Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

lunes, 27 de mayo de 2013

RSO 3-3 RM: El uno por uno



Bravo -: No creo que tuviera nada que hacer en los goles y no tuvo que realizar ninguna parada. Bien con el balón en los pies las pocas veces que lo tuvo.

Carlos Martínez 5: El mejor lateral derecho de la liga en este momento. Ayer afinó la puntería y puso un sinfín de centros medidos y precisos al área madridista. Asistió en el 2-2 y puso a Agirretxe el balón que después Prieto remató en el 3-3. Fue un auténtico martillo pilón que no cesó de hacer sangre por la banda de Marcelo.

Mikel González 1: Falló en el momento clave, en el que no podía fallar. Suele tener un error grave al año y todavía no lo había tenido. Le tocó ayer. Mala suerte. No queda otra que animarle. Su temporada sigue siendo espectacular.

Iñigo Martínez 2: Le faltó contundencia en el 2-3 pero no cometió ningún error de bulto. Bien con el balón en los pies.

De la Bella 1: Igual que Iñigo falla en el 2-3 al ponerle la alfombra roja a Khedira tras el magistral pase de Özil. Ve llegar a Callejón en el 0-2 y no intenta ni estorbarle. Bien en ataque.

Markel 1: Su error en el primer gol es el de siempre. Por jugar con la marcha atrás metida. Tuvo varios errores con el balón en los pies, fallos de colocación y cómo no, una amarilla evitable por embestir a un rival en una jugada que no conllevaba peligro. Se jugó la segunda con Marcelo.

Illarramendi 4: En los 70 minutos en los que estuvo el equipo notó su aportación. Como siempre que está. Es el futbolista más determinante de la Real desde el año pasado y ayer, a pesar de jugar con limitaciones, volvió a demostrar lo importante que es.

Chory Castro 3: No dejó de intentarlo, sobre todo en la primera mitad, pero no es Vela y no tiene la facilidad del azteca para jugar a banda cambiada. No debió ser el primer cambio pues pone el balón parado mucho mejor que Griezmann.

Prieto 5: Dos goles que bien pudieron ser tres -otra vez- si a Diego López no le da por hacer una de las paradas de la liga con su testarazo entrando en carrera. Brillante actuación. Dejó sin palabras a aquellos que le tildaban de poca sangre.

Griezmann 4: Mal a balón parado poniendo varios córners que no encontraron rematador pero generoso en el esfuerzo y peligroso arriba. Marcó un gol, le quitaron otro injustamente y se topó con López en la 1ª parte. Debió buscar a Chory en la jugada en la que dribla al meta merengue.

Agirretxe 4: Le faltó el gol porque todo lo demás lo hizo perfecto. Pudo marcar de cabeza dos veces, con una volea tremenda...y al final se fue con una bonita asistencia. Fue un quebradero de cabeza por arriba para el Madrid.

Ifrán 3: Le dio chispa al equipo y el 3-3 que no sube al marcador viene de su obstinación y su insistencia y presión. Bien buscando un disparo duro en la falta que lanzó y que debió suponerle la segunda a Khedira y en el pase a Carlos Martínez en el 2-2.

Zurutuza -: Sin tiempo y sin físico

José Ángel 3: Sólo puso un centro pero lo puso en el área pequeña en la cabeza del '9'. Como debe ser. Ojalá siga...

Montanier 3: La gente se olvidó de despedirle por cómo estaba el partido y no era para menos. No entendí como llevo meses sin entender, que Markel juegue contra equipos que no te van a disputar la posesión. No entendí que el cambio de Zurutuza no llegara antes si Illarra no podía y Markel estaba con tarjeta. No debió quitar a Chory, creaba mucho peligro a balón parado. 

RSO 3-3 RM: Delantera de Champions, defensa de Europa League



La Real Sociedad dijo adiós a prácticamente todas sus oportunidades de Champions y quedó a expensas del milagro que supondría que el Valencia -que desde la vaselina de Agirretxe no recibe un gol- perdiera o empataran en el Pizjuán.

No fue por demérito de la Real, o no por demérito de todos, pues el partido de ayer la Real mostró dos caras bien diferenciadas. Por un lado un ataque sublime, capaz de crearle diez ocasiones claras a todo un Real Madrid y por otro lado una defensa nefasta que ayudó en los tres goles del equipo blanco como ya ayudara en otros tres en el partido de ida. 

Philippe Montanier optó por la opción lógica de Chory Castro como sustituto del sancionado Carlos Vela y situó a Illarramendi, a pesar de sus molestias, en la medular junto a Markel Bergara. Cualquiera que haya visto un partido del Real Madrid de Mourinho en estos tres años sabe que los blancos no son de los que te discuten la posesión, pero Montanier quiso dar más presencia al mediocampo con Markel en lugar de optar por un pelotero como Rubén Pardo ante la peculiar situación física de Zurutuza que entró más adelante. 

Casi sin tiempo para plasmar en ocasiones la superioridad en posesión del equipo local, Higuain adelantó a los suyos gracias a Markel y Mikel González. El pivote, por esa tendencia natural suya a dar el esférico para atrás metió en un marrón al central arrasatearra que se quitó el balón de encima como pudo y dejó al argentino solo delante de un Bravo vendido. Si Markel se hubiera dado la vuelta, sin regates ni pidiéndole nada que un jugador de Primera no deba saber, sólo dándose la vuelta la salida del balón habría sido clara pues Callejón e Higuain ya habían quedado fuera de la presión, pero la lió, como en Getafe, como contra el Granada...

Tocó remar contra corriente y si la Real fue perdiendo al descanso fue únicamente por Diego López. El portero lucense paró todo lo parable -incluida alguna parada de mucho mérito- a Griezmann y a Agirretxe.

El delantero usurbildarra fue el primero en buscar el empate a 1. Dejó sentado a Carvalho en el área y trató de marcarle a Diego López por alto pero el balón le botó y se fue arriba. Fue la primera ocasión clara del equipo realista. Mikel González tuvo la siguiente tras un córner. El central de la Real bajó un balón a ras de suelo tras un claro penalti de Albiol por controlar con la mano...y su disparo se fue por el lateral de la red. 

La primera parada de Diego López llegó a disparo de Griezmann. Un gran centro de Carlos Martínez que no encontró rematador le llegó a Illarra que lo puso en la cabeza del delantero de Macon que se estrelló,a pesar de disparar a bocajarro, con el portero del Real Madrid que sacó una mano brillante.

Tras otro córner llegó una nueva oportunidad. Otra vez un gran centro de Carlos Martínez, un gran testarazo de un realista y una mano espectacular de Diego López. Era la cuarta ocasión desperdiciada por la Real. Después un testarazo de Griezmann se encontró con la cabeza de Essien para irse al descanso con un injusto 0-1 en el luminoso.

La Real empezó la segunda parte dormida. Agirretxe tuvo una clara ocasión después de un saque de portería de Claudio Bravo -después de que González González pitara fuera de juego en el saque de meta anterior del chileno- pero también se topó con Diego López. Fue la parada de más mérito del portero de Lugo pues el disparo de Agirretxe fue un misil que se colaba...pero no entró. 

Con una Real dormida vaya usted a saber porque, el Madrid dominó el partido en el inicio de la segunda parte. En esas, Kaka' encontró a Callejón ante la pasividad de De la Bella e hizo el 0-2 que cayó como un jarro de agua fría en Anoeta. Entonces empezó a llover.

La Real se tiró a tumba abierta en un duelo que empezaba a tener tonos épicos con la lluvia. La mano de Khedira metió a la Real en el partido como las de Diego López le habían apartado. Claro penalti del pivote alemán y Xabi Prieto que recortaba distancias desde los once metros. Diego López se estiró y casi la para pero por fin se le pudo batir.

Diego Ifrán dio ese punto de chispa que necesitaba el equipo realista en ataque. El charrúa estuvo cerca de empatar el choque al lanzar una falta directa que Diego López despejó como pudo. Poco antes de la misma, Griezmann pudo empatar el partido tras una grandísima asistencia de Agirretxe. El de Macon regateó a Diego López pero no encontró portería. Incluso en esa jugada -sin tocar balón- fue determinante el portero del Real Madrid que salió perfectamente a los pies del galo.

Precisamente fue Ifrán el que encendió la mecha del empate. Un gran pase suyo a Carlos Martínez le sirvió al de Lodosa para regalarle el segundo tanto a Antoine Griezmann. Quedaban 15' y la Real ya había hecho lo más difícil.

Claro que minuto y medio después la defensa volvió a regalar un gol. Ozil y Khedira triangularon en la frontal ante la atenta mirada de Markel y la complicidad de De la Bella e Iñigo Martínez para que el pivote madridista -que se podía haber ido a la caseta por la falta que le hizo a Ifrán que le debió costar la segunda amarilla- hizo el 2-3 ante la salida de Bravo. Casi sin querer el Madrid se ponía de nuevo por delante con diez minutos por delante. 

Xabi Prieto buscó el empate con ahínco. Primero se topó -cómo no- con Diego López que despejó a córner un remate de cabeza del capitán realista a centro de Iñigo Martínez y después fue Agirretxe el que no encontró portería tras un gran centro de José Ángel. Finalmente fue el propio Prieto el que marcó el 3-3 en el minuto 92. Quedaba medio minuto de los tres que había indicado el árbitro pero González González, el mismo trencilla que no vio falta cuando Zigor le rompió la tibia y el peroné a Díaz de Cerio, pitó el final nada más cumplirse el 93' a pesar de que se había perdido tiempo con el gol. 

Poco antes del final, el mismo árbitro al que nadie suspende en sus crónicas hoy, anuló por fuera de juego un gol legal a Antoine Griezmann que quién sabe, podría haber cambiado mucho la historia. El jugador galo, en posición adelantada batió a Diego López -con la derecha y por toda la escuadra- tras recibir el balón de un jugador del Real Madrid que se interpuso en el despeje de Nacho. 

Se escapó el partido. Un partido que nunca debió empatar la Real pues pudo hacer media docena de goles con facilidad. Sólo Diego López, ex portero de ese Sevilla que nos puede abrir las puertas de la Champions rascándole algo al Valencia, evitó la goleada.

Es curioso que ayer la defensa, la línea que nos ha permitido dar un paso al frente durante todo el año, fallara estrepitosamente y nos hiciera sufrir para sacar un empate. Un empate con sabor a victoria para unos, un triste empate para otros que supimos al mismo tiempo que Callejón se besaba el escudo en Anoeta, que Soldado había adelantado al Valencia en Mestalla con la colaboración de Roberto, meta del Granada que no estuvo tan inspirado como Diego López en Anoeta.

domingo, 19 de mayo de 2013

SEV 1-2 RSO: El uno por uno



Bravo 5: No tuvo ningún error. Sobresaliente por arriba y seguro en todo momento. Sensacional con el balón en los pies una vez más. No pudo hacer nada en el gol y tuvo dos buenas actuaciones a disparos de Rakitic y Gary Medel.

Carlos Martínez 3: Sufrió en la primera parte más con Rakitic que con Perotti pero en ataque su centro con la zurda valió la victoria.

Cadamuro 3: Un par de errores que debe pulir pero aprobado en su debut en su sitio. Le tocaba defender a Negredo y eso no es fácil pero otro día esos errores pueden costar caros...

Iñigo Martínez 3: Tuvo un error poco habitual en él en la primera parte y que permitió al Sevilla tener una clara ocasión. Por lo demás un partido sin complicaciones, expeditivo al corte y sacando el balón como había que sacarlo.

De la Bella 2: A estas horas sigo sin explicarme qué hacía dos metros por detrás de los centrales en la jugada del fuera de juego de Medel. Esos errores han costado caro otras veces y sigue sin pulirlos. En ataque muy bien pero es lateral.

Markel 2: Dejó evidencias de su falta de fútbol en más de una ocasión. Cometió errores absurdos regalando faltas como la última. Estuvo bien en la destrucción pero tiene que tener más calma con el balón en los pies. No siempre hay que ir hacia atrás, sobre todo cuando tienes un rival en tu espalda y nadie delante.

Illarramendi 5: Cuando se cayó al suelo temblamos todos. Estará contra el Madrid si no pasa nada raro y es la mejor noticia. Partidazo como siempre. Omnipresente. Sobresaliente. Crack. Es el faro de la Real, el que da sentido a todo.

Prieto 3: De más a menos aunque dejó un gran detalle en la segunda parte dejando solo a Vela contra Beto. 

Griezmann 4: Falla en el gol del Rakitic al verle solo y no taparle el tiro pero empezó enchufado y acabó con gas. Está de dulce.

Vela 1: Todo lo contrario a Griezmann. No está. Se ganó la quinta amarilla por un error de infantiles que le puede dejar sin jugar contra el Madrid. Falló una ocasión de esas que fallaba en el inicio de temporada y acabó pidiendo oxígeno sin ayudar a De la Bella en defensa.

Agirretxe 5: Todo lo que toca lo multiplica. Marcó un gol de crack, de jugador en racha y estuvo cerca de hacer el segundo. Dejó solo a Vela con un cabezazo y a Estrada tras una jugada de dibujos animados. Debería estar en la Confederaciones.

Montanier 1: El once fue el esperado y acertó al poner a Cadamuro más ágil que Ansotegi, con Negredo pero su nula lectura de partido nos pudo costar caro de nuevo. Sacó a Estrada como muestra de lo tozudo que es y tuvo errores de principiante. Estrada entró con un córner en contra y faltando menos de cinco minutos y teniendo dos cambios hizo los dos de golpe...con otro córner en contra. La lógica decía que entrara Ros por Illarra lesionado y al minuto siguiente Chory por Griezmann pero su lógica y la del resto son diferentes...

SEV 1-2 RSO: Golpe de autoridad en Sevilla



La Real empezó el partido en el quinto puesto a tres puntos de un Valencia que ya había ganado en Getafe a las 20:00 horas. No tenía buena pinta el partido cuando Rakitic aprovechó un regalo de Griezmann para hacer el 1-0 pero la Real se rehizo y nos recordó al equipo solvente que ha hecho soñar a una provincia entera.

Philippe Montanier pudo contar de nuevo con Asier Illarramendi y la vuelta del de Mutriku se notó mucho. Estaba en todos lados y como dijo Sarabia al final del partido cuando a Illarra se le subió la bola: "es que ha dado la vuelta al campo tres veces".

Cadamuro ocupó el lugar de Mikel González y salvo por un par de fallos cuajó un gran partido. Le tocó bailar con la más fea, con Álvaro Negredo y eso nunca es fácil pero el defensa argelino, que después de muchas vueltas por fin jugó en el primer equipo en su sitio, aprobó con nota el choque. 

Rakitic adelantó a los suyos en el minuto nueve tras un error en cadena de la defensa txuri urdin. El propio mediocampista croata empató el partido al desviar hacia la red un centro botado por Illarramendi en el 16'. Que el empate llegara tan pronto permitió a la Real no caer en la ansiedad ni ser conscientes más que cinco minutos de que la Champions se escapaba con el 1-0.

El equipo de Montanier había salido mejor y con el 0-0 Griezmann ya había tenido dos buenas ocasiones para adelantar a los suyos. Álvarez Izquierdo ya había sacado de quicio a ambos equipos tras no amonestar a Kondogbia que había agredido a Prieto en un balón dividido. No quiso sacarle la segunda al filo del descanso al galo cuando le soltó una patada a Illarramendi desde el suelo. El trencilla le miró, le dijo que lo había visto...pero no quiso expulsarlo.

En el minuto 24 Agirretxe demostró que sigue estando a un nivel de selección y marcó el 1-2 aprovechando un gran servicio de Carlos Martínez desde la derecha. El propio Agirretxe pudo hacer el 1-3 en la primera parte tras bajar con precisión un pase de Griezmann y toparse con Beto. Rakitic y Medel pudieron empatar aprovechando errores defensivos de la Real pero ambos se encontraron con la mejor versión de Bravo.

Durante la primera parte Fernando Navarro vio una amarilla clara por evitar una contra de Vela. Álvarez Izquierdo no estimó oportuno mostrarle una tarjeta antes cuando cortó con un agarrón una contra de Prieto tras un córner a favor del Sevilla. 

Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron un quiero y no puedo del Sevilla ante una Real que quería matar a la contra. Vela pudo hacerlo pero culminó su mal partido -además de con la estúpida acción que le costó la quinta amarilla- con un fallo ante Beto que nos costó el sufrir hasta el final. Agirretxe vio la amarilla en una jugada en el que salta limpiamente y le gana a Navarro la acción dejando solo a Vela dentro del área. El propio delantero de Usurbil fue objeto de un penalti de Navarro exactamente igual que la falta que le costó la amarilla al campeón de Europa en 2.008. 

Reyes se fue a la calle al ver la roja directa por una airada protesta tras un fuera de juego escandaloso señalado a Gary Medel. Como ocurriera la semana pasada en el Betis - Celta se señaló un fuera de juego que no era por tres metros. El equipo de Emery empujó con más corazón que cabeza y con una agresividad al límite del reglamento que permitió el trencilla. Además la mala lectura del partido por parte de Montanier que volvió a dar entrada a Dani Estrada por Carlos Vela sacó de quicio a los realistas que ya no tenían uñas de los nervios. 

Illarra acabó el partido acalambrado y tuvo que entrar Ros. Es curioso que en dos partidos locos como el del lunes y el de ayer, Rubén Pardo no haya jugado un solo minuto teniendo en cuenta que nadie mejor que él templa el juego de la Real cuando Illarramendi no está.

Álvarez Izquierdo estuvo mal. Se tragó un penalti de Markel a Cala y el fuera de juego de Medel pero también estuvo mal para la Real. No amonestó a Alberto nada más empezar tras una dura entrada a Vela en la que no se señaló ni falta, no expulsó a Kondogbia cuando pudo hacerlo hasta en tres ocasiones, pitó una falta de Agirretxe que no era cuando Vela se iba solo ante Beto y no quiso ver el penalti que le hicieron al '9' realista. 

La Real dio un golpe en la mesa y mandó un mensaje de serenidad y calma al Valencia que ya se veía cuarto tras un partido poco disputado en Getafe en el que el equipo azulón tiró una vez a puerta ante su público. Quedan Real Madrid y Deportivo y habrá que ganar los dos, pero ¿quién cree que no se puede?

martes, 14 de mayo de 2013

Montanier repite sus errores



Ayer volvimos a ver una serie de catastróficas decisiones que desembocaron en una amarga derrota. Porque el empate de ayer, tal y como estaba la cosa, es una derrota. 

Montanier volvió a tener unas decisiones erróneas que no es la primera vez que comete.

a) Un once extraño: A casi nadie le pudo gustar el once pero no podemos criticarle por querer poner de inicio todo el talento de golpe. Sí le podemos criticar por desequilibrar el juego, por jugar con un único pivote. Más aún tras el 2-1 cuando la tendencia natural era de buscar el control con un pivote y él hizo lo que no debía hacer.

b) Pésima lectura de partido: Todos sabíamos lo que iba a pasar y lo que iba a necesitar el equipo pero claro Montanier quiso poner su sello a todo. Unos cambios vergonzosos que además acabaron desquiciando a todos. Una tendencia nociva a meter el culo atrás que acabó con un lateral derecho jugando de extremo izquierdo.

Nadie entendió que no entraran Zurutuza y Pardo de primeras pero sabiendo que el colorado no estaba disponible que no entrara el riojano le debía costar la cabeza al galo.

Que entrara Estrada a jugar de extremo en lugar de Cote que es zurdo es una muestra más de que no sabe llevar el grupo con determinados jugador, como por ejemplo el asturiano.

El partido pedía calma y Montanier se la jugó a un todo o nada. Salió nada, claro. En vez de guardar la ropa tras tanto nadar decidió seguir nadando y al final le ahogaron en la orilla tras un error defensivo.

c) Defensa por acumulación: Todos sabemos que la mejor manera de defender es teniendo el balón, pero a Montanier le gusta más sacar el autobús y convertir a su defensa en un frontón que despeja todo lo que le llega...o todo lo que puede como ayer. En el minuto 94' el equipo defendió en el punto de penalti una falta que Roberto lanzó desde su propio campo. Es una tendencia que se viene repitiendo en la Real desde hace años y que lamentablemente ha costado muchos puntos desde hace tiempo.

d) Montanieradas: Se llaman así a sus bromas de mal gusto. Llamo broma de mal gusto a salir con Markel y Elustondo en Pamplona -esos dos puntos que se perdieron ahora mismo serían vitales- a sentar al Chory en Getafe tras el partidazo que hizo contra el Valencia y a cada decisión que toma en la medular cuando Illarramendi no está. No nos engañemos, ha tenido "suerte". "Suerte" de que ciertos jugadores estuvieran indispuestos en algunos momentos, lo que hizo que jugaran otros mejores en sus puestos y ahí empezó la racha.

Llamo Montanieradas a tener a Ifrán casi apartado y ahora ponerlo de extremo derecho cuando se ha demostrado que no sabe jugar en la banda. Montanierada a defender con el culo en el área pequeña cuando sólo ha salido bien contra el Atlético de Madrid y de casualidad.

Llamo Montanieradas a cambiar el sistema (4-2-3-1) que tan bien había funcionado. ¿Por qué ayer un 4-1-4-1? ¿Por qué permite a Markel que suba al córner al final cuando es pivote único? En Getafe también optó por un trivote cuando ese sistema no funcionó el año pasado y rara vez ha funcionado durante esta campaña. Con lo bien que iba el doble pivote y va Montanier y lo cambia. Que para algo él es entrenador de Primera y nosotros no.

Otra sería la inclusión de Cadamuro en el once de Pamplona. El mejor lateral zurdo de la plantilla no sólo no es titular, es el tercer lateral del equipo por detrás de De la Bella y Cadamuro que ni siquiera es lateral. 

Por todo esto y alguna cosa más, sigo creyendo que la Real es cuarta a pesar de Montanier y que el técnico galo no puede seguir en la Real. 


RSO 2-2 GRA: El uno por uno



Bravo 5: ¿Qué más podía parar? Una mano antológica a Nolito, otra gran parada al delantero andaluz, una a Brahimi...y además acertado con los pies.

Carlos Martínez 2: Bien en ataque aunque su partido en defensa fue malo. Estuvo lento en el 1-1 y antes del 2-2 no estuvo donde tenía que estar en una ocasión en la que casi marca Nolito.

Mikel González 2: Defendió todo lo que pudo aunque falló claramente en el 2-2. De ninguna manera puede dejar que Aranda controle de pecho ese balón.

Iñigo 4: Igual que Mikel. Defendió y defendió hasta que llegó el gol de Recio. Mientras el equipo reculaba se mantuvo firme.

De la Bella 4: Excelente en ataque aunque sobró la jugada en la que se lesiona...porque es lateral y no debe subir en el 88' con esa alegría estando la cosa como está.

Markel 2: Bien destruyendo, nulo construyendo. Un error suyo le cuesta a Mikel González no jugar en Sevilla. Es incomprensible que un centrocampista táctico actuando de pivote único se vaya al córner en el 90'.

Griezmann 5: Acabó fundido porque estuvo subiendo y bajando todo el rato. Quiso parar la contra del Granada e hizo la falta del 2-2. Le faltó el gol.

Vela 3: Menos acertado que otros días y también más individualista. Marró una clara para el 3-1 por querer meter él el gol.

Chory Castro 5: Cada vez que sale cumple y yo no le habría quitado hasta más adelante pero...asistencia otra vez.

Prieto 4: Al igual que Griezmann bajó mucho a recibir y creó fútbol por lo que acabó sin aire. Estuvo muy participativo en la primera mitad.

Agirretxe 5: Tres remates. Dos goles. Un poste. Un delantero top. Está de dulce y se lo merece por lo que le ha costado ser el '9' de la Real.

Ifrán -: Poca gente querrá que siga en Anoeta después de la jugada anterior al 2-2...

Estrada -: Pudo marcar

Cadamuro -: Sin tiempo

Montanier 0: Le pondría hasta nota negativa. Su planteamiento fue kamikaze y salió bien pero cualquier entrenador con medio dedo de frente habría intentado tener el balón. El equipo no sabe defender por acumulación y él sigue sin saberlo. Permitió que se reculara con unos cambios difícilmente explicables. No seguirá en la Real porque no debe seguir.


RSO 2-2 GRA: Montanier regala el colchón


Si bien hace dos semanas, tras arrollar al Valencia, todos pensábamos que la cuarta plaza sólo se nos podía escapar a nosotros y que de caer a la quinta sería más error nuestro que acierto ché pues bien en esas estamos.

Hemos gastado las dos balas que teníamos para fallar y Montanier ha vuelto a ser ese entrenador que Anoeta quería al otro lado de la frontera. Empezó en Pamplona aunque el colchón de puntos permitía ese tropezón que fue tirar el partido del Reyno pero se equivocó en Getafe y más ayer, más que nunca diría yo, frente al Granada.

No sé qué tiene el Granada que consigue sacar lo peor del de Vernon. Si el año pasado nos deleitó con una alineación infame con seis defensas, dos pivotes, un extremo y un delantero lo de ayer no tiene nombre. No parecía buena idea salir de inicio con Chory, Vela, Griezmann y Prieto por delante de Markel pero el partidazo del galo y del capitán bajando a recibir constantemente hizo bueno el planteamiento que valió para irse 2-1 A partir de ahí Montanier demostró su habitual cintura para atajar los regates del rival y Alcaraz le hizo un roto que se veía venir.

El partido se puso muy pronto de cara pues Agirretxe aprovechó un regalo de Chory Castro para hacer el 1-0 en ligero fuera de juego en el minuto 9. El partido, la clasificación, todo invitaba a la fiesta en Anoeta pues la Real había salido mucho mejor y se estaba cenando al Granada.

