domingo, 30 de diciembre de 2012

BLU 71-60 GBC: Para llorar



El Lagun Aro GBC volvió a mostrarse como un equipo bipolar en el Fonte do Sar y cayó por 71-60
frente a un correcto Blu:Sens que sigue soñando con estar en la Copa de Vitoria por primera vez en su historia.

Los hombres de Sito Alonso comenzaron entonados el partido y fueron por delante en el luminoso durante prácticamente toda la primera parte. Woods apareció, Ibekwe estuvo fino en ataque e intimidador en defensa y esa fue precisamente la clave del buen hacer del conjunto gipuzkoano: la defensa.

Secó a Corbacho, el mejor tirador del Blu:sens y dejó a los gallegos en sólo 30 al término de los veinte primeros minutos, el camino a seguir era evidente, pero las ovejitas se perdieron, el pastor no les guió y acabaron tirándose por un precipio todas en fila de a uno, desde Taylor hasta Salgado, el único que se puede salvar de la quema.

Lo que ocurrió en el tercer cuarto es difícil de explicar. El equipo se apagó, no quiso luchar y se quedó en cuatro vergonzosos puntos en esos diez minutos. Si hubieran estado negados de cara al aro pero hubiera seguido defendiendo con el acierto de la primera parte se habría podido luchar el partido, como no quisieron, el Blu:sens anotó 22 puntos (8 menos de los que había anotado al descanso) y el partido murió.

Murió porque Corbacho sacó la metralleta y clavó un par de triples que era obvio que iba a clavar. Murió porque Doblas suspendió en lectura de juego y fue incapaz de hacerse grande en la pintura ante los evidentes problemas de Salah Mejri tanto en faltas como en defensa. Murió porque Qyntel se apagó, porque Raúl Neto nos llevó al precipicio y porque el acierto exterior y las pérdidas nos empujaron hacia el suelo.

Un parcial de 22-4 te deja sin posibilidades te llames Lagun Aro o te llames Los Angeles Lakers pero el Gipuzkoa Basket tuvo hasta "suerte" porque sólo se fue 13 abajo al inicio del último cuarto, remontadas de mayor magnitud hemos visto este años en Illumbe. Ni siquiera nadamos para morir en la orilla, el Lagun Aro murió lejos de la playa ayer en Santiago, no tuvo ganas, no tuvo tensión y sin eso es imposible.

Andy Betts criticó duramente al equipo en su cuenta de twitter con dos mensajes que muchos compartimos. El ex del Lagun Aro criticó el giro que ha dado la plantilla, criticó que ahora los pívots son más espectaculares pero menos efectivos y también apuntó directamente a Ekene Ibekwe. Según se puede leer todavía en su timelist de twitter, para Betts es imposible ganar un partido si tu '5' inicial no coge ningún rebote...como hizo ayer Ibekwe que no fue el peor pero destaca negativamente ese rosco en los rebotes.

Betts puso el dedo en la herida. El Lagun Aro tiene ahora jugadores más espectaculares que efectivos como el caso de Jermaine Taylor que sigue sin encontrarse, sigue sin defender...eso sí, hace unos mates muy bonitos. Ayer falló un alley oop inexplicablemente para después jugarse dos posesiones él solito y recibir dos tapones. Alguien debió decirle que ese no era el camino, o sentarle Sito, lo que te hubiera sido más cómodo.

Navegamos sin rumbo por la ACB, seguros porque, en teoría, no habrá descensos este año, pero ya podemos arrear por si acaso, porque no es de recibo que acabemos últimos en la tabla el mejor año de nuestra historia. Un indigno broche a doce meses en los que hemos sido grandes.

El Blu:sens no tiene mucho mejor equipo que el Lagun Aro y van octavos con seis victorias más, ¿por qué?

0 comentarios:

Publicar un comentario