lunes, 6 de enero de 2014

RSO 2-0 ATH: Euskadi txuri urdin



Los goles de Antoine Griezmann y Rubén Pardo sellaron la victoria de una Real que no fue superior al Athletic pero que no necesitó serlo. Se sitúa a un punto del cuarto puesto que ocupan los hombres de Ernesto Valverde.

Jagoba Arrasate optó por Ansotegi en lugar del recuperado Mikel González y puso sobre el césped de Anoeta a los mismos once que vencieron al Granada en el último partido del año pasado. Por su parte Valverde dio entrada a De Marcos en el lateral derecho en lugar del capitán, Andoni Iraola, que saldría después.

El partido comenzó con dominio rojiblanco que tuvo el balón de forma estéril ya que no dispararon entre los tres palos hasta el minuto 70 del partido. Por su parte la Real aguardó replegada y puso las ocasiones y los goles sobre el papel. Mientras los visitantes amagaban a balón parado gracias a las faltas que le regalaba Pérez Montero, los realistas dejaban destellos de su categoría y Agirretxe pudo hacer el 1-0 tras un centro de Vela que se fue por poco.

Al filo del descanso llegó la magia de Antoine Griezmann. Tras un córner sacado en corto que nadie entendió y que acabó en otro, Pardo la puso y el balón le llegó al de Maçon al borde del área que disparó y vio cómo le llegaba de nuevo el balón a su zurda. Su segundo disparo sí encontró la red después de que Iraizoz hiciera una gran parada segundos antes. A pesar de que Ander Herrera pidió insistentemente fuera de juego no existía porque Mikel Balenziaga rompía el fuera de juego de un Vela que ni siquiera toca el balón.

Corría el minuto 43 y la Real anotaba un gol psicológico que no dejó tocado al Athletic pues siguió manejando el partido tras el paso por los vestuarios...hasta que entró Elustondo. No gustó el cambio en Anoeta pero Arrasate acertó de pleno al dar entrada al de Beasain en lugar de Agirretxe pues estuvo acertado en recuperación y distribución y la Real consiguió desahogarse un poco de acoso bilbaíno. 

Griezmann pudo hacer el 2-0 tras un gran pase de Prieto pero Iraizoz detuvo su lanzamiento y en la segunda parte hubo tiempo para la polémica. Desde Bilbao se pidió penalti por una clara mano de Markel dentro del área que de ninguna manera lo fue al controlar el de Elgoibar con el muslo antes de dar en la mano.

Con la entrada de Chory Castro y Seferovic por Vela y Griezmann la Real respiró. El mexicano acabó tocado tras recibir patadas de todos los colores y especialmente peligrosa una de Mikel Rico que, en directo, pudo ser merecedora de la cartulina roja.

Al final del partido y ya con Seferovic y Castro, el helvético fue objeto claro de una falta por parte de Gurpegi pero se rehizo para asistir a Castro y dejarlo solo delante de Iraizoz. El linier pitó el segundo fuera de juego inexistente tras anular una acción legal de Griezmann minutos antes. Además de no acertar en el fuera de juego de Chory Castro, Pérez Montero dio una ley de la ventaja que acabó en fuera de juego. Ver para creer.

Tuvo que ser Pardo el que matara el partido tras un córner al que subió hasta Iraizoz. El saque de Bravo le fue a Chory que cedió a Seferovic. El delantero realista asistió a Pardo que también se ayudó de la mano para controlar -aunque no era sancionable- e hizo el 2-0 para tranquilidad de los realistas.

El Athletic planteó el partido que más le interesaba y se jugó a lo que los de Valverde querían pero ni por esa pudieron llevarse algo de Anoeta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario