sábado, 23 de febrero de 2013

ATH 1-3 RSO: El mejor equipo de Euskadi



Sí señores, sí, la clasificación lo lleva diciendo desde hace tiempo pero ayer, en su campo, en el templo del mártir turco, los once txuri urdines bailaron a los leones en una segunda parte que sera imposible de olvidar por los tiempos de los tiempos.

Philippe Montanier tiró de ingenio para poner en liza un once que a priori no gustaba a nadie, pero le salió bien, mejor imposible de hecho y el delirio se trasladó del campo a las gradas donde 300 valientes donostiarras habían acudido al último derby de San Mamés.

La entrada de Agirretxe en el once era una buena opción sabiendo del poderío aéreo del Athletic. De hecho de cabeza llegaron las primeras ocasiones. Dos faltas evitables de De la Bella le dieron al equipo de Marcelo Bielsa la oportunidad de colgar balones al área. Primero Aduriz y después San José remataron con diferente suerte. Mientras el donostiarra lanzó arriba su testarazo el ex del Liverpool hizo que Bravo tuviera que emplearse a fondo y dejar una preciosa parada.

No tuvo mucho peligro el equipo donostiarra con el 0-0 y sólo una peinada de Griezmann a Agirretxe que se le fue por poco al '9' de Usurbil era de destacar.
Hasta que llegó el gol. Un error de Griezmann que pierde el esférico en campo del Athletic y el conjunto zurigorri lanzó un ataque que acabó con uno de los mejores goles de la Liga, el de Ibai Gómez que empalmó una volea espectacular ante la mirada de De la Bella.Los dos centrales realistas fueron al primer palo y el catalán tuvo que dejar al extremo solo aunque luego pudo hacer más para intentar taponar el disparo.

Prieto recibió un obsequio por la última visita a San Mamés
Sin tiempo para el gozo en las gradas de San Mamés, Chory Castro le regaló un caramelo en forma de asistencia a Griezmann. El galo que sin estar a su nivel lleva dos goles en tres jornadas, aprovechó el pase del charrúa e hizo el 1-1 para después pedir calma a la afición de San Mamés. Sin hacer nada y sin merecelo absolutamente, la Real se iba empatando al descanso con la sensación de que metió el gol cuando quiso.

Al descanso no hubo cambios en los jugadores pero sí en la dirección del partido. Los realistas salieron más enchufados, conscientes de que el Athletic había gastado mucho y no le había servido de nada y un cambio de Bielsa terminó por decantar la balanza a favor de una Real que era dueña y señora del partido.

La entrada Muniain por Aurtenetxe con la consiguiente ubicación de De Marcos en el lateral izquierdo no hizo más que allanar el camino a los txuri urdin. El vitoriano hizo una falta evitable, de esas que se hacen estando fuera de sitio, y la Real se adelantó.

El gran centro de Chory Castro no encontró rematador pero Raúl, que cuajó un mal partido, escupió el balón y Agirretxe, con el oportunismo de los nueves, hizo el 1-2 en un estadio que no le ha perdonado nunca el hecho de volverse a casa desde la cantera de Lezama. El éxtasis estaba servido, los realistas abrazados gritaban a los 300 valientes que estaban en esa zona del campo y éstos se abrazaban y saltaban, estaba hecho lo más difícil.

Momento del error  de Raúl. Foto Athletic Club
Claro que quedaba la demostración de que la flor de Montanier no se marchita y llegó con la salida de Vela. El mexicano, sin hacer aparentemente mucho, se fue de dos defensas en su primera acción y aprovechó un gran pase de Zurutuza para matar el partido con un golazo al primer toque.

El 1-3 hizo que la llamada mejor afición del mundo abandonara La Catedral. La humillación había y estaba siendo demasiado grande, difícil de digerir después de decir que éste no era su derby, que no era su partido del año. Y tienen razón, porque es más importante que ganen en Pamplona con un rival que está más cerca en la tabla que ganar a la Real que está 14 puntos por encima de ellos. Ni siquiera le echaremos en cara a Raúl la payasada de lanzar un pelotazo a los aficionados realistas.

Al final hubo tiempo para alargar la racha. La racha de expulsiones pero Undiano inteligentemente no quiso mancharse las manos. Muniain recibió una amarilla por una fea entrada a destiempo y Ander Herrera que fingió dos agresiones y se llevó un aplauso de Markel en la cara tuvo un gesto horrible, con los tacos por delante e intentando pisar el tobillo, con Carlos Vela. Pudo seguir la racha de expulsiones pero casi mejor que no.

Claro que si algo nunca olvidaremos será la bofetada de Markel a Ander. El ex del Zaragoza provocó la ira del jugador de la Real tras pegarle dos patadas en el suelo a Illarramendi cuando el árbitro ya había pitado falta. Algo que hizo Apoño hace dos semanas por cierto. Ander le soltó la mano a Markel y se fue calentito con la respuesta del '5' realista. El '21' sólo pudo llorar y tirarse al suelo porque jugando a fútbol quedó en evidencia como lleva quedando en evidencia todo el año, que es más producto de la prensa que de su fútbol.

Señor Urrutia. Sé que usted no veía los partidos de la Real, pues ayer vio uno, de lo más ramplón la verdad, y nos sirvió para darles en la boca. No nos hizo falta jugar en superioridad porque once contra once somos infinitamente superiores a día de hoy.

La Real durmió ayer quinta. Sí, quinta. Una plaza que tendrá premio en forma de previa de Champions si la UEFA se mantiene firme con el Málaga que está 4º con dos puntos más. Prieto lo dijo en la COPE: "Nos hace ilusión y vamos a luchar por la Champions". 

XP capitán, oh mi capitán, no te diré que no. Ojalá, ojalá...

0 comentarios:

Publicar un comentario