Lo lógico habría sido llevar dieciocho convocados y un central de reserva pero Montanier prescindió del último convocado y de un tercer central.

Un nuevo disparo de Cazorla ante la pasividad defensiva volvió a necesitar de un gran Bravo para mantener el empate y en medio del asedio local, Xabi Prieto recorrió todo el campo con el balón en los pies para plantarse solo delante de Rubén que detuvo su disparo. Parecía que se vería una nueva cuchara del capitán realista pero el balón dio en el tronco del portero.

Rondón estrelló un balón en el palo en un remate acrobático que González González invalidó por juego peligroso poco antes de tener la ocasión más clara en un disparo desde dentro del área al que respondió brillantemente Bravo. Volvió a fallar Elustondo que validaba la posición del delantero venezolano. 

Van Nistelrooy que había salido del refresco también tuvo la suya pero, a pesar de rematar casi sin oposición en el área pequeña, su disparo fue defectuoso y no encontró portería.

Cuando no quedaba tiempo para casi nada más llegó la polémica. Eliseu bailó a Carlos Martínez, que había salido para jugar de interior, y puso un centro a la cabeza de Van Nistelrooy cuyo mal testarazo se convirtió en una sensacional asistencia para Demichelis que marcó a puerta vacía. A pesar de estar Zurutuza más retrasado que el defensa argentino, el línea de González González anuló el gol por posición ilegal.

La Real se benefició de un error arbitral para empatar un partido que mereció perder por las numerosas ocasiones locales pero que pudo ganar por la ocasión de Prieto cuando el partido se rompió. El equipo jugó mejor con diez que con once pero defendió igual de mal en la segunda parte que en la primera. Tuvo que ser la mejor versión de Bravo la que ganara el punto para el equipo de Montanier que no agotó los tres cambios a pesar de tener un equipo agotado físicamente y que estaba viviendo un asedio constante. Ni siquiera para perder tiempo lo cual es una muestra más de que el galo no sabe leer los partidos.

Game over Monti



Después de un partido que acabó como el rosario de la aurora, con un empate que no servía de nada, dos delanteros centros calentando y la grada en pie pidiendo su dimisión, estas son las razones por las que Montanier no debe seguir. No fue la primera vez que se escuchó el Montanier dimisión ya que un millar de aficionados realistas lo cantaron en Vallecas hace tiempo.

La primera razón es evidente, la mala gestión de la plantilla
Primero fue su inexplicable pasión por poner a McDonald Mariga de titular seguida de cerca por la titularidad de Vadim Demidov en detrimento de un Mikel González que no es un poco mejor que el noruego-letón-ruso, es infinitamente mejor. Incluso me atrevería a decir que Demidov ni siquiera tiene nivel para la Liga BBVA, al igual que otros compañeros que juegan más de lo que merecen y más arriba de dónde deberían.
Siguiendo con la defensa, hay que admitir que tenemos lo que tenemos y es que es bastante poco. Los laterales son lo que son pero llama la atención que un debutante como Cadamuro haya jugado de extremo derecho y de lateral izquierdo ¿Por qué no de portero?
La siguiente línea tiene tela. La medular de la Real a día de hoy es bastante mejor que la clasificación que tenemos pero es que ni siquiera juegan los mejores. Teniendo a Pardo, Illarramendi y Zurutuza, los más valientes pensábamos que les veríamos juntos, que eran los mejores y que ya que a Montanier no le temblaba el pulso con los jóvenes, acabarían jugando juntos. Nada más lejos de la realidad. Sólo han jugado juntos en el Bernabéu con un 5-1 en contra y con la peor versión de Aranburu a su lado haciendo más difícil su función.

Rubén Pardo sólo ha jugado dos partidos como titular y en el segundo dio una auténtica lección de fútbol frente al Sevilla. Coronó un partido en el que movió al equipo con una facilidad asombrosa, con un golazo espectacular. Todo ese partidazo, al lado de Bergara, que es otro punto caliente en este tema. ¿Por qué juega tanto mereciendo tan poco? Sólo jugó un partido bueno, en el ultradefensivo sistema frente al Real Madrid sus carencias se camuflaron y fue el mejor de una medular en la que aparecía un tal Mariga, que llegó cobrando casi dos millones y se fue a los cuatro meses porque pasaba de la Real.


