miércoles, 4 de julio de 2012

TDF: El nuevo canibal


Peter Sagan lo volvió a hacer. No contento con vencer en su primera etapa llana en el Tour, se hizo también con la tercera con una superioridad insultante sobre Boasson Hagen, Velits, Cancellara o Albasini.

El ciclista eslovaco del Liquigas se impuso en la meta situada en Boulougne - sur- Mer, una llegada que le iba como anillo al dedo ya que los últimos setecientos metros picaban hacia arriba al 7,4% de desnivel.

Poco antes de la meta, en una rotonda situada a dos kilómetros de la meta y donde empezaba la parte dura de la llegada, Alejandro Valverde vio esfumarse sus opciones de victoria al entrar pasado en una rotonda...en la que previamente Chavanel, que iba escapado, también había tenido el mismo problema.

No fue una llegada sencilla ya que al desnivel comentado se le unieron los nervios de alguno que depararon en una caída que afectó a una decena de corredores y cortó a la mayoría del pelotón. Realmente no fue una etapa sencilla ya que hubo varias caídas, como la que sufrió José Joaquín Rojas y que le obligó a retirarse o las que enterraron las opciones de Voeckler y Cobo de hacer algo en la general del Tour de Francia.
El ciclista murciano de Movistar se rompió la clavícula y dijo adiós al Tour y también a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. 

De los nuestros, además del citado percance de Rojas, también hay que destacar el problema sufrido por Samuel Sánchez en el tramo final de la etapa. El campeón olímpico en ruta sufrió un problema mecánico y pasó un momento de nervios al no poder llegar su coche a ayudarle.

Philippe Gilbert también tuvo problemas con las zapatillas o las plantillas de las mismas y se olvidó de una etapa en la que partía con posibilidades ya que era una etapa que se ajustaba a sus características.

Fue una etapa accidentada que acabó con el nuevo caníbal, Peter Sagan, dando una lección espectacular de velocidad y potencia, sobre todo potencia. En la última curva situada en los últimos cuatrocientos metros pasó por la izquierda a todos en una muestra de potencia sin precedentes.

Boasson Hagen, que es un ciclista de parecidas características fue segundo pero lejos de un corredor que entró como Pedro por su casa y se permitió una peculiar celebración. Se afianzó, además, en su liderato del maillot verde de la regularidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario