lunes, 7 de enero de 2013

FCB 98-50 GBC: Lamentables



Se puede referir uno de mil maneras al esperpento de partido que jugó el Lagun Aro en el Palau, pero nadie nunca daría un adjetivo bueno a semejante despropósito.

Los de Sito Alonso salieron derrotados desde el salto inicial y rápidamente se pusieron 7-0. Sin haberse enterado de nada, ya tenían el partido perdido con el 21-6 a favor de los locales.

Que el Barça se fuera a 98 puntos sin hacer un gran partido habla muy a las claras de lo que es el Lagun Aro a día de hoy: un equipo descorazonador. Descorazonador porque ni siquiera le pone corazón, porque desespera, porque algunos parece que pasan de todo, porque no quieren jugar, porque salen y deambulan por la pista y porque Sito no encuentra la tecla. El barco se hunde y el capitán parece holgadamente sobrepasado por la situación.

Porque es cierto que los pupilos de Xavi Pascual estuvieron finos de lejos. Firmaron un 44% en triples aunque el porcentaje bajó al final. Pero si un equipo te hace un 66% en tiros de dos hay dos posibilidades, que ellos sean muy buenos o que no defiendas nada. Los del Regal no son mancos, lo sabemos, pero la defensa del Lagun Aro fue inexistente. El Palau no podía creerse cuántos Reyes Magos había en la pista vestidos de blanco.

Ciertamente el partido no tuvo historia. El Regal ganó desde la salida, encadenó dos parciales de 7-0 en el primer cuarto y así es imposible ganar. Como dato, Juan Carlos Navarro jugó sólo 36" más que Álex Abrines y Marko Todorovic se fue hasta los diez minutos. Porque todo daba igual, porque a Marcelinho no le defendía nadie, porque Jawai y Tomic anotaban a placer. Cuando cuatro jugadores del equipo rival se van con un 100% de aciertos en tiros de dos es para mirárselo. Porque puede hacerlo Tomic si te hunde cuatro mates, que no es el caso, pero no puede ser que Sada y Lorbek se vayan sin un error en tiros de dos. Es normal que si Navarro tira sólo dos veces anote las dos, pero que Sada y Tomic se lleven un 4/4 y Lorbek un 5/5 roza el insulto. Sabemos lo buenos que son, pero hay que defenderles. 
Claro que Marcelinho no estuvo lejos de la perfección. Se fue con un 80% en tiros y si nos fijamos en las estadísticas veremos que sólo Abrines y Rabaseda bajan notablemente el acierto del equipo.

En el otro lado lo único destacable fueron los minutos de Dani Díez y la vuelta de Raúl Neto que anotó 14 puntos. Parece difícil de creer que Díez estuviera acertado cuando con él en pista el Barcelona ganó de 18 el parcial pero la testiculina del madrileño es digna de admiración. Eso no se enseña, se tiene.

Tampoco faltó la jugada para el top7. No fue un alley oop de Ibekwe -aunque lo intentó- fue un canastón de Salgado desde detrás del tablero cuando su equipo amenazaba con quedarse en 0 puntos en el tercer cuarto. Quedaban tres minutos y el base de Santutxu hizo magia.

Si en un lado se destacan los porcentajes, también hay que destacarlos, por lo radicalmente opuesto, en el otro sentido. Lagun Aro se marchó de Barcelona con un único triple anotado de doce intentos y un pobre 43% en tiros de dos.

El partido dejó cifras para la historia como el +42 del Regal con Tomic en pista o el -36 con Raúl Neto dirigiendo el barco gipuzkoano. 

Al final hasta Sito se equivocó. Con el partido perdido al descanso (50-27) sobraron los minutos en la segunda parte de Woods, Ibekwe o Taylor, quien además se despedía del Lagun Aro ya que rescindirá contrato esta semana. Se echó de menos más actitud y esa característica la personifica como nadie Dani Díez que sólo jugó 16 minutos. Tampoco se entendía que Olaizola saliera cuando sólo quedaban siete minutos. Menos se entendió que le sentara cuando quedaban tres minutos con lo que tardó en sentar a otros. Iba a ser duro para el chaval perder de 50 en el Palau, pero sería bonito decir que había jugado diez minutos allí.

Nos queda rezar y creer. Creer que esto cambiará. Que Paunic va a ser lo que necesitamos, que Kuksiks será el del primer mes una vez ha renovado por otros treinta días, que Woods se acercará a lo que fue y que Neto, Salgado, Papamak y Doblas tirarán del carro. Porque muy mal lo tenemos que estar haciendo cuando el segundo entrenador pide perdón en twitter a todos los que sentimos este equipo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario