Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Gora gu ta gutarrak #RealSociedad



Cuando era pequeño veía las Tortugas Ninja en euskera como muchos de vosotros y su frase más repetida era la del titular, gora gu ta gutarrak.

Como me consta que cada vez hay más realistas fueran de las mugas de Euskal Herria traduciré la frase que viene a significar algo así como viva nosotros y los nuestros. Suena mejor en euskera, sí.

El pasado domingo Antoine Griezmann volvió a Anoeta por primera vez y tuvo que vivir un incidente más que desagradable. Tras saludar a los trabajadores del campo de manera afectuosa -incluyendo a los de seguridad- Antoine fue suplente y la expulsión de Siqueira que tan bien forzó su buen amigo Vela le dejó con un papel muy secundario en el choque.

Pero lo peor para él no fue jugar diez minutos ni la pitada al salir, ni siquiera la derrota. Lo peor fue cuando los cuatro de siempre gritaron un deleznable y censurable 'Griezmann muérete'. Los mismos que apelan al orgullo y a los colores contra los grandes fueron los que comenzaron el cántico contra un canterano que ha vivido el realismo desde los catorce hasta los veinticuatro años. Diez años ha sido Griezmann uno de los nuestros, Grizzy, Griez o incluso Antxon. Y ahora este show.

...


Nunca me meteré con una afición como la nuestra. Somos el mejor valor del equipo pues nos aguantamos carros y carretas en la última década y rara vez se levantó la voz. Se levantó contra Aperribay sí pero no contra él por ser él, fue por cómo entró en el club aquella noche del velódromo riéndose del pequeño accionista. Por eso y ya está. La situación era insostenible y aquella noche se estalló pero nunca ha habido movidas serias. No se ha esperado en Anoeta con piedras a los jugadores, no se les ha increpado el día que bajan ni tampoco el día del Córdoba en 2008 cuando se consumó el fracaso que comenzaron una semana antes en Vitoria. Porque somos así.

Savio salió llorando y todos le apoyaron. Lotina nos bajó y pedíamos que siguiera. Y el día del Córdoba todos los futbolistas salieron a la vez del vestuario...como si fuera a pasar algo. Los que estaban allí esperando animaron en lugar de reprochar. Porque somos así.

No escribí antes del partido porque no sabía cómo hacerlo. Era evidente que a Griezmann se le iba a pitar y no puedo pedir a la gente que no lo haga. Es un rival y me parece que es el tratamiento que merece. Pero a su vez es uno de los nuestros. Uno di noi. Por eso le aplaudí cuando salió, porque para mí Antoine siempre será de los nuestros.

De pequeño era del Olympique de Lyon y demostro más amor por la Real que algún canterano que siempre fue txuri urdin. Nos dio mucho en el campo y en los despachos 30 millones ¿qué más queremos? No me digáis que se reservó desde febrero porque ya lo sé. Le critiqué por ello pero el culpable era Arrasate. Si tienes a un jugador que no está motivado y cuyo sustituto es muy bueno ¿por qué juega siempre el que se reserva? No me imagino a Antoine haciendo lo mismo con el Cholo Simeone, por ejemplo. Pero es otro tema.

Para mí un orgullo es traer un chaval francés de 14 años a Zubieta que llegue al primer equipo, juegue la Champions con nosotros y que también juegue un Mundial

Total que volvemos a lo del orgullo. ¿Dónde estuvieron los que le desearon la muerte a Griezmann cuando Amrabat hizo el 0-1 el pasado sábado? Pidiendo la cabeza de Arrasate desde luego que no y era lo que el momento requería pero nunca sabremos por qué no lo hicieron. O sí.

Para mí un orgullo es traer un chaval francés de 14 años a Zubieta que llegue al primer equipo, juegue la Champions con nosotros -marcando el primer gol de la 12/13 y el 0-1 de Lyon- y que también juegue un Mundial. La Real tuvo cuatro mundialistas en Brasil y eso, evidentemente, fue un orgullo, pero Antoine fue el único canterano en jugarlo. Koloreak eta harrotasuna que decimos.

Griezmann se marchó en verano a un club que actualmente es superior. Nunca olvidaremos lo que pasó con Aitor Zabaleta porque fue él igual que fue cualquiera y el Atlético es repudiado en Donosti desde entonces. Pero no podemos engañarnos. Si pasar de Arrasate a Simeone y de disfrutar la Champions a competirla no es un paso adelante que venga don Esteban Granero a explicármelo, por favor. Claro que prefiero al de Pozuelo al clásico "no son de nuestra liga" de Markel pero las cosas son como son.

Antoine se fue al Atlético justo después del Mundial y no pisó Zubieta hasta pasar el reconocimiento médico con los del Manzanares. Lo pasó por la mañana, cogió un avión a Donosti y se despidió de la afición con una carta que a mi personalmente me llegó. Y al día siguiente se encontraba trabajando con el Atlético de Madrid en el Cerro del Espino. Qué fácil habría sido quedarse en Madrid y decir que no tuvo tiempo de despedirse.

Carta de Antoine Griezmann a la afición realista el día de su marcha.

Familia txuri-urdinari:
Llegue cuando aún no había cumplido los 13 años y vosotros me abristeis las puertas de vuestra casa. Fuisteis los primeros y únicos que confiasteis en mi. Mis inicios en la real no fueron fáciles. Después de varios años en las categorías inferiores, gracias a mucho trabajo y sacrificio llegue al primer equipo, con el único objetivo de jugar en la máxima categoría del futbol, y una vez más, gracias a vuestro incondicional apoyo lo logré.

Hoy solo puedo daros las gracias por todo, por obligarme a madurar, por enseñarme todo lo que se y por hacer que cumpliese mi sueño, vivir de lo que me apasiona, el futbol. Me gustaría nombraros a todos, pero no acabaría jamás, por ello solo puedo decir; gracias a los místeres en cuyas manos he estado, por confiar y exigirme cuando lo han creído oportuno, gracias a toda la directiva por estar encima, tanto en las buenas como en las malas, gracias al cuerpo técnico y médicos sin los cuales nada hubiese sido lo mismo, gracias a los periodistas por vuestros comentarios, por la experiencia que me habéis dado, a mis compañeros y ex compañeros, por hacerme creer en un verdadero proyecto tanto dentro como fuera del campo y por no haberme puesto las cosas fáciles, y por supuesto a vosotros, los aficionados, por el apoyo incondicional día tras día. Gracias Donosti, gracias Guipuzcoa.

Después de hacer realidad el sueño de todo canterano, ascender a primera división y jugar la Champion League con su equipo, necesitaba nuevos retos, nuevas dificultades y este verano el Atlético de Madrid me ha brindado esa oportunidad. Una oportunidad, a la que no he querido decir “no”. Este año, como todos los demás volveré a trabajar por dar lo máximo de mí. 

Aunque no vista la camiseta txuri-urdin, aunque no viva en Donosti, jamás podre olvidar nada de esto. 

Eskerrikasko bihotzez emandako animo bakoitzarengatik.



lunes, 10 de noviembre de 2014

El Ave Félix #RealSociedad



La leyenda dice que el Ave Fénix es aquel que renace de sus propias cenizas. El ave fénix moría para renacer con más fuerzas. La Real Sociedad fue ayer como el ave fénix, murió el lunes pasado y renació anoche con más fuerza que antes y con más ganas para imponerse al campeón de Liga y subcampeón de Europa. 

El Ave Fénix de la Real es Félix y no Fénix. Nació en Pozuelo de Alarcón en 1987 y ayer esta semana se ha metido a toda la afición en el bolsillo. A muchos se los ganó por el recado que le dejó a Griezmann en sala de prensa diciendo que ir al Atlético no lo consideraba un paso adelante en la carrera de nadie. A otros se los ganó con su despliegue de anoche.

Esteban Félix Granero fue ayer titular en el debut de Asier Santana en el banquillo de la Real Sociedad. Tocó fondo siendo suplente y, en alguna ocasión, cayéndose de la convocatoria con Arrasate pero ayer demostró que tiene sitio en el equipo y que es el mejor de la Real en el otro fútbol. Porque el nefasto Álvarez Izquierdo no iba a expulsar a Siqueira tras su flagrante falta a Vela, pero ahí fue Granero con unos galones que se ganó vistiendo de blanco y con él, todos sus compañeros. 

El árbitro que no quiso ver dos penaltis -pudo haber un tercero pero hasta que no sepamos el criterio de las manos en el área lo de Ansaldi se mantiene en punto muerto- no iba a expulsar al brasileño del Atlético igual que antes no le sacó la primera amarilla a Gabi por una zancadilla por detrás a Vela en la primera mitad. Pero los realistas se mostraron vivos y rodearon al árbitro que ya nos costó un punto en Ipurua al tragarse un claro penalti a Canales en el tramo final y él reaccionó expulsando justamente al lateral del Atlético.

Granero llegó este verano tras pasarse toda la campaña pasada lesionado. Hubo, había, hay y habrá expectativas con él pues un jugador que, aunque fuera a rachas, fue titular en el Real Madrid de Mourinho tiene que tener algo. Algo que le haga ser titular en San Sebastián y también triunfar. Porque ayer Granero dio un clínic. Bajó a recibir y generó fútbol como no había hecho hasta ahora en el maldito rombo de Jagoba. Y es que empezó de titular pero empezó de titular fuera de sitio por lo que estaba más que perdido. Pero ayer encontró los caminos en la creación y el equipo carburó y luchó contra los elementos y un arbitraje nefasto para imponerse al subcampeón de Europa.

Y gran parte de culpa la tuvo Granero. Sí. Demostró todo lo que se esperaba de él y ya se ve con otros ojos el futuro del equipo. Simplemente con actitud, la Real Sociedad podía estar más arriba y el cambio de ésta en apenas cinco días evidencia que la marcha de Arrasate se tenía que haber producido antes. Mucho antes.

Hemos perdido tiempo pero no excesivo, todavía queda margen para la reacción pero tendrá que ser más que importante si queremos ver a los nuestros por Europa el año que viene. Y no, no me refiero a la intertoto como este año. Yo quiero Europa League de verdad.

Y la regeneración pasa, además de por Vela -menudo partido ayer- por futbolistas como Granero. Un tipo vivo que protesta sabiendo que a él no le van a sacar amarillas por eso, un perro viejo en el campo. Y también son vitales Carlos Martínez y Mikel González. Lo fueron para entrar en Champions y Jagoba se los cargó de mala manera

martes, 4 de noviembre de 2014

Sin Jagoba, los dedos señalan a Loren #RealSociedad



Lorenzo Juarros 'Loren' exjugador de Real Sociedad y Athletic y actual director deportivo de la Real Sociedad se ha quedado solo. A pesar de que Jokin Aperribay sigue en su cargo y también ha perdido crédito por tardar en destituir a Jagoba Arrasate, el señalado por todos es Loren.

Tras dos veranos planificando fatalmente el verano, ya no puede escurrir más el bulto y ha de ser el siguiente. Con un contrato que acaba el 30 de junio, Loren debe ser el siguiente en salir. Por mucho que firmara a Pep Guardiola como sustituto de Arrasate, el burgalés debería salir el próximo verano sin haber motivos para que siga.
Tras dos veranos planificando fatalmente el verano, ya no puede escurrir más el bulto y ha de ser el siguiente. 
El verano de 2012 lo hizo muy bien fichando a Vela y Chory Castro y cediéndose a José Ángel pero precisamente la salida del asturiano es uno de los puntos a favor de prescindir de Loren. Con la marcha de Illarra, Loren fue el encargado de fichar a Granero y solo a Granero para cubrir la marcha del 8 realista. Tras la lesión de gravedad del de Pozuelo de Alarcón, Loren optó por seguir con la misma plantilla, una corta y que evidenció falta de oxígeno ya en febrero.

Este verano con casi 100 millones en los ingresos en los últimos veranos, Loren apostó por Finnbogason y Vela además de la vuelta de Granero pero el equipo se veía en agosto que iba a ser corto. Y efectivamente lo es. El único central fichado este verano juega en un Eibar con siete puntos más que los donostiarras ahora mismo y Elustondo ha retrasado su posición para cubrir un hueco que Loren no supo cubrir. Recolocar de central a un hombre que de pivote no tenía sitio es una obra maestra como recolocar de lateral derecho a un interior que no valía y que tampoco demostró valer para el lateral. El mismo Estrada que renovó el verano pasado sin mediar motivo deportivo alguno en su continuidad en la Real.
Recolocar de central a un hombre que de pivote no tenía sitio es una obra maestra como recolocar de lateral derecho a un interior que no valía y que tampoco demostró valer para el lateral.
Sin centrales de garantías ante el bajón de Iñigo Martínez, con un lateral como Yuri que en principio no era competencia para De la Bella y con el propio catalán en nivel paupérrimo. Así se presenta el panorama para el nuevo entrenador realista. Ah. Y con un Zubikarai que ha fallado en demasiados goles a estas alturas de la Liga. Solo ha mantenido la puerta a cero en un partido en Primera División desde su debut contra el Betis (1-1) en la temporada 11-12. Aquella tarde, también, tuvo culpa en el gol hispalense.

En la temporada 2012-13 solo frente al Athletic logró echar el candado a su portería. Pero da igual, es de la casa y es titular por la lesión de Rulli. El nuevo tendrá que lidiar con el peor Vela desde que es jugador de la Real Sociedad, con un delantero que ha costado 8 millones, el año pasado marcó treinta goles y que en la presente campaña solo ha tenido dos ocasiones de gol claras. Y con Loren, claro.

Se dice muy fácil que hay que ir al mercado invernal y no seré yo el que diga que no...pero sabiendo que ficha Loren igual trae otro pivote vaya usted a saber. 

domingo, 2 de noviembre de 2014

Fin de la pesadilla #RealSociedad


23 partidos para conseguir unos patéticos 22 puntos han sido una larga travesía por el desierto. Tras perder en Anoeta contra el Málaga en un partido difícil de olvidar por lo malo y de empatar en Córdoba contra un equipo que evidenció lo grande que le viene la categoría pero que está a solo un punto de la Real Sociedad, Aperribay tomó, por fin, la decisión de cesar de su cargo a Jagoba Arrasate.

Después de soportar en el banquillo a un entrenador incompetente por razones que nadie nunca explicará, Aperribay cesó a su segundo entrenador tras hacer lo propio con Martín Lasarte después de haberle renovado poco antes. Con Arrasate pasó algo parecido. Fue renovado en verano a pesar de que muchos, a los que se llama locos o mestallizados desde los medios oficiales, alertaran de que el de Berriatua no debía seguir.

Sin Bravo ni Griezmann el equipo ha ido cuesta abajo de manera evidente. Tuvo que ser despedido al caer de manera patética en Rusia pero se le mantuvo. Se le ganó al Real Madrid y esa remontada en la que todos disfrutamos le ha dado a Arrasate dos meses más para seguir destrozando a la Real Sociedad.

Solo el equipo del descenso y el de la campaña 2001/02 es peor que esta Real con la evidente salvedad de que este año se han invertido casi 25 millones en fichajes. Con los dos fichajes más caros de la historia en la plantilla, la Real navega por los bajos fondos de la tabla con una tendencia tan horrible como su propio entrenador.

El nefasto paso de Jagoba por la Real deja una ristra de cadáveres importantes en el vestuario realista. Carlos Martínez, Mikel González, Rubén Pardo o Chory Castro no estarán tristes de que se vaya el técnico que les ha infrautilizado y/o vacilado en el último año

A Jagoba Arrasate se le fue de las manos el equipo en el tramo final del año pasado. Permitió que los jugadores se fueran de farra horas antes del trascendental choque frente al Villarreal que envió a la Real a jugar la intertoto en verano. Y así, más y más.

Pasará a la historia como el técnico que llevó a la Real Sociedad a unas semifinales de Copa 25 años después y nada más. Lo de Lyon lo recordaremos por los jugadores. Ya está.

El nefasto paso de Jagoba por la Real deja una ristra de cadáveres importantes en el vestuario realista. Carlos Martínez, Mikel González, Rubén Pardo o Chory Castro no estarán tristes de que se vaya el técnico que les ha infrautilizado y/o vacilado en el último año. El riojano fue titular hasta enero. Justo cuando la Real desapareció coincidió con su suplencia. Qué casualidad.

A Mikel González le ha sentado para dar entrada al niño mimado de la Real Sociedad. Gorka Elustondo ha jugado siempre que ha estado disponible dando igual lo malo que sea o el sitio en el que tenga que jugar. Con Arrasate le hemos visto de central, pivote, volante y hasta falso nueve. Y nos costó media final de Copa por su error de infantiles en el Camp Nou. Pero es otro tema.

Gorka Elustondo ha jugado siempre que ha estado disponible dando igual lo malo que sea o el sitio en el que tenga que jugar

Gonzalo Castro ha perdido el tren del Mundial más importante de su vida. Con una millonaria oferta en diciembre, se quedó porque iba a ser importante. Y al final se quedó como reserva de jugadores peores que él en la lista de Tabárez para Brasil. Todo por no jugar. Porque Griezmann se tiró tres meses de vacaciones antes del Mundial y seguía siendo titular.

Lo único destacable de su paso por la Real es la irrupción de Joseba Zaldua. Se ha comido a un Carlos Martínez que debía alternar con el potrillo pero que no está desde hace tiempo. Igual al expreso de Lodosa no le viene bien una pretemporada con actividades acuáticas. Porque el tema físico es el gran debe de Arrasate.

Bueno, no. El gran debe es que se ha reído de la afición con lecturas vomitivas de sus esperpentos. Porque Jagoba se ha reído de la gente. No hay otra. Decir el día del Almería que se había comido pasta a las once de la mañana, que no es fácil remontar un 0-2 pero que casi lo conseguimos y cosas de ese calado es sonrojante. Igual que sonrojante es que exista una foto suya con la camiseta del Bilbao. Yo no me la pondría. Nunca.

Por fin se acabó la pesadilla. Da igual quien venga. Salvo que baje Loren al banquillo -no olvidemos que él confió en este señor- el que se siente en el banquillo de Anoeta el sábado a las 22:00 horas será mejor que Jagoba. Con haber entrenado en Segunda antes tendrá más experiencia que un técnico que no volverá a entrenar en el fútbol profesional.

Venga Jagoba, no estés triste. Ahora vas a poder ir al aquapark todos los días que esté abierto que no vas a tener nada más que hacer. Y puedes mirar en el diccionario la definición de la palabra monólogo. 

sábado, 1 de noviembre de 2014

Según Jagoba no soy de la #RealSociedad



Nací en 1990 y soy socio desde 2001. Pero no, no soy de la Real. Y no lo soy porque el peor entrenador que he visto sentado en el banquillo local de mi estadio me lo dice. Y se queda tan tranquilo. Sé que aquella tarde que debuté en Anoeta como socio y en la que Jankauskas adelantó a la Real y Alberto propició el empate del Zaragoza tragándose un tiro de Acuña me fui cabreado a casa. Igual tú no, Jagoba. Igual estabas viendo a un equipo rojiblanco.

Si coges un equipo de Champions con un nivel de regional -no lo digo yo, era su trayectoria- lo mínimo que tienes que mostrar es respeto y humildad. Respeto por la herencia recibida y humildad porque el puesto puede quedarte grande, muy grande, enorme o más allá como es el caso.

Pero Arrasate no tiene ni una cosa ni la otra. No tiene respeto porque ha destrozado la obra de Philippe Montanier que estará en Rennes tirándose de los pelos viendo cómo su segundo ayudante - ni siquiera el primero- está destrozando una obra que le costó elaborar. Más aún tirándose de los pelos pensando que a él que nos dejó cuartos no le ofrecieron dos años y a este señor sí. Tremendo lo tuyo, Jokin. Y no tiene humildad porque a la mínima se pone gallito.

