jueves, 4 de junio de 2015

Premio a la mediocridad #RealSociedad

Loren en Anoeta. Foto de Josune Martínez de Albeniz para Marca


Cuando era portero en edad infantil aprendí de un entrenador que no hay que hablar en caliente, que luego te arrepientes. Perdimos 6-0 contra el Hamaikak Bat un sábado y tras el partido no nos dijo nada. Tampoco el martes cuando entrenamos. Tuvimos que esperar hasta el jueves para encerrarnos en un vestuario de Mati y que nos leyeran un poco la cartilla. En el partido de vuelta en Deba, la estrella del H1 jugaba en la Real y perdimos solo 1-0 y de penalti. Por mi culpa, por cierto.

El caso de Loren me recuerda que no hay que escribir tampoco en caliente. Por eso no escribí el martes cuando se hizo oficial y tampoco publiqué ayer miércoles mis pensamientos sobre su renovación. Es una pésima noticia para la Real Sociedad. Pésima. Casi tan mala como una posible continuidad de Elustondo de la que solo nos separa que The Big Four decida que quiere seguir en la Real. Estamos en 2015 y tras cinco años nefastos en el primer equipo en el que sus buenos partidos se cuentan con los dedos de una mano, es él el que tiene que decidir si sigue. Él y no la Real. Es increíble pero bueno, cuando se haga oficial sea lo que sea lo que pasa, hablaremos de ello. Sus mejores jugadas en la Real son una de las entradas más vistas de la historia de este blog, por cierto. Podéis revivirlas aquí. 

Que Loren siga en la Real es una muy mala noticia. Aperribay ha terminado de tirar el poco crédito que le quedaba con una decisión imposible de defender. El presidente realista se cargó a Jagoba Arrasate cuando la situación era insostenible y la lógica hacía creer que el técnico vizcaíno se fue antes y ahora le tocaría a su valedor: Loren.

Pero no, el culpable de que McDonald Mariga luciera los colores de la Real durante medio año seguirá entre nosotros. Un año después de que Jagoba demostrara que no debía seguir, su valedor sigue en la Real y servidor está seguro de que Aperribay tomó la decisión a pesar de considerar a Arrasate válido para el cargo. Algo que no era, claro. Con el Eibar casi en Segunda y sin Gaizka Garitano en el banquillo, han sonado tres nombres para los armeros. Ninguno es Jagoba. Por algo será, ¿no?

Loren renueva hasta 2017 porque Aperribay quiere. O porque sabe demasiado. Lo único que ha cumplido Loren en su estancia en Zubieta son años y claro, conoce tantas anécdotas o detalles como años lleva en la Real. Ya vivimos algo parecido con James Stewart que nadie sabía lo que hacía en la Real -salvo pasear su coche oficial por Donosti- pero ahí seguía a pesar de admitir que cobró en B.
El exdelantero del Athletic y excapitán de la Real ha tenido dos temporadas nefastas en las más ilusionantes que podía tener. La Real subió a Primera a pesar de sus decisiones de ver verde a Griezmann y de querer largar a Zurutuza que, no olvidemos, fue vital en dicho ascenso desde la mediapunta. Gracias, Lasarte.

Con el equipo en Champions se fue Illarra y llegó Granero, un buen nombre pero, ni mucho menos, un hombre del estilo de Illarra. También llegó Seferovic -que me encantaba como bien sabéis los que me seguís en twitter- y se lesionó Ifrán. La plantilla era la misma con Champions que sin ella. Bueno, igual no. Estaba el maestro del rombo en vez de Philippe Montanier, el verdadero creador de la Real de Champions. Sí, he hablado bien de Montanier. Total que teníamos el mismo equipo, sin un titular indiscutible que sustituimos por otro jugador de diferente registro y claro, pasó lo que pasó. Fuimos a Champions a disfrutar y disfrutamos...en agosto. A partir de entonces la Real hizo el ridículo porque nos vimos impotentes ante un grupo serio y complicado pero en el que teníamos que haber dado mucha guerra.

Este año fue un despiporre absoluto. Con un técnico al que Loren le decía rombo y él ponía rombo, la Real fue de cabeza a la autodestrucción hasta que el Málaga puso justicia en Anoeta y se cargó a Jagoba Arrasate. Loren fichó a Finnbogason como recambio de Griezmann y se parecen en...que llevan el 7 de la Real y poco más. Se repescó a Yuri a pesar de la conocida tendencia a relajarse de Alberto De la Bella cuando no percibe la competencia y, el mejor paso de todos y por el que pasará a la historia, quiso que Asier Riesgo fuera portero de la Real. Después de decir que había que ser muy tonto para no colocar a Riesgo o Bravo -colocó a Asier en Huelva en tiempo de descuento cuando ya le llamaban tont- el de Burgos quería traerlo de vuelta. Como ha bajado tres veces, a ver si la cuarta caía por aquí. Tremendo.

No fichó un central que el equipo necesitaba como el comer porque el caso más flagrante de acomodado en la primera plantilla -que no valía y no vale para pivote- ahora iba a jugar ahí. "Tiene buena salida de balón",mentían para defender lo indefendible.

Se recuperó a Granero y, menos mal, se fichó a Carlos Vela en propiedad. Se cedió a Ifrán y se traspasó a Seferovic que con 22 años había dado muestras de tener mucho fútbol en sus botas y a Gaztañaga se le dejó en el primer equipo a pesar de que nadie confiaba en él. Tras gustarnos en Champions y Copa, no siguió con el primer equipo el año pasado y durante el actual acabó cedido en Ponferrada.

Total que Loren lleva dos seguidas y como no hay dos sin tres, pues me temo lo peor. Capaz de traer a talentos parecidos a Necati Ates, Drame o Jhonatan Estrada de vuelta a Anoeta. Solo de pensarlo y a pesar del calor que hace en Madrid de madrugada, aparecen los sudores fríos.

Aperri ha premiado la mediocridad del peor trabajador de Zubieta. Al menos del menos apto para un puesto de relevancia. Del que puso a Jagoba Arrasate de técnico de Champions. Hace unos años sonaba con más o menos fuerza que Loren podía ser el sustituto de Montanier y Kike Marín me dijo que era imposible, que luego se iba a tener que traicionar a si mismo y que era un lío. Mucha razón Kike, mucha razón. Era mucho mejor poner a Jagoba que le iba a decir que sí a todo. Mucho más cómodo, dónde va a ir a parar.


0 comentarios:

Publicar un comentario