En la delantera se le puede achacar que no sabe gestionar todas sus armas. Joseba Llorente y Diego Ifrán, Diego Ifrán y Joseba Llorente son delanteros de nivel que no han jugado casi nada.
‘El Flaco’ comenzó la temporada lesionado y tuvo que ir entrando poco a poco por lo que la lógica dictaba que debería ir entrando poco a poco. Por ejemplo, con un 3-0 al descanso frente al Zaragoza o un 4-0 frente al Rayo en el minuto 55, ¿no sería de recibo sacarle a jugar? Jugó de inicio frente al Espanyol y acabó el partido fundido, sin poder dar una carrera más. Después, ni siquiera en Copa, fue titular el bueno de Joseba que estará mejor o peor, pero si no juega, seguro que nunca va a estar a un buen nivel.
Con Ifrán la cosa suena a cachondeo. El charrúa fue el primero en alzar la voz contra Montanier al decir que él no iba a jugar en banda y que para eso, se iba a la Liga Adelante a jugar de ‘9’. Le costó entrar y rindió, no podía ser de otra manera ya que el de Cerro Chato es un delantero como la copa de un pino y tiene gol y unas características que no tiene nadie más.  Salió para salvarle el cuello a su amigo Montanier frente al Málaga y lo hizo a las mil maravillas anotando un golazo que sirvió para remontar el partido y poner el 3-2 definitivo en el luminoso. Marcó en Copa frente a Granada y Mallorca pero ¿Importa? ¡Qué va! Después del mercado invernal no cuenta prácticamente nada.
Tácticamente, nos encontramos ante un entrenador que llegó abogando por morir con el 4-3-3 pero que ya en el tercer partido frente al Sevilla apartó el sistema. Después, hemos vividos esperpénticos onces frente al Real Madrid y al Granada.
Contra los merengues, ese día del año en que toda la prensa te hace caso y analiza todo lo que haces, Montanier puso un autobús y en la ida y otro en la vuelta. Total seis goles en contra y uno a favor.
En Anoeta pudimos ver a Carlos Martínez, Mikel, Demidov, Iñigo y Cadamuro en defensa y Estrada, Mariga y Markel por delante y en el Bernabéu se jugó con Cadamuro, Mikel, Demidov, Iñigo y De la Bella. En ambos caso el enfangar el centenario escudo realista sirvió para aguantar el 0-0 durante nueve y seis minutos.

Para los que creían que lo habían visto todo, llegó Granada donde demostró que de entrenador, no tiene nada.
Aprovechándose del 4-1 de la ida y vacilando a la afición diciendo que iría como si hubiera empatado a 0 en la ida, Montanier plantó a Zubikarai con Estrada, Demidov, Ansotegi, Iñigo, Cadamuro y De la Bella en defensa. No contento con plantar cuatro centrales y seis defensas, Mariga tenía su lugar en el once con Pardo, Prieto e Ifrán intentando crear peligro. Casi era peor poner a Ifrán con este once que no darle la oportunidad.
Con un 4-3-3 de pega que fue un 4-5-1 muchas veces y que llegó a ser un 6-3-1 en Granada, por mucho que quisieran venderlo como un  4-3-3 con otros nombres, Montanier completa una razón más para irse y no volver. Nada de toque o poco toque. La jugada más vista en Anoeta es el balón en largo que pega Iñigo Martínez, cuando no lo hace Bravo, hacia la cabeza de Xabi Prieto o de Agirretxe. El toque como arma principal, ¿no?


Otro de sus problemas tácticos es cuando ha decidido sacar cinco defensas. Si bien es cierto que más delanteros no aseguran más goles, también lo es que meter más defensas no significa defender mejor, algo que ha quedado demostrado cada vez que el equipo se ha encerrado. El equipo no sabe defender con cinco, ni tampoco con la línea de cuatro plantada en el borde del área. Ejemplo práctico:

Real Betis 0-2 Real Sociedad. La Real se levanta de fallar un penalti y Agirretxe hace el 0-1. Vela coge un buen balón largo y hace el 0-2 cuando más achuchaba el Betis. En el minuto 80, Montanier, que llevaba dos puntos de los últimos veinticuatro, decide meter a Demidov para jugar con Mikel e Iñigo de central. Sólo cinco minutos después, el Betis ha empatado el partido con dos jugadas en las que todos los rebotes les caen a los locales. Entró Pardo porque el equipo estaba roto y milagrosamente Iñigo marcó un golazo espectacular y le salvó el cuello al galo…desgraciadamente.

