Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

lunes, 31 de marzo de 2014

La Real pasa de la nueva Estación del Norte



He crecido en una ciudad maravillosa que se alimenta del turismo año tras año pero que, paradojas de la vida, no ha querido arreglar sus pésimas estaciones hasta el año pasado que empezaron las obras.

Cualquier donostiarra siente vergüenza en la Estación de Autobuses del Amara Plaza y la Estación del Norte, simple y llanamente, no está a la altura de una ciudad turística, de una Capital Cultural. Pero lo estará.

La Real no quiere esa estación. ¿Para qué? Por allí deben transitar trenes que el equipo no quiere ver. Es evidente a la par que frustrante que el equipo de Arrasate hace tiempo que juega con el freno de mano. Basa su juego en la suficiencia que le confiere tener una plantilla notable en una liga que no supera por mucho el aprobado y eso se nota cada partido. La Real debería dormir hoy, tras ganar en Pamplona, en puestos de Champions y digo debería porque, sin alejarme de la realidad, a nadie se le escapa que ganando a Almería y Rayo Vallecano -lo mínimo exigible- y ganando en Pamplona el equipo estaría por delante de ese bravo equipo que entrena Ernesto Valverde. Y digo bravo porque de fútbol lo que se dice fútbol andan escasos. El sábado salió de revulsivo Gaizka Toquero, ¿de verdad va a jugar una Champions?

Permitiendo un tropiezo de los tres partidos citados, la Real también estaría por delante del cuarto clasificado, pero claro, es mejor relajarse. Griezmann juega pensando en el Mundial, a Vela no se le va de la cabeza que haga lo que haga nadie le va a criticar porque el objetivo está cumplido y la defensa...he visto defensas más sólidas los sábados por la mañana en la playa de La Concha. 

El pésimo empate en Pamplona -es pésimo que no os engañen- deja a la Real a seis puntos de un Athletic que tiene que visitar el Camp Nou, recibir al Sevilla e ir a Vallecas o al Ciutat de Valencia además de cerrar la liga frente a un Almería que, a pesar de remontarnos y ser capaz de marcarnos cuatro goles, se estará jugando el descenso en la jornada 38. Porque su nivel es ese.

Jagoba Arrasate volvió a equivocarse y eso, tristemente, ha dejado de ser noticia. Igual que la suplencia de Pardo, por cierto. Al igual que Martín Lasarte -a quien se le atribuía otra idea futbolística- Arrasate optó por Markel y Elustondo en el doble pivote para El Sadar. Tiene mucho sentido, ¿verdad? Tienes un equipo de jugones que en el partido de ida le metió cinco a Osasuna y planteas un partido como a ellos mejor les viene. La misma lógica que decirle a Chory que saque en corto los córners para que las cuelguen los laterales - Carlos Martínez y De la Bella- que ya sabemos todos lo bien que centran.

No contento con el doble pivote que ni creó ni destruyó -no había fútbol que destruir en un mediocampo compuesto por Loé y Silva-, Arrasate siguió su particular show sentando a Chory Castro para dar entrada a Griezmann que con, con cuatro amarillas, no metió la pierna y se limitó a tratar de meter su gol de falta. Por favor, Antoine, deja de tirarlas. O aprende. Lo que más fácil te sea

La Real se adelantó porque Osasuna va antepenúltimo. Lo demostró en la jugada del gol cuando la defensa se quedó en bragas con un inocente pase a Vela que asistió a Chory para el 0-1. El uruguayo, además de marcar su gol, sirvió en bandeja de plata otro a Zurutuza que falló algo que no se puede fallar. No es un goleador, vale, pero llegaba totalmente solo al área pequeña. Después del tiro del colorado, un zambombazo de Iñigo de medio campo-buscando despejar- dio en el larguero de Andrés y hasta el minuto 90' solo recuerdo una parada de Andrés: la de la falta mal tirada de Griezmann.

Vela dio la asistencia y desapareció. Le sacaron una amarilla por dar con la mano al balón en el suelo tras una falta que le habían hecho y después de eso se fue del partido. Fernández Borbalán fue minando la moral realista con tarjetas y más tarjetas y además, regalando faltas peligrosas como la de la amarilla de Vela que acabó con Oriol Riera rematando solo en el área pequeña y pitándose un córner que no era

Cualquiera que analice el gol de Oriol Riera, que rompió ayer una sequía de dos meses sin marcar y cómo no, lo hizo ante el equipo aspirina, se fija rápidamente en que Mikel González sigue con su particular via crucis este año. Igual pedirle que no la líe en Leverkusen es demasiado porque los alemanes le apretaron, pero que salte para que Riera no marque a placer me parece exigible. Aunque claro, ¿qué puedes esperar del hombre que comete el segundo penalti del lunes pasado y ni siquiera pide que se señale fuera? Igual la cosa era, ahora sí, meter a Ansotegi de titular ante un equipo cuyo único peligro era el balón parado. Igual es un ataque de entrenador mío.

Igual hay que ir más lejos y analizar si la defensa zonal es la mejor solución aunque así, a bote pronto, yo diría que no. No hay más que ver lo que está sufriendo la Real este año a balón parado.

Ganar y ponerse a cuatro del Athletic era un objetivo factible para cualquier realista. No obviamos en ningún momento que llevábamos desde 2002 sin ganar en El Sadar -todavía me acuerdo la alegría al escuchar por la radio aquel gol de Dima Khokhlov en el tramo final- pero no ganarle a este Osasuna supone el mismo fracaso que no ganar al Almería y al Rayo Vallecano.

No me valen las lecturas de que vamos a repetir Europa y es un éxito. Es un éxito sí....pero relativo. Me explico. Sería un éxito que Montanier hubiera metido a la Real en Europa al primer intento porque ese plantel no estaba tan asentado como lo está este, pero que Jagoba nos meta sextos o séptimos no me parece, ni de lejos, para renovarle. Más mérito tuvo Lasarte manteniendo a una Real cuyos fichajes fueron Sutil, Sarpong y Demidov y se le echó de mala manera. Jagoba ha cogido un equipo de Champions, la cuarta mejor plantilla de la Liga BBVA el año pasado y la cuarta mejor este año y hace dos semanas dijo que el cuarto puesto no era un objetivo.

El cuarto puesto no habría sido un objetivo si, por culpa de Champions o Copa, la Real hubiera abandonado la Liga y hubiera caído en el trofeo del k.o. estando descolgado en Liga pero cuando el Barça nos despertó del sueño el equipo estaba ahí en Liga y a partir de entonces ha venido la debacle. Permitirme llamar debacle a ganar por la mínima a Málaga y Valladolid, perder frente a Rayo y Almería y empatar ante este Osasuna. Tampoco compro el cansancio como excusa de todo. Claro que estarán cansados pero el Sevilla lleva compitiendo más que nosotros, sigue en Europa, y aún y todo está quinto a seis del cuarto puesto. ¿Cansa...qué? Y si estuvieran cansados la culpa sería de Jagoba, tampoco tengo duda.

Pudo dar descanso a Vela o Griezmann antes pero no, los puso siempre y depreció y despreció a un internacional como Gonzalo Castro. Eso sí, Rubén Pardo desde que ha vuelto el niño bonito y desde que llegó Canales, ha pasado de titular indiscutible a suplente indiscutible. Miedo me da que deje de convocarle cuando vuelva Granero. 

La Copa sirvió para cansarnos sí, pero también nos demostró que, además de Zaldua, hay otros que pueden jugar si hace falta. Evidentemente me refiero a un Javi Ros que no va renovar y a Jon Gaztañaga que ya me dirán qué pinta en Segunda División B. El tudelano Ros me da pena, verdadera pena. Debutó con 18 años y demostró que valía para aquella Real que deambulaba por Segunda pero no volvió a disponer de minutos hasta estar ya asentados en Primera. Mientras la 2ªB se le quedaba pequeña con el Sanse, arriba estaban Markel y Elus que le cerraban la puerta, el caballero oscuro de Mutriku, Aranburu y Pardo que era el que completaba la nómina. ¡Ah! También Mariga y Demidov jugaron de pivotes antes que él.

Ros subió el año pasado al primer equipo y, con sus carencias, ha demostrado ser útil para el equipo. Quizás no para jugar contra el Barça pero sí contra otros muchos de esta liga nuestra. Tampoco estuvo bien que, mientras Zubikarai y Zaldua jugaba en semifinales porque se lo habían ganado, Ros tuviera que verlas desde el banquillo mientras el ínclito metía el gol más ridículo de nuestra historia. Pero con Ros vale todo. Da igual que abriera la lata contra el Algeciras o marcara en Villarreal, va de cabeza al ostracismo porque Elustondo tiene prioridad. Ros, por lo menos, es sacrificado y en el campo lee mejor lo que el equipo necesita que el Lampard de Beasain. 

Miedo me da saber con qué se van a conformar los de siempre cuando se vayan los buenos y tengamos más dinero que talento porque ahora que tenemos más talento que dinero tenemos que leer que quedar sextos es un éxito. Pues perdone usted pero no. La Real comenzó el año con siete potenciales internacionales de cara al Mundial de Brasil y eso, escuche bien señor gipuzkoano, no se va a repetir nunca

Bravo, Cadamuro, Iñigo Martínez, Griezmann, Castro, Vela y Seferovic comenzaron el año con opciones de ir al Mundial. También Zurutuza según dijeron. Bravo, Cadamuro, Griezmann y Seferovic estarán en Brasil, Vela no porque no quiere, Chory porque no juega e Iñigo Martínez porque ha tenido un año malísimo.

Volviendo a lo de ayer, me parece exigible que Carlos Vela cuando está disputando un balón en una carrera con un Loties amonestado le busque la segunda, no que se tire al suelo en cuanto siente el contacto del francés. Eso pasa porque el objetivo está cerca y no se le exige luchar por ser cuarto. 

No quiero explayarme en por qué debe jugar Rubén Pardo, simplemente diré que es el cuarto máximo goleador del equipo y el segundo máximo asistente. Me parecen datos más que suficientes para que juegue. Pero no defiende como Elust...jajajaja.

Con todo esto, no nos podremos quejar cuando Griezmann se vaya ni tampoco cuando Vela se canse de no optar a nada pero claro, amigo gipuzkoano, tú seguro que defiendes que el caballero oscuro se fuera por dinero ante la mejor oportunidad que iba a tener nunca en la Real. Que sigan pasando trenes que da igual, nos conformamos con los autobuses.

viernes, 28 de marzo de 2014

Espasmos de genialidad



Desde que se ganó al Barcelona en Anoeta dominando el partido desde el minuto 1 al 90, la Real ha entrado en trance y solo aparece por momentos. Estamos a 7 de la Champions y lo estamos, gracias a los espasmos de genialidad.

En Sevilla no aparecieron los espasmos, entre otras cosas, porque había un medio campo en el que era imposible que sucedieran. Con un Zurutuza que desde Gerland solo ha jugado bien contra el Barcelona y un Elustondo cuya temporada no quiero o no debo adjetivar, Canales acabó haciendo de box to box y tuvo la única ocasión de peligro realista.

Ya antes del fiasco del Pizjuán, la Real había ganado con la ley del mínimo esfuerzo en Málaga. Allí, por lo menos, el gol llegó tras una brillante jugada colectiva. Algo es algo. Tras ese 0-1 de Vela la Real se atrincheró ante un equipo claramente inferior y acabó pidiendo la hora por no querer matar el partido. Después del Pizjuán llegó la gran machada: perder frente a un equipo en puestos de descenso tras ir dos veces por delante.

Dicen que los equipos de la zona baja suelen ser frágiles mentalmente pero nada comparable a la Real. Se puso 1-0 al minuto de juego frente al Rayo gracias a una peinada de Iñigo tras una gran falta de Rubén Pardo. Tras el penaltito de Cote y el empate de Larrivey, el Rayo fue claramente superior a un equipo que esperaba sus espasmos mágicos. Apareció Pardo para, de rebote, marcar el 2-1 al filo del descanso. Eso habría matado a cualquier equipo en la zona baja, pero no al Rayo.

Los de Jémez salieron a seguir dominando y antes de que muchos se sentaran en Anoeta, un error de Zubikarai había puesto el 2-2 en el marcador. Con una medular formada por Elustondo, Pardo y Prieto parecía complicado imponerse a ningún equipo en mediocampo. Esa lucha fue detrás del balón lo que era imposible para esos tres jugadores. Tras el 2-3 de Rochina ante la atenta mirada de un Elustondo que ni intentó evitar el tanto, la Real no tiró a portería. En Anoeta. Contra un equipo de descenso.

Se ganó al Valencia con otro espasmo de genialidad. Un magnífico centro de José Ángel lo hizo aún mejor un delantero de Usurbil que bien podía ser aquel mito de Kovin que todos recordamos. Además de eso, nada más. Una parada de Bravo para el recuerdo y un error de Griezmann difícil de explicar con todo a favor para hacer el 2-0.

Lo del pasado lunes en Almería es aún más difícil de explicar. El equipo fue mejor que el club almeriense en la primera mitad y tuvo varios espasmos pero dejó el choque abierto. Una jugada aislada la hizo buena Bravo saliendo a por fresas y el equipo almeriense empató a través de Óscar Díaz. Se estrenó como goleador. Contra la Real. Como otros tantos.

Ese espasmo de genialidad llegó cuando Bravo sacó rápido el gol mal anulado a Verza. Agirretxe metió un golazo como la copa de un pino y después Carlos Martínez y Mikel fueron quienes sufrieron los ataques de Ayza Gámez. El gol de Markel no sirvió de nada, el partido estaba perdido y un error de De la Bella le dio a la Real lo que merecía ateniéndose a una bochornosa actitud frente a otro rival inferior.

Ayer volvimos a ver el espasmo. Pardo elevó de cuchara un pase mágico por encima de toda la defensa del Valladolid y Vela marcó uno de los mejores goles de lo que va de curso. La Real pudo marcar cinco goles porque tuvo cinco espasmos pero acabó pidiendo la hora frente al penúltimo. No mereció ganar con solvencia un equipo que sigue sin dar señales convincentes de vida. Hace un año teníamos un equipo que enamoraba cuya bandera era el toque y su alternativa una contra al nivel de los mejores de Europa. Ahora mismo la Real genera peligro a la contra como única arma. Rara vez llega al área rival a base de toques, desarbolando al rival. Es por eso que los equipos que se encierran se le dan tan mal a la Real como por ejemplo un Levante que se llevó un 0-0 de Anoeta ante una Real sin ocasiones.

El domingo toca El Sadar y allí habrá que luchar de principio a fin. No valdrán los espasmos porque Osasuna puede cortarlos de raíz. 

RSO 1-0 VLL: El uno por uno



Bravo 3: Realizó una gran parada que al final valió los tres puntos pero el error de la cesión es difícil de explicar y pudo costar muy caro.

Zaldua 3: Sigue siendo la mejor noticia de la Real y volvió a completar un gran partido. En defensa no sufrió nada y en ataque le regaló medio gol a Seferovic en la primera parte y dejó una bonita jugada individual en la segunda.

Ansotegi 2: No tuvo apenas trabajo ante la falta de eficacia del Valladolid a partir de los tres cuartos de campo.

Iñigo Martínez 2: Igual que Ansotegi. Dejó un par de cambios de juego marca de la casa.

Cote 3: Bien arriba y sin sufrir atrás. Estuvo metido en la jugada de la cesión.

Markel Bergara 3: Se le vio con ganas y llegando a todos los balones divididos. Le pitaron una falta al final que no debió ser señalada. Es vital en esta Real.

Pardo 3: La asistencia de gol es un escándalo absoluto. Vio la amarilla por corta una contra y se jugó la segunda yendo al suelo en medio campo para intentar tapar la subida de un rival por la banda.

Canales 2: Demasiado individualista en la zona decisiva del campo. Lo intentó tres veces y solo en la falta generó peligro. Tiene un guante en el pie.

Griezmann 1: Desde que se fue con Francia no ha vuelto, parece desconectado del equipo. Aún y todo sufrió una durísima entrada de Víctor Pérez que debió ser castigada con la roja directa.

Vela 3: Marcó el gol y tuvo el 2-0 en una acción que no puede fallar. Hay que exigirle mucho más.

Seferovic 3: No marcó porque se encontró con la inspiración de Jaime. Le sacó el gol cantado tras la jugada de Zaldua y sus dos disparos fueron buenas acciones. En la última que tuvo fue agarrado claramente pero quiso seguir jugando. Tuvo actitud.

Prieto -: Se llevó un duro golpe que le dejó cojo para el tramo final.

Agirretxe -: Sin tiempo

Elustondo -: Sigo sin entender qué hace subiendo a lo loco cuando sale para amarrar el mediocampo. 

martes, 25 de marzo de 2014

ALM 4-3 RSO: El uno por uno



Bravo 0: Ninguna parada y una bonita salida a por uvas en el 1-1. ¿A dónde iba?

Carlos Martínez 0: No es el mejor lateral de Primera por sus aptitudes pero si encima le falta actitud ya es preocupante. Por no tener no tuvo ni ganas de quejarse ante el atropello que supuso su penalti, claramente fuera del área.

Mikel González 0: Hizo un penalti de sobrado. Sabía que era fuera del área y aún y todo dejó a Ayza tan tranquilo.

Iñigo Martínez 0: Hicham le dejó en ridículo. A él, que es internacional.

De la Bella 0: Error de bulto en el definitivo gol. ¿Cómo despeja hacia el rival, no vio la que lió su amigo Elustondo en el Camp Nou por hacer lo mismo? Inexplicable su agresión a Vidal pocos minutos antes.

Markel 2: No tuvo mucho que destruir porque el Almería le puso muchas ganas pero su fútbol fue muy malo. Marcó un gran gol de cabeza.

Canales 2: El mejor de la primera parte pero el primer cambio. Que me lo expliquen.

Zurutuza 0: Sigue sentando a Pardo y no sé la razón. Luego el riojano se irá porque no juega y nos quedaremos con un Zurutuza que, cuando no está bien físicamente como ahora, saca de quicios hasta a su más fiel seguidor.

Vela 0: El gol de penalti y nada más. Contra todo un Almería que él debió desarmar se tomó el día libre y ya van unos cuantos seguidos.

Griezmann 0: La tontería del día la hizo De la Bella en el 91 pero su chilena estando solo con Esteban está cerca de la otra. Falló esa y otra clara ocasión. De esas que no puede fallar.

Agirretxe 2: Metió un soberbio golazo en una jugada que se fabricó solo y dejó solo a Griezmann tras una buena jugada individual. Esperemos que haya vuelto.

Pardo 0: Falla en el 4-3 por no cortar la contra.

Chory Castro 2: La asistencia del 3-3 fue un caramelo. Debe jugar más.

Xabi Prieto 0: En partidos intensos -o locos como ayer- su pausa no surte el efecto deseado. No se encontró.

Arrasate 0: ¿Por dónde empezar? No acertó con la convocatoria, con el once, con las sustituciones...ni tampoco con unas declaraciones de perdedor, de entrenador de equipo pequeño. Se le acabó el crédito. 

Jagoba no puede seguir



Hace poco más de un mes todo eran  loas para el técnico vizcaíno de la Real Sociedad pero a día de hoy la situación amenaza con explotarle y lo que está claro, visto lo visto, es que el técnico de Berriatua no debe seguir al frente de la nave.

Nos dijeron que había que darle tiempo y se lo dimos. La Real empezó muy bien y el primer mes de competición se vio un equipo compacto y parecido al del curso pasado. Espejismo.

Jagoba Arrasate ha heredado de Montanier y Lasarte la clásica actuación vergonzosa en campo grande. En todos los campos de los  grandes, salvo las contadas excepciones de Mestalla, Rosaleda y Calderón, la Real ha hecho el ridículo y eso es inaceptable sabiendo que tenemos la cuarta mejor plantilla de la Liga y dando por sentado que pasarán muchos años, igual décadas, hasta que la Real vuelva a tener este potencial de nuevo.

Cuando se publicaron las diez razones por las que Arrasate debía renovar por la Real algunos dieron por sentado que todo iba a seguir igual pero tras demasiados ridículos, el técnico vizcaíno está en el alambre y lo está, también, por una actitud perdedora que es inaceptable. ¿Cómo va a motivar a los jugadores un técnico que da por bueno un punto en campo del penúltimo?

No voy a entrar en que, al final, ha sido el técnico que más oportunidades le ha dado al peor jugador de la plantilla cuyo apellido, como ya sabéis, empieza por Elus y acaba por ondo porque eso es una cosa sin más, voy a entrar en los ridículos técnicos que ha hecho Arrasate, en que fue incapaz de matar el partido en Almería dándole empaque al equipo y en que, en cuanto ha podido, ha sentado a Pardo el único jugador capaz de crear fútbol desde el mediocampo viendo la temporada de Zurutuza. 

A Jagoba la Champions se lo comió y creímos que había aprendido algo pero claro, un técnico que se pone a hacer pruebas llegando a la jornada 30 frente a todo un Sevilla y en el Sánchez Pizjuán es que no ha aprendido nada. Pero nada de nada. Estaba claro que el sistema del Barça valía para el Barça que te iba a quitar el balón pero ese cuadrado mágico con Zurutuza y Elustondo. ¿a qué te llevaba en Sevilla? A una derrota con un disparo a puerta en todo el partido.

Después le llegó el repaso táctico de Paco Jémez. En defensa de Jagoba debo decir que fue inesperado, ni que en Vallecas hubiera quedado quién tenía nivel y quién no, ¿verdad? Ah sí, que allí hizo dos cambios en el 89' tras el penalti de Bravo que marcó Jonathan Viera.

En el Bernabéu optó por Markel de perro mordedor y Elustondo de ladrador. Parecía que había visto su error pues sentó al de Beasain en el descanso pero no, estaba otra vez tocado. No sé qué le podía doler después de una primera parte en la que tocó tres balones. A mí me dolía el alma de verle defender mi escudo.

El esperpento del Camp Nou lo doy, por repetido, como algo perdido. Siempre haremos el ridículo en Liga allí. En Copa fue otra cosa. Jagoba sacó el segundo planteamiento más rácano que improvisó y solo un impresentable como González González hizo que saliera mal. Zubikarai se cansó de despejar balones pero el equipo, si no llega a ser por Elustondo, habría llegado muy vivo a la vuelta donde ya sí, Jagoba tiró la eliminatoria. Tiró la remontada no convocando a Agirretxe ni a Chory Castro. La tiró dándole la titularidad a Zubikarai y la tiró alineando a Seferovic. En las primeras semifinales de Copa en veinte años no pueden estar, con todos los respetos, Eñaut y Haris. A la vista está que Bravo es mil veces mejor y que Agirretxe, solo por actitud, habría aportado mucho más que el suizo. Pero claro, hablamos de aquel que dijo que el partido contra el Leverkusen era un premio para los que no habían jugado antes. Un premio después de conseguir un punto de quince.

Para explicar lo de Villarreal no sé si llamar a su puerta o a la de los jugadores pero lo cierto es que lo que pasó aquel lunes no se puede admitir. Menos aún tras ganar al Athletic ocho días antes en Anoeta y situarte a un punto en la clasificación.

En definitiva, Arrasate no puede seguir en la Real porque ha demostrado que el equipo le viene grande. No pone a los mejores, creo recordar que solo dos victorias se han conseguido sin Pardo como titular y ha conseguido que el equipo parezca vulgar. La semana pasada decía Guardiola que era complicado motivar a los que habían ganado todo pero qué menos que exigirle a Jagoba que motive a los que no lo han hecho. El equipo se rompe con demasiada facilidad desde hace tiempo y él no lo remedia desde el banquillo. Muchas veces prefiere que el caos gobierne un partido en vez de calmarlo con cambios y frescura.

Hemos vivido demasiadas veces eso de "ya puede salir bien porque como perdamos Jagoba..." y demasiadas veces ha sonado la flauta pero ya no, ha agotado la paciencia de una afición que ha sufrido lo indecible viendo a Stevanovic, Jhonatan, Songo'o, Demidov, Urangas y demás como para que ahora que tiene ante sí la cuarta mejor plantilla se duerman en los laureles yendo quintos a seis puntos. No se puede admitir. Jagoba, de repente, sienta a Pardo por norma general. Sienta al mejor medio del equipo con demasiada facilidad. Ha infrautilizado a Chory Castro hasta límites insospechados. Ayer salió y dio una asistencia con ese guante que tiene en la zurda y ha conseguido que una zaga que hacía que Bravo trabajara poco el año pasado, se convierta en una que trae de cabeza al meta chileno.

Salvo por encararse con Busquets, ¿por qué será recordado Jagoba este año?

Todo esto viene de arriba, claro. No puede ser que quedes cuarto, Montanier se vaya y en julio estés esperando a que un Newell's - Boca Juniors que se decide tras treinta penaltis te diga si tienes entrenador o no. Pero claro, estamos en manos de Loren y no se puede esperar nada bueno de él. Nada de nada, como ya ha demostrado en innumerables ocasiones. Se renovará a Jagoba, seguro además. Pero por la simple razón de que Loren no tiene ni tendrá alternativa al vizcaíno. Total, ni que sea un auténtico lastre para la mejor plantilla que tenemos en muchos años.

Otra muesca en la culata



Nos hemos cansado de decir los innumerables hitos de la plantilla realista, que esta generación es la que más noches de gloria pero no es menos cierto que también hemos vivido sonrojantes tardes y cagadas importantes. Ayer, por ejemplo, la Real volvió a fallar cuando no debía y eleva a tres de cinco el número de derrotas tras la victoria frente al Barça. Solo a la Real le podía venir mal ganar al Barça, solo a nosotros.

Y es que este año sumamos ya demasiados errores, demasiados partidos tirados por una falta de actitud vergonzosa que es más alarmante y denunciable sabiendo de qué clase de jugadores estamos hablando. Sabiendo lo buenos que son, que lo son, encabrona más, como diría Mauri, estas actitudes de sobrados, de somos mejores y vamos a ganar...y acabar perdiendo.

Ayer el Almería le ganó a la Real un partido que tuvo dos veces por delante y lo hizo con cuatro fallos graves. Bravo falla en el 1-1 saliendo a por uvas. Fue el primer gol del año de Óscar Díaz y he de decir que en cuanto leí que sería titular y que no se había estrenado, ya sabía que iba a marcar. Siempre nos pasa.

El segundo gol Carlos Martínez está lento y por eso comete la falta. Ayza Gámez es un impresentable que ya conocemos y solo él la vio dentro del área pero ese es otro tema, si a Carlos Martínez le ganan por actitud y ganas apaga y vámonos. Poco después llega el tercero. Una pérdida en medio, Aleix Vidal encara a Mikel y el de Arrasate que no se quiere complicar la vida comete una falta evitable con echarle ganas. Luego Ayza saca su fusil y mete dentro una falta que es un metro fuera del área. Acojonante.

Tras empatar de milagro, marca Markel y de cabeza, te plantas en el 91' con un córner a favor. Mal cabezazo de Pardo primero, no llega a hacer la falta después y el esprint de Vidal, que parecía Bolt, acaba en un saque de banda avanzado. Sin ser potente ni rápido, el saque de banda acaba con Hicham solo delante de Bravo porque Iñigo Martínez se gira como una peonza. El mismo central que se ganó la internacionalidad cada minuto del año pasado queda en evidencia por el número 27 del Almería. Luego llega De la Bella y remata el despropósito de la noche con un despeje al cuerpo del rival casi en el área pequeña. Le debía dar vergüenza meter el gol él y decidió que hacerlo así era mejor. El mismo De la Bella que le soltó un codazo a Aleix Vidal en un balón dividido en el que llega tarde por lento. El mismo.

Hace dos semanas dimos vida al Rayo Vallecano tras ir 1-0 y 2-1 y les dejamos ganar. Que no me vendan el mérito del Rayo de levantarse porque el único mérito fue estar en el sitio. En el sitio en el que pitan un penaltito torpe a Cote, en el que Zubikarai despeja peor que un alevín en La Concha y cosas así.

Ayer al penúltimo le anulan un gol legal y en la siguiente jugada Agirretxe hace una obra de arte para el 2-1. Cualquier equipo de abajo queda muerto cuando le hacen eso pero delante está el equipo Aspirina para darles vida, ese equipo aspirina que tiene que sumar a Hicham a la lista de goleadores que le hacen un gol y no volverán a marcar en la que están ilustres como Braulio, Drenthe y demás figuras del panorama balompédico.

Tras vencer al Barça en un partido que demostró que con actitud la Real puede ganar a cualquiera, los realistas durmieron a un punto del Athletic y ahora los vecinos con la sexta o séptima plantilla de Primera se alejan a nueve y, si no la lían como hacemos aquí, estarán en el playoff de la Champions el año próximo.