Volviendo a la lapidaria frase...hay que tener poca vergüenza. Jagoba Arrasate salió ayer a rueda de prensa con la arrogancia que tiene últimamente. Su primera frase que me chocó fue la de "se ha hablado muy poco del partido y mañana la que juega es la Real". Ahora sí, Jagoba demuestra que tenemos escudo. Y se lo pone en la cara para que no le ataquemos.

Claro que luego viene a decirte un señor que posa sonriente con una camiseta del Athletic de Bilbao que tú no eres de la Real si mañana vas a Anoeta y le pitas porque es lo que se merece y porque no aguantas más. Después del monólogo de Cornellá, de salir a la carrera el día del Getafe y del empate inmerecido -porque Xisco no falló a portería vacía minutos antes de empatar, no- en Córdoba, tú no puedes pitarle.

Porque tú, amigo realista estás mestallizado. El primer paso es reconocerlo y no pasa nada. Yo también lo estoy. Me va a estallar algo ya con el tema de Jagoba Arrasate. Ese punto en el que el Espanyol te hace dos goles e innumerables ocasiones sin tener buen equipo y te da igual, en el que el Getafe te empata y te remonta en tres minutos de añadido y te da igual ha pasado. Empató Xisco el sábado pasado y solo me salió pensar que ojalá sirviera par algo. Visto está que no. Porque esta semana no se ha hablado del partido.

En eso tienes razón, Jagoba. Podemos hablar de que lo haces tan bien que hasta la Ertzaintza se acerca a Zubieta a felicitarte por tu trabajo, podemos hablar de que no sabes de fútbol y de que te ríes de la gente con tus lecturas, de que llevas 22 puntos en 22 partidos en una plantilla con Carlos Vela, Iñigo Martínez, Rubén Pardo, Canales o Granero...o es más, podríamos hablar de que la Real no juega a nada. De que este año sí, como amenazaste, se nota tu sello.

Podemos hablar de que lo haces tan bien que hasta la Ertzaintza se acerca a Zubieta a felicitarte por tu trabajo o de que llevas 22 puntos en 22 partidos

Y no hemos hablado del partido con razón. A mi que venga el Málaga a Anoeta me da igual. Lo que verdaderamente me preocupa es qué ha hecho este señor para entrenar a la Real Sociedad durante tanto tiempo y, especialmente, durante los últimos dos meses. Estamos ya en noviembre y la Real no ha dejado la puerta a cero en ningún partido. Igual tiene que ver que se ha cargado a los laterales y al central titular o que ha puesto ahí, en el puesto de Mikel al enchufado de turno, al trepa que hay en todas las empresas y que en esta plantilla ya sabemos todos cómo se llama y que lleva el cuatro en la espalda. El que nos costó media final de Copa, sí.

Y sí, sigo sin hablar del Málaga porque es un rival propicio y me da miedo. Vienen en racha y pueden hacerte un roto importante. Y no te creas que son mejores que tú porque no lo son. Aunque bueno, puedo no ver el partido y luego escuchar la rueda de prensa de Jagoba y montarme así mi pequeño mundo paralelo en el que la Real mereció más contra el Espanyol a pesar de no tirar a puerta. 

Si hoy fuera a Anoeta te pitaría a rabiar porque estoy harto de verte arrastrar por el fango ese escudo que quiero

En fin Jagoba que me podrán dar lecciones de realismo gente de la edad de mi aita que vio a la Real en Segunda antes de sumar cuarenta campañas ininterrumpidas en Primera División. Pero tú que tienes una foto con la camiseta del Athletic puesta pues como que no. Porque no la acepto y porque tú no me representas. Y si hoy fuera a Anoeta -la distancia no me lo permite no es por falta de ganas- te pitaría a rabiar porque estoy harto de verte arrastrar por el fango ese escudo que quiero y que tú señalaste que teníamos.

Para acabar. Jagoba, majo, cierra la puerta al salir.

domingo, 5 de octubre de 2014

Si el rombo no vale, ¿por qué Jagoba sí? #RealSociedad



En año y medio que lleva destruyendo el proyecto realista, Jagoba Arrasate solo ha dado un paso para la posteridad: cambiar el 4-2-3-1 que funcionó con Montanier por un rombo que no sirve de nada y que nos ha costado la Europa League y algún que otro cabreo.

No es por ponerme una medalla pero ya avisamos de que el rombo no valía y, efectivamente, así ha sido. Si te ponen en un puesto de responsabilidad sin la preparación necesaria lo normal es seguir la línea de trabajo de tu predecesor. Pero no, va Jagoba y lo cambia todo. Y pasa lo que pasa.

Sin brújula

Que desde enero el equipo no se encuentra. Casualidades de la vida, o no, desde que Rubén Pardo se cayó del once titular. Con el riojano al lado de Markel, ni qué decir tiene que al lado de Gaztañaga iría aún mejor, el fútbol de la Real fue reconocible y brillante a ratos. Pero esos ratos pasaron a ser instantes, segundos o, directamente, desaparecieron de los partidos. 

Uno no alcanza a entender por qué sigue Jagoba Arrasate en la Real Sociedad. No termino de creerme que guste o se confíe en él porque es imposible hacerlo. Se ha cargado a Carlos Martínez, Mikel González, Iñigo Martínez, De la Bella, Pardo, Chory o Agirretxe. Casi nada. En año y medio. Imaginaos que le dejamos otro año y medio más (que es lo que le queda). 

Uno no alcanza a entender por qué sigue Jagoba Arrasate en la Real Sociedad. No termino de creerme que guste o se confíe en él porque es imposible hacerlo.

Es evidente que Claudio Bravo se marchó buscando cotas más altas en su carrera pero el chileno era de los críticos, de los que molestaba en el vestuario de la Real. De los que no iba a Lyon o Manchester a sacarse fotos y de los que se acordaba de los familiares de quien hiciera falta. Como debe ser.

Porque la Real, igual que el Atlético pero al revés, es fiel reflejo de un entrenador cero ambicioso y que se conforma con la ley del mínimo esfuerzo que suponía ser séptimo el año pasado. Y ellos mismos tienen la experiencia de la temporada pasada donde jugar a ratos les valió para jugar la Intertonto. Pero también hay que mirar al Real Betis. Sexto hace dos años, los de Heliópolis se metieron en camisas de once varas con la planificación de la plantilla y no fueron capaces de darle la vuelta a una nefasta primera vuelta. No hay que ser alarmista pero con cinco puntos de los primeros veintiuno habiendo jugado solo contra uno de los tres grandes, la situación de la Real es crítica.
Porque la Real, igual que el Atlético pero al revés, es fiel reflejo de un entrenador cero ambicioso

No me vale decir que con Montanier se empezó mal por muy verídico que sea. Después de ganar al Granada con un churrigol de Estrada en la jornada 5, Montanier encadenó 2 de 24 puntos que acabaron con un zambombazo de Iñigo Martínez desde su casa en el Villamarín para salvarle. Entre tantas nos vimos en una como la actual.

La Real salió humillada de Vallecas (4-0) y última de la clasificación con ocho patéticos puntos tras firmar cuatro en las dos primeras jornadas. Ni siquiera entonces se decidió un Aperribay que pasará a la historia por sus decisiones con los entrenadores ademas de por su manera de llegar al cargo. Un año después, la Real llegó con 10 puntos a la décima jornada y con Anoeta pidiendo cabezas tampoco se actuó.

Montanier acabó dando la razón a sus defensores clasificando al equipo en una heroica cuarta posición por lo que dejó un caramelo. Y ese caramelo fue a parar a un niño que pasaba por ahí en vez de a alguien que lo mereciera. Jagoba no tiene crédito, nos vacila en rueda de prensa y además no da una derechas. Hablar de monólogo de la Real en la segunda parte de Cornellá es como señalar a la afición y reírse de ella en su cara. Menudo monólogo en el que no se inquietó al portero salvo en dos ocasiones que él mismo falló. Pocos partidos más tranquilos tendrá Kiko Casilla en Cornellá.

Dentro de dos semanas se sentará en Anoeta el mismo entrenador que la semana pasada frente al Valencia. Y va a dar igual lo que pase. Si la Real acaba bajando lo hará con Jagoba Arrasate en el banquillo. Porque él no tiene la dignidad necesaria de irse porque sabe que no volverá a entrenar a nada decente porque es malísimo y porque Aperribay no tiene lo que hay que tener para firmarle un finiquito y darle una patada que se merece mucho.

Señor presidente, sus declaraciones de querer ser el nuevo Sevilla me ilusionaron. Es la hora de demostrar que quiere serlo echando del banquillo de la Real Sociedad al peor entrenador de la Real Sociedad en lo que va de siglo. Piensen lo que ha sacado cada uno con lo que tenía y piensen lo que está sacando Arrasate con un equipo de Champions. De Champions. Que sí, era para disfrutar. Pero la jugamos. 

Jagoba Arrasate dimisión. Y él dirá misión.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

¿Qué hacer cuando ya no hay ilusión? #RealSociedad



La Real visita esta noche al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Hace dos años conseguimos allí una victoria agónica -de las que cuestan infartos si uno tiene ya una edad- en la jornada 36 de la temporada de Montanier. Pero ya nada es igual.

Jokin Aperribay y Loren se gastaron 25 millones este verano en traer a Finbogasson y en que Vela y Granero continuaran en la plantilla realista. Pero no hay, ni siquiera, ilusión. Porque visitamos Sevilla y la sensación es que no va a pasar nada bueno. Igual que el año pasado cuando fuimos a Sevilla ocho días después de ganar al Barça pero sabiendo que el batacazo que se venía iba a ser importante. Y se vino.

Porque Jagoba I, el que prefiere un aquapark a París le planteó al Sevilla un partido como le planteó al Barça. El día que Elustondo partió de volante y acabó falso nueve, la Real solo tiró una vez a portería por medio de Canales. Y todo eso una semana después de pasar por encima del Barcelona. ¡Del Barcelona! 

Uno recuerdo el baño táctico de Emery a Arrasate ese día y,de repente, le apetece ponerse a doblar calcetines a eso de las 22:00 horas. Porque la Real ha destruido la ilusión de un gran año en poco más de dos meses. Primero fue el Aberdeen, después el Eibar y el Krasnodar y finalmente la Unión Deportiva Almería. 
Uno recuerdo el baño táctico de Emery a Arrasate ese día y,de repente, le apetece ponerse a doblar calcetines a eso de las 22:00 horas.
Que se puede hablar de mala suerte el domingo, que no todos los días vamos a tirar tres veces a los palos pero el concepto va más allá. La Real tenía que ganar al Almería por lo civil o por lo criminal, porque era, es y será mejor, porque ha gastado mucho y porque jugaba en Anoeta. Y no salió nada. La gente se quedó atónita y ni siquiera pitó. 

La ilusión en el fútbol es un castillo de naipes. Extremadamente complicado de levantar pero fácil de destrozar. Porque somos la Real. Porque ahora con 0-2 en contra vemos que se puede levantar pero no hace tanto tiempo -quizás nunca me abandone esa sensación- cuando la Real se ponía con dos goles por delante veía el peligro ahí al lado. Porque una tarde de abril de 2003 cuando Portillo batió a Westerveld Anoeta seguía celebrando el 4-2 pero a algunos se nos aparecieron fantasmas. Años después la Real desperdició tres o cuatro veces una renta de dos goles llegando al punto de marcarse un gol en propia puerta en el tiempo extra en Santander para tirar por la borda un 0-2. Según mi recuerdo -borroso- aquella tarde Mikel Alonso se hizo un Elustondo y despejó al cuerpo de Riesgo para el 2-2. Algo así.

Por eso lo del castillo de naipes. Fui muy escéptico con Montanier pero sus resultados quedaron ahí. Los buenos y los malos. Que conste. Que el galo nos dejó cuartos pero nos privó de ver a Pardo acompañando al de Mutriku porque se empeñaba en poner a Bergara a su lado. Pero la cosa es que ahora Montanier es añorado en Donosti.

Añorado porque lo que tardó año largo en construir Jagoba lo ha destruido rápidamente. Porque a algunos les valía con ser séptimos cuando el equipo podía ser cuarto. Más aún viendo quién era el rival y el morbo que tendría ir en la jornada 37 allí con algo en juego. Pero dio igual. Se escudaron en el cansancio por las tres competiciones cuando la segunda la dejaron de lado en noviembre y desde que se ganó al Barça la lista es terrible. 20 puntos en 17 partidos un equipo que ha contado con Bravo, Iñigo Martínez, Pardo, Canales, Granero, Prieto, Vela, Griezmann, Agirretxe y Chory Castro. 20 en 17. 
El año pasado jugamos Champions y parece que ha llovido muchísimo.

Solo ellos podrán generar una mínima parte de esperanza semejante a la de hace no tanto. El año pasado jugamos Champions y parece que ha llovido muchísimo. Ya se avisó en verano de las carencias del plantel realista pero, como tantas veces, se tachó de talibanes a quienes no veíamos apropiada la plantilla confeccionada por Loren. Una vez más, y creedme cuando os digo que me apena, tuvimos razón. 

PD: Se cree Arrasate que ayuda a Zubikarai ratificándole tanto pero cuando el meta falla sistemáticamente en todos los partidos, no hace ninguna gracia que lo haga como en su momento tampoco gustó su: "Van a jugar Zubikarai y diez más". Y es la fórmula para mañana. Así que...vayan buscando calcetines que doblar. 

La Champions, un sueño Real from Eneko Picavea on Vimeo.

lunes, 22 de septiembre de 2014

@ChoryOfficial mató a Kennedy #RealSociedad




No lo sabéis, pero Gonzalo Castro Irizabal, Uruguay 1984, fue el responsable del asesinato de Kennedy, es el culpable del hambre en el mundo y además, tiene en su casa refugiado a Elvis Presley que huye de su tortuosa vida como estrella. Por eso es suplente en la Real Sociedad.

Desde que Montanier implantara un sistema que funcionaba -y enamoraba-, nadie discutía que Antoine Griezmann tenía que ser el que jugara en el flanco izquierdo de la línea de tres medios ofensivos por detrás del punta. No ya por nombre o proyección, sino por sus características. Hombre de banda, vertical y con gol, el de Macon se hizo amo y señor del carril izquierdo de la Real, un carril que no tenía un dueño fijo desde que otro ilustre canterano como Javi De Pedro demostrara domingo sí y domingo también la mejor zurda de la historia de la Real Sociedad.

Con Griezmann ganando cosas en el Atlético de Madrid -un título, jugar Champions de nuevo, un entrenador y un club exigentes-, la lógica dictaba que Chory Castro debía ser titular. Claro que llegó Jagoba Arrasate a cambiar el sistema que funcionaba para que no le dijeran que sus méritos eran por la herencia recibida. Quiso poner su granito de arena y acabó enterrando al equipo bajo una duna y eliminado por un Krasnodar que en la Liga Española no se distanciaría mucho del tren inferior de la tabla.

Chory Castro llegó a la Real Sociedad en el verano de 2012 y todos, digo más, TODOS, coincidimos en que su fichaje era un grito de esperanza. Una muestra de que en los despachos de Anoeta se quería aspirar a más. Precisamente que el charrúa fuera el jugador número doce era la mejor noticia de la Real de Montanier. No porque fuera suplente sino por lo que significaba que un hombre de su nivel fuera suplente. La Real aspiraba a lo más alto. Y lo hacía de verdad.

Ya con Jagoba, Castro fue cayendo y la manía persecutoria que le debe tener él no sabemos debido a qué, le dejó sin Mundial de Brasil. Porque jugando Champions en un equipo con aspiraciones -que algún día las tuvimos a pesar de Arrasate- el charrúa habría defendido la celeste en Brasil. Pero bueno, ya no se puede hacer nada al respecto.

Pero ahora sí. En el rombo Chory Castro empezó de titular porque Vela estuvo lesionado. Pero empezó titular de nueve y la gente comenzó a decir que no rendía, que se desinflaba y que aparecía poco. Tenían razón. Pero Chory también tenía una razón. En un once en el que un pivote goleador actúa de central ya se debía tener cubiertas las plazas para experimentos pero Arrasate quiso probar con Chory Castro como acompañante de Finbogasson. Un puesto que el charrúa no ocupaba desde que le entrenara un tal Martín Lasarte y más aún, desde que compartía línea de ataque con un tal Luis Alberto Suárez. Uno que ha costado 80 millones este verano.

En un once en el que un pivote goleador actúa de central ya se debía tener cubiertas las plazas para experimentos pero Arrasate quiso probar con Chory Castro como acompañante de Finbogasson


Chory Castro se hizo un nombre en el Mallorca jugando en la banda. Pegado a la cal, centrando y marcando goles a balón parado. Que Chory Castro sea suplente a día de hoy en el 4-2-3-1 de la Real es como si -salvando las distancias- De Pedro hubiera sido suplente en la Real de Denoueix para que Aranburu jugara en banda. Que Aranburu jugó en banda con Amorrortu y no lo hizo mal...pero porque no había otro.

Es lo que pasa con Canales. Sergio Canales puede actuar de pivote adelantado y, de manera muy puntual, e banda pero su puesto es el de enganche. Ahí es donde se encuentra cómodo y donde su calidad aparece para marcar las diferencias. Y si tiene que sentar a una institución como Prieto se le sienta y no pasa nada. Lo que está claro es que Aranburu no podía sentar a De Pedro igual que sucede ahora con el cántabro y Chory Castro. Aunque muy bueno en lo suyo -tiene un talento fuera de toda duda- Canales se ahoga en la banda. Igual que Pardo en el ya innombrable rombo de Arrasate, por cierto.

Lo peor de los pocos minutos del Chory Castro no es que sean pocos. Es que pase lo que pase, lo haga bien o mal, llueva, nieve o haga sol, el charrúa es habitual suplente. Fue el mejor en Vigo en la segunda mitad y salió desde el banquillo ayer. Cuando repitió siendo el mejor. Casualidades o no, para otros es más fácil ser titulares. Agirretxe vio puerta en Vigo y apareció en el once ayer contra el Almería. Que jugó muy bien, pero que si él merece ser titular el Chory tanto o más. 

Loren ya tiene culpa #RealSociedad



Con los acertados fichajes de Vela y Chory Castro, más las dos cesiones de José Ángel, la incorporación de Canales y Granero, el Director Deportivo de la Real Sociedad había abandonado el disparadero. Pero vuelve a estar en boca de muchos por lo de siempre: cuando arriesga le sale mal.

Lo de Arrasate suena a cuando se fue a la liga de Colombia a por ese 21 que llamaban 'Calidoso'


Porque arriesgar con Vela era un pequeño riesgo. Estaba estancado pero tenía 23 años. Arriesgar con Seferovic le salió mal pero se puede asumir porque el chaval potencial tenía de sobra pero lo de Arrasate suena a cuando se fue a la liga de Colombia a por ese 21 que llamaban 'Calidoso' y que es lo peor que, personalmente, he visto en Anoeta. Tenía toque sí, pero era más lento que el caballo del malo.

Volvemos al tema. Verano de 2013. La Real va a jugar Champions League y a Loren le cuesta decantarse por un entrenador para darle los mandos del Mercedes que era la Real en aquella época. Se decantó por uno y unos penaltis en junio y de madrugada nos lo quitaron. Porque que no os engañen, Loren no confiaba en Arrasate, quería a Martino pero su clasificación en la Libertadores aquella noche que se tiraron 13 penaltis -por equipo- dio al traste con las negociaciones. Y se tiró de plan B. Tenía que haber sido un Z, un ZZ visto lo visto. Pero Arrasate era el plan B. Se puso a trabajar la maquinaria diciendo que fue él quien instó a Montanier a jugar con un 4-2-3-1 que se ajustaba más a la plantilla que tenía que el 4-3-3 que el galo quería. Pero era mentira. Porque en cuanto ha podido lo ha quitado. Loren dijo que no podían fichar a alguien que de repente quitara a Vela de la banda derecha. Pues mira, tu amigo Jagoba lo ha hecho.

Ahora Loren es culpable por decidir renovarle, por no cesarle cuando debió...y por la pésima planificación de la plantilla. Que es mala suerte que Gerónimo Rulli se lesione en Rusia de aquella manera. Pero Loren es culpable de tener de portero suplente a Eñaut Zubikarai. Porque puede jugar un día pero no más. Bravo se lesionó hace dos años y tuvo que salir Zubikarai que ya no nos acordamos si lo hizo bien o mal porque luego fuimos cuartos y ahora lo mismo. Que es el segundo portero pero hay que exigir tener un portero suplente de garantías. Sevilla y Valencia, que son nuestros rivales por la cuarta plaza, tienen dos buenos porteros, ¿por qué en la Real nos tenemos que conformar con uno?

Si Eñaut Zubikarai hiciera lo que ha hecho como jugador de la Real en otro equipo ya no defendería esos colores. No los defendería tras comerse seis goles en Mallorca, no los defendería con la inseguridad que transmite (ha fallado en tres de los siete goles recibidos este año) y no los defendería tras ser objeto de alguna que otra salida de tono el año pasado. A ver si os creéis que se salió de las convocatorias por procesos gripales. Dejaros de eufemismos que ya sabemos todos los que significa eso.

A ver si os creéis que se salió de las convocatorias por procesos gripales. Dejaros de eufemismos que ya sabemos todos los que significa eso.


Loren también tiene culpa de lo coja que está la defensa. De la Bella está más asentado que servidor en su sofá cuando hay fútbol en la tele e Iñigo Martínez más aún. Que me podrás decir que se ve muy fácil por la tele, Iñigo, pero he estado en el campo y desde ahí también se ven tus errores.

Y es que los errores de Iñigo Martínez duelen especialmente. El central vizcaíno puede llegar a ser -porque todavía no lo es- el mejor central de Zubieta en mucho tiempo. Pero se ha acomodado en la plaza. La competencia es nula y él se ve cómodo. Ha sido internacional cuando menos lo merecía y nada ayuda. Es un jugador sobresaliente pero tira con los suficientes. Y, por lo menos a un servidor, le duele verle así. Ayer se come el 0-2 por llegar tarde. Bueno, la defensa en zona, claro. Otro tema del que podríamos escribir biblias enteras.

Al lado de Iñigo Martínez juega quien todos sabéis. El dueño del coche que conducía Castillo cuando dio positivo en un control de alcoholemia, el que viajó a Madrid a visitar a una prima estando lesionado y se le vio a altas horas de la noche en Gabanna dándolo todo. El pivote goleador. El Lampard de Beasain que ahora es Baresi, Beckenbauer...y hasta Puyol. Que por arriba va bien el chaval.

Que Mikel Gonzáelez tuvo su peor campaña el año pasado lo vemos todos. Lo verá hasta él. Pero esto no es de recibo. Si alguien tiene que sentar al de Arrasate debe ser Ansotegi. O podría ser...ah no. Que no hay cuarto central. Pero nunca Elustondo. Por favor. Seamos serios. Elustondo de central es el mayor vacile de un técnico a la grada que he visto en mucho tiempo. No sabe tirar el fuera de juego, no da salida de balón y falla, vaya que sí falla.

Y entre medias está Ansotegi, la otra cara de la moneda. Porque si Mikel vivió su peor campaña, Ansotegi vivió su mejor año el pasado curso. En un equipo de mitad alta y asentado en la titularidad con bastante regularidad. Además sumó goles a balón parado. En Champions se le vieron las costuras pero qué le vamos a pedir al bueno de Ion. Siempre lo ha dado todo.

Total que Loren tiene la culpa de la mala defensa realista. El año pasado se recibieron muchísimos goles, 55 en Liga BBVA. Y eso teniendo a uno de los mejores porteros del campeonato. Pues imaginemos ese mismo sistema defensivo sin el portero y con un central de circunstancias. Pues tenemos lo que tenemos. Un portero que ha dejado su puerta a cero en una única ocasión en su carrera en Primera División. Una en los casi veinte partidos que ya ha jugado.

La ecuación es que la Real, desastrosa el año pasado en defensa, necesita marcar este año 2,5 goles para sumar en un partido porque a un mal sistema defensivo le han quitado a dos titulares para poner a dos peores. A dos peores. Sí. Así como suena.

Y encima defendemos -por decirlo de alguna manera- el balón parado en zona. Allá por el mes de septiembre del año pasado vimos que no valía -en Leverkusen- pero Jagoba va a su ritmo. Pero oye, que no me quejo. Que él tiene un título de entrenador -aunque el suyo sea de juguete- y yo no.

domingo, 21 de septiembre de 2014

RSO 1-2 ALM: Víctima de sus miserias



Partido de la Real Sociedad y el rival se pone por delante. Empieza a ser la triste realidad del equipo de Jagoba Arrasate que ha repetido esa ecuación en los cuatro partidos de la Liga BBVA sin haber tenido, ni mucho menos, un inicio de temporada complicado. 

Contra un equipo de media tabla el año pasado, uno que se salvó en la jornada 38 y un recién ascendido, la Real Sociedad empezó perdiendo por una tendencia al suicidio que le está costando la salud a muchos aficionados en Anoeta. Porque acudir al estadio donostiarra es ya un ejercicio de fe. Cuando el Almería se puso 0-2 con el gol de Dos Santos no se escucharon pitos porque era la tercera vez consecutiva que el equipo de Arrasate se veía en la misma situación. Ante el Madrid se tiró de orgullo para remontar, ante el Celta se empató de churro y ante el Almería no valió. Porque no todos los días es fiesta. 

Porque Jagoba Arrasate volvió a apostar por el 4-2-3-1. Bueno, eso se supone. Porque en la práctica lo que se ve es que ha entrado Vela en el once pero que, por lo demás, la vida sigue igual para la Real. Es como un rombo abstracto. Porque pensar que la Real usa el sistema del año pasado sin Chory Castro es difícil de entender. Así que no quiero ni intentar explicarlo.

El año pasado la clave de la Real eran Vela y Griezmann. Sin el galo, el charrúa debía ser titular indiscutible pero ahora resulta que Canales es mejor opción para la banda en vez de un jugador de banda que ha demostrado su valía ahí. De hecho salió Chory y marcó un soberbio gol.

Pero antes de eso, Zubikarai había regalado el 0-1. Primero la Real Sociedad salió arrollando. Al minuto tres ya se habían sacado tres córners. No se había rematado ninguno porque oye, entrenar el balón parado debe pensar Arrasate que es trampa. Ni que fuera complicado poner a Prieto en el primer palo, ponerle el balón en la cabeza y que peine los saques de esquina. Contra el Madrid funcionó. La cosa es que ni Granero ni Canales supieron sacar ni medianamente bien ningún córner.

El más atinado fue Agirretxe que a punto estuvo de hacer un gran gol tras una buena jugada individual. Después llegó el desastre. Una falta mal botada por el Almería desnudó las carencias de la Real a balón parado. Con un portero que no domina el área -que solo sabe sacar balones bajo palos, en lo que es bueno por cierto-, la Real metió el culo en el área pequeña. El balón no fue despedido y tras ser centrado de nuevo al área Zubikarai volvió a cantar. Salió a cazar mariposas y el balón acabó de aquella manera pegando en De la Bella y entrando en su portería. Tomer Hemed estaba en fuera de juego posicional pero no entró en contacto con el balón por lo que, con la nueva regla, se supone que no es fuera de juego. 

Tras el 0-1 la Real desapareció. Tuvo una clara Vela que falló porque sigue sin estar en forma. Tuvo cinco minutos bestiales en la primera mitad pero nada más. Se diluyó como un azucarillo.

Nada más salir del vestuario, Granero tuvo una ocasión que falló con estrépito. Un balón franco en la frontal del área tiene que ir a portería sí o sí, pero el de Pozuelo casi lo mando a La Venta de Curro. Poco después Dos Santos hizo el 0-2 tras un córner bien lanzado -ellos sí deben saber- por Verza. 

Ni siquiera entonces despertó la Real. Chory Castro y Pardo entraron para revivir al equipo pero les costó lo suyo entrar en juego. Hemed pudo hacer el 0-3 en dos ocasiones, en una se topó con el larguero y en otra con Zubikarai. Para más desgracia, Zaldua se lesionó y tuvo que salir Carlos Martínez que la lió nada más salir al campo.

Chory Castro hizo el gol de la honra y pareció venirse otra remontada. Pero entonces apareció la mala suerte. Porque si ya en la primera parte Vela se topó con el larguero, en la segunda mitad le tocó a Iñigo y en el tramo final a Pardo tras una falta bien tirada por el riojano. Cuando se saboreaba el primer gol de falta en los últimos ocho años en Primera División...el poste escupió el tiro de Pardo.

No hubo tiempo para una nueva remontada y en una semana de tres partidos la cosa pinta negra. Muy negra. Porque se visita al Sevilla y se recibe al Valencia. Dos rivales directos por Europa que tienen más ambición, entrenador y dinero que la Real Sociedad. Se perdió el partido más factible de ganar de los tres y Anoeta puede -y debería- ser una caldera el próximo domingo de no ganar al Sevilla. Las cosas se pueden volver contra un Arrasate que ha vuelto a demostrar que tiene poca cintura desde el banquillo.

Con 0-2 frente al Almería en Anoeta solo se escucharon pitos cuando Carlos Martínez se preparaba. Zaldua pidió el cambio pero con 0-2 igual era mejor dar entrada a Finbogasson y jugársela a muerte. A Zubikarai no se le pitó tras su calamitoso error -van tres en cuatro jornadas- y tampoco al equipo cuando Elustondo e Iñigo se pasaban el balón mientras el tiempo corría. Un equipo sin alma que cae víctima de sus miserias, de una actitud reprobable y que solo funciona a ratos. 

lunes, 1 de septiembre de 2014

RSO 4-2 RMA: El uno por uno #RealSociedad



Zubikarai 3: Dejó dos grandes paradas a Kroos y a James pero sigue sin aportar seguridad a la línea defensiva. No se entiende en qué momento tuvo la brillante idea de salir de espaldas a un balón dividido. Demostró, de nuevo, que bajo palos es un buen portero.

Zaldua 5: Es un titán. Bale habrá costado 100 millones y será rapidísimo pero él le quitó el 1-3 en una carrera que no pasó desapercibida. El puesto es suyo y solo suyo. Puso varios centros de nivel y amargó la tarde al atacante que pasara por su zona.

Elustondo 2: No recuerdo un central tan humillado como él en el 0-2 en mucho tiempo. Comete errores de bulto propios de un pivote que juega de central pero no es de recibo que se meriende un balón en el medio campo por no saber medir el salto.

Iñigo Martínez 4: Serio atrás y marcando el gol, poco más se le puede pedir. No está a su nivel a la hora de sacar el balón jugado. Su garra es contagiosa.

De la Bella 3: Uno no sabe si De la Bella es el pésimo lateral del jueves o el buen jugador de ayer. Hizo un poco de todo pero lo más grave -y fue muy grave- fue su asistencia guión putada a Zubikarai estando completamente solo y que pudo costar caro. En ataque seleccionó las subidas y puso dos centros -sobre todo el primero- sensacionales.

Markel Bergara 3: Correcto en todas sus acciones dejando innumerables muestras de su garra. Se atrevió con el balón en largo con diferentes resultados.

Granero 3: Fue de menos a más. Le costó entrar, estuvo a punto de poner el 1-2 y después se soltó la melena y estuvo en muchos sitios. Creó peligro a balón parado.

Zurutuza 5: Empezó con una dejada a Granero que fue medio gol, metió el 2-2, el 3-2 y estuvo inmenso en todos lados. Acabó fundido cortando balones y saliendo a la contra. El Zurutuza que todos queremos ver.

Xabi Prieto 4: De nuevo dejó destellos de esa clase que atesora y se fue con dos asistencias que pudieron ser tres si Casillas no saca de milagro el testarazo de Agirretxe. Muy asociativo y con muchas ganas.

Chory Castro 3: Sigue jugando fuera de sitio pero cae a banda muy bien por tendencia natural. El día que vuelva a partir de ahí será feliz y todos veremos al mejor Chory Castro.

Agirretxe 2: Trabajó mucho pero no mete goles y es el nueve del equipo. Hay que exigirle mucho más.

Carlos Vela 4: El conquistador está de vuelta. Marcó y volvió loca a la defensa merengue con una internada que pudo acabar en penalti. Con el balón en los pies es imparable.

Canales 4: Que sea suplente es difícil de explicar incluso en noches como la de ayer. Da sentido al fútbol de Real y lo borda casi siempre. Se ofrece, se asocia y aparece por todos lados. Un futbolista especial.

Mikel -: Sin tiempo. Dio gusto verle de central en Anoeta.

Arrasate 3: La Real jugó al caos y le salió de maravilla pero no se puede permitir el 0-1 ni tampoco la jugada en la que Zubikarai salva de milagro el 0-3 a Kroos. La defensa en zona deja muchísimo que desear y es solo culpa suya. Hay que entrenar y entrenar. Fue valiente con los cambios.

RSO 4-2 RMA: Éxtasis #RealSociedad



Cuando Bale humilló a Elustondo me salió un aplauso seguido de un : "Vamos, no me jodas".

Como realista en Madrid veía venir las coñas tras lo que, apuntaba a ser, una goleada histórica. Y vaya que sí lo fue. Pero al revés. Gloriosa remontada realista que vio cómo jugar al caos le salió a las mil maravillas.

Jagoba Arrasate fue silbado al bajar del autobús y también al ser anunciado por megafonía. El técnico de Berriatua tendrá que ganarse a la gente y no lo va a tener nada sencillo. Alineó un once con sorpresas en la medular al sentar a Pardo y Canales para dar entrada a Granero y Chory Castro. Sorprendió que Zurutuza fuera titular pero viendo que ayer jugó a un grandísimo nivel ¿qué vamos a decir? Lo cierto es que había ganas de ver al colorado.

Zurutuza es un jugador diferente. Lento pero con una inmensa calidad al que, no sabemos por qué, nos cuesta verle muchas veces. Con Jagoba no juega en su sitio, en el que despuntó con Lasarte, y claro, así le cuesta todavía más. Ayer partió de la banda pero explotó llegando. Por el centro. Como tenía que ser.
Dolió ver a Canales suplente pues el cántabro fue el que más dio la cara en Eibar, Krasnodar y twitter tras una dura semana. Fue el único que tuvo la decencia de pedir perdón tras el batacazo ruso del jueves.

Explicar cómo salió la Real Sociedad al campo es difícil. Sin enterarse de nada, Zubikarai sacaba el segundo balón de sus mallas y Ramos había estrellado una falta en el larguero. El propio central de Camas -al que el título de mejor central del mundo le viene tan grande como a un servidor un premio Ondas- hizo el 0-1 y Bale, tras un cañito a Elustondo, el 0-2.

Entonces el equipo hizo click. Pasó de rombos y de sistemas y comenzaron a moverse todos por todos lados. Granero llegaba, Zurutuza también y Prieto, evidentemente también. El torrente atacante realista pudo acortar distancias pronto si un disparo de Granero no hubiera sido tapado por Ramos o si Martínez Munuera -menudo show el suyo- hubiera pitado un clarísimo penalti de Carvajal a David Zurutuza. 

No hizo falta porque a los pocos minutos un centro de Chory lo peinó Prieto e Iñigo Martínez lo empujó a placer mientras Sergio Ramos se comía la primera de la noche. Sin tiempo para digerir que los realistas estaban ahí, Zurutuza empató el choque tras una maravillosa asistencia de Alberto De la Bella. Además de anotar el gol, el colorado se llevó un buen golpe de Marcelo que no tuvo mejor idea que tratar de tapar con el cuerpo un cabezazo con el consiguiente golpe. Debió ser amarilla para él, claro.

Al descanso se llegó con la sensación de que lo peor había pasado. Y así fue. Pensar que Carlos Vela, Sergio Canales y Rubén Pardo esperaban en el banquillo e íbamos 2-2 era el mejor escenario posible. Imanol Agirretxe, que volvió a tener una noche difícil- estuvo a punto de darle la vuelta al marcador pero una parada sensacional de Casillas evitó el gol. Gol que marcaría Zurutuza poco después.

Habían entrado Vela y Canales por Chory y Agirretxe y una jugada entre Prieto y Canales acabó con el capitán asistiendo a Zurutuza para que hiciera el 3-2 en el área pequeña adelantándose a Carvajal en el primer palo. 

Con la Real bailando al campeón de Europa faltaba la guinda. Llegó, de nuevo, tras un córner. Fue Carlos Vela quien inauguró su casillero este curso tras controlar un balón en el área pequeña y fusilar a Iker Casillas. Con el 4-2, Khedira, Benzema y James pudieron recortar la diferencia pero se toparon con el palo o Zubikarai.

La victoria da alas a la Real pero deja un sabor un tanto agridulce. Tras diez años sin hacerlo sabe a gloria imponerse al Real Madrid y más remontándole pero después de hacer precisamente esto, ¿por qué lo del jueves? Uno siente rabia pensando hasta dónde podía llegar la Real en Europa League y viendo dónde se ha quedado finalmente. Si tenemos jugadores y tenemos ambición...¿dónde está nuestro techo? Muy muy arriba.

jueves, 28 de agosto de 2014

KRA 3-0 RSO: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?



No escribo castigado, escribo decepcionado, escribo humillado. Cuando uno es realista fuera de las mugas de Gipuzkoa es difícil hacer entender a la gente que esos colores son los más grandes, que te vas a Old Trafford sabiendo que vas a perder, pero que vas porque la Real es lo más grande y el Teatro de los Sueños lo merece. Pero vas. Haces el ridículo y te metes 25 horas de viaje, pero has estado en Old Trafford con la Real.

La historia de mi vida es la de las decepciones realistas salpicadas con pocas alegrías. Somos gipuzkoanos y bueno, con mantenernos en Primera hemos tenido mucho mérito durante años. Somos de la provincia más pequeña de España y orgullosos de serlo. Y sí, la Real es lo más grande.

Ayer volvimos a escribir una de las páginas más negras de nuestra historia. Cada vez que repaso las estadísticas de este humilde blog veo que hay una entrada que nunca sale del top ten de más visitadas siempre. Esa crónica de una noche negra en enero os la dejo aquí.

No sé si es más grave la ensaimada de Mallorca o la ensaladilla rusa de Krasnodar pero ambas se van a quedar en nuestra dieta durante años. Se nos han atragantado a base de bien y perdurarán en el imaginario colectivo durante mucho tiempo. Lo de ayer nos perseguirá cada vez que un mal equipo europeo se nos plante delante.

El ridículo de Krasnodar no tiene explicación alguna. No se puede defender que el arbitraje fue malo -que lo fue- porque en ningún caso fue decisivo. En el partido de ida a los rusos se les anuló un gol legal. Legal como un piano porque De la Bella -que está más cómodo que Xabi Castillo en su época cuando no había competencia- rompía el fuera de juego. Ayer De la Bella volvió a liarla como él sabe. Como un lateral que, sin Griezmann dejándose las pelotas como interior o volante, no sabe defender. Sin el galo de Macon está claro que el exmodelo de Bikkembergs es un lateral ramplón. Tuvo una gran temporada con la plenitud física que exhibía hace dos temporadas con Montanier pero Jagoba se lo ha comido. Bueno, tampoco era gran cosa antes.

El asedio del Krasnodar era evidente y Rulli estaba salvando la noche para los realistas. Daba la sensación de que viendo el nivel de Rulli y de los delanteros rusos no iba a moverse del 0-0 a pesar de la diferencia de nivel. Claro que entonces llegó De la Bella con un error de infantil, su segundo error en siete días, que dio pie al penalti que Joaozinho transformó con maestría. El mismo brasileño que agredió a Markel evidenciando una falta de luces alarmante en un futbolista de élite.

Tras el 1-0, el Krasnodar se vino arriba y el desastre absoluto se confirmó con la lesión de Rulli. Tras su lesión salió Zubikarai y todos firmamos los penaltis al momento. Eñaut sacó en largo pero rápidamente los rusos llegaron a su meta. Un disparo tapado por Iñigo y que debió atajar el meta de Ondarroa acabó en córner. El saque de esquina en saque de banda y éste en Ferreyra matando a la Real con un disparo desde fuera del área con todos los realistas metiendo el culo en el área. Todo vino porque Zubikarai no quiso evitar el córner cuando llegaba de sobra. Sale en el minuto 85 y sale sin actitud. Ésa es la Real.

Con el 2-0 el tercero llegó en nada. De la Bella se quedó solo con tres delanteros y fue con una princesita de Disney al choque. Tres atacantes se presentaron delante de un Zubikarai que se quedó bajo palos, para qué iba a salir a cubrir portería.

Me da igual el arbitraje, me da igual todo. Solo me importa la Real y la Real ha hecho el ridículo de nuevo. ¿Quién tiene la culpa? Primero Jagoba, después los que mantuvieron a este nefasto señor al frente del equipo y por último ellos, claro. Los jugadores no se van de rositas. Porque Jagoba no tiene culpa de que Agirretxe no meta gol ni al arcoiris, por ejemplo. De lo que sí le culpo es de cargarse a Mikel González, Pardo o Zurutuza. Al primero le ha sustituido por un jugador de Segunda División, a los otros dos les pone fuera de posición. Lo del Chory Castro ni lo nombro. Es una vergüenza cómo se le trata al charrúa.

Una plantilla con cuatro mundialistas acabó séptima y fue un éxito. Sin dos de ellos en la plantilla y con el culpable de la muerte de Kennedy en el banquillo, ¿dónde vamos a acabar?

No voy a hacer el uno por uno, no hace falta. Rulli (4), todos los demás 0. Y Jagoba negativo.

lunes, 25 de agosto de 2014

EIB 1-0 RSO: El uno por uno



Zubikarai 0: No hay por dónde coger el partido del meta de Ondarroa. Falló en el primer disparo peligroso de Lara, se tragó el segundo y un error suyo estuvo a punto de provocar un autogol de Agirretxe. Estuvo desacertado con el balón en los pies y precipitado con los saques. No es de recibo que saque en corto a Markel con un jugador encima.

Carlos Martínez 0: Lo mismo que Zubikarai. Su peor partido en mucho tiempo. Falló un gol cantado que puede fallar porque es lateral derecho pero es una jugada que debe ir a portería sí o sí. Atrás no estuvo acertado en ninguna ocasión. Provocó la falta del gol por saltar con el codo despegado del cuerpo. No se debió señalar pero no debe dar pie nunca a que lo piten. Acabó sustituido.

Elustondo 1: Aseado con el balón en los pies con varios balones largos acertados que generaron peligro. Claro que dejó su sello intentando regatear a Manu del Moral siendo el último defensa con la consiguiente ocasión de peligro para los locales.

Iñigo Martínez 0: No estuvo bien. Ni siquiera contundente. Se echó de menos su agresividad en un partido más de carácter que de fútbol.

Yuri 0: No tuvo culpa en el resultado. Tampoco incidencia. Dejó para el recuerdo de su debut una entrada a Eneko Boveda en banda. Poco acertado con el balón.

Markel 0: Un choque intenso debía ser el escenario ideal para él y no lo fue. Perdido como pivote, sin imponerse y sin juego que destruir ante lo básico del ataque local.

Canales 2: El mejor jugador de la Real de largo. Se ofreció constantemente, lanzó el balón parado y tuvo una gran ocasión que perdió por su zurda cerrada. Acabó fundido bajando hasta la zona de los centrales para tratar de generar algo de peligro.

Xabi Prieto 0: No apareció en ningún momento. Tras un buen partido el jueves decepcionó totalmente el domingo.

Granero 0: Nula aportación del madrileño. Llegó bien pero sin generar peligro.

Zurutuza 0: Lo contrario a Markel. Un partido intenso desaconsejaba su alineación pero salió de titular y, evidentemente, la velocidad del partido le atropelló. Juega perdido en la banda. El sistema de Jagoba no le favorece en absoluto.

Agirretxe 0: El jueves no tuvo ocasiones pero ayer tuvo una clarísima y la falló con estrépito. ¿Dónde quedó Imagol?

Vela 0: Se le ve fuera de forma pero falló un gol que no puede ni debe perdonar.

Chory Castro -: nada

Zaldua 2: Salió y puso el primer buen centro del partido. Muy activo, no dejó de ofrecerse.

Arrasate 0: Ante la lesión de Finnbogason opta por no llevar un nueve suplente y jugársela a que su ángel Vela le salve la jornada. Y no tocó. Alineó a Zubikarai y él falló por lo que el error es compartido con el entrenador. Hace un mes que todos vemos que el sistema no vale para la Liga BBVA y sigue empeñado. Pardo no jugó un solo minuto y es quien debe dar sentido al fútbol de la Real. Incomprensible. 

EIB 1-0 RSO: Zubikarai decide el derby



La Real Sociedad comenzó la Liga BBVA con una caída con estrépito en Ipurua ante una SD Eibar ultramotivada pero incapaz de crear peligro por sí sola. Los errores de los realistas fueron los que crearon el peligro de los armeros y en especial la del eslabón más importante de la defensa: el portero.

Eñaut Zubikarai completó su partido más nefasto como portero de la Real Sociedad en la competición doméstica. Su esperpéntica actuación de Mallorca donde falló en seis goles será difícil de superar pero la de Eibar tampoco será sencilla para él.

Zubikarai volvía a un campo en el que jugó como local años atrás un partido en una temporada que acabó con el Eibar en Segunda B. El meta de Ondarroa completó una mala actuación con dos errores graves y un tercero que pudo quedar en un tétrico gol de no ser por un buen movimiento. Claro que también es justo decir que realizó una gran parada a un testarazo de Mikel Arruabarrena. Un testarazo que venía de un gravísimo error suyo, sí.

El meta realista fue el centro de las iras de una afición que no comprende que sea titular tras la salida de Claudio Bravo. ¿Para qué llegó Rulli, con 22 años, si iba a jugar el meta vizcaíno, qué sentido tiene?

Su primer error llegó tras un remate lejano de Javi Lara que despejó de manera poco ortodoxa al duda entre agarrar -lo que tenía que hacer- o despejar de puños, algo que le gusta y no hizo. Tras ese error, que pudo costar caro, llegó su momento con la buena parada al capitán local y al filo del descanso llegó su segundo y más grave error.

Entre tantas, Canales falló una clara ocasión, Carlos Martínez una más clara todavía y una Real indolente deambulaba por el campo ante un Eibar intenso pero que creaba peligro a balón parado. Porque claro, la defensa en zona de Arrasate hizo aguas por todos lados en cada una de las acciones. Albentosa, central de 1,93 metros y especialista a balón parado entraba solo desde la frontal esperando que un jugador despejara en un salto vertical. Lo nunca visto, de nuevo.

Lo cierto es que la Real hizo aguas por todos lados y solo podemos salvar a Canales -como siempre- y a los tres hombres de refresco que poco más podían hacer ante tan dantesca situación. La Real volvió a perder un partido con Elustondo y Markel de titulares y sigue siendo el Barcelona el único que ha caído ante esa dupla en todos los que han jugado juntos en Primera División.

Toca pensar en Rusia con el Real Madrid en el horizonte. Es pronto para sacar conclusiones pero visto de dónde viene la Real con los últimos meses del pasado curso, da miedo ver dónde puede acabar un equipo con esta capacidad pero también con esta actitud. Con el Krasnodar el jueves y el Real Madrid el domingo, Jagoba Arrasate se juega mucho más que dos partidos porque el domingo a las 23:00 horas puede resonar Anoeta en su contra. Sería la jornada 2 y no sería de extrañar. 

viernes, 8 de agosto de 2014

ABE 2-3 RSO: Ya estamos de infartos



Siete de agosto y la Real Sociedad hizo recordar a su afición las razones de ser de esta centenaria institución: el sufrimiento desde el principio.

Contra un equipo que dudo que se mantuviera en la Liga Adelante, en un campo decente que no era, ni mucho menos, un patatal y con todo a favor tras el 2-0 de la ida y la superioridad mostrada en Anoeta, más aún tras el gol de Xabi Prieto, la Real volvió a su camino, al de las realadas.

Es cierto que el Aberdeen, intenso y enchufado pero nada más, no volvió a tirar con peligro con el 2-1 pero cuando Zubikarai cantó por bulería y los locales hicieron el segundo tanto en el minuto 56 a muchos entre los que me incluyo, se nos aparecieron los fantasmas. No ayuda nada, por cierto, que enfoquen al banquillo y Jagoba esté con cara de triste y las manos en los bolsillos sin demostrar carácter ni acordarse de ningún familiar de su familia. Para eso está Lumbreras al que sí se le vio moverse.

Lo cierto es que la Real salió al Pittodrie Stadium, un campo que respiraba atmósfera futbolística británica a simple vista, con una marcha menos. Era el primer síntoma de realada en el ambiente. Era lógico que los escoceses apelaran a su campo, su juego directo y demás pero lo único que había que exigirle a la Real era que, ante un rival tan inferior, controlara el balón e hiciera que el Aberdeen bailara al son de nuestros peloteros. Con un 40% de posesión es imposible y si ni siquiera contra los escoceses la Real se impone, miedo me da en qué va a degenerar nuestro fútbol. ¿Volveremos a sacrificar a todo el equipo para que brillen los de arriba como el año pasado? Me refiero a que, con Montanier, Vela, Griezmann, Prieto y Agirretxe marcaron 50 goles entre los cuatro, el año pasado solo los dos primeros destacaron sus guarismos anotadores por encima del resto del equipo de manera notable.

Claro que intentar quitarle el balón a un equipo intenso con Zurutuza de titular es lo más complicado que se me ocurre ahora mismo. Igual sacando a Canales o Granero -qué locura jugar con los dos de inicio- la Real habría jugado a otra cosa. O habría jugado a algo, directamente.

Porque Xabi Prieto mandó para dentro la primera ocasión de la Real tras un gran saque de córner de Rubén Pardo. Antes, la Real ya había sumado otro síntoma de realada cuando los escoceses batieron a Zubikarai a la salida de un córner. A falta de una repetición clara, da la sensación de que Gorka Elustondo rompía el fuera de juego de quien acababa finalizando la jugada. El partido del de Beasain fue, de nuevo, malo. Nos dijeron que tenía buena salida de balón y ayer demostró que eso, al menos por ahora, es una mentira enorme. Se limitó a lanzar balones en largo y, cómo no, pedir fueras de juego que él mismo rompía algo que hizo en dos ocasiones. Además, a Prieto le pitaron una falta peligrosa en el minuto tres cuando Hayes dejó en evidencia la lentitud de Elustondo. En fin, que si va a ser central titular todo el año, vamos sirviéndonos algo cargado, que va a ser más llevadero.

Finnbogason falló al intentar sentenciar el partido y llegó la nueva realada con el gol del Aberdeen en el minuto 44. El llamado gol psicológico que solo suele funcionar cuando estamos nosotros por ahora vaya usted a saber por qué. Y fue psicológico sí. Porque la Real se fue al descanso con un empate cuando pudo irse 0-1 o incluso 0-2 y al salir del vestuario se puso rápidamente 2-1. Llegó en una jugada que desnuda el sistema de Jagoba Arrasate.

De la Bella con dos atacantes, el lateral Logan que se le va al catalán con una facilidad pasmosa y, el mal menor, fue ceder un córner. Un córner mal lanzado que acaba en el segundo palo con otro balón colgado y Reynolds cabeceando ante la plástica e inútil estirada de Eñaut Zubikarai. El 6 del Aberdeen, para más inri, lesionó a Finnbogason que puede estar más de un mes de baja por un choque en un partido que no debió jugar si allá por mayo, sus ahora compañeros hubieran sido algo más profesionales.

Salió Agirretxe y demostró que aquella época en la que empezaba la temporada como un tiro quedó atrás. Tendrá tiempo de demostrar que sigue empezando -al menos la Liga- con chispa porque ayer falló dos ocasiones de las que no puede perdonar un nueve. Y menos contra un equipo de la Scottish Premier League. Nada más salir, Xabi Prieto le dejó solo delante de Langfield y falló. En el tramo final tuvo otra y volvió a fallar.

Entre tantas salió Canales. Cambió el rumbo del partido. El cántabro entró tras el 2-1 por el Chory Castro que ya me dirán qué hace jugando de segundo punta un hombre de banda como él. Antes del descanso, Granero entró por un lesionado Zurutuza. Cabe matizar que el pelirrojo se lesionó por errar un control que nunca debió escapársele pero que acabó con una dura entrada. Canales está hecho de otra pasta. Se asocia, aparece, juega a un toque y además llega arriba. Lo único bueno del rombo -para él- es que ya no le vemos bajando a su propia área a subir el balón y es más decisivo apareciendo donde debe aparecer. Y que sea suplente...pues una jagobada más.

Xabi Prieto fue el salvador de la noche con el segundo tanto de penalti. Un penalti que no le hicieron a él pero casi. Cuando el '10' realista telegrafió un pase medido a De la Bella, Logan se dio la vuelta y dio la espalda al balón por lo que el '24' realista ganó el carril y llegó al área donde fue objeto de un claro penalti. Prieto lo materializó a lo Panenka y, la guinda, fue un cabezazo de Markel tras un caramelo, cómo no, de Sergio Canales.

La Real espera rival hoy a las 13:00 horas y no será mucho mejor que el Aberdeen en principio pero, visto lo visto, ¿quién está seguro de llegar a la fase de grupos?

jueves, 31 de julio de 2014

RSO - ABE: Sin excusas



La Real Sociedad abre esta noche la temporada oficial -europea además- frente al tercer clasificado de la pasada Premier League de Escocia, el Aberdeen.

Los de Jagoba Arrasate inician la temporada tras quedarle para julio la asignatura europea a causa de un mal final de temporada en la Liga BBVA y tendrán que medirse a un rival más rodado pero que, de ninguna manera -lógica-, debería eliminar a la Real. Y digo lógica porque tampoco era lógico que el Mallorca metiera cuatro goles en ocho minutos. Y los metió.

Anoeta acogerá el primer choque europeo del curso con la presencia de 1000 escoceses que animarán a los suyos y con una afición -la local- que merece más ilusiones de las que el equipo le dio el año pasado. Mal empezamos si Jagoba Arrasate deja fuera de la convocatoria por decisión técnica a Ansotegi -mejor o peor pero central puro- para dar entrada a Gorka Elustondo que tras no triunfar de pivote, de medio centro, de volante ni de delantero, probará ahora como defensa. 

Sin Rulli por falta de entrenamientos, Vela por lesión y con Chory Castro entre algodones, la película se complica para la Real Sociedad pero muy mal debería darse para que mañana a eso de las 22:20 los de Arrasate no hayan encarrilado la eliminatoria. 

No podemos obviar que el Aberdeen es solo el tercer equipo de una liga escocesa que hace un par de años que gana el Celtic sin la más mínima oposición. Tras caer a las cavernas futbolísticas el Rangers por problemas económicos -igual que pasa en España-, el Celtic ha liderado la Scottish Premier League con mano de hierro por lo que ser tercero ya no es lo que era hace un par de años cuando al menos los dos primeros tenían nivel europeo. A día de hoy, la Real Sociedad podría ganar perfectamente la Scottish PL por lo que el tercero no debería ser rival pero claro, somos la Real.

Jagoba Arrasate dijo ayer que estarán más rodados pero que no es excusa. Algo así como soltar la excusa y decir que no lo es. Tendrán más físico pero la Real tiene que tener mucho más fútbol sí o sí. Sin Griezmann y sin Bravo que han dejado un hueco difícil de rellenar en el corazón realista -más el canterano galo que el chileno que no supo irse- pero con Chory Castro, Pardo y Finnbogason que deberían valer de sobra para pasar.


lunes, 28 de julio de 2014

¿Quién es el 27?



José Antonio Camacho caerá mejor o peor, lo hará mejor o peor de comentarista pero que todos recordamos su momento con el gol de Iniesta es innegable. Incluso los que vimos la final por Canal Plus y ni por Telecinco.

Si fuéramos como el entrenador murciano, habríamos podido decir Griezmann de mi vida en varias ocasiones en los últimos años. La historia de Griezmann la sabe todo el mundo; Eric Olhats lo firmó para la Real cuando los equipos franceses, entre ellos el Lyon del que Antoine era aficionado, lo descartaron por bajito. Llegó al primer equipo con Lasarte porque se lesionaron los que tenían que entrenar con los mayores. Y el niño de 18 años aprovechó la oportunidad. Se le mimó como a todo buen canterano y se consiguió que, paso a paso, llegara a Brasil, al Mundial de este año.

Pudimos decir el primer Griezmann de mi vida en la temporada 2010-11. La Real vivía sumergida en el caos futbolístico que le acabó costando el puesto a Martín Lasarte y llegaba el Sporting a Anoeta. Griezmann hizo dos goles y rompió una mala racha que amenazaba con mandar al equipo a Segunda de nuevo. Aquella tarde que celebró el gol con un hombre de seguridad, sí.

Decir Antoine Griezmann es decir Riazor y Gerland. Metió el último gol oficial de la temporada 2012-13 con un disparo en semifallo que nos cortó la respiración durante unos segundos mientras Aranzubia y Ze Castro trataban de taparlo. Pero es que decir Antoine Griezmann es decir Gerland, Lyon, chilena y éxtasis.

Ahí sí que fue ¡¡Griezmann de mi vida!! El gol de Riazor valió mucho pero en el momento en que lo marcó el Valencia vencía 0-1 en el Pizjuán con una maravilla de Banega por lo que lo celebramos pero estábamos con un ojo en el sur. Cuando hizo lo de Lyon sencillamente explotamos. Explotamos porque el balón de Vela no iba a ninguna parte. Explotamos porque el Lyon pasó de él y nos permitió disfrutar del mejor canterano que podremos ver en la Real Sociedad en mucho tiempo. Porque además de ser muy bueno, Griezmann ha estado tiempo en la Real. Xabi Alonso era muy bueno pero estuvo menos tiempo y el equipo fue bueno un año más la Champions del otro. Griezmann ha sido un estandarte.

Cuando otros no aparecían él sí. ¿Lo malo? No lo vamos a negar, está ahí. Griezmann fue convocado por Deschamps para orgullo de todos y ahí se acabó. El periplo de Antoine Griezmann en la Real acaba el 28 de julio de 2014, pero su rendimiento acabó a primeros de marzo cuando fue titular en Saint Dennis con les bleus contra Holanda. Porque Griezmann no volvió de aquella concentración y por mucho que metiera un gol en Vigo, se le vio desenchufado, pasota y excesivamente individualista.

El mayor lunar de su etapa en la Real es que los últimos tres meses en el primer equipo han sido, de largo, los peores de su estancia en San Sebastián. No puedo y no voy a intentar convencer a nadie de que tenía que irse y que se va al Campeón de Liga y subcampeón de Europa. Es el Atlético de Madrid y eso en San Sebastián es decir mucho y muy doloroso.

Antoine puedes ir preparando los tapones porque cuando aparezcas en Anoeta con la rojiblanca se te va a pitar. Por Aitor Zabaleta, por el 'puto vasco el que no bote' y porque querían pinchar 'al guarro de la Real'.