lunes, 20 de agosto de 2012

FCB 5-1 RSO: Tortazo a la ilusión


Montanier tenía razón. No era normal la ilusión que se generó en el entorno realista teniendo en cuenta que la plantilla era casi la misma que el año pasado. Ayer quedó claro que la culpa es nuestra por ilusionarnos con tan poco.

Aunque también puede ser culpa del técnico galo y es que, parafraseando a un grande como fue Sander Westerveld, :"Si no juegan los mejores, pasan estas cosas". El meta tulipán lo dijo en Hondarribia una noche de 2003 a la vuelta de Turín, ayer, nueve años después, pensé lo mismo.

Probablemente Montanier no conociera a la Real, igual que nosotros a él, antes de que le llegara la oferta para entrenarla, pero los que hemos visto a este equipo los últimos diez años, vemos que es la mejor plantilla de todos y que en ataque, tiene más variantes que el año del subcampeonato.

Ir al Camp Nou siempre es un suplicio para la Real. Ni siquiera la Real de Nihat, Alonso, De Pedro y Kovacevic pudo ganar a un Barça que fue sexto ese año, pero hay maneras y maneras, y la Real siempre elije la peor. El año pasado, un Athletic repleto de suplentes, perdió 2-0 en el Camp Nou y plantó cara, algo para lo que sólo hacen falta ganas y ayer es lo que faltó, las ganas de gustar, las ganas de devolver a una sufrida afición parte de su esfuerzo y apoyo y eso es imperdonable.

Montanier a lo suyo

Philippe Montanier volvió a apostar por un once en el que había mejores jugadores en el banquillo que en el césped y a los tres minutos su castillo de naipes se desplomó. Con un doble pivote ultradefensivo e incapaz de generar fútbol, el planteamiento debía ser aguantar lo máximo posible. El mismo planteamiento que cuando puso el autobús frente al Real Madrid. Pues bien, se batió el récord. Si Higuain y Benzema habían dejado en evidencia el rácano planteamiento de Montanier antes de los diez minutos, ayer Puyol lo hizo a los tres.

'El Tiburón' se comió a Ansotegi en un salto y remató plácidamente el 1-0. No se habían situado todos en el campo y el Barça ya ganaba tras su primer ataque. En Italia se dieron muestras evidentes de debilidad en el juego aéreo y ayer se confirmaron. La Real tiene un agujero negro ahí.

Curiosamente no le vino mal a la Real el gol de Puyol. Tras el 1-0 llegaron los mejores momentos del equipo txuri urdin, los pocos destacables. Una jugada entre Griezmann y Prieto que acabó con centro del capitán no la pudieron aprovechar Illarra en semifallo ni Chory que no llegó por poco, pero la siguiente conexión entre el '8' realista y el uruguayo fue letal.

Prieto recibió el balón y se lo cedió a Illarra en tres cuartos de campo. Sacó la regleta y el cartabón y dibujó un pase genial a la espalda de Alves. Chory se quedó solo y fusiló a Valdés en el mano a mano.

Si es cierto que dura poco la alegría en casa del pobre, la Real es un equipo tercermundista y es que a los dos minutos, Messi ya había adelantado al Barça de nuevo. 'La Pulga' controló mal un balón en el área realista pero le llegó a Pedro. El canario se lo cedió a Messi que se vio encerrado por Mikel y Elustondo. Se marchó por fuerza de un Elustondo que sólo quería molestar, no quería llevarse el balón, y disparó. Si el pivote realista hubiera ido fuerte al balón, el 2-1 no habría subido al marcador en esa jugada, pero pasó lo de siempre.

El 3-1 llegó a los quince de juego. Un disparo de Messi fue taponado por Mikel González pero el rechace fue a la zona de Estrada que ni hizo intención de ir a por un esférico que acabó en los pies de Tello. Mientras Elustondo, en posición vip, veía cómo Messi le ganaba la posición a Ansotegi, Tello puso un balón que Messi mandó a la red adelantándose a un Ansotegi que estuvo horrible ayer.

A poco del descanso Pedro se unió a la fiesta en otra jugada que desnudó a la defensa realista. Un centro desde el flanco derecho de Tello lo aprovechó el canario gracias a la ayuda de Ansotegi, Elustondo y De la Bella. El central de Berriatua se encontraba fuera de sitio, el pivote defensivo vio la jugada andando en su propio área y el lateral catalán, el que menos culpa tiene ya que fue a hacer la cobertura, dejó solo a Pedro a su espalda. Antes del gol de Pedro, ya había salvado San Claudio Bravo a la Real.

Tras el descanso, Chory Castro tuvo la primera del partido pero su derechazo se fue por poco. Llegaron las interminables posesiones del Barcelona con las paredes, los tacones y demás filigranas y en una de ellas, tras dos paredes entre Messi y Pedro al borde del área, Messi estuvo a punto de hacerle la manita a la Real.

Entonces entró en escena un fantasma del pasado, la maldición del equipo aspirina y es que, ¿qué mejor rival podía tener Villa en su reaparición? Pues uno de sus rivales favoritos y el equipo aspirina.

Nadie dudo de que el asturiano sería el que marcaría el quinto y así fue. Tras una genial jugada de Iniesta en la línea de fondo, el asturiano mandó un zurdazo imparable a las redes de la portería de Bravo.

Ahora diremos que la Liga empieza el sábado frente al Celta y no podéis estar más equivocados. El Barça es de nuestra liga desde el preciso momento en el que te toca jugar contra ellos dos veces al año. Para esto subimos, para jugar contra ellos de nuevo. 

Salvo sorpresa mayúscula, la Real será el primer colista de la Liga BBVA, nuestra liga. Se contaba con perder con el Barcelona pero no nos cansaremos de repetir, que lo importante es la manera de perder y Montanier y los chicos, eligieron la peor, la más sonrojante, la más vergonzosa.

El técnico galo decidió incluir en el once a De la Bella, Markel y Elustondo en lugar de a José Ángel, Pardo, Ros o Agirretxe y llevó convocado a Vela, por ser Vela, antes que a Ifrán que estaba mucho más enchufado. No es que se le acabe el crédito, es que hace tiempo que no lo tiene y no tiene pinta de que lo vaya a tener.

0 comentarios:

Publicar un comentario