Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

lunes, 27 de enero de 2014

GBC: Ahogados en la orilla



Tras una fantástica primera vuelta en la que llegó a ir dos victorias arriba en el balance a falta de tres partidos, el Gipuzkoa Basket murió en la orilla y no jugará la Copa del Rey de Málaga después de un nefasto segundo cuarto que les dejó sin opciones frente a Estudiantes.

Las cuentas eran claras desde mucho antes del partido. Si se ganaba se iba, si se perdía no valía para nada. Y se perdió. El equipo empezó enchufado en defensa y acertado en ataque para rápidamente mandar por 2-8 gracias a sendos triples de Ramsdell y Winchester. Los cinco primeros minutos del choque hicieron ser optimista a la parroquia gipuzkoana ya que los dos únicos puntos del cuadro del Ramiro llegaron desde la línea de personal por una falta de Raúl Neto, que hizo dos en el primer cuarto.

Después de que Doblas pusiera el 10 en el marcador del GBC la luz se apagó. Y no volvió a encenderse hasta después del descanso. Hasta entonces fueron 15 minutos en los que el equipo de Txus Vidorreta arrasó al Gipuzkoa Basket hasta el punto de hacerle 39 puntos al descanso y dejarle en 19 gracias a otro triple de Ramsdell. La estadística era para echarse a llorar ya que los de Sito perdían de 20 puntos y la valoración iba casi 50 abajo (53-5 para los locales). Además el tema de los rebotes ofensivos volvía a ser una sangría. De los 17 balones que rebotaron en el aro del GBC seis fueron a parar a manos de un conjunto que no es que sea precisamente más alto que el gipuzkoano. Sin embargo, en ataque Doblas cogió cuatro rebotes gracias a sus bemoles. 

Tras el paso por los vestuarios y con una de esas situaciones que más que ganar el partido había que esperar que el rival lo perdiera, el Gipuzkoa Basket se acercó de inicio gracias a un 0-7 con cinco puntos de Winchester. Curiosamente el '22' del GBC que ha sido el más criticado por su acierto durante la primera vuelta fue el único que no le perdió la cara al partido en ningún momento.

En el otro lado de la balanza estuvieron Javi Salgado que perdió balones, falló tiro y tomó mal todas las decisiones que ejecutó y Jason Robinson que no sabemos si mermado todavía por su lesión o no, no se encontró en todo el partido y falló un contraataque que habría puesto al equipo a cuatro puntos en el último cuarto.

Con la descalificación de Doblas por cinco faltas el partido se acabó. Visto el panorama desde el perímetro, darle el balón al cántabro a ver qué hacía era la mejor solución y verle bailar a Banic e Ivanov en la misma jugada para acabar con una canasta a aro pasado simplemente fue sensacional. Pero sin él ya no había motivos para la esperanza. 

Habrá que ver cómo afecta este varapalo al Gipuzkoa Basket ya que a pesar de que el objetivo era claramente la salvación y está a tres - cuatro victorias de conseguirla, de estar 8-6 y con la Copa en la mano a acabar 8-9 y sin Copa hay mucho y muy malo en medio. Malo porque la sensación de ayer fue desoladora. El equipo plantó cara al Real Madrid sin Jason Robinson el pasado fin de semana y ayer, por momentos, fallaron muchas cosas pero pareció fallar hasta la actitud, parecieron sobrepasados por la situación y eso era lo que nadie podía imaginarse tras una fantástica primera vuelta. 

Quedan 17 partidos y los puestos de playoffs están a una victoria. Visto lo visto, ¿por qué no?

domingo, 19 de enero de 2014

GBC 65-76: RM: Demasiado Real Madrid para el GBC


Un +11 en el primer cuarto le valió al Real Madrid para llevarse del Donostia Arena 2016 la decimosexta victoria consecutiva en la Liga Endesa. Sergio Llull acabó el partido con 18 puntos de los cuales once los anotó con 3/5 desde el perímetro en los primeros diez minutos. Doblas por su parte acabó el choque con 14 puntos y 10 rebotes firmando un doble - doble.
Los dos Sergios, Llull y Rodríguez, le dieron al Real Madrid una nueva victoria, van 16, en la Liga Endesa en un bonito duelo que enfrentó a los de Laso con el Gipuzkoa Basket de Sito Alonso. Los merengues dominaron el partido desde 0-2 inicial y no dieron ninguna opción a un Gipuzkoa Basket que tampoco se fue nunca del partido llegando a ponerse a 7 puntos con posesión favorable a falta de seis minutos para el final. El Real Madrid quiso mandar desde el principio y así lo hizo al empezar con un 0-8 gracias a una canasta de Draper que sorprendió saliendo en el quinteto inicial, un triple de Boroussis y un 2+1 de Rudy Fernández. Ante el acierto rival, los locales trataron de recortar por la vía rápida pero no encontraron aro desde el perímetro acabando con 1/6 en el primer cuarto. Gracias a los 11 puntos de Llull, tres de ellos en una jugada que será top 3 en el Top 7 Kia de la jornada, los de Laso se imponían 12-23 al término de los diez primeros minutos.
El segundo cuarto sí que varió la historia para el Gipuzkoa Basket. Los de Sito Alonso acabaron la segunda parte del choque para imponerse por 16-14 gracias a la magnífica dirección de Raúl Neto que se marchó al descanso con 11 puntos. Doblas bailaba en la pintura y el carioca manejaba mientras los triples seguían lloviendo pero no entrando. 3/15 al descanso para un equipo que había tirado 14 tiros de dos en esos veinte minutos. En el otro lado Sergio Rodríguez se mostró infalible de cara al aro pero no estuvo acertado en la dirección.
Las sensaciones eran opuestas al descanso. Los primeros diez minutos habían evidenciado la diferencia existente entre ambos equipos pero los diez minutos siguientes los había ganado un Gipuzkoa Basket que, por momentos, había estado jugando con Will Hanley (1990), Raúl Neto (1992) y Mikel Motos y Julen Olaizola (1993) además de Jon Cortaberría donostiarra igual que Motos y Olaizola.
El tercer cuarto fue cosa de rachas. El Gipuzkoa Basket se puso 6-4 y el Real Madrid estiró el parcial hasta el 8-15 pero acabó con un 21 iguales que permitió a los locales creer que podían disputarle la victoria a los madridistas. Will Hanley y David Doblas fueron los más acertados en los locales mientras que Rudy, Llull y Mirotic tiraban del carro madridista para acabar el cuarto nueve puntos arriba.
Gipuzkoa Basket quiso y no pudo en los últimos minutos. Con siete puntos de desventaja y una posesión casi acabada, Salgado fintó a Sergio Rodríguez que se comió el amago del de Santutxu y cayó encima de él haciéndole una falta que debieron suponer tres tiros para el base. No obstante no se pitó nada, Salgado perdió el balón y Sergio Rodríguez se marchó solo contra el aro para poner 9 arriba a los suyos. Los triples seguían sin entrar pero los rebotes ofensivos dieron vida a ambos equipos para un cuarto que ganó el Madrid por dos puntos. 
Solo un primer cuarto excelso permitió al Real Madrid vencer en San Sebastián. En los últimos treinta minutos los de Sito Alonso fueron capaces de empatarle el choque a 53 puntos al Real Madrid sin Jason Robinson en la cancha. El jugador del Gipuzkoa Basket fue baja, al igual que Jaycee Carroll por los visitantes, pero se espera que pueda disputar el vital choque que el cuadro donostiarra jugará en el Palacio de los Deportes el próximo domingo a las 18.30 horas frente al Tuenti Móvil Estudiantes y en el que se jugará la Copa del Rey.
Los de Sito Alonso siguen octavos tras la derrota y tienen un average de +55 lo que les permite depender de sí mismos para estar en Málaga disputando su segunda Copa. Los de Laso siguen líderes e invictos y recibirán a Unicaja para tratar de cerrar una primera vuelta inmaculada. 
65 - Gipuzkoa Basket (12+16+21+16): Neto (14), Cortaberria (2), Ramsdell (5), Winchester (9), Doblas (16) -cinco inicial-, Salgado (8), Hunley (11), Olaizola, Robinson, Motos.
76 - Real Madrid (23+14+21+18): Llull (18), Draper (6), Rudi Fernández (13), Mirotic (6), Bourousis (5) -cinco inicial-, Sergio Rodríguez (12), Carroll, Felipe Reyes (7), Díez, Darden (2), Slaughter (3), Mejri (4)
Árbitros: Pérez, Bultó y Serrano.

miércoles, 8 de enero de 2014

Xabi cierra la puerta



Escribe estas líneas uno de esos pocos ilusos que creían que Xabi Alonso ficharía por la Real Sociedad el próximo mes de junio por lo que la noticia de su renovación, a pesar de que era una opción muy plausible, me ha sentado fatal.

Xabi ha dejado pasar el tren de su vida. Me explico. Xabi Alonso firmará un contrato por lo que cobrará 6 millones de euros al año, la mitad de lo que costó su salida de Anoeta hace diez años por ejemplo, pero para muchos no todo es dinero*. Xabi ha ido siempre de realista de pro, ha tenido detalles con la Real como dejando abierta la puerta a volver pues él realmente salió bien del equipo y siempre ha sido admirado en San Sebastián, pero que prefiera el dinero al mejor momento en el que podría venir a la Real hace olvidar lo demás.

El tolosarra está en la cuesta abajo de su carrera deportiva. Con 32 años cumplidos hace poco y una lesión que le tuvo más de lo esperado de baja entre la pasada campaña y el inicio de la actual, el tolosarra no es ya el jugador que llegó al Real Madrid hace cuatro años, no es el mismo que hace dos por ejemplo, ni tampoco el que comenzó la liga pasada.

Xabi Alonso prefiere el dinero a llegar a una Real que, previsiblemente, volverá a Europa el año que viene. Prefiere el dinero a llegar a la Real en el mejor momento imaginable, prefiere el dinero al respeto de la ciudad en la que creció futbolísticamente hablando y prefiere el dinero al sentimiento, ese sentimiento que él mismo ha demostrado en varias ocasiones y que ahora ya no sirven más que para hacer sangre.

Más de una vez dijo que la mayor espina de su carrera es no haber ganado la Liga de la temporada 2002/03 con la Real Sociedad y ya no ganará ningún título con el equipo donostiarra. Porque con 35 años no estará al nivel que por ejemplo tendrá un Pardo que no estará en la Real, porque si hubiera venido este verano habría podido frenar las posibles salidas de Iñigo Martínez, que será compañero suyo el próximo curso o de Antoine Griezmann al que el equipo se le queda pequeño pero que oye, podía optar por seguir un año para estar con Xabi Alonso en la Real. 

Ya nada, no vuelvas a casa Xabi. Retírate en la MLS, en Emiratos o en el Tolosa de tu pueblo natal pero deja de vacilar a una afición que en los últimos diez años ha sufrido y ansiado tu regreso a partes iguales. No te rías de ellos. Lo que le hizo De Jong al propio Xabi nos lo ha hecho él a nosotros. Angelito.

*A pesar de que creo que no todo en la vida es dinero para los que ganan lo suficiente, el caso de Xabi Alonso es especialmente significativo. No sé si tendrá una piscina de dinero como el tío Gilito pero después de ganar una Champions, dos Eurocopas, un Mundial, una Liga y además jugar en Liverpool y Real Madrid además de ser imagen de El Corte Inglés y Adidas no estará lejos. Que a estas alturas siga moviéndose por dinero es, como poco, triste. 

David y punto

Pocas veces habrá un caso como él. Llegó hace nueve años a San Sebastíán y solo se ha perdido cinco partidos desde entonces...los que jugó con el Menorca. David Doblas nunca ha faltado a un partido del Gipuzkoa Basket en la máxima categoría.



Cuando el Gipuzkoa Basket ascendió por primera vez a la élite bajo el nombre de Bruesa Gipuzkoa Basket en la plantilla donostiarra estaban Uriz o Nacho Martín pero la estrella era él, el trece. Era un pívot bajito, no demasiado rápido pero con una capacidad en la pintura que pocos jugadores tenían.

Doblas con Uriz celebrando el ascenso en Cáceres
Casi diez años después de aquella canasta de Esteban Martínez que nadie olvidará en San Sebastián, ese pívot bajito y no excesivamente rápido es el jugador que más veces ha defendido la camiseta del Gipuzkoa Basket y es que David Doblas ha jugado todos y cada uno de los partidos de los donostiarras en la máxima categoría, un dato de otra época, un dato que habla por sí mismo de lo importante que es el cántabro en San Sebastián.

Doblas llegó a San Sebastián con 24 años y como casi todos los integrantes de las categorías inferiores del Baskonia, apuntaba muy alto y fue internacional en los equipos de base de la Federación Española de Baloncesto. A pesar de su juventud y de que se firmaron jugadores llamados a ser líderes del equipo como Ordín, Devin Davis o Kammerichs y más adelante Fajardo y Mulaomerovic, el cántabro fue capital en la lucha del equipo por mantener la categoría en su primer año. Tras confirmarse el descenso, firmó por el Menorca con el que jugaría solo cinco partidos antes de regresar, temporalmente con el 19 a la espalda, al Gipuzkoa Basket donde Hopkins y Panko eran las estrellas del equipo y de la Liga LEB. 

Consumado el segundo ascenso en tres años tras vencer la final four de Cáceres, Doblas y Uriz escenificaron la alegría de quien sentía el equipo como suyo y del que había conseguido dos hitos en tres año
con un equipo que tenía siete años de existencia. De vuelta a la Liga ACB el Bruesa siempre ha firmado jugadores interiores pero siempre ha sido Doblas el que ha tirado del carro interior. Bien haciendo pareja con Hopkins, con Miralles o con Panko, David Doblas se ha fajado en la pintura de la Liga durante años para convertirse en el pívot que es a día de hoy. El año pasado sonó para la prelista de Orenga antes del Europeo tras destacar en la Selección B el verano anterior y eso ya habla mucho del salto de calidad que ha dado.

Durante la mejor temporada del equipo hasta la fecha, la 2011-12, Doblas vivió sus mejores momentos deportivos en el tramo final. Mención especial para el partido de playoffs contra el Valencia Basket en Illumbe. El cántabro fue el mejor jugador del equipo de Sito Alonso en la primera, y por ahora única, victoria del equipo en las eliminatorias por el título. Aquel día firmó 21 puntos y 9 rebotes para una agónica victoria en la prórroga.

Este año, igual que el anterior, el Gipuzkoa Basket apostó por él como uno de los jugadores clave para tener un equipo sólido y guerrero y está respondiendo como siempre, con rebotes a pesar de luchar con gente más alta, con puntos por garra y cómo no, bailando en la pintura. Dijo una vez Manel Comas que Doblas hacía los movimientos lentos en la zona pero que los hacía tan bien que era imparable. El Sheriff sabía de esto.

Desde su llegada hasta que la ACB obligó a que apareciera un apellido en su espalda, Doblas lucía su nombre de pila, David, acompañado por un punto, algo así como David y punto. Para acabar es obligatorio enlazar un vídeo del que él mismo se reía en el programa Uyyyy que emitía la ETB hace un par de años. Se rompió el peroné, salió sangrando de la cancha pero..."no pasó nada". 

lunes, 6 de enero de 2014

Cuando Markel pasó a ser Bergara



Cuando conocí, futbolísticamente, a Markel Bergara corría el verano de 2.003 y la Real se preparaba para debutar en la Champions gracias a De Pedro, Alonso, Nihat o Kovacevic.

En Finlandia y con el 8 a la espalda aparecía Markel Bergara, un mediocentro defensivo que se valía solito para cortocircuitar hasta el ataque más fluido de los rivales. Aunque otros como David Silva o Francesc Fábregas se llevaron los focos y Sisi, Ruz, Javi García o Sergio Sánchez debutaron antes en Primera, la actuación de pivote de Elgoibar que ya venía sonando de antes, dejó una grata sensación en la afición realista. Además de Markel en esa lista estaba Oskitz Estefanía y el que fuera meta del filial realista Javier Mandaluniz.

El camino de Markel Bergara hacia el futbolista que hoy conocemos ha sido largo y tormentoso. Una serie de lesiones que le frenaban cada vez que tenía continuidad y el ansia con el que salía cada vez que disponía de minutos y que solían costar caro jugaron en su contra. Su primer año en el primer equipo de la Real no dispuso de muchos minutos ante la competencia de los Elustondo, Aranburu, Garitano, Martí, Mérida...y poco a poco fue subiendo en minutos. Con la segunda temporada de Lillo disputó 26 partidos, su tope hasta el año pasado, aunque no estuvo al mismo nivel. Fue expulsado en Las Palmas por dos tarjetas de esas que muchos decían en Anoeta que solo le sacaban a él por su ansia a la hora de jugar.

Ya con Lasarte su contribución al ascenso fueron 19 partidos de 42 en total. En Primera División dispuso de otros 19 partidos, varios de ellos con Elustondo al lado, coincidiendo con los peores momentos de una Real en la que Diego Rivas -su rival por el puesto- tenía una importancia capital.

Philippe Montanier fue quien cambió su suerte. Markel pasó de ser Markel a ser M. Bergara y el
cambio fue bestial con el galo. Dejó atrás las dudas físicas, las épocas en las que encadenaba lesiones que le frenaban durante semanas consecutivas y físicamente dio dos pasos adelante. Aunque claro, muy pocos podían o podíamos esperar de Markel lo que dio el año pasado -salvo algunas jugadas que muchos recordamos aún- y mucho menos lo de este año.  Los más valientes le llaman Markelele y es que Bergara está donde está el balón. Como hacía antes Rivas, el pivote realista huele el esférico en la medular y va a por él, la roba y la distribuye, sin liarse, sin florituras. Este año le hemos visto suelto con el esférico metiendo globos por encima de la defensa y rozando el gol en la pasada jornada en Granada.

Que levante la mano el que siga pensando que Markel sobra en esta plantilla de Champions. A mí me ha ganado.

RSO 2-0 ATH: El uno por uno



Bravo 4: Realizó la parada del partido en el 91 aunque al final el tiro de Muniain iba fuera. Estuvo muy acertado con el balón en los pies a pesar de jugar la segunda parte con viento en contra. Gran saque en la jugada del 2-0.

Carlos Martínez 4: No atacó al nivel de otros días pero atrás no sufrió con un Muniain que acabó buscando el centro por no poder ganarle el choque individual.

Ansotegi 4: Perfecto por arriba y siendo un constante peligro a balón parado.

Iñigo Martínez 4: Volvió el Iñigo que todos queríamos ver. Perfecto en la anticipación, en la distribución y con un golpeo marca de la casa.

José Ángel 4: Igual que Carlos Martínez. Más sacrificado en ataque que otros días pero cumpliendo perfectamente en defensa. 

Markel Bergara 5: Es imposible leer a alguien que no le destaque. El mejor del partido de largo. Se jugó a lo que el Athletic quiso pero él mantuvo a la Real. Sigue en estado de gracia.

Rubén Pardo 5: Culminó un buen partido con un gran gol. Crece cada día.

Xabi Prieto 3: El menos atinado en el mediocampo y el que más sufrió por el tipo de partido que planteó el Athletic. Dejó destellos de su clase. 

Griezmann 5: Suma doce goles en doce jornadas. Casi nada. Metió un gran gol tras una buena volea antes y fue un constante peligro para el Athletic. 

Vela 4: Parecía que no estaba y cogió un balón para irse de cuatro rivales. Parecía que no estaba y recibió por todos lados incluyendo dos - tres patadas de Gurpegi que le costaron pedir el cambio. Un peligro constante. 

Elustondo 4: Salió y perdió un balón. Ahí se acabó lo malo. Bordó lo que tenía que hacer incluyendo un gran desplazamiento.

Chory Castro 4: Aportó oxígeno a un equipo que se estaba ahogando. Que sea suplente dice mucho del nivel de la Real. 

Seferovic 4: Ayudó al equipo, generó peligro y se le vio enchufado. 

Arrasate 5: A ver quién le dice que se equivocó con el cambio de Elustondo. Le salió perfecto y leyó a las mil maravillas que hacía falta un pivote para achicar. 

RSO 2-0 ATH: Euskadi txuri urdin



Los goles de Antoine Griezmann y Rubén Pardo sellaron la victoria de una Real que no fue superior al Athletic pero que no necesitó serlo. Se sitúa a un punto del cuarto puesto que ocupan los hombres de Ernesto Valverde.

Jagoba Arrasate optó por Ansotegi en lugar del recuperado Mikel González y puso sobre el césped de Anoeta a los mismos once que vencieron al Granada en el último partido del año pasado. Por su parte Valverde dio entrada a De Marcos en el lateral derecho en lugar del capitán, Andoni Iraola, que saldría después.

El partido comenzó con dominio rojiblanco que tuvo el balón de forma estéril ya que no dispararon entre los tres palos hasta el minuto 70 del partido. Por su parte la Real aguardó replegada y puso las ocasiones y los goles sobre el papel. Mientras los visitantes amagaban a balón parado gracias a las faltas que le regalaba Pérez Montero, los realistas dejaban destellos de su categoría y Agirretxe pudo hacer el 1-0 tras un centro de Vela que se fue por poco.

Al filo del descanso llegó la magia de Antoine Griezmann. Tras un córner sacado en corto que nadie entendió y que acabó en otro, Pardo la puso y el balón le llegó al de Maçon al borde del área que disparó y vio cómo le llegaba de nuevo el balón a su zurda. Su segundo disparo sí encontró la red después de que Iraizoz hiciera una gran parada segundos antes. A pesar de que Ander Herrera pidió insistentemente fuera de juego no existía porque Mikel Balenziaga rompía el fuera de juego de un Vela que ni siquiera toca el balón.

Corría el minuto 43 y la Real anotaba un gol psicológico que no dejó tocado al Athletic pues siguió manejando el partido tras el paso por los vestuarios...hasta que entró Elustondo. No gustó el cambio en Anoeta pero Arrasate acertó de pleno al dar entrada al de Beasain en lugar de Agirretxe pues estuvo acertado en recuperación y distribución y la Real consiguió desahogarse un poco de acoso bilbaíno. 

Griezmann pudo hacer el 2-0 tras un gran pase de Prieto pero Iraizoz detuvo su lanzamiento y en la segunda parte hubo tiempo para la polémica. Desde Bilbao se pidió penalti por una clara mano de Markel dentro del área que de ninguna manera lo fue al controlar el de Elgoibar con el muslo antes de dar en la mano.

Con la entrada de Chory Castro y Seferovic por Vela y Griezmann la Real respiró. El mexicano acabó tocado tras recibir patadas de todos los colores y especialmente peligrosa una de Mikel Rico que, en directo, pudo ser merecedora de la cartulina roja.

Al final del partido y ya con Seferovic y Castro, el helvético fue objeto claro de una falta por parte de Gurpegi pero se rehizo para asistir a Castro y dejarlo solo delante de Iraizoz. El linier pitó el segundo fuera de juego inexistente tras anular una acción legal de Griezmann minutos antes. Además de no acertar en el fuera de juego de Chory Castro, Pérez Montero dio una ley de la ventaja que acabó en fuera de juego. Ver para creer.

Tuvo que ser Pardo el que matara el partido tras un córner al que subió hasta Iraizoz. El saque de Bravo le fue a Chory que cedió a Seferovic. El delantero realista asistió a Pardo que también se ayudó de la mano para controlar -aunque no era sancionable- e hizo el 2-0 para tranquilidad de los realistas.

El Athletic planteó el partido que más le interesaba y se jugó a lo que los de Valverde querían pero ni por esa pudieron llevarse algo de Anoeta.