lunes, 25 de junio de 2012

Casi sin sobresaltos ya estamos en semifinales


No hace nada del inicio de la Eurocopa y casi sin enterarse uno, España, Portugal, Alemania e Italia se han quedado solas en Ucrania y Polonia.
El equipo de Vicente del Bosque sigue siendo favorito respecto al resto y es que la estrella que luce en el pecho, unido al logo de la Euro que le acredita como actual campeón, pesan mucho. A pesar de fallar en el estreno y acrecentar las dudas con el corto 0-1 por el que se impuso a Croacia, la campeona del Mundo se deshizo de Francia sin apenas contar ocasiones, la pegada del equipo ha quedado demostrada frente a los galos, cuando más necesario era. El debate del 9 centra la actualidad de una selección que sigue pudiendo hacer historia en Kiev.

En semifinales se encontrará con la sorprendente Portugal de Cristiano Ronaldo. Para nadie es una sorpresa que un equipo con el propio Ronaldo, Pepe, Coentrao, Nani, Veloso...esté en semifinales, pero sí es una sorpresa que pasara como segundo en el grupo de la muerte y más tras dos primeros partidos en los que perdió contra Alemania y venció frente a Dinamarca in extremis. El combinado que entrena Paulo Bento va a más y esa es la principal razón que tienen para soñar. La otra se llama Cristiano Ronaldo.
El crack de Madeira ha respondido con su mejor versión cuando su equipo más lo necesitaba, sus dos goles a Holanda clasificaron al equipo luso para cuartos y el gol a la República Checa les metió en semifinales. Portugal llegará donde Cristiano quiera, lo que se esperaba desde el principio.

Alemania comparte con España el cartel de favorito y que gana sin brillar. No enamora a pesar de que tiene  jugadores como Özil, Schwensteiger o Mario Gomez. El delantero del Bayern está en el ojo del huracán y tras ser suplente en cuartos no parece que vaya a ser titular en semifinales. Su lugar lo ocupará Miroslav Klose. Parecen insuficientes los tres goles anotados por Gomez para otorgarle la titularidad. La solvencia atrás es más importante que otros años en Alemania y es que la línea que forman Boateng, Hümmels, Badstuber y Lahm es la mejor línea defensiva de la Eurocopa de largo. 
La eficacia alemana y, sobre todo, su eficacia siempre, es su mejor valor de cara a una difícil semifinal frente a una renacida selección italiana.

El equipo azzurri ha roto con su historia. Lejos queda el arcaico catenaccio y el fútbol mágico de Andrea Pirlo brilla por encima del de sus compañeros. El mediocampista de la Juventus está siendo la grata sorpresa del equipo italiano. Sin dudar nunca de la clase que ostenta su pierna derecha, nadie podía esperar este rendimiento que está dando durante toda la Eurocopa. Culminó con un soberbio golazo su partidazo frente a Croacia y en cuartos...en cuartos demostró que a sus 35 años no entiende de presiones. Lanzó su penalti, el tercero y el primero tras el fallo de Montolivo, a lo Panenka y además consiguió el gol.

El equipo italiano no es sólo Pirlo claro está. Cassano y Balotelli parece que parten con ventaja para ser delanteros titulares pero en el banquillo Antonio Di Natale esperará con la caña en cuanto tenga que salir. 

La lógica dice que veremos la misma final que en Austria y Suiza, la final que se esperaba desde un principio y más desde la caída de la subcampeona del Mundo, la Holanda de van Marwijk.

La selección oranje lidera el grupo de los fracasos de la Euro. Por detrás quedan la selección de Rusia que se fue a casa en la primera ronda y con un grupo favorable, y también la selección polaca que además se fue sin ganar un solo partido, igual que Holanda.  Croacia se fue creyendo que podía ofrecer algo más y quedándose a un único gol de la clasificación en el partido frente a España y en el último grupo Francia puede ser la última selección cuya participación se puede considerar como un fracaso. Tuvieron un amargo traspiés frente a la Suecia de Ibrahimovic que les condenó a una pronta eliminación al enfrentarse a España en cuartos. 

Las gratas sorpresas fueron las selecciones de Grecia y República Checa que nada tienen que ver con las grandes selecciones que fueron en 2004 y se clasificaron por delante de Rusia y la anfitriona Polonia. El primer partido de Ucrania hizo creer a la selección de Shevchenko que la clasificación no era una utopía pero la dureza del grupo y un escándalo arbitral le impidieron pasar de primera ronda.

En cuartos no hubo lugar a la sorpresa. España pasó por encima de Francia, sólo tres ocasiones pero dos goles y un dominio bestial con el balón en los pies. Alemania no dio lugar a la sorpresa de Grecia y le metió cuatro a una defensa que brillaba por encima del resto de líneas. 

Cristiano Ronaldo tardó pero apareció y clasificó a Portugal frente a una defensiva Chequia. El combinado centroeuropeo tuvo un partido casi perfecto en defensa pero el único fallo de Gebre Selassie lo aprovechó Ronaldo para anotar de cabeza un gran gol.

Entre Italia e Inglaterra no hubo color. Italia puso las ideas y el fútbol, la Inglaterra de Hogdson sólo quiso defender...y perdieron en penaltis.

0 comentarios:

Publicar un comentario