Un error de Carlos Martínez permitió que El Arabi anotara con un buen zurdazo el empate en el primer acercamiento de los nazarís. Anoeta llevó en volandas a un equipo que dio sensación de poder marcharse con más de un gol de diferencia al descanso pero el gol se resistió hasta el final.

Griezmann lo intentó en repetidas ocasiones desde la frontal y Vela estuvo excesivamente individualista en más de una ocasión por lo que la Real tuvo que esperar hasta el 44' para adelantarse de nuevo. Fue Agirretxe, no podía ser otro, quien anotara el gol con un precioso tanto con el pecho culminando una buena contra y un gran centro de Vela. 

Con el 2-1 al descanso cualquier persona normal sin título de entrenador nacional, ni siquiera de infantiles, habría optado desde su butaca por bajar el ritmo, controlar el esférico. Eso en la Real tiene nombre y apellidos. Es Rubén Pardo el que tiene que salir para controlar el partido pero no, Montanier que sí que tiene el título siguió en sus trece, catorce y quince y mantuvo a Markel como único pivote mientras el equipo se ahogaba.

Agirretxe pudo marcar el tercero en varias ocasiones y él y Vela se toparon con el palo en una ocasión. Cuando llegó la de Vela, Montanier ya había cometido su primer error. Puso a Ifrán por Chory cuando el partido pedía a gritos un mediocampista. Después en rueda de prensa admitió que Zurutuza no estaba disponible pero no meter a Pardo es un delito estando el partido como estaba.

Claro que hablando de delitos está el segundo cambio. Estrada por Vela. Ni más ni menos. Tu mejor jugador, pichichi del equipo se va y entra un lateral diestro para jugar de extremo izquierdo. Lo que se suele llamar un cambio coherente. Montanier le mandó así otro dardo a José Ángel que ya sabe que sólo jugará salvo catástrofe del resto de sus compañeros. 

Con el 2-1 Alcaráz tiró para arriba ya que al Granada le iba la vida en el empate. Dio entrada a Buonanotte y Aranda y el equipo lo notó. El mediocampo de la Real se partió y el equipo se rompió en mil pedazos donde Mikel, Iñigo y en última instancia Bravo trataban de salvar los tres puntos como pudieran. Pudo marcar Nolito con un derechazo bestial que despejó Bravo a mano cambiada. El propio delantero del Benfica pudo hacerlo en el mismo córner  y se topó con Bravo de nuevo y después no llegó por poco a un buen balón de Nyom.

Entre tantas, Buonanotte tuvo dos buenas ocasiones abortadas por la pareja de centrales de la Real que achicaba agua mientras Gipuzkoa entera se jugaba la taquicardia. Estrada pudo hacer el 3-1 si no llega a ser por una gran parada de Roberto pero el resultado final se veía venir. 

Durante los cuatro minutos de descuento, ya con Cadamuro en el campo por la lesión de De la Bella, la Real siguió metiendo el culo en el área pequeña. Markel perdió un balón por estar donde no tenía que estar haciendo cosas que no sabe hacer, es decir, ir al córner a tratar de perder tiempo cuando con el balón en los pies es lo que es. Perdió el esférico y al cortar la contra Mikel González vio una amarilla que le impide jugar en Sevilla el sábado.

Después llegó Ifrán. No estaba siendo su peor partido pero se puso la cruz él solito en el 92. En un dos para tres trató de zafarse de la defensa para marcar su golito como siempre intenta. Falló y perdió la bola y lo que fue más grave: se desentendió del juego, del esférico en lugar de hacer falta rápida. Esa falta la hizo Griezmann en medio campo y vio la amarilla. Roberto colgó el balón al área pequeña donde Aranda la bajó de pecho y Recio hizo el empate a dos.

La Real deja escapar la Champions y aunque sigue cuarta necesita ganar los tres partidos pues poca gente duda de que el Valencia ganará los partidos que le quedan con la facilidad con que ganó ayer en Vallecas. Por mucho que la Real hizo ocasiones de sobra para ganar, no es menos cierto que si el gol de Recio hubiera llegado cinco minutos antes bien se podía haber perdido el partido. El año que viene se volverá a Europa y no es un éxito, es una confirmación de lo que muchos veníamos diciendo desde hace tiempo que es que este equipo tiene nivel europeo. Después de tener la Champions en la mano va a doler abandonar la cuarta posición, esperemos que vuelva Illarra, el único jugador de la Real capaz de jugar de pivote único.

