Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

viernes, 29 de noviembre de 2013

Loren también suspende



Cualquiera que me conozca sabe que no soy el principal defensor de nuestro Director Deportivo pero he de decir que este año me ha sorprendido. Por lo malo quiero decir.

El año pasado repetimos parte de la temporada 2.002/03 y este verano cometimos los mismos errores que en verano de 2.003. Aquel verano del subcampeonato llegaron Alkiza y un coreano inexperto llamado Lee Chun Soo mientras se marcharon un Kote Pikabea que no jugó un minuto en la campaña del subcampeonato, Dimitri Khokhlov y Tayfun Korkut. Tanto el ruso como el otomano fueron jugadores clave en la rotación de Raynald Denoueix y José Luis Astiazaran decidió prescindir de ellos. Como resultado quedó una plantilla corta con el parche de Lionel Potillon en el tramo final del mercado estival. A pesar de corta, en esa plantilla estaban jugadores internacionales y expertos como Sander Westerveld, Bjorn Tore Kvarme, Gabi Schürrer, Agustín Aranzabal, Javi De Pedro, Valery Karpin, Nihat y Darko Kovacevic además de Khokhlov que también sabía lo que era jugar la Champions.

Este verano tras la marcha del hijo pródigo la Real se reforzó con Granero con la temporada casi empezada y con Haris Seferovic, otro extranjero sin experiencia como Lee Chun Soo. El delantero helvético empezó el curso como un tiro aprovechando la lesión de Agirretxe y dejó boquiabiertos a todos con sus goles goles a Getafe y Lyon pero después de eso solo consiguió empujar a la red un pase de Cote a Osasuna en el 5-0. 

Granero se lesionó de gravedad en el estreno de Champions frente al Shakhtar y de eso no podemos culpar a Loren, pero de no fichar a nadie como recambio del 'Pirata' sí que se le puede culpar y de que haya jugadores que no serían titulares en casi ningún equipo de Primera disputando la Champions también.

Ayer Cadamuro dio un recital de lo que no hay que hacer siendo defensa. Cuando tenía doce años alguien debió decirle que en defensa tonterías las justas pero él no estaba atendiendo. No ayuda mucho que al francoargelino le vuelvan loco con la posición porque ha jugado de interior derecho y en ambos laterales siendo central pero habría que exigirle intensidad. En Lyon se jugó una ruleta extraña dentro del área y salió bien porque estábamos en esa época en la que salía todo pero ayer falló estrepitosamente.

Joseba Zaldua se marchó lesionado el partido del Celta tras sufrir una fea entrada de un rival y no estaba disponible pero es posible que incluso cojo, el lateral donostiarra hubiera cometido menos errores que el internacional argelino ayer. No me disgusta Cadamuro como central pero hace falta una alternativa de verdad a Mikel González e Iñigo Martínez y otro para Carlos Martínez. También para Bravo.

Imagínese usted que se lesionan Mikel o Iñigo, Carlos Martínez...y Bravo. El once resultante empezaría con un Zubikarai, Estrada, Cadamuro, Ansotegi y De la Bella y acabaría mal, muy mal. 

Loren volvió a fallar cuando más fácil lo tenía. Con la plantilla al completo era necesario reforzar el equipo pero ya con las bajas de Illarra e Ifrán era aún más necesario dar más amplitud al banquillo realista. No habría venido mal fichar a un jugador con experiencia en Champions para la defensa ya que aunque Cadamuro es internacional e Iñigo actualmente también, ambos debutaron en la máxima competición continental en Lyon. Como ellos todos excepto Vela y Granero. El peaje a pagar estaba ahí y nos lo pusimos más infranqueable. 
La Real parecía una buena opción para casi cualquier jugador. Un equipo joven y con hambre que además juega Champions pero no, no se quisieron gastar los millones que el Madrid pagó por ya sabemos quién. Al final hemos pagado el pato de no fichar lo que era necesario cuando deportivamente más interesante era nuestro proyecto para atraer a gente. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

SHA 4-0 RSO: Zelako politxe ta erreza ikustenda dana teletik.



Cuando el equipo tiró el partido del Camp Nou, Iñigo Martínez nos sorprendió a todos en twitter con este mensaje tan directo como inapropiado. Tiene razón porque por la tele se ve más fácil pero no tengo la suerte de ser un prodigio del fútbol como él para partirme la cara por la Real en el campo. Por eso lo veo por la tele. 

Ayer cuando cantó en el 2-0 tuvo que buscar en mi lista de favoritos para hacer retuit a ese mensaje de Iñigo. Me costará olvidar su mensaje y me viene a la mente cada vez que falla...y este año ya van varias. Sevilla, Madrid, Celta, Manchester y  Donetsk son demasiados errores para uno de los valores más importantes de la plantilla, para un chico que tiene aptitudes para jugar un Mundial y que con el balón en los pies es el mejor central joven de Europa. Pero la espalda...¡¡ay la espalda!!

Iñigo Martínez no está. No está para jugar la Champions y si no va al Mundial su salida de la Real puede frenarse en seco cuando parecía inevitable que se marchara en el próximo mercado. ¿Quién va a fichar a un central que falla en el Bernabéu, en Old Trafford y en el Donbass Arena? A Iñigo no van a ir a verle jugar contra el Almería porque no interesa. La liga está tan devaluada que para jugar contra el Almería puede valernos Ansotegi pero para la Champions hace falta más. Hace falta un central que no se meta el gol de Old Trafford porque es un fallo tremendo se mire por donde se mire. 

Sé que Chicharito estaba en fuera de juego y el gol no debió subir al marcador pero era necesario para el equipo que las carencias de Iñigo Martínez quedaran en evidencia para retenerlo. Nos valdrá para crecer y nosotros a él para crecer con nosotros. También falló en los Juegos Olímpicos de Londres en el mejor escaparate que tenía. Está muy bien que meta los goles que mete porque ha hecho dos de medio campo y el primer año marcó un golazo en el Ciutat de Valencia, eso también da la vuelta al Mundo pero sus errores en los partidos importantes se multiplican y evidencian que está para la Real. Y nada más. 

Tiene que despertar para que la Real vuelva a Europa de su mano. No quedar entre los seis primeros este año será un fracaso. Se tirará la Copa aunque espero eliminar al Algeciras al menos y como no tenemos Champions hasta marzo, como hace diez años, hay que disputar la Liga. Miedo me da el partido de Cornellá. 

Después del Bay Arena estaba seguro de que perdíamos en Vallecas y ni tiramos a puerta contra el equipo más goleado de la Liga BBVA. Tengo un mal presentimiento contra el Espanyol. Igual ni lo veo, me ha superado, la Champions me ha superado. No la he disfrutado no...llamarme raro. 

SHA 4-0 RSO: El uno por uno



Bravo  3: ¿Qué más se le puede pedir? Una mano espectacular evitando el 2-0 antes del descanso. Tapó bien en el 1-0. El único que estuvo una vez más al nivel exigible.

Cadamuro 0: Tuvo cuatro errores graves y el cuarto tuvo premio como bien pudo tenerlo el tercero, una ruleta en el semicírculo del área. Hay que explicarle que el fútbol profesional no se juega con la actitud de las patxangas con la cuadrilla.

Ansotegi 0: Falló clamorosamente en el 1-0 dejando entrar a Luiz Adriano desde el punto de penalti a rematar.

Iñigo Martínez 0: Su actuación de ayer es de puntuación negativa. Falló en el 2-0 como un infantil que se enfrenta a las mayores. Hace tiempo que no está al nivel que hay que exigirle al mejor central de la plantilla. Pretenderá ir al Mundial...pero es mejor y más fácil verlo por la tele.

De la Bella 0: Falla como todos en el 1-0 y en el 4-0 recula demasiado y deja centrar. Cero en todos lados.

Elustondo 0: No fue el peor ni de largo pero estuvo mal como todos.

Pardo 1: Lo intentó en los primeros veinte minutos cuando el equipo jugó a algo. Acabó lesionado y habrá que esperar que no sea nada.

Prieto 1: Igual que Pardo, lo intentó al principio y la mejor ocasión llegó de sus botas con el 2-0.

Vela 0: Sigo esperando que no intente la vaselina en la ocasión más clara que tuvo. Diez minutos y nada más.

Griezmann 0: El tiro al palo. Por favor, que deje tirar las faltas a alguien que sepa, Chory, Vela...o incluso Elustondo que aunque de rebote ha metido más goles de falta que él.

Chory Castro 1: En la primera parte fue el mejor con Prieto y Pardo. Acabó lesionado y dejando al equipo con diez. Tuvo más actitud y amor propio que la mayoría.

Ros -: Sin relevancia.

Seferovic -: Nada

Agirretxe -: Nada

Arrasate 0: Me gustaría que me explicara qué partido vio en su cabeza para jugar con Ansotegi y Cadamuro de lateral. Zaldua será joven pero le habría puesto más ganas que los mayores y no habría estado mucho peor, solo le salva que pudiera estar tocado tras el sábado. Supongo que sentará a Iñigo Martínez tras su espectáculo de ayer, que se atreva. No supo leer el partido cuando había que hacer un triple cambio de golpe para cambiar el partido y para pararlo porque el Shakhtar pasaba por encima de la Real. A él también le ha venido grande la competición.

SHA 4-0 RSO: Un equipo patético



No sé qué profesor de mi vida me explicó que un ser patético era un ser sin ética y eso fue ayer la Real en Donetsk. Ni siquiera tuvo ética de trabajo.

Es un logro llegar aquí con un equipo cuya base subió al equipo el de Segunda”, “Toca disfrutar” y demás tonterías que se han escuchado me tienen muy quemado. La primera lección de periodismo debe ser algo parecido a no escribas en caliente pero no voy a hacer la crónica del Shakhtar – Real en 2.016 que será cuando se me pase el enfado por la sonrojante actuación de mi equipo en la máxima competición continental.

La Champions es un logro sí, pero hay que competirlo y no, no he disfrutado nada. Disfruté de Manchester que no del partido contra el Manchester y poco más. Y disfruté porque 6.000 personas abarrotaron la ciudad antes de que su equipo tirara por la borda su trabajo y nuestra ilusión cuando un error flagrante de Iñigo Martínez hizo el 1-0 al minuto de juego. Un minuto duró el sueño.

Ayer duró más, bastante más. No gustaba el once de Jagoba Arrasate y los que dudábamos teníamos, tristemente la razón. El técnico no eligió el día ni el escenario adecuados para señalar a Mikel González por la mala temporada que está realizando. El central de Arrasate dejó su sitio a Ansotegi que irá mejor por arriba pero que falló de manera clamorosa –como todos- en el 1-0 del equipo ucranio.

Antes de eso la Real había conseguido dormir un poco el partido con largas posesiones que no conducían a nada. Como cuando Lillo obligaba al equipo mover y mover pero sin conseguir nada. Solo que ayer no se durmió al rival, entre otras cosas, porque esto es la Champions y los errores se pagan. Y en el catálogo de colores los tenemos de todos los colores.

Cadamuro ya sumaba tres cuando un nuevo error suyo acabó con un córner que Bravo no pudo salvar y en el que Luiz Adriano, que poco antes había agredido a Elustondo al darle un codazo en un salto. Poco antes y todavía con 0-0 Rakitskiy debió irse a la calle por una entrada a la altura de la rodilla de Griezmann que ya de por sí era naranja pero que ni siquiera le costó la segunda amarilla al central ucranio.
Luiz Adriano desnudó las carencias de una defensa que no está para la Champions, nos vale para la Liga porque la Liga BBVA es lo que es pero que en cada partido grande demuestran sus carencias y sus faltas de concentración. El año pasado la defensa fue patética en Camp Nou y Bernabéu y daba igual porque claro, en esos campos es normal perder, pero cuando Mikel falla en Leverkusen e Iñigo en Manchester y ayer las cosas son serias, ¿no?
Porque está muy bien que Iñigo Martínez salga a decir que el sábado estuvo muy mal el sábado pero de nada vale si no mejora tres días después. Lo siento Iñigo pero no es muy sencillo verlo por la tele, no es de mi gusto ver por la tele como arrastráis el escudo por Europa y luego aguantar día a día coñas por vuestras actuaciones. Yo ayer me habría comido la hierba y habría frenado el cachondeo entre Kucher y Fred al final a patadas. Que se rían en su Liga, pero no delante de mi cara.
Sin tiempo para asimilar el error del 1-0 hubo un nuevo córner un minuto después, es decir, la Real sacó de centro y perdió el balón en menos de treinta segundos. Bravo desquiciado estuvo a punto de llevar a alguien de la oreja para frenar el saque en corto.
Casi fue un milagro llegar 1-0 al descanso después de los errores defensivos y los minutos tras el gol de Luiz Adriano que se hicieron interminables. Era complicado ganar, era imposible remontar. Porque no había actitud, porque Vela disparó balas de fogueo en los diez primeros minutos y nada más, porque Griezmann tampoco, porque Pardo y Prieto se cansaron de tocar y tocar para que los de arriba no generaran espacios.

Sin tiempo para ir a por el empate Iñigo Martínez nos clavó un puñal a todos dejando en bandeja el 2-0. No sé si estará en el Mundial porque las convocatorias de Del Bosque son un expediente x pero si fuera por méritos Iñigo no iría ni con la sub 21 a estas alturas.

A partir de ahí el partido fue un peregrinaje por el desierto. Griezmann lanzó un disparo al palo en la única jugada decente del equipo realista en ataque. Después Jagoba hizo lo que todos veíamos venir, sacarnos de quicio. Con el equipo muerto y 2-0 su primer cambio era Ros por un lesionado Pardo. En esa jugada desafortunada que nadie quiso parar, Douglas Costa marcó el 3-0 con un zurdazo que se clavó por la escuadra de la portería de Claudio Bravo que bien pudo pararse a mirar porque pararlo era imposible. Cadamuro subió su banda esa jugada y no bajó y por su flanco, donde Elustondo estaba de parche, apareció Costa para fusilar a Bravo con el lateral argelino, que estará en el Mundial, trotando tranquilamente. Ni que hubiera algo que hacer.

Entraron Agirretxe y Seferovic pero fue tarde. Los dos delanteros ni siquiera entraron por defensas o pivotes, no era necesario debió pensar Arrasate. Entraron por Vela y Griezmann que se arrastraron desde el campo al banquillo para tener la misma importancia en el partido pero sentados en el banco. Tampoco sé a qué equipos pretenden irse ambos pero su participación en la Champions les habrá abierto muchas puertas entre los clubes punteros de la Segunda División española.

Con Agirretxe y Seferovic la cosa no cambió. Agirretxe al menos corrió, como un pollo sin cabeza, pero para nada. El 4-0 llegó con un cabezazo de Douglas tras otro error defensivo. Cuatro goles evitables son un lastre demasiado grande y para vergüenza del equipo es el bagaje de los txuri urdin en cada cita importante. Siempre regalan goles que luego no son capaces de igualar. 

miércoles, 27 de noviembre de 2013

SHA - RSO: Aquel gol de Jorge Molina...



Creo que es la peor experiencia que he vivido como seguidor de la Real, aquella tarde de septiembre. Recuerdo con dolor el penalti de Savio, el empate de Valencia y la derrota de Vitoria por lo que suponían pero el día que el Polideportivo Ejido nos ganó (encima en Anoeta) la sensación de que el mundo se caía fue inmensa.

