lunes, 15 de abril de 2013

RAY 0-2 RSO: Otros diez minutos de ciclón



La Real continúa firme en su camino hacia Europa y ayer finiquitó el partido en Vallecas en catorce minutos para enmarcar.

Desde el comienzo del partido hasta el minuto quince, los realistas marcaron dos goles y pudieron marcar otro más tras una gran internada de De la Bella que no encontró rematador. Tal fue el ciclón realista que Paco Jémez realizó dos cambios a los quince minutos sustituyendo a Lass y Tito que no pudieron parar a De la Bella y Griezmann quienes fueron dos puñales para ellos.

Nada más comenzar el partido una preciosa jugada que comenzó Bravo con un golpeo en largo a punto estuvo de significar el primer gol. Griezmann la tocó a bote pronto, Illarramendi se la puso a De la Bella y el centro del catalán no pudo rematarlo Vela con la oposición de Casado.

Otro golpeo en largo de Bravo le sirvió a Griezmann para dejar solo a De la Bella en el área. El pase atrás del lateral realista lo aprovechó Agirretxe para hacer el primero de la mañana para desatar el júbilo de los 2.000 realistas presentes en Vallecas. 

Corría el minuto 6 y el partido se ponía muy de frente para los de Montanier que además ya se sabe que nada más marcar un gol...desatan la tormenta perfecta txuri urdin. Ocho minutos después y otra vez por la izquierda llegó el gol. Fue Xabi Prieto el que asistió a Agirretxe que empujó en boca de gol. Una falta mal lanzada por Illarramendi, el balón que llega a Carlos Martínez que sin pensárselo cuelga el esférico hacia el flanco izquierdo. Prieto la bajó con un control marca de la casa y un pase medido para el 0-2.

Después no hubo partido. O casi. Hubo tiempo para que un linier miope como pocos se comiera dos faltas claras en la banda derecha del ataque realista. Primero fue Vela el que se llevó el viaje de Figueras mientras el linier pitaba córner y después fue Prieto el que fue objeto de un claro penalti por parte de Gálvez....aunque el linier tampoco quiso verlo.

Al descanso se llegó con el 0-2 gracias a De la Bella que salvó un gol cantado de Leo tras una jugada maravillosa de Piti en la que dejó sentados a Carlos Martínez y Mikel González. 

La segunda parte fue la de las cabalgadas de Vela. El azteca se puso el mono de faena y fue objeto de constantes faltas por parte de los rayistas hasta que Montanier le sustituyó. No pudo marcar pese a intentarlo en una buena ocasión tras un conducción suya. Mención especial merece ayer la labor defensiva de Vela. Se le exigen goles y asistencias pero ayer fue clave para tapar más de una subida de Casado y eso demuestra que está implicado como el que más. Gran trabajo de Montanier en ese aspecto.

Durante los segundos cuarenta y cinco minutos volvieron Chory Castro y Elustondo tras varios partidos de baja. El jugador de Beasain estuvo cerca de hacer el tercero tras una gran contra llevada por Alberto De la Bella que le dejó solo. Su zurdazo se fue desviado.

El equipo demostró un hambre y un temple especial. Hambre para matar el partido nada más salir y temple porque no sufrieron, porque el Rayo, salvo pocas excepciones, no creó peligro en la meta de Bravo. El equipo está muy hecho y ayer además contó con el apoyo de 2.000 fieles en las gradas de Vallecas, 2.000 personas que volvieron contentas a sus casas, que vivieron un hermanamiento que sólo es posible en Vallecas. 

La Real sigue cuarta y seguirá en esa posición hasta dentro de dos semanas cuando el Valencia visite Anoeta. En el Reyno de Navarra habrá que luchar sin Illarramendi que ayer volvió a escandalizar con su fútbol, pero tenemos cuatro puntos de margen con Valencia y Málaga...que juegan entre ellos la semana que viene. Del Bosque estuvo viendo a la Real ayer, mucho ha tardado señor Marqués, mucho.

0 comentarios:

Publicar un comentario