lunes, 18 de febrero de 2013

RSO 1-1 LEV: La Real se duerme (en Europa)




No fue un buen partido, la Real se puso por delante sin merecerlo por un penalti así así que si lo pitan en contra nos habría enfadado. Hay contacto sí pero puede ser fuera del área o puede incluso ser más buscado por el azteca que por Karabelas.

Después, un error clamoroso de Chory al defender costó el empate a una Real que no estuvo en el partido al nivel que se le debía exigir. El equipo pecó de indolente igual que en la segunda mitad en La Romareda sólo que en la capital maña el resultado era favorable y ayer no.

Philippe Montanier apostó por un once incomprensible a tenor de lo visto en La Romareda. El Levante venía de jugar el jueves un duro partido de Europa League frente al Olympiakos y sólo por eso, la Real tenía que meterle velocidad al fútbol, pero Montanier optó por Markel en lugar de Pardo.

No fue un mal partido del '5' elgoibartarra pero es incapaz de jugar a un solo toque, lo que le quita velocidad a un fútbol de por sí lento ayer. A su lado, un omnipresente Asier Illarramendi que está en su mejor nivel y volvió a ser de los más destacados. 

Además, Montanier retomó la incomprensible manía de sentar al goleador de la semana pasada con Imanol Agirretxe que sentó a Chory Castro mientras Griezmann, que sigue ausente, fue titular y jugó los noventa minutos cuando no merece ir ni convocado. 

JIM planteó un choque rocoso, un clásico partido del Levante y le ganó la partida a Montanier que también planteó más choques de los que la Real necesitaba para ganar.  El técnico granota optó por rotar respecto a la Europa League pero muchos de los titulares jugaron el jueves.

El partido comenzó de ida y vuelta y paulatinamente fue a menos. En un parón de buen fútbol la Real se aprovechó de un buen corte de Mikel González que asistió a Vela quien fue objeto de penalti. Hernández Hernández iba a amonestar -incorrectamente- al azteca pero su asistente señaló el punto fatídico. Hay contacto pero puede ser fuera, hay contacto pero puede no ser suficiente para indicarse el penalti. Lo cierto es que Vela anotó su décimo gol batiendo a Keylor Navas.

Con el 1-0 la Real dominó de cabo a rabo el partido hasta el empate. El 1-1 llegó tras una buena subida de Lell en la que Chory cometió un error por estar donde él no sabe estar. Atropelló al lateral alemán y se indicó la segunda pena máxima de la mañana. Míchel no engañó a Bravo pero su penalti iba tan bien lanzado que hizo inútil la estirada del meta chileno. 

Antes del descanso pudo irse ganando la Real y ciertamente lo mereció. Vela falló un gol claro al rematar al muñeco un centro de Carlos Martínez y poco después Griezmann falló una clara ocasión a un metro de la línea tras un gran servicio de Vela. Si hubiera sido Agirretxe el rematador primero no habría fallado y segundo, de haber fallado, se lo habrían comido. 

Nada más comenzar la segunda mitad continuó la histórica racha de expulsiones a favor de los realistas. Le tocó a Nikos Karabelas que había visto una amarilla por el penalti e hizo una entrada tardía al azteca y se llevó la segunda más que justamente. 

La Real no aprovechó la superioridad y firmó su tercer empate en la racha de ocho partidos en superioridad, algo que frena la escalada de una Real que, a pesar de empatar partidos que debió ganar, es ya sexta. El equipo de Montanier pecó de falta de cambio de ritmo y trotó hasta el final. Las ocasiones más peligrosas llegaron de disparos lejanos de Griezmann y Chory además de un fallo clamoroso -otro más- del francés en un mano a mano en el que inexplicablemente acabó por no disparar. Pardo pudo hacer el 2-1 pero su remate en semifallo en posición inmejorable no inquietó a Navas.

En el otro lado, Míchel estuvo a punto de dar un susto a la parroquia local con un zurdazo que hizo lucirse a Claudio Bravo. Un disparo lejano de Diop también precisó de una gran respuesta del meta chileno que acabó por salvar un punto para los realistas.

Para acabar, la Real tiró su última ocasión de peligro por culpa de Alberto De la Bella. Además de no poner un buen centro, ni siquiera el último sin ninguna oposición, el lateral catalán echó por la borda la última ocasión al quedarse en fuera de juego en una falta lanzada por Pardo. Clama al cielo que este señor siga siendo titular. No defiende, no sabe centrar y sube sin cabeza ni sentido táctico. 

Las derrotas de Betis y Rayo permitieron a los de Philippe Montanier dormir en sexta posición y llegar en puestos europeos al derby de San Mamés. Los bilbainos quedan a 11 puntos de los txuri urdines antes del último derby en San Mamés. 

0 comentarios:

Publicar un comentario