¡Ah! Philippe para la próxima. De todas las veces que has intentado aguantar un resultado por acumulación de defensas sólo te ha salido bien en el Calderón. En dos años una vez. A ver si aprendes. 

martes, 7 de mayo de 2013

GET 2-1 RSO: Un partido para olvidar



La Real cayó ayer por 2-1 en Getafe y rompió una racha de cuatro meses sin perder. Tuvo que ser de nuevo en Madrid donde perdiera el equipo azulón tras caer el día de reyes en el Bernabéu. 

Los de Montanier se adelantaron en la primera ocasión del partido con un testarazo de Vela tras un gran pase de Zurutuza. El mexicano fue el mejor atacante de la Real durante la primera parte y entró por todos lados en la defensa azulona. Si bien el gol es en fuera de juego, también es cierto que uno de los asistentes de Undiano invalidó una jugada en la que Vela se quedaba solo contra Moyá tras un pase de Griezmann.

En el minuto 18 el equipo se apagó. Estaba siendo mejor que el Getafe y los azulones no llegaban con peligro al área de Bravo pero llegó el error de Markel. Robó un balón y lo puso en el centro del área donde Pedro León fusiló al meta realista. Un error de infantiles que costó un partido muy importante para la Real. Sobró el detalle de Pedro León dedicando el gol a la afición realista que viajó en masa al Coliseo y puso el color y el sonido a un campo en el que no había nadie.

A partir de ahí la Real fue a menos. Vela tuvo una pero se topó con Moyá y poco antes del descanso Barrada aprovechó un error en cadena para adelantar a los suyos. Un balón perdido en medio campo por llegar un segundo tarde, un error de Carlos Martínez que dejó tirar a Lafita dentro del área, otro de Bravo que no despejó bien y el último de Iñigo Martínez que deja tirar a Barrada en el área pequeña. 

En la segunda parte sin hacer gran cosa, la Real mejoró varios enteros. A pesar de no tirar entre los tres palos, los realistas pudieron merecer el empate ya que Vela y Agirretxe no llegaron a un gran pase de Chory Castro desde la izquierda y después Griezmann falló una clara ocasión tras un magistral pase de Agirretxe que había recibido de espaldas. 

Undiano no pasó desapercibido ya que sólo tres jugadores azulones vieron cartulina amarilla a pesar de las constantes patadas que sufrieron los jugadores realistas, las pérdidas de tiempo y esas cosas. Valera pegó, perdió tiempo... Por el contrario Griezmann, Mikel e Iñigo vieron la cartulina casi a la primera de cambio.
Además, se pidió un penalti por manos de Fede Fernández con el 2-1 al inicio de la segunda mitad. También se pidió otro a posteriori de Iñigo Martínez por una clara mano dentro del área tras un rechace. 

Al final del partido, el asedio realista quedó en nada y Lafita pudo matar el partido en una contra. Los realistas perdieron una magnífica oportunidad de puntuar en el Coliseo y dejar al Valencia a dos partidos a falta de cuatro. A pesar de todo, la Real sigue dependiendo de sí misma para ser cuarta clasificada al final de la Liga. Con la calculadora en la mano, los realistas necesitan vencer los dos partidos que juegan en Anoeta frente a Granada (lunes que viene a las 22.00 horas) y Real Madrid y también puntuar en Sevilla o A Coruña. 

El Valencia por su parte tampoco tiene un calendario fácil. Le tocará visitar Vallecas la próxima semana donde el Rayo siempre es peligroso y también le queda visitar el Sánchez Pizjuán aunque será en la última jornada cuando los de Emery pueden estar luchando por la séptima plaza que le dé permiso para jugar en la UEFA Europa League el año próximo. 

Los jugadores a lo suyo

Por último, queda el tirón de orejas a los jugadores. Después de una derrota dolorosa para ellos -aunque más para los realistas congregados en las gradas del Coliseo- sólo De la Bella, Bravo y Mikel González acudieron al córner a regalar sus camisetas a los aficionados. Ifrán e Iñigo Martínez se metieron rápidamente en el vestuario mientras que varios jugadores optaron por acudir a saludar a los jugadores desde lejos después de que Montanier les dijera que fueran a la esquina. No es sencillo perder un partido tan importante pero la afición acudió al Getafe dejándose 30 euros para ver un partido un lunes a las 22.00 de la noche. Muchos viajaron en el día, perdieron y además se fueron cabreados por el agradecimiento de los realistas.