Valió un único gol de Jorge Molina para que el equipo de Coleman perdiera su segundo partido en casa de forma consecutiva. Tras la colleja que supuso el 0-2 del Castellón en el inicio, el 0-1 del Poli fue un gancho que nos mandó a la lona. Fueron días duros hasta la siguiente victoria. Era septiembre de 2.007 y la Real acababa de cumplir 98 años, tenía dos ligas y dos copas...pero el Poli Ejido nos había ganado en casa. En casa.

Para los pocos que acabaron el partido sentados en su asiento -muchos se fueron con el gol del hoy bético y no les culpo- pensar que estaríamos en Champions en seis años era una quimera. Pero se cumplió. Yo vi a la Real perder por un gol contra el Poli Ejido...y también le he visto caer por la mínima en Old Trafford, el campo más mítico que puede haber fuera de nuestras fronteras.

La Real se juega el ser o no ser en Europa en el Donbass Arena, esa maravilla construida para la Eurocopa de 2.012 que inauguró la mismisíma Beyonce Knowles. El Shakhtar es la otra cara de esa moneda que ejemplifica un equipo canterano como la Real. A base de fichar (bien) y vender (caro) el equipo ucraniano se ha hecho un nombre en Europa y fue campeón de la UEFA en 2.009 y subcampeón de la Supercopa al perder 0-1 contra el Barça del sextete de Pep Guardiola. De los destacados de aquel equipo no queda nadie, solo el recuerdo. Queda Chygrynskyi ese central zurdo del que se enamoró Guardiola cuando la Real caminaba por la categoría de plata y que no terminó de encontrarse en España antes de volver a Donetsk por 10 millones de euros menos de los que costó.

Sin Zurutuza, descartado esta misma mañana, Elustondo es el principal candidato a jugar de '4'. Al menos Pardo y Prieto parecen fijos. Sería raro que algún nueve entrara en el once ante el buen resultado de los tres últimos partidos jugados con Griezmann o Vela de punta. A Osasuna le cayeron cinco y al Celta cuatro. Contra el Madrid entre el cambio de sistema y la falta de ganas de sangre de los merengues, el cambio surtió efecto en el equipo. Tendrán complicado Agirretxe y Seferovic salir de titular, casi imposible diría yo.

Carlos Martínez sigue siendo baja por un golpe en la cadera una vez superado el golpe que se llevó en el Bernabéu tras la barriobajera entrada de Arbeloa que pudo dejarlo de baja mucho tiempo. La duda en el lateral derecho es importante. Cadamuro no jugó el sábado por lo que apunta a titular pero no se sabe sin de central -su sitio- o de lateral donde ya jugó contra el Atlético de Madrid. Mikel González es el otro que tiene su puesto en la zaga en duda pudiendo jugar en el centro o en banda. 

Arriba los tres zurdos tienen que ser los encargados de llevar el peligro a la portería de Pyatov. Vela está en estado de gracia tras sus cuatro goles al Celta, Griezmann ha marcado en cinco de los últimos seis partidos y Chory da otro tipo de alternativas respecto al nueve generando mucho peligro a balón parado, lo mismo que Rubén Pardo. 

La Real necesita ganar y que el United haga lo mismo en el Bay Arena, donde el Leverkusen se hace fuerte en Champions ya que un empate de los teutones les dejaría sin opciones de Champions y un empate propio le dejaría fuera de todas competiciones europeas. 


domingo, 24 de noviembre de 2013

Yo soy de Carlos Vela



Desde el partido de vuelta contra el Olympique de Lyon he sido muy crítico con Carlos Vela y lo he sido por una sencilla razón: sé lo bueno que es.

Es tan sencillo como eso. Sé lo que puede dar y no me vale con que se pegue tres - cuatro carreras de las suyas en Valladolid porque es uno de los cinco jugadores más desequilibrantes de la Liga BBVA y eso hay que explotarlo como ayer lo hizo. No va a meter cuatro goles todos los días y me sorprendería que anotara más de veinte en esta Liga por ejemplo, ahora lleva seis, pero la Real necesita a Vela tanto como Vela necesita a la Real. ¿Qué habría pasado en Old Trafford si Vela hubiera estado como una moto igual que ayer?

Cuando llegó a la Real casi todos éramos escépticos sobre él. 22 años y miles de cesiones adornaban su currículum pero llegó al mejor sitio posible, un equipo joven y con ganas donde él podría encontrarse lejos del frío de Inglaterra y de la falta de oportunidades del tío Arséne. A día de hoy Vela es una estrella de la Liga y no hay una voz que dude sobre el acierto que supuso su incorporación hace dos veranos. Cuando se marche de San Sebastián dejará muy lejos los cuatro millones que costó, los multiplicará por ocho prácticamente. 

Nos metió en la Champions con dos exhibiciones frente al Lyon y entre tantas empató el partido de Elche cuando quiso. De hecho pudo ganarlo pero se topó con el larguero de la meta de Manu Herrera. Después de esa maradoniana jugada que supuso el 2-0 contra los galos poco hemos sabido de él. De hecho el gol que hizo al Elche fue el último que marcó en liga hasta ayer y después del gol a Lopes solo Leno había recibido un gol del azteca, demasiado tiempo.

Exijo a Vela que marque las diferencias porque sé que puede hacerlo. Lo mejor que puede pasarle a él es que la gente le siga exigiendo mucho porque él responderá y así podrá ganar más dinero y aspirar a títulos, algo que parece que es su deseo y que nadie le reprocha. No voy a pedirle a alguien de Cancún la fidelidad que no demostró alguien de la provincia, alguien de Mutriku por ejemplo.

Pero el Vela que vio el Manchester United no se lo va a querer llevar nadie y viéndolo desde ese punto de vista ni tan mal, que se quede muchos años. Pero también queremos ver a este Vela, al que destrozó al Celta con cuatro goles y una expulsión. Al jugador que más faltas recibe de toda la liga, al que más tarjetas provocaba y a un jugador que puede marcar los veinte goles perfectamente porque puede explotar partiendo desde la banda derecha y buscando diagonales pero con Griezmann a su lado, Vela se presenta como un nueve con mucha chispa, movilidad y gol, mucho gol.

Yo soy de Carlos Vela porque sé que es buenísimo y porque de su rendimiento dependen nuestros sueños. Arriba Carlitos, arriba. 

RSO 4-3 CEL: El uno por uno




Bravo -: No tuvo nada que hacer en los tres disparos a puerta del Celta.

Zaldua 4: Bien en ataque y sin sufrir con Nolito en defensa. Fue el mejor defensa y acabó pidiendo el cambio tras recibir una fea entrada.

Mikel González 1: Sigo sin saber a dónde va en el 1-1 dejando el área libre y todavía menos sé qué hace en el 1-2 yendo con Iñigo a tapar un hueco para dejar uno mucho mayor. Ya puede mejorar para el miércoles que hace falta.

Iñigo Martínez 2: Mejor sin Mikel que con él. No está a su nivel casualmente cuando ha empezado a ser asiduo a la selección.

De la Bella 1: Bien en el 1-0 pero mal en el 1-1 y el 1-3. Cumplió en ataque, como siempre.

Bergara 2: No robó balones como nos tiene acostumbrados aunque se dejó ver en posiciones de ataque más que nunca. Pecó de pardillo empujando a Charles delante de un árbitro como Muñíz. Pudo costar cara esta tontería pues estaba jugando de central.

Zurutuza -: Prácticamente sin repercusión.

Prieto 2: Se le echó de menos gran parte del partido por dentro aunque su segunda parte ayudando a Chory Castro fue muy buena.

Chory Castro 4: No se cansó nunca de encarar, atacar y sacar provecho a su banda. La incursión de Vela como nueve puede darle esos minutos que tanto merece. Peligroso a balón parado y sensacional como siempre poniendo balones al área.

Griezmann 3: Le faltó el gol pero no paró de buscarlo. Bien en el 1-1 y perfecto en el 4-3. Falló a su cita con el tanto pero no por demérito suyo. Sigue chirriando que tire todas las faltas peligrosas.

Vela 5: Cuatro goles (más uno anulado), dos amarillas a Fontás más la que se inventó tirándose delante de Cabral. Se le vio con ganas desde el principio y cuando está se le nota hasta en la cara. Recibió por todos lados, incluido un feo pisotón de Aurtenetxe en las últimas acciones y buscó hasta el gol de Griezmann. El segundo pase que le da al galo para que haga el 5-3 es sencillamente excepcional. ¡Qué bueno que volviste!

Pardo 3: Con él el equipo es otro. Los datos están ahí. Solo ayer se ganó en Liga sin que él iniciara el partido aunque entró con 1-2 y dio la vuelta a la cosa. En corto, en largo, a balón parado...es una gozada verle. Tiene una prueba de fuego en Ucrania.

Agirretxe -: Sigue sin estar. Con el equipo volcado apenas tuvo participación en los ataques.

Ros -: Buenos minutos de lateral.

Arrasate 3: Hizo lo más lógico que era jugar con Zaldua y reservar a Pardo para Donetsk. Estuvo atrevido con el cambio de Agirretxe aunque el ´9' no fuera importante. Esperemos que haga cosas lógicas en Donetsk con las bajas que hay. El once parece claro. 

RSO 4-3 CEL: La Real a toda Vela



La Real tiró de épica en su máxima expresión para imponerse a un buen Celta de Vigo que tirando tres veces a portería se había puesto 1-3 a los diez minutos de la segunda mitad.

El equipo de Arrasate comenzó enchufado y fruto de ello Vela hizo el primero de la tarde antes de los cinco minutos de partido. El centro medido de Chory Castro lo envió a la red de Yoel el azteca rematando en una bonita volea aunque el asistente de Muñíz Fernández, que no vio el fuera de juego del charrúa, sí vio el del mexicano que no lo era y anuló la acción. Fue el primer error del trencilla que sacó de quicio a ambas aficiones por igual. 

Con el equipo dominando un balón robado por De la Bella al borde del área celtiña se lo cedió a Griezmann, el galo vio al lateral y el pase atrás del catalán lo volvió a mandar para dentro Carlos Vela. Habían pasado siete minutos y la Real había hecho dos goles y vencía por 1-0. Pintaba tarde plácida.

De repente, apagón
Todo se torció cuando el equipo se vio tan superior que bajó revoluciones. Era imposible aguantar noventa minutos a ese ritmo pero el exceso de relajación cuando solo se ganaba 1-0 parece un error de manual y así llegaron los goles del Celta. 

Primero un testarazo brillante de Rafinha tras un gran servicio de Jony desde la izquierda. Todo vino de un saque de banda que cogió descolocada a toda la defensa. Mikel estaba en el lateral, Zaldua -que fue el mejor de la primera mitad y cuajó un notable debut- buscaba el sitio del central, Iñigo iba con Charles y De la Bella tuvo que ir a tapar a Rafinha.  
Lo intentó el catalán de una forma tan acrobática como estúpida si se mira bien. Cuando Rafinha remata de cabeza la bota de De la Bella está a la altura de la cabeza del atacante por lo que se pudo pitar juego peligroso en caso de no haber gol e incluso se pudo dar el caso de que hubiera impactado y hubiera sido penalti.

Sin tiempo para levantarse Álex López mandó a la Real de nuevo a la lona. Fue una bonita jugada que desnudó el preocupante estado de forma de los dos centrales realistas con la visita a Donetsk en el horizonte. Nolito encontró a Augusto Fernández en el borde del área realista, el argentino recibió con espacios y Mikel e Iñigo corrieron a tapar el hueco pero el ex de Velez encontró otro. Cedió a Álex López que entraba a espaldas de los centrales -donde también estaba Charles en el otro flanco- y batió a Bravo con un buen disparo raso a la cepa del poste. 

Ha vuelto Carlos V
Antes del descanso el empuje realista pudo empatar el partido. Primero tras una maravillosa jugada de Vela que recordó a la mejor versión del mexicano del pasado curso. Recibió en la derecha, se fue de dos defensores y su zurdazo lo desvió Yoel aunque Muñíz dio saque de puerta. Poco después una jugada loca le quedó a Griezmann en el área pequeña pero su zurdazo se fue fuera. En la misma jugada Markel Bergara fue claramente agarrado pero su intención de jugar el balón hizo que siguiera en pie.

Tras el paso por los vestuarios y sin tiempo para tener más que un ligero uy a favor de los locales, Rafinha puso el tercero gracias a la ayuda de De la Bella. La jugada viene de una clara mano de Jony que Muñíz disfrazó de falta de Prieto -que sin el toque de mano del lateral del Celta se plantaba en buena posición- que sigue con una falta de entendimiento entre Iñigo y De la Bella y acaba con el catalán dejándole el balón franco a Rafinha que fusila a Bravo. 

Solo cinco minutos después Vela marcó de cabeza en una posición idéntica al 1-0 al Lyon tras un gran servicio de Chory Castro. Nolito pidió un fuera de juego que él mismo rompía estando en la barrera. Es una jugada justa pero la posición del delantero realista es legal.

Tras hacer dos goles y provocar dos amarillas Vela tenía que buscar una cosa más: una nueva expulsión.
Le tocó a Fontás que ocupó el lugar del sancionado Oubiña y que vio las dos amarillas por parar las arrancadas del mexicano. La primera en los primeros cuarenta y cinco minutos cuando agarró al azteca antes de que se le fuera, la segunda -clara- tras derribarle después de una buena conducción de Vela. El partido se ponía de cara y Jagoba Arrasate arriesgó dando entrada a Agirretxe -que no se enteró de mucho- por Mikel González que no tampoco se había enterado de la película.

Cuando quedaba poco más de un cuarto de hora Vela aprovechó un balón de Markel al corazón del área para hacerse grande protegiendo el balón y hacer el empate solo delante de Yoel. A pesar de que la defensa no se quejó por la acción el mexicano partía de un clarísimo fuera de juego lo que fue un nuevo error del lateral de Muñíz Fernández que hace un mes dio un penalti al Levante tras una falta un metro fuera del área. Tremendo.

Faltaban poco más de diez minutos y solo había que esperar a que Vela culminara su obra. La obra inacabada exigía un final así y llegó solo cuatro minutos después con un golazo obra de Vela a pase de Griezmann. Un buen centro de Ros -que entró por un lesionado Zaldua- lo bajó el galo con el pecho y puso el balón a espaldas de Aurtenetxe por donde Vela se colaba. El mexicano la bajó, la aguantó y marcó a placer el definitivo 4-3. El mejor final posible.

Con uno más y el marcador a favor la Real pudo hacer el quinto si Yoel no hubiera realizado las paradas de la tarde. Ambas a Griezmann que buscaba anotar por sexto partido consecutivo, algo que solo había conseguido Aldridge y que el de Macon no podrá igualar por ahora. Las dos ocasiones vinieron de pases de Vela y, sobre todo la segunda, hicieron que Anoeta cantara gol antes de llevarse las manos a la cabeza por los despejes del meta visitante.

