Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

jueves, 31 de octubre de 2013

La Real se duerme a las puertas de la excelencia

Llevamos tres partidos con el mismo patrón, exactamente el mismo conla Real de por medio.

En Mestalla era el Valencia el que estaba delante y se podía pasar por alto que con el ímpetu de los locales la Real retrocediera con el gol de Pardo que suponía el 0-2 pero algunos ya vimos que eso no era aceptable. El postrero gol de Dorlán Pabón llegó en la última jugada del partido pero pudo llegar un par de minutos, incluso diez, antes y meternos en líos. La Real se durmió tras completar un notable partido y colocarse con un 0-2 a favor y el Valencia aprovechó la pasividad de la defensa txuri urdin para recortar distancias.

Ocho días después y con el Almería como rival fue lo mismo.La Real se adelantó gracias a una acción de pillo de Antoine Griezmann y se durmió en los laureles recibiendo un gol anulado por claro fuera de juego de Rodri. Con el 1-0 los realistas jugaron a lo que quiso un recién ascendido que no mereció tanto castigo como se llevó de Anoeta. Nada más comenzar la segunda parte se marcaron el 2-0 y el 3-0 por parte de Griezmann y Cote y la Real volvió a dormirse, que el partido ya estaba ganado. Efectivamente lo estaba pero el Almería pudo marcar más de un gol y objetivamente mereció uno por lo menos. 

Puedo entender que el equipo se durmiera el año pasado cuando le hizo cuatro goles al Valladolid en veinte minutos. Aunque me cabreó esa falta de ambición del equipo que acabó en un par de paradas notables de Bravo y un gol de Javi Guerra pude entenderla igual que también entendí a la par que me cabreé con la siesta realista después del 3-0 de Griezmann al Málaga. Más aún después del 4-1 de Iñigo Martínez que acabó con un gol de Santa Cruz para firmar el 4-2 final.

Repetimos los mismos males contra el Granada el día que pudimos dejarnos medio pase a la Champions ante un equipo que luchaba por no bajar y la verdad es que cansa un poco. El equipo es brillante y alcanza la excelencia a poco que se lo proponga pero no se puede permitir que se vaya a dormir cuando cree que el partido está acabado. El pasado domingo, después del partido de la Real jugó el Atlético de Madrid. Con 3-0 en el marcador ningún jugador de los del Cholo Simeone se atrevió a dormirse y el partido acabó con un claro 5-0 a favor de los colchoneros, un equipo que corre del minuto uno, cuando Óliver hizo el 1-0, hasta el 92 cuando Gabi culminó la manita tras una contra entre Adrián y Villa. Yo quiero un equipo así de intenso, así de ambicioso. La clase ya la tenéis, no creo que la casta y el orgullo sea mucho pediros.

lunes, 28 de octubre de 2013

Con Rubén a la guerra

No creo que sea casualidad que las tres victorias ligueras hayan llegado con él en el once titular, es demasiada casualidad.

Rubén Pardo Gutiérrez (Rincón de Soto, 1992) volvió a ser titular ayer ocho días después de bordarlo en Mestalla y volvió a dejar muestras de su indudable calidad en la primera parte aunque pudo terminar expulsado en la segunda tras ganarse una amarilla que tuvo que evitar por agarrar a Rodri. Solo que no hubiera sido expulsado Torsiglieri antes le salvó de irse a la caseta pero futbolísticamente Pardo está a otro nivel.

No es cuestión de personalizar pues cada uno pensará en un jugador al leer esto y seguramente todos pensemos en el mismo pero hay jugadores que tienen demasiado fácil jugar en la Real y hay otros como Pardo a los que le cuesta sangre salir de titulares, jugar partidos enteros y tener continuidad. Ante la baja del niño que quería seguir el ejemplo de Aranburu, Pardo debe ser titular y eso no es así.

Para algunos partidos el planteamiento defensivo puede hacer dudar si el rinconero o Zurutuza deben ser el acompañante de Markel Bergara pero para muchos otros, cuando viene un equipo que se te va encerrar como hicieron Málaga y Sevilla en Anoeta, tanto el colorado como Pardo deben ser titulares.

La influencia en el césped del pelirrojo se ha magnificado muchísimo y el riojano salvo un par de excepciones siempre ha dejado muestras de merecer más minutos. El otro día en Old Trafford jugó solo treinta minutos porque Xabi Prieto llevaba treinta años queriendo jugar en ese coliseo y Jagoba se equivocó porque Pardo dio mucho sentido al fútbol de la Real en la segunda parte. Su pase a Agirretxe fue una muestra de lo que es capaz.

Porque tiene un golpeo sensacional y una inteligencia dentro del campo fuera de toda duda, por eso yo con Pardo me iría a la guerra (futbolística). Porque si hay que morir, mejor morir con los mejores. 

RSO 3-0 UDA: Goleada con poco brillo



La Real Sociedad hizo los deberes frente al colista Almería al que se impuso por un contundente 3-0 a pesar de dejarse llevar durante gran parte del partido. 

Jagoba Arrasate puso en liza el once esperado con las novedades de Cote, Pardo, Chory y Agirretxe respecto al once de Old Trafford y el equipo pronto se enchufó al partido gracias a un Antoine Griezmann que salió con ganas de comerse al rival. Fue precisamente el joven delantero galo el encargado de abrir la lata con un gol de cabeza tras un saque de banda en largo de Chory Castro que habrían firmado Javi De Pedro o Aitor López Rekarte y una peinada de Xabi Prieto. El extremo de Macon estuvo más vivo que su par para hacer el 1-0 en el minuto 13 y encarrilar el partido.

Con el 1-0 la Real se echó dos pasos hacia atrás y las ocasiones llegaron con cuentagotas gracias a la profundidad que dio José Ángel a su banda. De las botas del asturiano pudo llegar el 2-0 si Agirretxe hubiera llegado a un centro medido del exdefensa de la AS Roma. Entre tantas, Rodri aprovechó una jugada ensayada de córner para hacer el 1-1 en claro fuera de juego. El susto estaba ahí.

Se llegó al descanso con 1-0 y en pocos minutos el equipo rompió el partido y se echó a dormir. Antoine Griezmann remató a la red un centro medido de José Ángel y el propio Cote anotó el tercero con un gran zurdazo ante el que nada pudo hacer Esteban. A partir de ahí, Griezmann pudo hacer el hattrick tras una maravilla de pase de Chory Castro y poco más.

Hubo tiempo para la reivindicación en forma de tímidos pitos a Carlos Vela tras su salida de tono en los micrófonos de Radio Marca. 

La Real volvió a demostrar una pegada fuera de toda duda y también que sin intensidad no es más que nadie pues el colista pudo y debió salir de Anoeta con al menos un gol con algo más de puntería. 

domingo, 27 de octubre de 2013

RSO - UDA: Toca mirar hacia arriba



La Real Sociedad recibe al colista Almería en un duelo en Anoeta, donde los almerienses solo han ganado en una de sus cuatro visitas en la Copa de S.M. el Rey.

El equipo de Francisco llega a Aneota en el último puesto de la clasificación con tres empates y seis derrotas a pesar de haber merecido vencer en las dos primeras jornadas a Villarreal y Getafe. Los minutos finales están matando al equipo del debutante Francisco, un equipo donde destacan los atacantes Suso y Aleix Vidal por las bandas y Rodri -cinco goles ya- en la punta de ataque.

Además de ellos, jugadores veteranos como Corona, Esteban y Soriano formarán la columna vertebral del equipo una vez el primero de ellos ha entrado en un once en el que al principio de temporada no entraba.

Jagoba Arrasate introducirá variantes en el once titular. Alberto De la Bella se ha caído de la lista por lo que José Ángel será titular en el lateral izquierdo y Vela y Seferovic, los dos más señalados tras la derrota de Old Trafford, apuntan al banquillo en favor de Chory Castro y Agirretxe. David Zurutuza puede dejar su hueco en el once a Xabi Prieto aunque la falta de rodaje del capitán pueden relegarle al banquillo como ya ocurriera en Mestalla donde reapareció tras una lesión.

Con diez puntos en nueve jornadas la Real deberá ganar a la Unión Deportiva Almería para mirar hacia la parte alta de la clasificación donde aparece por ejemplo el Getafe, un equipo al que se venció sin problemas en la jornada inicial de la Liga BBVA. El Almería será el primer rival de una serie de partidos, el propio Almería, Valladolid y Osasuna, que se jugarán en una semana y que de ganarlos, el equipo mirará hacia esos puestos en los que tiene que estar por plantel y potencial. 

Tras un inicio excepcional y dos meses de vacaciones, Vela y Seferovic están en el ojo del huracán y hoy será suplentes después de escucharse murmullos en sus acciones el pasado miércoles en Old Trafford. Especialmente complicado es el caso del delantero helvético que lleva dos meses sin marcar pero cuyo suplente, única alternativa al suizo, como es Agirretxe no ha marcado aún y el otro día se mostró fallón en Mestalla. 

sábado, 26 de octubre de 2013

We're Champions League



Fui uno de esos 6.000 realistas odiados o envidiados por gran parte de la afición, esa gran parte que no pudo ir al Teatro de los Sueños a vivir el día más especial que, personalmente, he vivido con la Real, con mi Real.

El primer día que fui a Anoeta a ver a esos once que jugaban de txuri urdin no se me olvidará nunca. Ganamos 2-1 con gol de Idiakez pero no sé a qué equipo, de Manchester nunca me permitiré el lujo de olvidarme de nada. Cualquier amante del fútbol ha soñado con pisar ese templo alguna vez en su vida y tengo el gran privilegio de haber visitado el coliseo del United para ver a mi pequeño gran equipo, algo que no todos pueden decir.

Desde que tengo uso de razón, Barcelona, Real Madrid, Villarreal y Athletic habían visitado el Teatro de los Sueños y no podía sentir más que envidia por ellos, pero ya no. Que Barça y Madrid lo hayan visitado es normal e ir a verles tiene menos mérito. Todos los años van a Champions y les tiene que tocar, el Villarreal tenía que jugar pues estuvo años en la élite europea y el Athletic jugó y ganó, pero era la Europa League, pequeña gran diferencia.

Porque el momento en que once realistas salían por la bocana de vestuarios no se me olvidará en la vida. Tampoco a Xabi Prieto, un realista como los 6.000 o 7.000 que había en la grada, pero con la diferencia de que él llevaba el brazalete en el brazo izquierdo. Claro que después de ese paseíllo tan mítico que hay que hacer allí para llegar al mediocampo llegó un éxtasis insuperable si te vas de allí sin marcar. Te levantas, o más bien dicho no te sientas, y empieza a sonar ese himno que hemos soñado con escuchar durante los diez últimos años. Lo estás escuchando y es Old Trafford, gallina de piel que diría el galés. Nunca olvidaré ese momento como tampoco olvidaré que Claudio, Carlos, Iñigo, Mikel, Alberto, Markel, Zuru, Xabi, Carlitos, Antu y Haris fueron los que defendieron nuestros colores de inicio y que Rubén, Agi y Chory salieron después. 

Lamentablemente el resultado no acompañó y si bien es cierto que el Manchester pudo ganar por goleada, no es menos cierto que la Real pudo empatar y que si Iñigo no hubiera marcado en esa desgraciada acción el partido pudo acabar 0-0 gracias al inmejorable partido de Claudio Bravo. Del meta chileno hemos escuchado millones de veces que es un gran portero pero que en las grandes citas siempre tiene algún error. En Old Trafford completó su mejor partido con la Real –teniendo en cuenta las paradas, el rival y el escenario- y dejó su casillero en uno a pesar de las ocasiones del United. Las paradas a Rooney en la primera parte y a Jones en la segunda son sensacionales pero la que mejor le definiría puede ser la que le quita a Ashley Young en la segunda parte cuando el ex del Aston Villa iba a tener un mano a manoBravo no solo salió a pies del extremo inglés, le quitó el esférico y no despejó, vio a un compañero desmarcado y se lo dio para iniciar jugada cuando otro que hubiera llegado a despejar la habría mandado a la banda. Esos detalles son los que hacen enorme al portero.


Del maravilloso ambiente no hay que decir mucho. Porque está todo dicho. Era imposible caminar por Picadilly sin encontrarte una camiseta de la Real, sin encontrarte un txuri urdin, era una gozada. La kalejira puede ser uno de los momento más especiales del día. La policía no sabía que iba a pasar pero cuando vieron a tanta gente andando por la carretera tuvieron que escoltarnos mientras el tranvía pitaba para no llevarse a nadie puesto. Algunos realistas estaban en esos tranvías a los que les gritábamos las típicas canciones con las bufandas al viento. Durante todo el día tuve la duda de dónde estaba el hotel del equipo y casualidad, o no, estaba en medio del camino de la kalejira. Allí estuvimos parados un buen rato. No sé cuánta gente se reunió en el cruce de esas dos calles ni tampoco cuántos ciudadanos de Manchester salieron a las ventanas de sus oficinas y casas a sacarnos fotos pero fueron varios miles y eso fue increíble.

Resultó que el campo no estaba a dos kilómetros de Picadilly Garden como algunos dijeron pero la gente llegó a voz en grito hasta el campo cortando la circulación de una parte de la ciudad. Cuando entramos en el distrito de Trafford era de noche y habíamos salido con luz del día de Picadilly, el equipo había llegado y el ambiente de una noche de Champions se multiplicó por mil al ver iluminado el cartel del East Stand del campo por fuera. Ese que pone en letras rojas Manchester United.

Ni siquiera en las interminables colas que se formaron en la entrada hubo incidentes. Los operarios de seguridad aligeraron el paso y ya ni siquiera hacía frío a pesar de los 6-7º de sensación térmica. La entrada al campo era inglesa a más no poder. Esas entradas antiguas, estrechísimas donde cada uno se pasa su tarjeta y pasa y empieza a subir escaleras. Unas escaleras interminables por cierto, unas escaleras a la zona más alta de Old Trafford, una zona donde miles de hermanos realistas se sacaban fotos y agitaban las bufandas.

La megafonía del Manchester nos dio la bienvenida y más tarde la despedida y las gracias. Los noventa minutos estuvieron claramente diferenciados entre los 45 interminables primeros minutos y los segundos 45 que pasaron a toda prisa. Esa costumbre inglesa de poner el marcador desde el 45 al 0 en lugar de al revés magnificaba la sensación de que había que remar desde el principio.
No debería manchar este texto con reproches pero después de ver a Xabi Prieto salir casi llorando del campo hay que reprocharles a algunos de sus compañeros que ni siquiera salieran a saludar. No puedo pedirle a alguien de Cancún que sienta la Real tanto como el capitán pero cuando se pierde, con más razón que cuando se gana, hay que salir a dar la cara.

Doce valientes salieron a dar las gracias a la afición después de acabar el partido. Doce contando con Gorka Elustondo y Enrique Royo que no estuvieron convocados y poco después apareció Claudio Bravo a la carrera, que no quería perderse el saludo y parecía haber salido cuando iba a ducharse. No me vale que hubiera nadie en la ducha, la Real está por encima de todos, la Real son los más de 25.000 abonados y los aficionados, los que siempre serán de los mismos colores y después del viaje que se pegaron merecían ese momento, ese reconocimiento. El que hizo Xabi Prieto que aplaudió y cuando se iba hacia el vestuario y al escuchar los gritos de “¡Real!, ¡Real!” se volvió a dar la vuelta a mirarnos.

Los viajes más cómodos fueron una experiencia de 25 horas, los más baratos se fueron a Málaga, Santander, Reus o ciudades francesas lejos de la frontera para poder costearse la experiencia y se merecían eso.


Personalmente salí a las 06:00 de la mañana del 23 de octubre de Anoeta y volví a pisar la explanada del campo el 24 a las 06:51 gracias a que mi vuelo de vuelta se adelantó hora y media. Estuve casi una hora esperando para poder bajar del avión en Vitoria porque no había más que un autobús para llevarnos del avión a la terminal y estaban desalojando otro avión. Cuando llegamos allí estaban los jugadores, que no saludaron a nadie, no sé, un detalle para alguien que se ha pegado una matada para verte pegar patadas a un balón durante noventa minutos. Sé que luego acabaron a malas porque las maletas no les llegaron, pero un gesto, un algo, no sé, algo que guste a tan sufrida afición.

Sí, somos de Champions League. 


miércoles, 16 de octubre de 2013

A la atención de Javier Aldazabal



Han llegado a mis oídos sus palabras durante la celebración de la Asamblea del Athletic Club de Bilbao del pasado lunes y no puedo más que rebatirle su vergonzosa idea.

Para quien no lo sepa, este señor que está dentro del organigrama del Athletic dijo que ellos no llevan la ikurriña en la camiseta porque son todos vascos, no como otros. 

No voy a entrar a debatir sobre cómo el Athletic entra a robar jugadores de otras canteras para mantener su filosofía de chicle aunque sin ir más lejos, El Correo recoge hoy cómo tres jugadores de las inferiores del Athletic se proclamaron campeones de un torneo amistoso con la Sub 19 de La Roja. Entre esos tres está Unai López el canterano realista que el Athletic se llevó de Zubieta en 2.011.