El día del Sevilla, con Pardo en plan super estrella, el equipo de Montanier ahogó el medio campo del equipo hispalense. En el minuto 76 Demidov entró por Pardo y el equipo se encerró defendiéndose como pudo de un Sevilla tímido que llegó sólo en los últimos gracias a las ayudas de Montanier.
Y es que los cambios del Guardiola de Vernon se merecen un apartado aparte, pero no voy a extenderme mucho. He llegado a ver a Estrada de interior derecho, a Cadamuro, frente al Barcelona además, en la misma posición, a Prieto y Griezmann a banda cambiada, a Carlos Martínez de interior, a Vela y Griezmann de delanteros, a Demidov de central, a Prieto de lateral…falta por ver a Bravo de mediocentro.

En el ataque todos tenemos un dilema. Juegan tres y tenemos cuatro que todos queremos de titulares como son Griezmann, Prieto, Agirretxe y Vela. Vela llegó el último, Prieto empezó a un nivel lamentable, Griezmann daba más juego fuera del campo que dentro y Agirretxe metía, asistía…lo hacía todo bien. No era complicado sentar a Prieto pues era el peor de la línea pero cuando volvió ¿Qué?
Prieto ha jugado de interior derecho a las mil maravillas durante muchos años pero llegó Montanier, que para algo es entrenador y nosotros no, y le puso en la izquierda, a banda cambiada igual que Griezmann. Vela ha jugado de nueve casi tanto como Agirretxe y las veces que se ha sacado algo con el azteca de nueve han sido escasas. No cuenta en Gijón donde salió de 9 pero Agirretxe actuó de falso extremo zurdo entrando de nueve en todos los centros.
Su gracia de sentar a quien moja tampoco resulta efectiva. Ifrán marcó frente al Málaga y evidentemente no fue titular, Agirretxe le hizo uno al Mallorca y dos al Zaragoza y se le sentó en las visitas a San Mamés y Getafe, Prieto fue el mejor en el Bernabéu y marcó pero tuvo el mismo premio frente al Rayo, Agirretxe le marcó al Rayo y fue suplente frente al Espanyol y un largo etcétera.  Todo comenzó con Rubén Pardo y su golazo al Sevilla que fueron premiados con quince maravillosos minutos en la debacle de Granada cuando salió al campo con 3-1 en el banquillo. Ese día, Illarra fue titular y expulsado debido a una jugada en la que estuvo lento. Tres meses estuvo de baja pero todo vale para sentar a Pardo.

El tercer tema importante es la lectura de los partidos. Que juegues en casa, empates a uno y que Ifrán y Llorente vean el final del partido desde la banda, cuando Agirretxe ha sido sustituido para poner a Vela en punta…tiene tela. Que Vela esté pidiendo oxigeno y ni por esas se le cambie, tiene más tela.
Cinco días después llegó lo mejor de todo. Sólo diecisiete convocados para el partido de Málaga. Cadamuro e Ifrán se caen de la lista, un central-lateral y un punta, y entra Ros un pivote. El pensamiento es claro, si expulsan a un central ¿qué? Pues dicho y hecho. Mikel González a la calle y cuarenta y cinco minutos con Elustondo de central improvisado.

Con el Málaga volcado, el equipo pidiendo auxilio y creando peligro en las escasas contras, Montanier no hace el tercer cambio y deja a Pardo, Ros y Llorente en el banquillo. Para eso, que hubiera ido un suplente del Sanse en lugar de Ros, su mejor jugador. Por ejemplo, podría haber ido Pons, o Nanizayamo, esos grandes fichajes de Loren que no pintan nada en el equipo de Loren.
Con la lectura del partido llega otra duda, ¿a qué jugamos? A nada. Verdaderamente a nada.
El mejor partido llegó con Pardo jugando…y no ha vuelto a ser titular. Se abogaba por un juego de toque espectacular, que íbamos a ser el Barça del Norte, que le llamaban el pequeño Barça pero era todo mentira. Mentira. Mentira.

Por último, cabe citar que no es de recibo que con esta plantilla que se tiene, se contabilicen cinco derrotas sonrojantes. Vallecas vio un 4-0 de los suyos a los realistas, Los Cármenes un 4-1, el Bernabéu un 5-1 y el Atlético hizo un 0-4 en un partido ramplón en Anoeta. Claro que esa goleada fue culpa de la afición por quejarse después del 6-1 en Mallorca. Aquel día que nos hacen cuatro goles en diez minutos. No es culpa de Montanier eso. Sí lo es que en el descanso, estando a un gol, no mueva el banquillo y deje a los once intentar marcar el gol. Gol que no llegó. Los que sí llegaron fueron los del Mallorca, dos más para firmar la página más negra de la centenaria historia realista.

En el mercado invernal se fueron Mariga y Sarpong, dos de esos fichajes que nunca nadie querría para su equipo, ya que no aportan nada. No se fue Ifrán porque se suponía que se contaba con él y no llegó nadie a pesar de que Montanier está como loco por traer un nueve. Subrayo lo de loco porque hay que estarlo para querer un nueve teniendo a Agirretxe, Ifrán y Llorente.

De las camas de Zubieta no hablo. Menuda obra mandó el galo. Sólo sirvió para que se Zubieta desapareciera el único gesto que tiene la Real para su masa social, esa pared en la que salían todos y cada uno de los nombres de los accionistas.
Para acabar, citar que Montanier no conoce el fútbol español. Hace no mucho destacó el nivel de los porteros de la Liga BBVA, dijo que en general en España se centraba peor y que técnicamente eran mejores. Suena a broma que diga esto. No es que se centre peor, es que los peores laterales centrando y que diga que técnicamente es mejor esta liga teniendo a Markel o a Elustondo en tu plantel… ¡¡Menuda broma!!
Por todo esto y muchas más cosas que me olvidaré…Montanier vete ya. Y de Loren ya hablaré. 


miércoles, 11 de abril de 2012

RSO 1-1 BET: Sin fútbol no hay paraíso


Los resultadistas sacaban pecho después de la inmerecida goleada que el Rayo se llevó de Anoeta hace dos semanas. El escándalo de Gabana había pasado y no había salpicado a nadie, Elustondo viajó a Madrid para salir de fiesta y fue titular la semana siguiente. Parece que ni su pobre rendimiento ni tampoco el ser uno de los Gabana boys acabarán con él. Puede con todos.

Después de tirar un 0-2 en Cornellá para empatar tras 75 minutos defendiendo con cuatro defensas en la línea del área pequeña, llegó el Betis en el partido clave para la salvación. Eso dijo Loren, el amigo de la grada, ese hombre que vistió de txuri urdin a McDonald Mariga en verano. El burgalés, que de esto sabe un rato, entendía que el partido era clave, gran parte de la afición sabía o intuía que el equipo no iba a ganar. Que tras empatar en Cornellá, donde debió ganar y mereció perder, era evidente que no se iba a salir con las ganas necesarias. Así fue.

Una Real apática no sólo no creó excesivo peligro en la meta de Fabricio, sino que vio cómo el Real Betis sin hacer nada del otro mundo, tuvo la primera ocasión que salvó Eñaut Zubikarai. El meta ondarrutarra demostró que bajo palos es un gran portero y que, sin tener la aptitud de Bravo, también maneja el golpeo en largo. Y es que el equipo abusó de los pases atrás porque eso es lo que mejor hace Elustondo, el encargado de crear fútbol y que manda dos de cada tres balones hacia atrás, hacia los centrales cuando está de pivote, hacia el portero cuando se incrustó entre los centrales. Que el '4' de la Real manejara el balón beneficiaba al Betis que no sufrió hasta que Zurutuza e Illarramendi comenzaron a mover el equipo y a conectar con Agirretxe y Vela.

El azteca estuvo desaparecido al principio pero conectó a tiempo de crear el peligro realista. Una falta muy dura de Amaya al mexicano supuso la primera ocasión para la Real pero Illarramendi decidió tirar una falta, casi pegada a la cal del área, la decidió lanzar por arriba en lugar de por abajo y fuerte. El césped mojado invitaba a pegarle fuerte y abajo.

