Fútbol Internacional

UEFA Champions League, UEFA Europa League, UEFA Euro Cup y FIFA World Cup.

Ciclismo

Euskaltel Euskadi, Tour de Francia, Vuelta a España y Giro de Italia

NBA

Where amazing happens

Publicaciones

Guía de la Liga, de la Champions, de la Premier League

http://2.bp.blogspot.com/-k51HyyPEC94/UI0KWwLAr2I/AAAAAAAAE8o/QosLavkIT_o/s1600/2+copia+copia.jpg

martes, 25 de agosto de 2015

Europa exige más


La Real Sociedad ha anunciado esta mañana la cesión de Oier Olazabal. Era un secreto a voces pero no era ese el comunicado que la afición esperaba y espera con ansias.

Fuentes de la capital hablan de que el fichaje de Asier Illarramendi por la Real Sociedad será oficial esta misma tarde por un montante de 15 millones más 5 en variables. Tras irse por 30 -más los 6 que se llevó la Diputación Foral de Gipuzkoa- el regreso de Illarramendi es una buena operación económica, otra cosa es la deportiva.

Primero por lo que hemos perdido sin él. Granero nunca dio lo que el de Mutriku y jugamos la Champions con un equipo venido a menos por la lesión del de Pozuelo y la ausencia de Illarra que levantaría la orejona meses más tarde.

Segundo porque Illarra tiene 25 años. Es un fichaje de futuro, sí. Pero su pasado se limita a un año sobresaliente en la Real y a medio año notable en la primera temporada de Montanier. La Real va a realizar un esfuerzo importante para traer de vuelta al mediocampista de Mutriku pensando que será el que demostró ser en la Real y no el que no tuvo continuidad en el Real Madrid. Vaya por delante que me ilusiona el fichaje porque hace tiempo que el enfado por su marcha -y sus maneras de irse- se transformaron en lástima por las deleznables formas en las que la prensa madrileña le ha tratado. Primero Batman, después el pony y entre tantas una comida con los jugadores de la Real la mañana siguiente a ganarles 4-2. Todo para un mix que no ha terminado de explotar en la buena dirección.
Total que la Real va a hacer una fuerte inversión para traer de vuelta a Illarra. Y me parece normal.
Europa ha de ser el objetivo

Con el regreso de Asier Illarramendi a la Real Sociedad se nos queda un plantel de lo más bonito. Solo de pensar en una sala de máquinas con Zipi y Zape a uno se le viene a la memoria la idea de viajar por Europa. Illarra y Pardo deberían ser los titulares como hace años pedimos y casi exigimos. Illarra el equilibrio y la construcción y Pardo la magia, así debe ser.
El problema de la llegada de Illarramendi es pensar que hay que vender a Chory Castro o Esteban Granero para hacerle sitio. El punto a favor de la ambición es tener un Illarra, Pardo, Granero en tu plantel. En caso de que Illarra o Pardo no estén, Granero daría varios pluses respecto a un Markel Bergara cuyo fútbol es limitado. Markel es un jugador que tiene que estar en la plantilla. A base de esfuerzo ha demostrado que tiene sitio en Primera División y no se puede echar a un canterano que ha demostrado eso porque somos de cantera. Pero Granero debe quedarse sí o sí.

Las rotaciones, sinónimo de éxito

Lo mismo para Chory Castro. El medio charrúa dejó escapar el tren que hacía la ruta hacia el dorado hace menos de dos años y siguió en la Real. La Real tuvo un año gris durante la pasada temporada y Chory Castro, a pesar de jugar fuera de sitio en demasiadas ocasiones, fue de los mejores con Arrasate y con Moyes. La ambición pasa por quedarse a Chory Castro. Todos queremos que la cantera sea protagonista y gusta mucho que haya subido Alain Oyarzun -ahora llamado Oiartzun- a la primera plantilla. Hacía tiempo que no veía una zurda con tanto talento como la del canterano de la Real y creo que podría ser interesante en la rotación.

El caso es que ha llegado Bruma y en el tiempo que ha jugado no ha demostrado ser mejor que Chory...ni que Hervías, el canterano exiliado. El portugués llega cedido y su rendimiento es una incógnita. Si vendemos a Chory y Bruma no da el nivel...¿qué hacemos? Canales ya demostró que en banda tiene menos influencia y que tiene que estar cerca del área y Oiartzun debe ir quemando etapas poco a poco. Sin Hervías, es inviable pensar que Chory se tenga que ir simplemente por cobrar demasiado.

Gran parte de la afición considera que traspasar a Granero y Chory es necesario para hacer sitio a Illarramendi y su ficha de 2,5 millones de euros. Previsiblemente Illarra cobrará en Donosti lo mismo que cobraba en Madrid. Lo mismo. Ni un euro menos.

Chory ya demostró en su primera campaña que puede ser el jugador número doce a las mil maravillas. El charrúa no fue titular salvo en ausencia de Griezmann y Vela y el equipo funcionó con él y sin él. La importancia de tener banquillo. El pasado sábado en A Coruña, Moyes tenía a Granero, Agirretxe, Chory y a Sergio Canales. Eso se llama ambición.

La Real Sociedad fue cuarta de la Liga BBVA en la temporada 2012-2013 aprovechando, además de su gran plantel, que Sevilla y Valencia estaban en horas bajas. Como hispalenses y valencianos se han reforzado, la Champions parece una utopía pero la Real debe luchar por Europa en un equipo con Rulli, Iñigo Martínez, Illarra, Pardo, Vela o Jonathas y eso no se negocia. Después del estrepitoso fracaso en la UEFA Europa League del año pasado, la afición tiene ganas de marcha con el equipo que hay. Con Montanier, la Real tenía un once que repetíamos de memoria todos con Bravo, Charli, Mikel, Iñigo, DLB, Illarra, Markel, Vela, Prieto, Griezmann y Agirretxe lo que no quitó que otros como Pardo o Chory fueron importantes, a más banquillo más nivel. Es de cajón.

El problema que tenemos no es tener a Granero y Chory cobrando mucho y siendo suplente -también Elustondo cobraba mucho por no jugar nada y a nadie le importaba- el problema es otro. El problema es que el Olympiacos tenía hecho a Finnbogason por 4 millones y nosotros pagamos 8. El doble. Un año y cuatro goles oficiales después, el islandés ya está en Grecia con la Real pagando gran parte de su ficha.

La Real más pudiente

No podemos obviar de dónde venimos, ni históricamente ni tampoco ahora. La Real es un histórico que no se ha gastado nunca mucho dinero. Crecí con una Real que compraba barato y vendía caro -Darko Kovacevic o Kodro- y esa senda se recuperó este último lustro con Illarramendi (30 millones), Griezmann (30) y Bravo (12) por lo que la Real ganó 72 millones más los 19 millones por jugar la Champions hasta un total de 91 millones de los cuales se han invertido 12 en Vela y 8 en Finnbogason porque Granero llegó gratis. No me vale que las fichas sean altas -que lo son- para tratar de traspasar a Granero o Chory Castro porque la Real tiene más capacidad económica que nunca actualmente. Es el momento de invertir sobre el césped y no por el campo. El camino a llenar un futuro Anoeta es ser un asiduo candidato a Europa y así enganchar a la afición. Y ningún equipo del nivel de la Real llega a Europa con 12 jugadores, hay que tener más y ahí Granero y Chory, igual que Canales, son clave.