Pero claro con el tema de los vascos y los no vascos tenemos un bonito debate por delante. Es curioso que este debate no se planteara el año pasado con los dos Fernandos en la plantilla del Athletic. Llorente riojano y Campeón del Mundo con la selección española de fútbol y por otro lado Amorebieta, internacional absoluto con Venezuela que oye, igual uno es malo en geografía, pero creo que no está cerca de la muga. ¿O sí?

¿Es por ellos que el Athletic llevaba una camiseta con los colores de la ikurriña hasta el año pasado? ¿Era para lavar el tener a dos riojanos y un venezolano en la plantilla? ¿O por la cantidad de navarros que ni saben ni han querido saber euskera y juegan en su equipo? Si no lleva la ikurriña por ser todos vascos...le pediré que escriba a Nike y pida dos, solo dos. Una para Laporte y otra para Saborit que ni son vascos ni lo serán nunca.

El central galo pasa por ser una de las mayores perlas de Lezama pero que nació a más de 300 kilómetros de la muga de Irún, más allá de donde acaba Euskal Herria. Un jugador del Athletic que no podría jugar con Euskadi por mucho que quisieran colarlo como vasco. 

Lo de Saborit ya es la gota que colma el vaso de la hipocresía. El lateral catalán estaba en la cantera del Espanyol y ante el cambio de residencia de su madre cambió el club perico por el rojiblanco sin más lazos con Euskal Herria que la relación laboral de su madre que acababa de empezar. Un poco fuerte, ¿no?

No voy a entrar en el tema David López porque es tan ridículo como el chiste aquel de que un riojano firmó a favor de que la selección de Euskadi se llamara Euskal Selekzioa. ¡Ah! Que no fue un chiste, perdón. 

Es de película de humor que el propio David López fuera uno de los encargados de presentar la camiseta con los colores de la ikurriña...¡acompañado por un navarro como Orbáiz y un riojano como Llorente!

Señor Aldazabal mastique bien la envidia de que mientras ustedes juegan los lunes los partidos en abierto a 80 kilómetros se juegue la máxima competición continental. Hay que masticarla bien porque claro, lleva quince años sin jugar esa competición y parece que no sienta muy bien que los pobres guipuzcoanos hayan jugado esta competición dos veces en diez años. 

Pocos días después de que el Alavés amenazara con romper relaciones con el Athletic, el equipo rojiblanco se mete en otro fregado a costa del pico de oro de uno de sus representantes. Cuando todavía se recuerdan las imágenes de los altercados ocasionados por parte de la señorial afición rojiblanca en Anoeta vienen con esto. Señor Aldazabal disfrute de Bravo, de De la Bella, de Chory, de Vela o de Seferovic, son mejores que los suyos...¡¡y nunca defenderán sus colores!!

miércoles, 9 de octubre de 2013

Quiero que juegue Ros



Parto de la base de que le he visto jugar poco más que la mayoría de los aficionados que cada fin de semana se ponen a animar a la Real y que donde le he visto destacar ha sido en Segunda División y en 2ªB pero oye, quiero que juegue Ros.

Le veo diferente, con más carácter que otros y no con menos talento que otros que sí tienen oportunidades por lo que creo que merece más minutos. El gesto de Jagoba de meterle el marrón de salir al Camp Nou en un partido que el técnico daba por perdido y luego sacarle los minutos de la basura en Leverkusen no me parece justo para el navarro. Será mejor o peor pero merece más oportunidades.

No me atreveré a decir que el futuro tiene tres letras como alguno tituló cuando dio el salto al primer equipo pero yo le daría más minutos. No es porque sepa que vaya a aportar algo excepcional pues no puedo tener la certeza de ello pero como sí sé lo que otros aportan -y sobre todo lo que no aportan- creo que sí, que Ros merece más minutos.

No me voy a poner a enumerar sus minutos pero seguro que, con la mitad de oportunidades que Gorka Elustondo, habría dado bastante más que el de Beasain, aunque solo sea por cuestión de carácter, algo en lo que el '4' realista no ha mejorado desde que subiera al primer equipo.

No sé si será mejor o peor pero estoy seguro de que con continuidad crecerá como otros crecieron cuando se les dio continuidad. Sin ir más lejos, Markel Bergara pasó de no jugar nada con Coleman, Eizmendi y Lillo a ir entrando paulatinamente y a día de hoy, siendo conscientes de sus limitaciones, nadie duda de que es un jugador muy útil para determinados partidos. ¿Por qué Ros no tiene esas oportunidades?