En la contra la tuvo el Betis. Una caída de Ansotegi al resbalarse propició que Jeff Montero, que siempre parece mejor de lo que es cuando juega contra la Real, se fuera hacia el área. Su pase medido lo remató 'El tiburón' Rubén Castro pero Eñaut Zubikarai sacó una mano brillante y salvó la primera. La Real seguía sin jugar a nada, por mucho que digan otros. Zurutuza pudo y debió adelantar a su equipo pero su zurdazo se marchó cerca del palo y golpeó la publicidad de BP mientras la afición cantaba el gol.

Una gran jugada de Agirretxe, Vela y Griezmann propició el penalti a favor de la Real. Vela falló al intentar picar el balón ante la salida de Fabricio y el rechace le cayó a Agirretxe que remató y vio cómo su balón era despejado a córner. Sin disponer de una buena repetición, parece que el central bético despejó con la mano y que, por lo tanto sería penalti y expulsión, pero Mateu y sus amigos mandaron el balón a la esquina. Al saque, Agirretxe remató y la mano de Cañas despejó la bola, esta vez sí: penalti. 

Agirretxe cogió el balón mientras muchos pensaban que lo fallaría y así fue. Una paradinha mal hecha en la que casi se cae y parada de Fabricio. Resulta incomprensible que, estando Illarramendi, en el campo, no sea el rubio de Mutriku el tirador. Como dato apuntar que en la final del Mundo sub 17, Illarramendi salió a poco del final del partido sólo para tirar el penalti de la tanda. Aunque lo fallara, siempre ha sido un especialista.

Se llegó al descanso de un mal partido en el que el 0-0 hacía justicia a un partido malísimo, sin ritmo, sin intensidad y sin fútbol.

A la salida del vestuario llegó el gol de Vela en una gran jugada con Agirretxe. El mexicano comenzó la jugada y la terminó para hacer su décimo gol, undécimo si el linier de Mateu, que ayer no vio un más que posible penalti y expulsión de Nacho, que volvía a su antigua casa.

Tras el 1-0, como casi siempre, el equipo reculó hasta defender donde no sabe hacerlo, al borde del área. Pretendía matar el partido a la contra y lo que se encontró fue una jugada de Jefferson en la que Griezmann e Illarramendi no pudieron tirarle y vieron cómo asistía a Castro que hizo el 1-1 con un fuerte derechazo.

La salida de Beñat por Cañas resultó decisiva para el meneo en la medular que acabó dándole el Betis a una Real que, acabó atacando con más corazón que cabeza. Aranburu tuvo una contra en la que no llegó a rematar. Las ganas de Griezmann a la contra contrastaban con el cansancio de Vela que casi pedía oxigeno al acabar el partido. 

No contento con enfadar a Anoeta poniendo a Prieto por Agirretxe, Montanier sustituyó a Illarramendi para dar entrada al capitán. Ifrán y Llorente calentaban, el partido pedía a gritos al charrúa y su velocidad pero no salieron. ¿Para qué? Con un empate en casa ya bastaba después de empatar fuera debió pensar el galo que acabó el partido con un pitido en los oídos debido al cántico que en el último cuarto de hora no paró de sonar. Ese 'Montanier dimisión' que empezó a sonar hace veinte jornadas en Vallecas, ese 'Montanier dimisión' que quiere casi toda la masa social de la Real Sociedad.

Anoeta no soporta a Montanier, Montanier no entiende el fútbol español y ese fútbol le queda muy grande a Montanier. No lee, los partidos, no usa bien sus recursos, lo hace todo y todo mal. Por mucho que Griezmann corra a abrazarle después de un gol, por mucho que desde Igara se aplaudan todas sus nefastas decisiones. Por mucho que dijeran que iba a marcar una época. Montanier debe irse, Montanier no debería estar en la Real desde hace tiempo.

Y es que al final, por mucho resultadismo que quieran imponer, sin fútbol no hay paraíso.


Real Sociedad: Zubikarai; Estrada, Ansotegi, Mikel González, De la Bella; Elustondo, Illarramendi (76’ Aranburu), Zurutuza, Vela, Griezmann y Agirretxe (70’ Prieto)
Real Betis: Fabricio; Chica, Paulao, Amaya, Nacho; Cañas (57’ Jonathan Pereira), Salva Sevilla, Iriney (55’ Beñat), Jeff Montero (81’ Matilla); Santa Cruz y Rubén Castro