En los Juegos del Mediterráneo la Real se adelantó gracias al primer penalti que le pitan a favor. Ni de lejos el más claro de los que hemos vivido pero era y se pitó. Luego se pitaron dos en contra pero la clave la tuvo Griezmann. Con 0-1 el francés se plantó solo delante de Esteban tras un pase de Canales e intentó una chilena que ya me dirá él a qué venía.

Lo único claro tras lo de ayer es que la lista de fracasos en la que aparecían Camp Nou, Bernabéu, El Madrigal, Calderón, Pizjuán, Vallecas o Donetsk ahora tiene también la suerte de sumar al campo mediterráneo.

La Real no está para luchar la cuarta plaza porque no le da la gana y puede quedar incluso séptima teniendo dos eliminatorias en verano antes de entrar en la Europa League, una competición que se juega los jueves y que les serviría de excusa para el bajón que pegarían los domingos. Una plantilla con Griezmann y Vela a 25 de marzo pensando a ver si quedan quintos y evitan dos rondas previas. El Sevilla jugó esas rondas y está por delante con menos plantel y vivo en Europa así que no me vendan que el calendario es muy duro y la temporada muy larga porque no engañan a nadie.

Luego nos echaremos las manos a la cabeza cuando Vela y Griezmann se quieran ir en verano. Con este nivel de exigencia y esta especial habilidad para dormirse cuando más lejos se puede llegar normal que se vayan.

Por último, no podemos olvidar que el año pasado se ganó al Valencia y se le dejó a cinco puntos quedando cinco partidos y con el gol average a favor. Pero la Real no es solo el equipo que ganó al Valencia, también es el equipo que perdió esos cinco puntos en los dos siguientes partidos.

lunes, 17 de marzo de 2014

RSO 1-0 VAL: El uno por uno



Bravo 4: Salvó la victoria con una mano providencial a un cabezazo de Jonas en una falta lanzada por Parejo. Volvió a la titularidad y la sensación de que con él el lunes no se habría perdido aumentó después del partido.

Zaldua 3: Una vez más gran partido del lateral, notable actuación del lateral donostiarra que no sufrió ni con Piatti ni con Fede ni tampoco con Bernat.

Mikel González 2: No estuvo del todo fina el centro de la zaga realista en un partido sin casi trabajo. Jonas remató con el pie un córner en el punto de penalti y también remató la falta que salvó Bravo.

Iñigo Martínez 3: Igual que Mikel pero con más salida de balón. Providencial yendo al suelo en un tiro de Jonas en el tramo final.

José Ángel 4: En defensa no sufrió con Feghouli y en ataque dejó una asistencia sensacional para el gol de Agirretxe.

Markel 3: Cómo se nota cada vez que está. Igual que pasa con Bravo, la sensación era que el lunes con él no se habría perdido. En el remate de Jonas en el córner trata de evitar su lanzamiento de espaldas. Muy intenso en la presión en tres cuartos por momentos.

Canales 3: En la primera parte dio más al equipo con toque e intensidad en el robo. Fue a menos con el paso de los minutos.

Zurutuza 2: Clama al cielo que siente a Pardo.

Vela 1: Hay que exigirle más, mucho más. Debió lanzar una contra con 1-0 pero fue tan lento que acabó solo con tarjeta para Bernat.

Griezmann 2: Falló una clarísima ocasión por excederse en los controles previos al disparo y lo intentó también en la primera parte.

Agirretxe 4: Marcó un golazo de cabeza que habría firmado Darko y además dejó solo a Griezmann con un gran pase al área. Todo el peligro vino de él.

Imanol Agirretxevic



Como todo realista nacido a finales de los ochenta o principios de los noventa, crecí viendo a Darko Kovacevic rematar de cabeza cada balón que pasaba por su lado. El delantero de Kovin es, inevitablemente, uno de los ídolos de mi infancia y se ganó ese honor de cabeza, con vaselinas que se veían venir pero siempre entraban y goles de todos los colores imaginables.

Ayer cuando vi a Agirretxe rematar el medido centro de Cote, por un instante, vi a Kovacevic entrando a rematar como una bestia. Igual que con sus goles, crecí también con su slogan, con el "Si Darko gol, no problem" y eso es algo que Agirretxe también ha heredado del mejor delantero de la Real que yo he visto.

El delantero de Usurbil sumó ayer su sexto gol en Liga tras firmar sendos dobletes frente a Betis y Getafe y marcar el gol de la deshonra en la manita de El Madrigal. Salvo este último gol, otro brillante testarazo por cierto, todos los goles de Agirretxe le han valido puntos a la Real este año: si Imanol gol, no problem.

Agirretxe siempre ha empezado bien las temporadas, ha tenido una sequía y ha terminado bien. Salvo este año que una inoportuna lesión le apartó del equipo antes del playoff de la UEFA Champions League. El año pasado marcó dos goles, le anularon (mal) otro y remató al palo de cabeza en la jornada 2 de Liga frente al Celta en Anoeta. Hace dos años, en el primer año de Montanier, inició el curso en El Molinón tirado a la izquierda y respondió con dos goles. Seis días después le hizo a Víctor Valdés el 1-2 y forzó el 2-2 en esos cinco - diez minutos mágicos de la Real frente al Pep Team que le sirvieron para remontar un 0-2 adverso.

Todos estos goles también valieron puntos. El año pasado, tras el espectacular partido frente al Celta, no volvió a marcar hasta la manita de Mestalla. Allí marcó el 2-4 cuando el Valencia empezaba a apretar y tras sentar a Diego Alves aprovechándose de un rechace en una maravillosa jugada de la Real al primer toque.

Después le tocó ponerle el cascabel al gato el día de San Sebastián. Agirretxe anotó su cuarto gol de la temporada en enero metiendo la planta del pie a un grandísimo centro de Carlos Martínez para ganar al Barça, en el 90' y remontando otro 0-2. La historia de siempre, vamos.

Su siguiente víctima fue el Real Zaragoza. Aquella tarde que la Real volvió a vencer fuera de casa en la segunda vuelta por primera vez desde Cádiz 2010, Agirretxe anotó un gol de bandera que supuso el 0-2 para aquella naranja mecánica que fue el equipo realista en la primera mitad. 

Claro que su gol más especial llegó en el campo que más ganas le tiene. Ese campo que no le perdona que abandonara su cantera para volver a la del equipo de su corazón. Ese campo que se muestra orgullosa de su cantera y no hace más que robar jugadores de las canteras vecinas. Allí, en San Mamés, anotó Agirretxe su primer y único gol en La Catedral aprovechando un error garrafal de Raúl. Un gol de suerte sí, pero de esa suerte que hay que buscar. 

Ya con una Real en racha, Agirretxe volvió a marcar frente al Valladolid con otro soberbio
derechazo, muy parecido al de La Romareda pero colando el esférico por la escuadra de la meta vallisoletana. En Vallecas Agirretxe estuvo superlativo. Sus dos primeros balones acabaron dentro y el partido acabó 0-2, el mismo resultado que mostraba el luminoso para el minuto quince cuando el delantero de Usurbil ya había hecho de las suyas.

La Real recibió al Valencia el año pasado en un choque clave para lograr la cuarta plaza y Agirretxe estuvo sencillamente imperial. Dio la asistencia del 2-1 a Chory Castro tras una jugada de fantasía y su partido era de matrícula de honor hasta el minuto 85' pero es que en los últimos ocho - nueve minutos de juego anotó dos goles, uno a pase de Prieto y el otro con una vaselina maravillosa que es, sin duda, su mejor gol en Primera División. Tras dejar al Valencia a cinco puntos la Real quiso darle emoción a la lucha y tras perder en Getafe se dejó empatar en casa contra el Granada el día que Montanier innovó poniendo a Estrada de extremo izquierdo por Vela con el equipo nazarí volcado. Antes de eso, Agirretxe había hecho el 1-0 peinando una gran falta de Chory Castro y después, al filo del descanso el 2-1 con un remate de pecho, con el corazón que fue imparable.

Su último gol del año fue en Sevilla donde Agirretxe hizo el 1-2 tras un centro de Carlos Martínez rematado en postura acrobática. Frente al Real Madrid Diego López le sacó con una de las paradas del campeonato un derechazo suyo y frente al Deportivo en la 38 él generó la jugada del gol que acabaría marcando Griezmann y llevando a la Real a la Champions.

Agirretxe fue el primer canterano de la Real en marcar diez goles en el siglo XXI, es obviamente también el primero en repetir doble cifra de goles tras hacerlo también el año pasado. Ayer Agirretxe volvió a marcar y volvió a cumplir esa máxima que casi nunca falla, que si él marca se suman puntos. Para algo es el 9 del equipo.

martes, 11 de marzo de 2014

RSO 2-3 RAY: El uno por uno



Zubikarai 0: De nada vale todo lo hecho durante todo el partido si el 2-2 es por su culpa, por su manía de no atajar los balones y sí despejarlos. Desde que sale el centro del flanco derecho de la defensa se veía que iba a despejar y a comérsela. Y se la comió. Con patatas.

Zaldua 3: El mejor realista del partido, del mes y la mejor noticia desde hace mucho tiempo. Que sea el mejor realista debería avergonzar a muchos titulares pero claro, les da igual. A pesar de que el Rayo atacó todo el rato por su lado se mantuvo sobrio.

Mikel González 1: El Rayo tiró cuatro veces y metió tres goles. Nada más que decir.

Iñigo Martínez 1: Lo mismo que Mikel. ¡Ah! Metió un gol pero claro, es central. Se le pide no recibir.

José Ángel 0: Yo no habría pitado el penalti pero da pie a que lo piten por una falta de concentración que fue una constante durante todo el partido. Sin ese penalti el partido habría sido totalmente diferente.

Pardo 3: Asistencia y gol. Se le vio llegando a la zona de los centrales para subir el balón y acabó la jugada del 2-1 en el borde del área rival. Bien a balón parado.

Elustondo 0: Otro día más, otra razón para que no vuelva a jugar. Mal en todo, como siempre. Intentó meter gol, también como siempre, y, evidentemente, no lo metió.

Prieto 0: Desaparecido. ¿Jugó?

Chory Castro 3: El atacante más activo. Una gran contra a la salida de un córner con el balón pegado al pie. ¿Por qué no juega más?

Vela 0: Recibió dos patadas y debió empatar el partido en el tramo final pero se lió solo.

Agirretxe 0: Se asocia, se mueve, cae a bandas...pero es el nueve y debe marcar. Y lleva cuatro goles. Mal.

Griezmann -: Prescindir de él es un lujo que la Real no se puede permitir.

Canales -: salió tarde

Arrasate 0: No me gustó la convocatoria, la alineación menos y ni qué decir tiene que me pareció que Paco Jémez le ganó de cabo a rabo el partido. No supo cambiar el tempo y con 2-3 en casa se guardó el tercer cambio para el domingo que viene. No se entiende que no metiera a Seferovic a la desesperada y tampoco que quitara a Mikel para jugar con Elustondo de falso central igual que antes jugó de falso pivote. Su obsesión con el '4' nos está costando caro. 

Patético, sonrojante, vergonzoso y lamentable



Así me hace sentir la Real hoy. Partido patético, sonrojante, vergonzoso y lamentable de los de Jagoba Arrasate en el que solo se salvan Zaldua -qué cojones los suyos-, Pardo -gol y asistencia- y Chory Castro que ya me dirán ustedes a qué viene que juegue tan poco. 

Arrasate abrió el Pravda hace dos semanas con un decálogo sobre su renovación que ahora mismo tiene menos razón que cualquier tontería que yo haya escrito aquí. Dos semanas y dos cagadas después, Arrasate se tambalea evidenciando que el equipo le viene grande y el reto le supera.

Porque solo a él se le ocurrió jugarle al Sevilla como al Barça y creo que es el entrenador más emperrado en meter a Elustondo con calzador sea cual sea su posición. Hasta tal punto llega su obsesión que hemos visto al peor jugador de la Real de lo que va de siglo XXI jugando de interior, de extremo, de falso nueve y hasta de central cuando su puesto es el de 4. Aunque visto su nivel no daría ni para titular en el Sanse donde hay un tal Gaztañaga que es mejor que Elustondo de Donosti a Sebastopol ida y vuelta. Y para ver eso no me han hecho falta ni tres partidos de Gazta. Ni tres.

La Real se adelantó al Rayo con un gol de Iñigo Martínez al minuto de juego pero solo dos minutos después José Ángel hizo un penalti tan tonto como evitable por su parte y por la del árbitro. Tras el gol de Larrivey el partido fue del Rayo todo el rato. La Real tuvo el balón cuándo y dónde los rayistas quisieron y claro, Pardo subía y bajaba de área a área mientras Elustondo se acomodaba en la medular para subir a rematar, que para eso él tiene gol y el resto no. 

Así se explica que el Lampard de Beasain llegara a rematar una contra que el Chory lanzó y en la que solo Vela le siguió. Bueno, Vela y Flash Elustondo que para subir, siempre es el primero. Faltaría más. No aguanto más a Elustondo en la Real. He visto canteranos malos jugar en el primer equipo durante años, he visto malos canteranos traicionar al equipo creyéndose mejores que el nivel del equipo y estar ahora en Miranda de Ebro pero es que lo de Elustondo es de Expediente X. Me supera. Por todos lados, además. Debe tener amigos en el cuerpo técnico porque no se entiende que solo dos hombres hayan confiado en él en los últimos años: Montanier y Arrasate. Bueno Loren y Aperri también
 que ahí estuvieron para renovar al ínclito pivote realista cuando jugó dos partidos buenos. Los 100 anteriores a paupérrimo nivel no les parecieron óbice para renovar el contrato a uno de los peores jugadores de la Liga BBVA. Porque eso es Elustondo. Uno de los peores.

Los habrá peor dotados, seguro pero ninguno de los que son peores técnicamente que él tienen la desfachatez de jugar con esa actitud tan sonrojante como él. Él es guay y tiene un Aston Martin, a ver los demás.

Hay otros futbolistas más dotados cuya falta de actitud en Sevilla y ayer le permite no parecer tan malos. Pero que Carlos Vela se eche a tres defensas encima estando solo delante del portero dice mucho del partido del azteca. Cuando apareció recibió tres patadas, ¿tuvo miedo después? A Vela, igual que a los mejores del mundo, le exijo que aparezca siempre y ni en Sevilla ni ayer dio la cara, ¿en qué estará pensando?

Zubikarai estuvo bien en Copa -menos en Algeciras- y bien en Champions frente al Leverkusen pero ayer fue un desastre. Tuvo una buena mano a un disparo de Bueno con el 2-2 pero el error que propicia ese gol es de infantiles y ya van demasiados con él de por medio. Urge un portero suplente para cuando Bravo no esté disponible. Parecía que habíamos recuperado a Eñaut pero su error del 2-2 es como un autogol. Un balón sin peligro lo despeja porque no sabe atajar y acaba dentro. Error lamentable y vergonzoso. Lo dicho, de infantiles.

Y Xabi Prieto. Ay capitán, mi capitán. Mira que te quiero y te estaré eternamente agradecido, quizás llore el día de tu despedida porque eres el canterano de la Real con el que he crecido...pero deja de arrastrarte. Entiendo que, hasta el fichaje de Canales, Prieto era el que mejor entendía el puesto que él ocupa. El del tercer hombre de medio campo porque ayudaba en la creación y defendía más que si jugaba don Gorka Elustondo ahí pero ha venido Canales y oye, tiene que jugar.

Agirretxe no marca desde Getafe y su mal año se reduce a cuatro goles en dos dobletes si no me equivoco. Marcó al Betis y al Getafe dos veces a cada uno. Ayer no tiró a puerta. Tuvo una de cabeza y la tiró por encima del larguero en un remate complicado. Me gusta que se asocie y esas buenas acciones son las que hacen de él el tipo de delantero que es pero ya le vale a él también, tiene que meter goles.

Creo que no me dejo nada pero el nivel de enfado ha llegado a su límite. Tras ganar al Barça la Real se puso aquella noche a un punto del Athletic y muchos vimos que ya estaba, que el equipo iba a luchar la cuarta plaza. Dos derrotas vergonzosas después recuerdo la Champions como una vivencia del pasado que tardará mucho en repetirse. No sé qué esperaba, iluso de mi, si ya en verano decían los más optimistas que repetir en Europa sería un éxito. Pues no señores, no. No sería un éxito. Era una obligación. Y volver a Champions más porque si alguien me dice que el Athletic de Ernesto Valverde tiene equipo para estar ocho puntos por encima es que, simple y llanamente, no tiene ni idea de fútbol o es más bilbaino que el señor de la boina que está detrás del banquillo de San Mamés Barria. 

La plantilla del cuarto clasificado es igual de limitada que era la que tuvo Montanier en su primer año en Donosti. Nosotros nos conformamos con salvarnos fácil porque éramos así y ellos van a ir a la Champions con un equipo en el que Mikel Rico mete goles, Gurpegi es central y Toquero juega minutos. Así, como suena.

Si hace dos años me dicen que iba a echar de menos a De la Bella y a Markel me habría reído de quien afirmara semejante barbaridad. Pero visto lo visto me toca la moral ver a Bergara suplente de Elus.