De Pardo no voy a hablar. Merece más, mucho más. Empezando por respeto. El mismo respeto que no le tenía Montanier y que, por ahora, no ha demostrado tenerle Arrasate sacándole el otro día en Vallecas en el 91' y en el Ciutat en el 89'. Cuando juegue volveremos a disfrutar de su talento, si opta por irse cansado del panorama diremos que qué mal canterano que se quiere ir. Pero claro...

lunes, 7 de octubre de 2013

GUÍA DEL FÚTBOL EUROPEO


Por primera vez no llevará Un Deporte Mil Pasiones en la portada pero la esencia es la misma que la de años atrás, no dejéis de verla, merece la pena.

domingo, 6 de octubre de 2013

Yo sí que necesito rotaciones


Estoy cansado, muy cansado del tema Real Sociedad en el último mes. Como tú y como todos, empecé el año más que ilusionado. Teníamos un equipazo a pesar de la puñalada que nos asestó el que quería ser como Aranburu y teníamos el premio de Champions ahí al lado, era un escenario idílico que empezó de manera inmejorable con el 2-0 al Getafe y el 0-2 en Lyon pero ahí todo se torció.
El equipo pasó de ganar en Elche y a pesar de ganar al Lyon en la vuelta, el equipo se apagó, se le apagaron los circuitos y se desconectó. Es por eso que el equipo está irreconocible aunque claro, mucha culpa de esto la tiene Jagoba Arrasate.

Si culpo a Jagoba no puedo dejar de criticar a Lorenzo Juarros, Loren, nuestro querido Director Deportivo cuya falta de vista hizo que el técnico vizcaíno fuera el elegido para dirigir la mejor nave de los últimos diez años en la Real. El burgalés, conocido en La Concha por su gran ojo fichando, se lo jugó todo a la ficha del Tata Martino y una histórica tanda de penaltis entre Newell’s y Boca Juniors dejó a la Real sin entrenador. Tiene narices, por no decir otra cosa, que el futuro realista se estuviera jugando en la Copa Libertadores, pero claro, con Loren de por medio una ya se espera cualquier cosa.

El ‘Tata’ no pudo venir por incompatibilidad de calendarios y claro, era tarde y era urgente tener entrenador por lo que se fijaron en Jagoba, un técnico cuya experiencia como entrenador principal en la élite no mejora la mía  pero con el que se pretendía engañar a la gente haciéndole creer que se apostaba por la continuidad del proyecto Montanier. Un proyecto que no siguió porque ellos mismos no creyeron en el técnico que nos estaba llevando a la Champions. No puedo decir que el francés mereciera seguir pues me sacó de quicio hasta el último día en Riazor pero claro, no merecía esa salida. Igual que el señor de Mutriku no merecía salir con el Presidente y el Director Deportivo a la sala de prensa de Anoeta a reírse de todos con unas lágrimas de cocodrilo que no se creía ni él.

Necesito rotaciones porque hace tres semanas vi a mi equipo hacer el ridículo en el Camp Nou y todavía no me he recuperado. Me dijeron que esas rotaciones eran necesarias y claro, me lo creí  y todavía sigo cansando, renqueante de este maratón de partidos en el que mi equipo me golpea una y otra vez.

Porque lo del Camp Nou, aunque por la tele pareciera todo muy fácil, me dejó sin oxígeno durante muchos minutos desde el 3-0 hasta el final. Porque no me creía que mi equipo, que es el mejor equipo del mundo y no dudo de ello, estuviera haciendo semejante ridículo ante las cámaras de todo el mundo.

Claro que tuve que esperar para poder quejarme amargamente. Caer en el Camp Nou era lógico y hacer el ridículo casi también porque desde que subimos lo hemos hecho tres veces en cuatro visitas. La misma semana el equipo me pegó un golpe en la cara con un partido soso y aburrido contra el Sevilla, un partido de esos en los que parecía que si el equipo ponía un punto más rompería por los cuatro costados al equipo de Emery pero en el que se tuvo que conformar con un punto a pesar de jugar diez minutos con un hombre más.

Griezmann empató un partido malo de solemnidad y llegamos a Leverkusen. Hasta allí se desplazaron varios miles de aficionados realistas haciendo viajes surrealistas y de esos que acabarían con cualquiera de rotaciones, pero no. Muchos de ellos volvieron de Leverkusen con el 2-1 en el corazón y se desplazaron ayer hasta Vallecas haciendo otro viaje de esos matadores en el día, recorriendo los más de 400 kilómetros que separan San Sebastián de Madrid dos veces en menos de un día. Pero da igual, ellos no rotarán y estarán dándolo todo en Manchester pasando por Málaga, Reus, Dublín o Liverpool como escala previa para el Teatro de los Sueños.

Lo malo que tuvo la temporada pasada para los jugadores es que demostraron lo buenos que son y a los más críticos nos demostraron que teníamos razón, que podíamos exigirles porque, evidentemente, eran muy buenos, mucho mejores que la mayoría de esta devaluada Liga BBVA. Y digo malo porque ahora, igual que hace dos años pero con más énfasis, yo no me conformo con cualquier cosa. Me conformé con el pésimo empate en el Martínez Valero porque se ganó al Lyon cuatro días después pero a partir de ahí habéis ido sumando gotas a un vaso que se ha desbordado cuando no habéis ido a saludar a la gente que paga vuestros millonarios suelos con sus abonos. A esos que de verdad sienten la Real y que matarían por tener un minuto en Anoeta con la camiseta para defender nuestros colores.

Vuelvo a necesitar rotaciones porque no me trago partidos pésimos porque sí. Sé lo que tenemos y sé lo que hay que exigir a este equipo. No se lo exigía al equipo que confeccionó Bakero porque sabía lo que daban de sí pero que te gane el último de la tabla solo por tener más actitud que tú es sonrojante y vergonzoso.

El que sí que creo que necesita rotaciones es Jagoba Arrasate. Tras un inicio ilusionante en el que usó a casi todos los hombres disponibles su luz se ha apagado. Creíamos que había aprendido la máxima realista que es “Si juega Elustondo no puede jugar Markel y viceversa” pero lo ha mandado todo al traste en tres días.
En Leverkusen titulares y como no evidenciaron que son incapaces de gobernar un partido pues vas y le das la oportunidad en Vallecas. Porque oye, ni que Pardo fuera internacional y una de las mejores perlas de tu cantera. Primero está el Lampard de Beasain, por galones.

Ese mismo Lampard que prefiere meter goles que evitar que los metan. En Leverkusen volvió a demostrar lo mejor que tiene que es su llegada pero volvió a naufragar en la creación y si no hubiera estado un excelso Zurutuza a su lado a saber qué habría pasado. En Vallecas hay una jugada que desnuda su fútbol.

Acompaña una contra en la que cuatro realistas tienen tres defensas delante. Griezmann abierto, Agirretxe entre centrales y Vela un poco más atrás pero va él, que tiene el mejor golpeo de la plantilla y le pega desde fuera del área sin siquiera preocuparse de que fuera entre los tres palos. Abrirle la bola a Griezmann y dejarle solo para que diera el pase de la muerte era lo fácil y nos gusta lo complicado.

Eso sí, luego hay otra cosa que es difícil de entender. Quedan dos minutos y Jonathan Viera recibe en la banda. Ayudas a Carlos Martínez e incomprensiblemente dejas pasar al canario entre los dos, para qué te vas a poner en medio debes pensar. La jugada acaba con penalti en contra y derrota 1-0 pero no es tu culpa por ser tan buen compañero. Tú querías que Viera se reconciliara con su entrenador que habías oído que tenían mal rollo y eso no puede ser.

Después ves cómo tu amigo Jagoba hace dos de sus tres cambios con el 1-0 en el 90’. ¿Para qué cambiar antes? Los mismos cambios los hizo en el Ciutat de Valencia. Mismos protagonistas, mismo minuto pero 0-0 en contra. La misma mala táctica de Jagoba Arrasate pero ahora con un punto peor. Metes a Pardo y a Chory para colgar balones…¿y quitas a Agirretxe? ¿A qué juega Jagoba? Es la única duda que tengo y la única verdad es que menos mal que no he ido a Vallecas porque veía venir un partido de este calibre. Ahora que aparece Vela y rompe a la defensa en las únicas tres acciones en las que se lo propone, aparece Agirretxe para fallar un gol a puerta vacía y rematar fatal de cabeza un buen servicio del mexicano. ¿Para qué vas a quitarle y sacar a Seferovic?

