domingo, 16 de diciembre de 2012

GRA 0-0 RSO: Tropezón en Granada



No se puede considerar de otra manera el empate de ayer en el Nuevo Los Cármenes. La Real volvió a dejar escapar una victoria a domicilio como ya hiciera en el Ciutat de Valencia o en Zorrilla. Los de Montanier, sin jugar al cien por cien, ni mostrar la ambición necesaria, dieron la sensación de poder llevarse el partido en cuanto le pusieran una marcha más a su fútbol, pero esa marcha no llegó.

Philippe Montanier volvió a pecar de pardillo con el once. Sentó a Pardo, desafortunado frente al Getafe, para dar entrada a Zurutuza, el peor del partido ayer y que lleva desde su vuelta sin encontrarse. Si al mal momento del colorado se le suma el de Griezmann y la intermitencia de Vela tenemos como consecuencia un partido plano y un empate merecido que tuvo que salvar Bravo con una mano salvadora al final. 

Anquela se la jugaba y logró un empate que no le saca del apuro, a pesar de contar con la ocasión más clara en las botas de Ighalo. El técnico del Granada dio entrada a Roberto bajo palos y el meta gallego se mostró inseguro en todos los balones aéreos. También entró en el once Ighalo que estuvo todo el partido fuera de juego.

El partido empezó soso y con un Granada más enchufado sabiendo lo que se jugaba. La Real esperó más de diez minutos en llegar a la meta de Roberto. El equipo local trató de parar todas las opciones atacantes realistas a base de patadas con la permisividad de Teixeira Vitienes. 

La primera llegada con peligro de la Real la solventó Mainz. Vela le ganó la espalda y el hueco al central del Granada que le derribó cuando el azteca se plantaba solo delante de Roberto. Teixeira no quiso pitar penalti y aunque es cierto que Vela tenía muchas ganas de caerse, no habría pasado nada si hubiera pitado penalti. Viendo lo que hizo el año pasado, si la falta hubiera sido al revés seguro que la habría pitado.

Diego Ifrán tuvo la siguiente tras un grandísimo centro de Carlos Vela desde el flanco derecho. El testarazo del de Cerro Chato lo sacó como pudo Roberto en una parada poco ortodoxa. Al descanso se llegó con un merecido empate a cero tras unos soporíferos cuarenta y cinco minutos.

Lo único destacable de Zurutuzua llegó en la segunda parte con un tirazo desde fuera del área. Roberto volvió a mostrarse inseguro y no pudo atajar el disparo del colorado.

Siqueira se retiró lesionado y la entrada de Angulo parecía una buena noticia para una Real que tenía a Vela en esa banda pero el azteca desapareció en la segunda parte.  La primera sin Siqueira la tuvo Illarramendi. Un centro de De la Bella lo recogió Ifrán que lo sostuvo de espaldas para ceder un gran esférico a Illarra que falló una ocasión clarísima.

Con la entrada de Pardo -70 minutos tarde- el equipo ganó velocidad de juego y cómo no, el de Rincón dejó su sello con un pase sublime a Ifrán que el asistente de Teixeira anuló por un fuera de juego del charrúa que no era. El '21' realista la bajó y batió a Roberto pero con la jugada ya anulada.

La última la tuvo Ighalo y la sacó Bravo. Con el Granada volcado la Real tiró las contras a la basura y no volvió a inquietar a Roberto. Más que un punto ganado, se puede decir que se perdieron dos ayer y la Real sigue sin perder, pero también sin dar el salto de calidad. De los últimos cinco partidos ha ganado uno -en Mestalla- y empatado cuatro, Osasuna, Córdoba, Getafe y ayer.


0 comentarios:

Publicar un comentario