En Europa de nuevo
La Real durmió sexta esperando lo que pase en la jornada liguera. No hay mejor manera de preparar la visita al Shakhtar aunque las dudas defensivas y las incógnitas sobre la alineación que presentará Jagoba en el Donbass Arena están ahí. Sin Markel sancionado y Elustondo lesionado solo faltaba que Zurutuza no llegara por las molestias que le hicieron pedir el cambio frente al Celta.

domingo, 10 de noviembre de 2013

RM 5-1 RSO: No sin mis amigos



Cuando nuestro querido líder Zen, el de Mutriku, fue presentado por su nuevo equipo la portada de Marca fue esta: "No sin mis amigos". Tan patética como la imagen de un chaval de 23 años que no sabe dar dos pasos sin sus amigos, como si fuera un pez fuera del agua, vamos. Ayer el Madrid pensó lo mismo: "No sin mis amigos (de la Real)".

Porque decir que el partido fue vergonzoso es quedarse corto. La vergüenza empezó antes cuando el twitter oficial del club subió una foto del susodicho saludando a sus excompañeros, esos a los que algunos dicen que traicionó y no seré yo quien diga lo contrario, bajo el título de bonita imagen.

Bonita imagen habría sido que hubiera salido en rueda de prensa a decir que no, que se quedaba jugando la Champions en el equipo de sus amores en lugar de convertirse en uno de los jugadores más odiados por la afición de Anoeta, esa que tenía un cántico para él, la que le admiraba. Él prefiere el dinero. Como muchos. Pareció como si los aldeanos tuvieron que rendir pleitesía al que se fue por dinero y el partido fue como si hubiera una cláusula en ese contrato que nos obligara a hacer el ridículo.

Cada uno salvará según quién le caiga bien o mal pero yo personalmente salvo a Antoine y poco más. Claro que Antoine, campeón, cómo te lo explico. Metiste un golazo sí, en el Bernabéu sí...pero vamos 4-1 después de dar vergüenza durante 45 minutos. Coges el balón, corres al mediocampo y ya. Sin saludos ni nada.Haber corrido en la primera parte para que esa persona a la que dedicas el gol no tuviera vergüenza de animar a tus colores.

El partido se torció a eso de las 15:05, es decir, 55 minutos antes del inicio cuando nos enteramos de que el Ipad de Jagoba había dibujado un imposible: ganar con Elustondo acompañando a Markel Bergara. Era plausible que Zurutuza descansara a pesar de ser el timón de este equipo pero que su hueco lo ocupara un sin sangre como Elustondo no gusta, no gustó y no gustará nunca. Nunca. Resulta sangrante ver cómo un jugador que no ha demostrado absolutamente nada (en el campo quiero decir) ha podido jugar 112 veces con la camiseta de la Real. Que me pongan a mí que por lo menos me dejaré el alma aunque aguante diez minutos. Fue el culpable del 2-0 y le daría igual. Dormiría igual de bien aunque...igual el 5-1 no fue lo único que repitieron de su viaje de hace dos años.

Con ellos dos salieron Bravo, C. Martínez, Mikel, Iñigo, Cote, Prieto, Griezmann, Vela y Seferovic. El delantero suizo ni la olió y no fue culpa suya. Estaba tan desesperado que en el 4-0 corría detrás de Carvajal para tratar de oler el esférico porque arriba no le llegaba.

Prieto deambuló por el campo y Vela poco más o menos igual. No me extraña que Griezmann hiciera tan buena segunda mitad. Entre la posición en medio de unos centrales que están fatal, sus ganas y que había ahorrado gasolina en la primera parte era normal.

Conseguimos aguantar más de cinco minutos sin recibir un gol y tristemente eso es noticia. En los últimos choques en Can Barça y en el Bernabéu la Real siempre ha recibido goles al inicio del partido, como saliendo con el partido perdido. Pero cuando llegó el primero en un regalo de Iñigo Martínez, el de Benzemá estaba al caer. Igual es que por la televisión se veía todo muy fácil pero no es de recibo que un grandísimo central como Iñigo Martínez cometa el error de habilitar a Ronaldo a espaldas de Cote estando un metro retrasado respecto a sus compañeros defensivos. No es de recibo.

Poco después un balón robado por Elustondo acabó en el 2-0. Así como lo lees, pasó. La roba, le da un melón a Seferovic que se lo devuelve malamente y la mala posición del Lampard de Beasain -que ya estaría en su mente celebrando su gol- acabó con el pivote fuera de sitio en una contra del Madrid. Benzemá remató sin oposición un centro de Cristiano. El Madrid jugaba a placer, como niños contra mayores.

Ni siquiera con el 2-0 acabó el tormento. El 3-0 llegó fruto de la sonrojante actuación arbitral. Sé que el menor mal del equipo fue precisamente la actuación del árbitro pero el 3-0 se lo sacó de la chistera un árbitro que pitaba por primera vez al Real Madrid y claro, quería agradar. Primero no ve una clara falta de Benzemá a Mikel González en medio campo y segundos después pita penalti por unas manos involuntarias de Markel en el área. Luego no tuvo pelotas a pitar los dos penaltis de los que fue objeto Griezmann como antes no las había tenido para amonestar a Modric en el minuto seis por derribar, por detrás, a Vela ni un poco más tarde cuando cortó un pase hacia el área con la mano despegada y ni siquiera se señaló la infracción.

El 4-0 es lo que peor sensación me deja. Son tres ya los partidos consecutivos en los que Sami Khedira nos marca y eso es sangrante. Que te marque Cristiano lo entiendo, que te pueda marcar Ramos en tres córners vale, pero que te marque Khedira, ¡¡Khedira!! tres partidos seguidos es que algo falla. Imagínese usted a Elustondo marcando tres partidos seguidos a un rival. Imposible ¿verdad?

Por lo menos llegó el descanso y fueron quince minutos en los que el Madrid no humilló a la Real. Jagoba admitió su error y sentó de golpe a Seferovic -que tuvo un lance de juego con Pepe en el que se hizo daño al pisar al luso- y Elustondo para cuyo partido no encuentro un adjetivo. No quiero escribirlo, quiero decir.

Con Zurutuza y De la Bella el equipo mejoró. Parece complicado de explicar que 1+1 sea 2, ¿verdad? Pues eso pasó. Salieron dos de los mejores jugadores de la Real de la temporada y claro, eso unido a la relajación del Madrid, hizo que la Real se pareciera por momentos a lo que es: un equipo de nivel. Fácilmente pudo hacer la Real tres goles en la reanudación pero no  los mereció y se quedó con la obra de arte de Antoine Griezmann como única alegría. Claro que luego te das cuenta de qué poco va a durar alguien que hace eso en el Bernabéu y te apena. Pero su gol fue una maravilla.

Poco antes había sido objeto de un claro penalti de Diego López tras comerle la tostada a un Pepe que está como en su primer año en el Madrid, poco menos que desastroso. Después el propio Pepe, que ya tenía una amarilla por salir a cazar a Vela, le hizo un claro penalti al empujar al galo dentro del área cuando el de Macon encaraba a Diego López. Griezmann quiso seguir la jugada como un futbolista honrado y el árbitro debió pensar o que Pepe podía hacer eso o que daba la ley de la ventaja. Mal los dos.

También pudo marcar Vela con un derechazo que salvó Diego López y desató pitos en el Bernabéu por la relajación del resultado y más al final, con 5-1 ya, Griezmann falló de cabeza solo en el área pequeña al no saber lo solo que estaba para bajarla y reventarla y De la Bella no llegó por centímetros a otro brillante centro de Cote. 

La nota más negativa fue la lesión de Carlos Martínez tras una fea, muy fea, entrada de Álvaro Arbeloa que ni siquiera admitió haber realizado la falta a pesar de que pudo partirle la pierna al de Lodosa. 

Creo que está todo dicho. No hay más análisis que hacer. Se podría escribir un libro de este tipo de partidos pero cuando tienes dos así por año ya sabes que las frases de "a ver si nos sirve de experiencia" se quedan en mera palabrería.

El año que viene volvemos y hacemos la más difícil todavía.






Quiero sentar a Gorka



Hace cinco años que no sé qué firma puso su nombre bajo el titular "Quieren sentar a Gorka" para atizar a Iñaki Badiola por querer fichar a Fran Mérida donde estaba un valor de la cantera, un hombre de club que iba a marcar una época. El nuevo Xabi Alonso le llamaron cuando Lotina le hizo debutar el año del descenso. Que fuera precisamente el entrenador que rompió la racha de 40 años ininterrumpidos de la Real en Primera quien le hiciera debutar fue una señal. Pero no la entendimos.

Este año Elustondo jugó muy bien frente al Getafe y estuvo aceptable contra el Leverkusen en la faceta de medio llegador. Claro que su labor no es ser mediapunta, esa posición en la que jugó muy bien en el Bay Arena pero lo de ayer no tiene nombre. Ninguno que se pueda publicar.

Que Elustondo y Markel no pueden jugar juntos lo saben a estas alturas todos los socios o aficionados de la Real Sociedad. Ayer Elustondo volvió a jugar en el Santiago Bernabéu y la sensación fue la misma que el año pasado cuando lo hizo de titular en el Camp Nou. No es que llegara tarde a todos los balones es que no realizó ningún esprint en el partido, perdió la posición y no se ofreció en ningún momento. Fue el pivote de un equipo que tuvo un 9% de posesión de balón en los primeros cuarenta y cinco minutos. Y eso que Jagoba Arrasate quería quitarle el balón al Real Madrid.

El 2-0 vino de un error suyo y poco después hubo una jugada significativa cuando un jugador del Madrid dejó un balón muerto cerca de la medular y Elustondo controló el balón con la vista mientras andaba a ritmo lento hacia el esférico. Lo perdió. Jagoba le señaló cambiándolo al descanso aunque, conociéndole, fue capaz de haberse lesionado. 

El año pasado jugó en el Camp Nou y en El Sadar de titular. Casualidad, o no, los peores partidos de la Real en toda la temporada. Contra el Getafe estuvo bien y lo dije pero Elustondo, por actitud, no puede estar en Primera División, no en una Real que debe aspirar a la zona noble. Markel Bergara era otro foco de discusiones siempre pero con su actitud se ha ganado a la afición y sus defectos son cubiertos por una actitud fuera de toda duda. Igual el puesto de central se le da mejor pero no nos vamos a poner a probarle ahora, su actitud no merece más oportunidades.

RM 5-1 RSO: El uno por uno




Bravo 0: Ninguna parada

Carlos Martínez 0: Sobrepasado por la situación. Cerró como pudo y casi sin ayudas del extremo de su banda a todo el que se puso en su banda. Benzema, Bale y Ronaldo. Casi nada. Acabó lesionado por una fea patada de Arbeloa. Que no sea nada.

Mikel González 0: Ni de central ni de lateral tuvo su día.

Iñigo Martínez 0: Falló claramente en el 0-0. A un central de su talla hay que exigirle muchísimo más.

José Ángel 0: En el 1-0 está demasiado hacia el centro. Mejor en la segunda mitad subiendo mucho.

Bergara 0: Destruyó todo lo que podía pero se vio sobrepasado por la losa que tenía a su lado.

Elustondo 0: Un día más en la oficina.

Prieto 0: Poco intenso, poco participativo...de esos días que te desespera.

Vela 0: Primera parte sin hacer nada más que recibir dos hachazos de Vela y Pepe. Se le debe exigir que aparezca más que a este paso no paga su cláusula nadie.

Griezmann 2: Buena segunda parte en la que pudo marcar tres goles. Fatal en la primera.

Seferovic 0: Más solo que Santa Clara en medio de la playa de La Concha. Lesionado en un lance con Pepe.

De la Bella 1: El equipo notó su aparición. Bien en ataque y sin problemas atrás.

Zurutuza 1: Asumió lo que tenía que hacer y lo hizo bien, a su ritmo, pero bien.

Ansotegi -: Sin tiempo para nada.

Jagoba Arrasate 0: El cero se lo gana desde las tres de la tarde hasta las seis. Tres horas de suspenso mayúsculo del entrenador. Se equivoca en la alineación y él mismo lo sabe porque hace dos cambios en el descanso aunque debió hacerlos antes y señalar de una vez a Elustondo porque siempre que sale pasan cosas malas. La máxima del fútbol tiene un apartado especial en la Real que dice que Elus y Markel no deben jugar juntos y van tres veces este año. Tres derrotas, claro. 

sábado, 9 de noviembre de 2013

RM - RSO: Un guisante en el camino

Él dijo que estaba feliz por renovar. Seis meses después era jugador del Real Madrid


Cuando quien todos sabemos fue presentado en el palco de honor del Santiago Bernabéu muchos quisimos que llegaran dos días en el calendario. La visita a ese Bernabéu donde a día de hoy, muchos dudan de su valía y se siguen quejando de su precio y, por supuesto, el día que el susodicho vuelva a Anoeta para calibrar cómo le trata la gente a la que engañó diciendo que su ejemplo a seguir era Mikel Aranburu. Hoy apunta a suplente, por cierto.

La Real está en racha y le toca visitar el Bernabéu donde no gana desde hace diez años. Claro que aquella no fue una victoria cualquiera, fue un 1-4 a un Real Madrid que se jugaba la segunda plaza de la liga y en el que estaban Ronaldo, Figo, Roberto Carlos y Raúl de titulares. Aquella noche Prieto hizo lo que quiso y cuando y se marchó de Chamartín con un doblete luciendo el 26 a la espalda. También debutaron dos jugadores en los que había depositadas muchas esperanzas como Gorka Larrea y Oskitz Estefanía. Fue el último partido de Aranzabal o Westerveld en la Real y en el caso del primero, no pudo haber un mejor adiós a una trayectoria sobresaliente como la suya.

Hoy la racha de la Real, que no conoce la derrota desde el partido que regaló en Vallecas, tendrá más que una piedra, un guisante en el camino. Sin Marcelo, Coentrao ni Ramos pero con Ronaldo, Bale y Xabi Alonso, el canalizador del juego del Madrid que forzará si es necesario para jugar los noventa minutos, el Madrid es un equipo más serio. Con nuestro amigo en el campo se pasó del 0-3 a sufrir con un 2-3 ante el colista, porque sí, porque no es Xabi Alonso como lo vendieron. De hecho ya están hablando de un nuevo Xabi Alonso como es Gundogan. ¡Ay! A ver si va a resultar que no todo es el dinero en esta vida.

Deportivamente la Real llega en un buen momento anímico. Capaz de sacar un empate ante un Manchester United claramente superior y con el aval que supone ser uno de los equipos menos goleados de la Liga BBVA. El año pasado recibimos cuatro goles y pusimos facilidades en tres, algo que siempre pasa en los grandes campos, si conseguimos que hoy no, tendremos mucho trabajo adelantado.

La alineación de Jagoba apunta a mini revolución. Claudio Bravo, Carlos Martínez, Mikel e Iñigo son titulares seguro. Cote apunta a titular como viene siendo en liga y por delante puede pasar casi de todo. Desde volver a las cavernas con Markel y Elustondo en el eje hasta hacer descansar a Bergara para jugar con Elustondo como único pivote. Ros va convocado y a pesar de que no juega mucho nadie puede poner la mano en el fuego porque no juegue hoy. Ya lo hizo en el Camp Nou y no fue el peor.

Xabi Prieto será titular en su campo fetiche -a ver si repite lo del año pasado- porque fue suplente contra el United y porque Pardo no va convocado. Zurutuza acabó fundido contra los diablos rojos. Lo admitió ayer en la rueda de prensa aunque cualquiera que viera el partido pudo observarlo. No podía con los pantalones como se suele decir pero es un pilar del fútbol de la Real y es imprescindible. Apostaría por Markel, Prieto y Zurutuza pero Jagoba rotará y puede darse casi cualquier circunstancia.

Arriba Vela y Griezmann son fijos y un día como hoy me gustan todas las variables posibles. Poner a Agirretxe ante un equipo que sufre por arriba, poner a Seferovic y jugar con su movilidad ante unos centrales que han demostrado lagunas ante delanteros con movilidad y también poner a Chory Castro y centrar a Vela para explotar su movilidad y volver locos a Pepe y Varane. Las bandas serán clave, una vez más. Carvajal y Arbeloa (a pierna cambiada) serán los laterales si Ancelotti no se inventa nada especial y por ahí la Real debe tener un filón, una carretera. Una autopista hacia la victoria.

Porque somos buenos y podemos conseguirlo. Año tras año hay equipos que de repente sacan puntos del Bernabéu. El Espanyol el año pasado sacó un 2-2 en un partido en el que pudo caer goleado pero Casilla les salvó. Nosotros tenemos a un Bravo pletórico así que ¿por qué no? 

miércoles, 6 de noviembre de 2013

El iPad de Jagoba



Cuando servidor era pequeño llegó a la, por aquel entonces denominada, Liga de las Estrellas un técnico que no dejó indiferente a nadie.

Llegaba del Ajax y su frase de "Siempre negativo, nunca positivo" pasó a la historia desde el mismo momento que Louis Van Gaal lo pronunciaba. Fue un filón para los guiñoles por aquella época y es que no era para menos.

Del técnico holandés, más allá de la cultura de fichar holandeses que instauró, siempre me quedé con un detalle: su libreta. A día de hoy La Libreta de Van Gaal es uno de los sitios imperdibles para los aficionados a la prensa deportiva y es que detrás de ese gran mote está un gran periodista como Miguel Gutiérrez autor de "Parecía un buen fichaje", un libro que recomiendo sin lugar a dudas a todo aquel que hace diez años se preguntara cómo podían llegar algunos jugadores a determinados equipos de la Liga.

Y todo esto, ¿por qué? Ayer vi que un ayudante de Jagoba, ni siquiera recuerdo quién de todos esos que acompañan al vizcaíno en el banquillo era, enseñarle a Chory Castro por dónde tenía que jugar, qué tenía que hacer y lo típico que se dice señalando al campo...pero en un iPad. Entiendo que Chory tuviera que visualizar las jugadas a balón parado pues es el encargado de lanzarlos cuando Jagoba castiga a Pardo -y al equipo- sentando al riojano pero me hizo mucha gracia ver lo del iPad.

Desconozco qué aplicación usarán y verdaderamente me da igual. Lo que me preocupa, mucho además, es que el iPad de Jagoba no termina de arrancar ya que el técnico está siempre en boca de todos por los cambios que realiza que muchas veces solo entiende él. 

Después de ganar en Mestalla esa libreta mágica decidió sentar a Pardo que había sido el mejor. Después de ganar a Osasuna el propio técnico realista reconoció en micrófonos de Canal Plus que el riojano se merecía esta oportunidad. Lo que no terminó de convencerme fue la razón del cambio.

El equipo estaba roto y a ver eso llegábamos todos. Que el Manchester nos ganaba físicamente era una obviedad y que el equipo necesitaba aire también pero quitar a Pardo no está justificado. Basta ya del mito de que es flojo físicamente, de que no está hecho y de todo eso. No es cierto porque, por ejemplo, nadie dice que Zurutuza no esté hecho a pesar de que muchas veces le falta el aire.

Ayer el colorado corrió mucho más de lo habitual y todos adivinamos que acabaría sin poder con las espinilleras...todos menos Jagoba que le mantuvo todo el partido cuando el equipo necesitaba más a Pardo, un pivote capaz de lanzar contras de cincuenta metros, algo que no puede hacer Markel porque sus virtudes son otras y que no podía hacer Zurutuza con la luz roja encendida. De hecho la ocasión más clara para lanzar una contra la echó por la borda Bergara al dar un patadón que subió veinte metros hacia el cielo pero que solo se distanció dos del área de Bravo. Igual si Pardo caza ese balón...

A todos nos dijeron, nos quisieron hacer creer, que Jagoba era el que leía bien los partidos y que Montanier iba a su aire pero tras varios meses, los primeros partidos fueron un espejismo, está claro que el de Berriatua no lee bien los partidos y a veces no sabe por dónde va el partido.

RSO 0-0 MANU: El uno por uno



Bravo 2: No tuvo que realizar paradas de gran mérito aunque desvió el penalti tras tocar el esférico en el palo. Acertó la intención de Robin Van Persie que ya es algo. Pecó de golpeos en largo que el equipo no aprovechó. Estuvo atento en las salidas de la primera parte en balones largos a Chicharito. 

Carlos Martínez 2: Sufrió lo indecible con Kagawa y sus pocas subidas no fueron fructíferas. Solo puso un balón al área y fue a las manos de De Gea. Encomiable actitud.

Mikel González 2: El United dominó pero no creó situaciones de verdadero peligro en la portería de Bravo. 

Iñigo Martínez 3: Providencial en un corte a Chicharito cuando el mexicano se preparaba para marcar el 0-1 en la primera parte. Recibió por todos lados y acabó desesperado con el arbitraje.

De la Bella 4: El mejor realista con constantes subidas y dando profundidad a una banda en la que Griezmann no apareció. Su único error -que pudo costar caro- fue no seguir en la defensa la jugada en la que Van Persie remata al palo sin oposición un balón en el que él debía estar con el tulipán.

Markel 2: Se multiplicó y estuvo bien en los cortes de balón pero poco más. Decir que el penalti es sería faltar a la verdad porque Rizzoli se lo inventa pero ese tipo de penaltis solo se los pitan a él porque solo él es capaz de meter la mano ahí para agarrar a Young.

Pardo 3: No tuvo la brillantez del sábado pero no desentonó. Dio buenas salidas de balón al equipo y terminó injustificablemente cambiado. Daba sensación de peligro en tres cuartos de campo. 

Zurutuza 2: Totalmente superado por Fellaini y Giggs. Estuvo más lento que el galés y eso es bastante serio. Corrió mucho en la primera parte y lo pagó en la segunda en la que solo le faltó sacar un cartel pidiendo el cambio u oxígeno. Que jugara los noventa minutos solo puede significar que no jugará el sábado en el Bernabéu.

Griezmann 2: No estuvo acertado pero rara vez se esconde. Buscó más contacto con el balón dejando la banda para De la Bella cuando su partido estaba pegado a la cal encarando a un central reconvertido como Smalling. Igual que hace dos semanas con Rafael se le vio poco atrevido ante un lateral que, en principio, no debía pararle tan fácil.

Vela 3: Varias conducciones en la primera parte, mucha defensa y sensación de peligro en determinadas acciones.Un control de sobresaliente que estuvo a punto de dejarle solo de De Gea si Evra no hubiera estado ahí...o si su control hubiera dejado el balón muerto. 

Agirretxe 1: Ya no es que no vea puerta, es que ni siquiera tira a puerta. Tiene la misma ansiedad que tenía Joseba Llorente hace dos años y falló la ocasión más clara que tuvo por tirar antes de tiempo teniendo tiempo para controlar. No está para ser titular aunque que su recambio sea Seferovic juega a su favor. No se llevó ningún balón por arriba.

Chory Castro 2: Lo intentó por la banda y ayudó a que el balón llegara arriba bajando su posición aunque no terminó de generar peligro.

Xabi Prieto 2: Contribuyó a que el equipo no se partiera del todo. Poco más se puede destacar de su partido.

Seferovic -: Falló en el control en la única que tuvo cuando podía haber generado mucho peligro. No le he criticado nunca pero no está y debe espabilar, menos hacer los pajaritos y más enchufarse que en dos meses ha metido un gol...y fue a puerta vacía. 

RSO 0-0 MANU: Empate a nada



Real Sociedad y Manchester United empataron a cero en un partido que pudo ganar el conjunto inglés que marró un penalti que Rizzoli se inventó de Markel Bergara a Ashley Young. 
Jagoba Arrasate puso en liza un once reconocible con Bravo, Carlos Martínez, Mikel, Iñigo y De la Bella en defensa, Markel por delante flanqueado por Zurutuza y Pardo y con Vela, Griezmann y Agirretxe -que sigue sin marcar- en punta de ataque. Xabi Prieto se quedó en el banquillo a la espera de unos minutos que tuvo en la segunda cuando incomprensiblemente Arrasate decidió sentar a Rubén Pardo.

El Manchester apretó desde el inicio y se mostró más enchufado desde el pitido inicial. Los tres goles a balón parado del pasado sábado hicieron que Moyes optara por situar a Marouane Fellaini junto a Ryan Giggs en la medular y el jugador belga fue un muro infranqueable llevándose todos los balones por encima en la primera parte.

El equipo local no tuvo opciones reales de llevarse el partido más que en los cinco - diez primeros minutos del segundo tiempo, igual que pasara en el partido de Old Trafford. Con Antoine Griezmann y Carlos Vela más ocupados de cerrar sus bandas que de atacar la espalda de Smalling y Evra el equipo realista careció de pegada y pareció acobardado en todo momento ante un rival mucho más físico que no le dejó respirar en casi ningún momento. Tampoco ayudó David Zurutuza cuyo oxígeno se acabó en la primera parte tras tener que ayudar a Markel en la contención y correr más de seis kilómetros en la primera mitad. 

De la Bella el mejor
Alberto De la Bella fue el jugador más destacado del equipo y eso dice mucho de cómo jugó la Real. El lateral catalán tuvo una buena ocasión tras recortar a Valencia en el borde del área y lanzar un derechazo que se fue por poco pegado al palo izquierdo de David De Gea que no tuvo que realizar parada alguna.

Tras el descanso el equipo salió más enchufado pero fue un espejismo. Una volea lejana de Pardo que no llegó a ir a portería fue lo más destacado. Podría haberlo sido una buena llegada de Vela que pinchó el balón en el área pero que se topó con un Evra en el momento y lugar adecuado que echó por la borda la ocasión del azteca. 

El United volvió a perdonar
Su compatriota Chicharito tuvo en sus botas el 0-1 pero falló a puerta vacía tras un gran servicio de Kagawa. Zurutuza pedía el cambio a gritos y fue un error suyo el que dio pie a la jugada en la que casi marca el mexicano pero aún y todo Jagoba Arrasate dio entrada a Prieto...pero por Pardo.

Con la entrada de Van Persie el United tuvo todavía más pegada y el holandés tuvo en sus botas dos veces el 0-1. Primera en un balón que dio en el palo tras una jugada idéntica a la de Chicharito y más tarde tras un penalti que Rizzoli se inventó para desesperación de Bergara.

La idea de que el trencilla italiano igualaría las cuentas pitando otro penalti a la mínima intención estaba ahí pero sin pisar área estaba complicado. Seferovic -que entró en medio de una notable pitada- tuvo la suya tras un buen pase de Prieto pero el control del delantero helvético no fue bueno y se quedó sin ángulo.

Solo queda un milagro
Sin ideas arriba y casi sin fuerzas el equipo dio por bueno el empate a cero y se conformó con un empate que deja las opciones de la Real en poco menos que una quimera. Debe ganar al Shakhtar en Donetsk y por más de un gol al Leverkusen. Además el United tiene que ganar a los ucranios en Old Trafford y al Leverkusen en el Bay Arena, tarea complicada.

Aunque lo más complicado será ganar dos partidos cuando en los cuatro anteriores se ha marcado un único gol -de rebote de un penalti además-. El equipo se conforma con un empate que es bueno al ser inferiores al rival y encara el partido del Bernabéu en buena racha en la Liga BBVA. 

Dentro de tres semanas hay que ganar en Ucrania sí o sí para seguir optando al tercer puesto que es más factible que el segundo. 

martes, 5 de noviembre de 2013

RSO-MANU: ¿Por qué no?



Si hace dos semanas fui uno de esos seis mil odiados que viajó con el equipo a Manchester hoy seré uno de esos desgraciados que siendo socio se va a tener que conformar con ver al equipo por la televisión. Hace diez años ni una neumonía me impidió acudir a ver a la Juventus de Turín, hoy tendré que sufrir por la televisión.

Anoeta verá el partido más importante e impactante de su historia con la visita del Manchester United. Si bien hace diez años llegó la Juventus de Turín hay que matizar que llegó con varias bajas destacadas por lo que lo de hoy no tiene parangón. Claro que aún y todo, tenemos motivos para ser optimistas.

La Real pudo empatar en Old Trafford y le faltó tener en ataque la suerte o efectividad que tuvo en defensa. Salvo el desafortunado gol de Iñigo Martínez la defensa realista estuvo en líneas generales muy bien y Claudio Bravo completó una maravillosa actuación para detener los ataques de los locales.

En lo deportivo el once de Arrasate es una incógnita. Está claro que no va a repetir el once que salió de inicio en la goleada a Osasuna pues Mikel González es fijo con Carlos Martínez, Iñigo y De la Bella en defensa. Así, Ansotegi y José Ángel, que incomprensiblemente no ha entrado ni en la lista de convocados, dejarán su sitio en el once.

Por delante jugará Markel, rezamos porque no lo haga con Elustondo a su lado y jugarán Prieto y Zurutuza en principio. Parece poco lógico que Pardo pierda su sitio tras su exhibición del sábado pasado frente a Osasuna pero el tema del riojano es un Expediente X desde hace tiempo así que puede que el medio más destacado de la Real Sociedad tenga que esperar en el banquillo.

Más arriba hay aún más dudas. Agirretxe y Seferovic fueron suplentes frente a Osasuna y frente al Manchester puede entrar uno de ellos en el sitio del Chory Castro o jugar el charrúa con Vela de nueve. Griezmann es seguro en el once y delante tendrá a un Chris Smalling que deberá sufrir con el pequeño galo.
Phil Jones y Vidic serán los centrales y Patrice Evra el lateral izquierdo. Si bien es cierto que el galo atacará sin cesar no es menos cierto que habrá que buscarle las cosquillas en la espalda como mejor manera de defenderle.

La Real no tiene razones para temer al United. Hace años que el equipo no está en unas semifinales de la Champions y el año pasado cayeron en octavos contra el Real Madrid. No son más equipo ni de lejos que el Barcelona que lleva tres años seguidos sufriendo remontadas en Anoeta y que no conoce la victoria en nuestro feudo desde que subimos a primera. ¿Por qué vamos a tenerles miedo? Respeto todo el del mundo. A todos. Desde un porterazo como De Gea hasta un depredador del área como Robin Van Persie pero miedo ninguno. La Real ha vencido sus dos últimos partidos en casa con solvencia y dejando la puerta a cero. Es el equipo menos goleado en casa de la Liga BBVA y solo Atlético (2) y Sevilla han conseguido marcarle a Bravo en Anoeta. Los cero puntos del casillero son engañosos a más no poder, la Real podría llevar cuatro perfectamente e incluso seis pero estamos a cero por detalles puntuales de un equipo que hace un mes no transmitía la confianza que ahora transmite.