Y ¿cómo vas a quitar a Elustondo que hace aguas por todos lados? No quieres señalarle y es por eso que no le quitas ni después de que se abra la ceja en un choque con Adrián. Aunque bueno, esa acción nos valió a muchos para descubrir que nuestro Lampard no tiene horchata en sus entrañas. Era una duda muy seria.
Por último está el tema rotaciones. Es el tema que más me cansa, de verdad. ¿Por qué rotar? Son humanos, se cansan y bla, bla, bla. No veo rotar a Cristiano Ronaldo o Messi en su vida y son tan humanos como Carlos Vela o Antoine Griezmann. Tienen dos piernas, dos ojos, dos brazos y corren más que los nuestros probablemente pero siguen jugando porque se les exige y aceptan de buen gusto el ser unas estrellas a las que todo el mundo les exige mucho.


No quiero hacer rotaciones, quiero un equipo de toros físicos, porque la clase ya la tienen, de sobra además. Luego habrá que entender que tiren la Copa porque es tradición y seguro que la tiran, ¿no?

viernes, 4 de octubre de 2013

La UEFA se ríe de la Real



Van cuatro partidos y tantos errores arbitrales contra la Real Sociedad como partidos disputados. Desde Lyon hasta Leverkusen pasando por la vuelta frente a los franceses y el estreno del grupo contra el Shakhtar Donetsk.

Jokin Aperribay se mostró crítico con la labor del árbitro ruso del Bayer 04 Leverkusen - Real Sociedad decidido por un gol de falta de Hegeler tras una falta que se sacó de la chistera el trencilla.

En el estreno de Champions de la Real que se saldó con victoria 0-2 de la Real en Gerland, el árbitro de la contienda expulsó a Milan Bisevac con 0-2 en el marcador por lo que cualquier crítica a su labor puede resultar excesiva pero la segunda amarilla para el central balcánico del Lyon fue por una falta a Vela dentro del área que el árbitro sacó fuera. El propio Bisevac pudo hacer el 1-2 en un testarazo que se estrelló contra el larguero tras una clara falta de un atacante francés a Claudio Bravo en su salida, no se pitó nada y pudo costar caro.

El partido de vuelta fue una auténtica fiesta con Anoeta volcada y Vela en plan estelar. El azteca fue también el protagonista de la polémica al ser objeto de un claro penalti que no solo no se pitó sino que además le costó la cartulina al mexicano. El partido acabó con un claro 2-0 a favor de los realistas pero ¿qué habría pasado si el Lyon se pone 0-1 antes del descanso después de que un claro penalti no fuera señalado a favor de la Real Sociedad?

Tocó empezar contra el Shakhtar Donetsk y frente a los ucranianos tocó el típico árbitro anti casero, para que luego digan que en la UEFA son siempre caseros. Xabi Prieto fue objeto de un claro penalti por parte de Darijo Srna y se sacó fuera del área. La falta fue en la línea sí, pero el pie del capitán realista estaba pisando la raya del área por lo que se veía claro que era dentro.No pasó nada.

Siguiendo con el 0-0 hubo una agresión de Luiz Adriano a Rubén Pardo que se saldó con una amarilla cuando pudo ser perfectamente roja y el propio brasileño debió ver la segunda amarilla al tocar el balón con la mano desde el suelo pensando que le habían pitado falta a favor. El árbitro no expulsó al delantero del Shakhtar pero sí amonestó a Markel Bergara por pedir la segunda amarilla para el delantero.

Y toca hablar de Leverkusen, empezando por la falta del 2-1 que fue clara de Markel...pero que había sufrido una clara falta instantes antes y que por eso cometió la falta. Cuando a Vela le trabaron en el penalti la acción era amarilla de cajón, no había dudas...pero no se le sacó a un defensa que después zancadilleó a Vela por detrás sin intención de jugar el balón. Debió llevarse dos amarillas y no se llevó ninguna.

Claro que cuando Vela marca el penalti hay un capítulo especial. Elustondo fue corriendo a por el balón en un claro gesto de querer ir a por el partido y Leno le hizo una llave de judo que no fue amonestada. Sí que vio la amarilla cuando el árbitro, tras ir a pedirle calma por la llave a Elustondo, golpeó el balón con el puño y por eso sí vio la amarilla.

Markel Bergara sufrió una dura entrada por parte de Kiessling que ni siquiera se pitó como falta pero sí se señalizaron todos los contactos de los realistas tratando de frenar los ataques germanos.

Uno no sabe qué pensar ni qué esperar de la visita a Old Trafford porque si llevamos tres de tres y ahora visitamos a un gigante...pues sólo nos queda esperarnos los peor.