domingo, 8 de julio de 2012

TDF: Froome toca el cielo


Chris Froome vivió ayer el día de la marmota en el Tour de Francia. Como hiciera el año pasado en la Vuelta, trabajó a destajo para su líder, Bradley Wiggins y acabó ganando una etapa de esas que hacen afición.
Sólo seis kilómetros de subida fueron necesarios para que Evans, Froome y Wiggins llegaran solos a la meta pro delante de Nibali y de Rein Taaramae, la grata sorpresa de ayer.

Van den Broeck y Valverde tuvieron problemas antes de iniciarse la ascensión con dos pinchazos en la parte baja de la última ascensión ya dentro de los últimos diez kilómetros. El belga del Lotto Belisol se pegó un calentón espectacular para intentar entrar en el grupo y acabo pagando el esfuerzo en la meta al llegar con el maillot amarillo, con el contrarrelojista Fabian Cancellara, a dos minutos de los Sky y Evans.

Valverde pinchó y llegó a la meta afirmando que el Tour no era su carrera, que daba igual que llegara en forma, que siempre le pasaba algo y parte de razón tenía. Siempre le pasa algo. Antes de ayer se fue al suelo y ayer pinchó, demasiada mala suerte para un ciclista que llega con la ambición por el cielo tras tres años sin Tour.

En la última subida, el ritmo machacón de Richie Porte fue eliminando corredores. Primero Schleck, Klöden y Horner demostraron que el Radioshack vuelve a fracasar en el momento clave. Mucho gallo y poco rendimiento...un año más.

Samuel Sánchez, el ovetense de Euskaltel fue el siguiente en quedarse aunque fue a su ritmo, sin cebarse, para minimizar la pérdida que fue de 1.31 en meta, llegando por detrás de Schleck que fue de menos a más, corriendo con mucha cabeza. Menchov, Rolland, Brajkovic y Monfort llegaron casi de la mano a meta y el mejor español volvió a ser el veterano Haimar Zubeldia, el verdadero líder del Radioshack Nissan Trek por mucho que diga que sigue siendo Klöden el líder. 

En la llegada, Evans lanzó el sprint desde lejos y Wiggins le cogió la rueda con una facilidad insultante. Estando a rueda y sabiendo que no perdería tiempo, brindó la victoria a un Froome que recordó al mejor Roberto Heras en la época de Armstrong y es que el Sky ayer, fue el Sky Postal. 

0 comentarios:

Publicar un comentario