Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

jueves, 28 de agosto de 2014

KRA 3-0 RSO: ¿Qué he hecho yo para merecer esto?



No escribo castigado, escribo decepcionado, escribo humillado. Cuando uno es realista fuera de las mugas de Gipuzkoa es difícil hacer entender a la gente que esos colores son los más grandes, que te vas a Old Trafford sabiendo que vas a perder, pero que vas porque la Real es lo más grande y el Teatro de los Sueños lo merece. Pero vas. Haces el ridículo y te metes 25 horas de viaje, pero has estado en Old Trafford con la Real.

La historia de mi vida es la de las decepciones realistas salpicadas con pocas alegrías. Somos gipuzkoanos y bueno, con mantenernos en Primera hemos tenido mucho mérito durante años. Somos de la provincia más pequeña de España y orgullosos de serlo. Y sí, la Real es lo más grande.

Ayer volvimos a escribir una de las páginas más negras de nuestra historia. Cada vez que repaso las estadísticas de este humilde blog veo que hay una entrada que nunca sale del top ten de más visitadas siempre. Esa crónica de una noche negra en enero os la dejo aquí.

No sé si es más grave la ensaimada de Mallorca o la ensaladilla rusa de Krasnodar pero ambas se van a quedar en nuestra dieta durante años. Se nos han atragantado a base de bien y perdurarán en el imaginario colectivo durante mucho tiempo. Lo de ayer nos perseguirá cada vez que un mal equipo europeo se nos plante delante.

El ridículo de Krasnodar no tiene explicación alguna. No se puede defender que el arbitraje fue malo -que lo fue- porque en ningún caso fue decisivo. En el partido de ida a los rusos se les anuló un gol legal. Legal como un piano porque De la Bella -que está más cómodo que Xabi Castillo en su época cuando no había competencia- rompía el fuera de juego. Ayer De la Bella volvió a liarla como él sabe. Como un lateral que, sin Griezmann dejándose las pelotas como interior o volante, no sabe defender. Sin el galo de Macon está claro que el exmodelo de Bikkembergs es un lateral ramplón. Tuvo una gran temporada con la plenitud física que exhibía hace dos temporadas con Montanier pero Jagoba se lo ha comido. Bueno, tampoco era gran cosa antes.

El asedio del Krasnodar era evidente y Rulli estaba salvando la noche para los realistas. Daba la sensación de que viendo el nivel de Rulli y de los delanteros rusos no iba a moverse del 0-0 a pesar de la diferencia de nivel. Claro que entonces llegó De la Bella con un error de infantil, su segundo error en siete días, que dio pie al penalti que Joaozinho transformó con maestría. El mismo brasileño que agredió a Markel evidenciando una falta de luces alarmante en un futbolista de élite.

Tras el 1-0, el Krasnodar se vino arriba y el desastre absoluto se confirmó con la lesión de Rulli. Tras su lesión salió Zubikarai y todos firmamos los penaltis al momento. Eñaut sacó en largo pero rápidamente los rusos llegaron a su meta. Un disparo tapado por Iñigo y que debió atajar el meta de Ondarroa acabó en córner. El saque de esquina en saque de banda y éste en Ferreyra matando a la Real con un disparo desde fuera del área con todos los realistas metiendo el culo en el área. Todo vino porque Zubikarai no quiso evitar el córner cuando llegaba de sobra. Sale en el minuto 85 y sale sin actitud. Ésa es la Real.

Con el 2-0 el tercero llegó en nada. De la Bella se quedó solo con tres delanteros y fue con una princesita de Disney al choque. Tres atacantes se presentaron delante de un Zubikarai que se quedó bajo palos, para qué iba a salir a cubrir portería.

Me da igual el arbitraje, me da igual todo. Solo me importa la Real y la Real ha hecho el ridículo de nuevo. ¿Quién tiene la culpa? Primero Jagoba, después los que mantuvieron a este nefasto señor al frente del equipo y por último ellos, claro. Los jugadores no se van de rositas. Porque Jagoba no tiene culpa de que Agirretxe no meta gol ni al arcoiris, por ejemplo. De lo que sí le culpo es de cargarse a Mikel González, Pardo o Zurutuza. Al primero le ha sustituido por un jugador de Segunda División, a los otros dos les pone fuera de posición. Lo del Chory Castro ni lo nombro. Es una vergüenza cómo se le trata al charrúa.

Una plantilla con cuatro mundialistas acabó séptima y fue un éxito. Sin dos de ellos en la plantilla y con el culpable de la muerte de Kennedy en el banquillo, ¿dónde vamos a acabar?

No voy a hacer el uno por uno, no hace falta. Rulli (4), todos los demás 0. Y Jagoba negativo.

lunes, 25 de agosto de 2014

EIB 1-0 RSO: El uno por uno



Zubikarai 0: No hay por dónde coger el partido del meta de Ondarroa. Falló en el primer disparo peligroso de Lara, se tragó el segundo y un error suyo estuvo a punto de provocar un autogol de Agirretxe. Estuvo desacertado con el balón en los pies y precipitado con los saques. No es de recibo que saque en corto a Markel con un jugador encima.

Carlos Martínez 0: Lo mismo que Zubikarai. Su peor partido en mucho tiempo. Falló un gol cantado que puede fallar porque es lateral derecho pero es una jugada que debe ir a portería sí o sí. Atrás no estuvo acertado en ninguna ocasión. Provocó la falta del gol por saltar con el codo despegado del cuerpo. No se debió señalar pero no debe dar pie nunca a que lo piten. Acabó sustituido.

Elustondo 1: Aseado con el balón en los pies con varios balones largos acertados que generaron peligro. Claro que dejó su sello intentando regatear a Manu del Moral siendo el último defensa con la consiguiente ocasión de peligro para los locales.

Iñigo Martínez 0: No estuvo bien. Ni siquiera contundente. Se echó de menos su agresividad en un partido más de carácter que de fútbol.

Yuri 0: No tuvo culpa en el resultado. Tampoco incidencia. Dejó para el recuerdo de su debut una entrada a Eneko Boveda en banda. Poco acertado con el balón.

Markel 0: Un choque intenso debía ser el escenario ideal para él y no lo fue. Perdido como pivote, sin imponerse y sin juego que destruir ante lo básico del ataque local.

Canales 2: El mejor jugador de la Real de largo. Se ofreció constantemente, lanzó el balón parado y tuvo una gran ocasión que perdió por su zurda cerrada. Acabó fundido bajando hasta la zona de los centrales para tratar de generar algo de peligro.

Xabi Prieto 0: No apareció en ningún momento. Tras un buen partido el jueves decepcionó totalmente el domingo.

Granero 0: Nula aportación del madrileño. Llegó bien pero sin generar peligro.

Zurutuza 0: Lo contrario a Markel. Un partido intenso desaconsejaba su alineación pero salió de titular y, evidentemente, la velocidad del partido le atropelló. Juega perdido en la banda. El sistema de Jagoba no le favorece en absoluto.

Agirretxe 0: El jueves no tuvo ocasiones pero ayer tuvo una clarísima y la falló con estrépito. ¿Dónde quedó Imagol?

Vela 0: Se le ve fuera de forma pero falló un gol que no puede ni debe perdonar.

Chory Castro -: nada

Zaldua 2: Salió y puso el primer buen centro del partido. Muy activo, no dejó de ofrecerse.

Arrasate 0: Ante la lesión de Finnbogason opta por no llevar un nueve suplente y jugársela a que su ángel Vela le salve la jornada. Y no tocó. Alineó a Zubikarai y él falló por lo que el error es compartido con el entrenador. Hace un mes que todos vemos que el sistema no vale para la Liga BBVA y sigue empeñado. Pardo no jugó un solo minuto y es quien debe dar sentido al fútbol de la Real. Incomprensible. 

EIB 1-0 RSO: Zubikarai decide el derby



La Real Sociedad comenzó la Liga BBVA con una caída con estrépito en Ipurua ante una SD Eibar ultramotivada pero incapaz de crear peligro por sí sola. Los errores de los realistas fueron los que crearon el peligro de los armeros y en especial la del eslabón más importante de la defensa: el portero.

Eñaut Zubikarai completó su partido más nefasto como portero de la Real Sociedad en la competición doméstica. Su esperpéntica actuación de Mallorca donde falló en seis goles será difícil de superar pero la de Eibar tampoco será sencilla para él.

Zubikarai volvía a un campo en el que jugó como local años atrás un partido en una temporada que acabó con el Eibar en Segunda B. El meta de Ondarroa completó una mala actuación con dos errores graves y un tercero que pudo quedar en un tétrico gol de no ser por un buen movimiento. Claro que también es justo decir que realizó una gran parada a un testarazo de Mikel Arruabarrena. Un testarazo que venía de un gravísimo error suyo, sí.

El meta realista fue el centro de las iras de una afición que no comprende que sea titular tras la salida de Claudio Bravo. ¿Para qué llegó Rulli, con 22 años, si iba a jugar el meta vizcaíno, qué sentido tiene?

Su primer error llegó tras un remate lejano de Javi Lara que despejó de manera poco ortodoxa al duda entre agarrar -lo que tenía que hacer- o despejar de puños, algo que le gusta y no hizo. Tras ese error, que pudo costar caro, llegó su momento con la buena parada al capitán local y al filo del descanso llegó su segundo y más grave error.

Entre tantas, Canales falló una clara ocasión, Carlos Martínez una más clara todavía y una Real indolente deambulaba por el campo ante un Eibar intenso pero que creaba peligro a balón parado. Porque claro, la defensa en zona de Arrasate hizo aguas por todos lados en cada una de las acciones. Albentosa, central de 1,93 metros y especialista a balón parado entraba solo desde la frontal esperando que un jugador despejara en un salto vertical. Lo nunca visto, de nuevo.

Lo cierto es que la Real hizo aguas por todos lados y solo podemos salvar a Canales -como siempre- y a los tres hombres de refresco que poco más podían hacer ante tan dantesca situación. La Real volvió a perder un partido con Elustondo y Markel de titulares y sigue siendo el Barcelona el único que ha caído ante esa dupla en todos los que han jugado juntos en Primera División.

Toca pensar en Rusia con el Real Madrid en el horizonte. Es pronto para sacar conclusiones pero visto de dónde viene la Real con los últimos meses del pasado curso, da miedo ver dónde puede acabar un equipo con esta capacidad pero también con esta actitud. Con el Krasnodar el jueves y el Real Madrid el domingo, Jagoba Arrasate se juega mucho más que dos partidos porque el domingo a las 23:00 horas puede resonar Anoeta en su contra. Sería la jornada 2 y no sería de extrañar. 

viernes, 8 de agosto de 2014

ABE 2-3 RSO: Ya estamos de infartos



Siete de agosto y la Real Sociedad hizo recordar a su afición las razones de ser de esta centenaria institución: el sufrimiento desde el principio.

Contra un equipo que dudo que se mantuviera en la Liga Adelante, en un campo decente que no era, ni mucho menos, un patatal y con todo a favor tras el 2-0 de la ida y la superioridad mostrada en Anoeta, más aún tras el gol de Xabi Prieto, la Real volvió a su camino, al de las realadas.

Es cierto que el Aberdeen, intenso y enchufado pero nada más, no volvió a tirar con peligro con el 2-1 pero cuando Zubikarai cantó por bulería y los locales hicieron el segundo tanto en el minuto 56 a muchos entre los que me incluyo, se nos aparecieron los fantasmas. No ayuda nada, por cierto, que enfoquen al banquillo y Jagoba esté con cara de triste y las manos en los bolsillos sin demostrar carácter ni acordarse de ningún familiar de su familia. Para eso está Lumbreras al que sí se le vio moverse.

Lo cierto es que la Real salió al Pittodrie Stadium, un campo que respiraba atmósfera futbolística británica a simple vista, con una marcha menos. Era el primer síntoma de realada en el ambiente. Era lógico que los escoceses apelaran a su campo, su juego directo y demás pero lo único que había que exigirle a la Real era que, ante un rival tan inferior, controlara el balón e hiciera que el Aberdeen bailara al son de nuestros peloteros. Con un 40% de posesión es imposible y si ni siquiera contra los escoceses la Real se impone, miedo me da en qué va a degenerar nuestro fútbol. ¿Volveremos a sacrificar a todo el equipo para que brillen los de arriba como el año pasado? Me refiero a que, con Montanier, Vela, Griezmann, Prieto y Agirretxe marcaron 50 goles entre los cuatro, el año pasado solo los dos primeros destacaron sus guarismos anotadores por encima del resto del equipo de manera notable.

Claro que intentar quitarle el balón a un equipo intenso con Zurutuza de titular es lo más complicado que se me ocurre ahora mismo. Igual sacando a Canales o Granero -qué locura jugar con los dos de inicio- la Real habría jugado a otra cosa. O habría jugado a algo, directamente.

Porque Xabi Prieto mandó para dentro la primera ocasión de la Real tras un gran saque de córner de Rubén Pardo. Antes, la Real ya había sumado otro síntoma de realada cuando los escoceses batieron a Zubikarai a la salida de un córner. A falta de una repetición clara, da la sensación de que Gorka Elustondo rompía el fuera de juego de quien acababa finalizando la jugada. El partido del de Beasain fue, de nuevo, malo. Nos dijeron que tenía buena salida de balón y ayer demostró que eso, al menos por ahora, es una mentira enorme. Se limitó a lanzar balones en largo y, cómo no, pedir fueras de juego que él mismo rompía algo que hizo en dos ocasiones. Además, a Prieto le pitaron una falta peligrosa en el minuto tres cuando Hayes dejó en evidencia la lentitud de Elustondo. En fin, que si va a ser central titular todo el año, vamos sirviéndonos algo cargado, que va a ser más llevadero.

Finnbogason falló al intentar sentenciar el partido y llegó la nueva realada con el gol del Aberdeen en el minuto 44. El llamado gol psicológico que solo suele funcionar cuando estamos nosotros por ahora vaya usted a saber por qué. Y fue psicológico sí. Porque la Real se fue al descanso con un empate cuando pudo irse 0-1 o incluso 0-2 y al salir del vestuario se puso rápidamente 2-1. Llegó en una jugada que desnuda el sistema de Jagoba Arrasate.

De la Bella con dos atacantes, el lateral Logan que se le va al catalán con una facilidad pasmosa y, el mal menor, fue ceder un córner. Un córner mal lanzado que acaba en el segundo palo con otro balón colgado y Reynolds cabeceando ante la plástica e inútil estirada de Eñaut Zubikarai. El 6 del Aberdeen, para más inri, lesionó a Finnbogason que puede estar más de un mes de baja por un choque en un partido que no debió jugar si allá por mayo, sus ahora compañeros hubieran sido algo más profesionales.

Salió Agirretxe y demostró que aquella época en la que empezaba la temporada como un tiro quedó atrás. Tendrá tiempo de demostrar que sigue empezando -al menos la Liga- con chispa porque ayer falló dos ocasiones de las que no puede perdonar un nueve. Y menos contra un equipo de la Scottish Premier League. Nada más salir, Xabi Prieto le dejó solo delante de Langfield y falló. En el tramo final tuvo otra y volvió a fallar.

Entre tantas salió Canales. Cambió el rumbo del partido. El cántabro entró tras el 2-1 por el Chory Castro que ya me dirán qué hace jugando de segundo punta un hombre de banda como él. Antes del descanso, Granero entró por un lesionado Zurutuza. Cabe matizar que el pelirrojo se lesionó por errar un control que nunca debió escapársele pero que acabó con una dura entrada. Canales está hecho de otra pasta. Se asocia, aparece, juega a un toque y además llega arriba. Lo único bueno del rombo -para él- es que ya no le vemos bajando a su propia área a subir el balón y es más decisivo apareciendo donde debe aparecer. Y que sea suplente...pues una jagobada más.

Xabi Prieto fue el salvador de la noche con el segundo tanto de penalti. Un penalti que no le hicieron a él pero casi. Cuando el '10' realista telegrafió un pase medido a De la Bella, Logan se dio la vuelta y dio la espalda al balón por lo que el '24' realista ganó el carril y llegó al área donde fue objeto de un claro penalti. Prieto lo materializó a lo Panenka y, la guinda, fue un cabezazo de Markel tras un caramelo, cómo no, de Sergio Canales.

La Real espera rival hoy a las 13:00 horas y no será mucho mejor que el Aberdeen en principio pero, visto lo visto, ¿quién está seguro de llegar a la fase de grupos?