jueves, 16 de agosto de 2012

Segunda del Rey León en Donosti



Luis León Sánchez (Rabobank) se adjudicó la Clásica ciclista San Sebastián – San Sebastián llegando solo en la meta del Boulevard donostiarra.

El ciclista murciano atacó dentro de los diez últimos kilómetros y volvió a entrar con los brazos en alto en una meta en la que ya ganó en 2010 al imponerse a Vinokourov y Carlos Sastre al sprint.

La Clásica, la prueba de un día más importante del calendario nacional, comenzó con un homenaje a Jaime Ugarte, el hombre que consiguió llevar a las carreteras donostiarras a la serpiente multicolor y que ayer dijo adiós a una prueba que no existiría sin él.

Jaizkibel volvió a dictar sentencia tanto en la primera como, sobre todo, en la segunda subida del puerto más importante de Gipuzkoa. Joan Horrach lideró el pelotón hasta la primera llegada con el objetivo de endurecer el ritmo para que los mínimos ciclistas pasaran por la cima. El trabajo del ciclista mallorquín no tuvo recompensa ni con Joaquim Rodríguez ni con Xavi Florencio, otro hombre que sabe lo que es ganar en el Boulevard.

Adrián Palomares y Javier Aramendia del Andalucía y del Caja Rural fueron los fugados hasta que se les alcanzó en la primera ascensión a Jaizkibel cuando los Saxo Bank Tinkoff decidieron endurecer la carrera. Paulinho y Sorensen atacaron y consiguieron que el grupo se redujera hasta quedarse en los 30 que se iban a jugar la meta y que llegaron en un margen de 30″ en la meta.

Luis León fue el más listo. No era el más rápido en un grupo en el que estaban Gerrans, Valverde o ‘Purito’ pero sí fue el más listo y jugó perfectamente sus cartas al atacar a ocho de meta. El año pasado Gilbert atacó a falta de poco más de cuatro kilómetros y nadie pudo seguirle. El de Mula decidió irse solo desde antes y la jugada le salió de cine.

Poco a poco fue sacando tiempo a unos perseguidores donde nadie se ponía de acuerdo y finalmente fueron siete los segundos que sacó al grupo de favoritos que lideraron Gerrans (Orica – GreenEdge) y Gianni Meersman (Lotto Belisol). Joaquím ‘Purito’ Rodríguez fue el primer español entrando octavo en la línea de meta y su compañero Xavier Florencio fue el otro nacional en el Top Ten.

Igor Anton se llevó el premio al primer ciclista con licencia vasco-navarra, un premio que llevaba dos años ganando Haimar Zubeldia.

El equipo naranja no tuvo su mejor actuación en La Clásica. Samuel corrió por el carisma que desprende y no pudo acabar la carrera de más de 230 kilómetros mientras que solo Anton entró en el primer grupo.

Mikel Astarloza -que volvía después de retirarse en el Tour- Gorka Izagirre e Ivan Velasco llegaron a casi cuatro minutos mientras que Romain Sicard y Amets Txurruka se dejaron llevar hasta la meta.

0 comentarios:

Publicar un comentario