Lagun Aro GBC



El mal inicio de temporada del Lagun Aro GBC ha provocado que desde la dirección deportiva se empiece a peinar el mercado en busca de alguien que solucione los problemas de los de Sito Alonso.

Sito es intocable y nunca se dudará de él por lo que hay que buscar jugadores. El principal déficit del equipo es el tiro exterior. Tras el peor arranque de la historia del Lagun Aro GBC en la máxima categoría del basket nacional, el año del descenso se ganó en la segunda jornada en Málaga, se ha puesto en el punto de vista a Chris JohnsonSegún informa Solobasket, el conjunto donostiarra estaría muy interesado en el escolta.

Estadounidense de 22 años, ha sido cortado recientemente por los Orlando Magic. Escolta de 1,98, el jugador zurdo puede anotar y gracias a sus muelles cerrar el rebote, otro agujero del equipo. La Universidad de Daytona fue su casa durante cuatro años y el último, el pasado curso, promedió 12,6 puntos y 6,4 rebotes en su año senior. 

A favor del conjunto donostiarra juega que sólo Qyntel Woods ocupa plaza de extranjero por lo que se podrá fichar un extracomunitario sin ningún problema. 



El GBC cayó por deméritos propios frente a un buen Mad Croc que llegó a ir ganando por 24 y que selló su victoria en apenas ocho minutos de partido. El 4-22 que llegó a reflejar el marcador de Illumbe fue una losa demasiado grande.

La clave estuvo en los triples como ya se advirtió en la previa. El Lagun Aro navegó sin rumbo cuando no encontró el aro desde la distancia y estuvo a punto de lograr una remontada espectacular cuando empezó a anotar de tres con facilidad, pero en medio hubo muchas lagunas, y un arbitraje que desató las iras de los que subieron al San Sebastián Arena 2016.

Sito vio tan negro el inicio del partido que después de su primer tiempo muerto cambió cuatro jugadores de una tacada. Ni por esas mejoró el equipo. El primer parcial fue de 0-10 y lo rompió Neto con una bonita canasta. La siguiente, de Doblas, llegó después de un 0-9 y es que si a la mala puntería de los locales se le suma que los fuenlabreños parecían los globbertrotters por minutos, el cóctel está servido.

Lo mejor del primer cuarto fue perder solo de trece, algo grave de afirmar ya que en frente estaba un rival directo, un equipo que tenía un rosco en su casillero de victorias. La aparición de Dani Díez fue clave para el resurgir del equipo donostiarra. El madrileño fue el mejor de su equipo durante todo el partido y acabó con 17 puntos.

Un segundo cuarto eléctrico permitió al equipo de Sito Alonso situarse a siete pero el buen hacer del Fuenlabrada desde el perímetro llevó a +16 la diferencia al descansoFeldeine, Colom, Gladyr y Mainoldi salieron enchufados del hotel del concentración y llegaron a acumular un 9 de 14 en triples coronado por un 6 de 8 en el segundo cuarto. Después de cinco minutos buenos y otros cinco desesperantes, el resultado era de 34-50.

En el tercer cuarto el equipo fue bipolar. Se empezó mal y la distancia no bajó de los veinte en prácticamente todo el cuarto. Cualquier atisbo de reacción local fue cortado por Gladyr desde la línea o por los árbitros con su doble rasero. Los de Sito no exigieron al juego interior madrileño pero de ahí a que tuvieran 12 faltas menos señaladas hay mucha diferencia. A Doblas le pitaron la cuarta porque Cortaberria se le tiró encima y además anularon -mal- un triple de Korolev por la supuesta falta del cántabro en el bloqueo lo que ya encendió a la grada. El propio Doblas anotó la siguiente canasta en una entrada en la que pudo recibir dos faltas y no señalaron ninguna. Sus quejas eran evidentes y que su quinta falta iba a ser una técnica también. Así fue, por quejarse -con razón- del doble rasero.

Ese mismo doble rasero fue el que hizo que pitaran una falta a Guille Rubio por el famoso flop. El '9' donostiarra recibió un golpe en el cuello y se fue al suelo. Evidentemente exageró la caída, evidentemente la falta en ataque fue como un piano. Pues técnica para él que antes le había soltado un guantazo a Gladyr y le había recriminado su cachondeo al celebrar los triples.

La técnica de Doblas terminó de calentar a la grada pero con la de Rubio ya entró a jugar el sexto jugador. Los árbitros comenzaron a pitar faltas en la zona de los madrileños y el acierto exterior apareció. Un parcial de 20-2 permitió al Lagun Aro meterse en el partido y un triple de Raúl Neto a falta de cuatro minutos dejó a los donostiarras a cuatro puntos con poco más de dos minutos.

A falta de noventa segundos Sergio Sánchez cavó la tumba del GBC. El ex base del Gipuzkoa Basket anotó un triple lejano, con el reloj de posesión agotándose y la dura defensa de Neto y el equipo no pudo levantarse. Con 1:25 por jugarse, el 73-80 ya no dejaba margen a la esperanza.

Es complicado hablar de algo positivo del equipo. Porque faltan cosas, ayer nos hicieron dudar a todos. Lo orgullosos que pudimos sentirnos después de las derrotas frente a Gescrap y UCAM dejan paso a la dura resaca tras el varapalo de ayer. Para los que quieren ver el vaso medio lleno, el equipo hizo un 20-2 en apenas cinco minutos, para los que quieren verlo medio vacío, el Fuenlabrada hizo un 22-4 en el primer cuarto.

Ya queda un día menos para la primera victoria, pero que no llegara ayer enciende todas las alarmas en el seno del Gipuzkoa Basket.

Personalmente nunca pensé que echaría de menos a nadie más que a Panko pero en apenas cinco partidos, creo que la baja más sensible de este no es del Harrisbourg a pesar de ser el MVP de la Liga Endesa el año pasado y el ídolo de quien escribe esto. Tampoco es Sergi Vidal aunque su intensidad en ambos lados de la pista no estaría de más. La principal baja es la de Jimmy Baron.

La amenaza exterior del Búho de Rhode Island permitía que los interiores tuvieran más libertad de movimientos. Durante más de treinta minutos ayer, el Fuenlabrada tuvo el partido perfecto para atrincherarse en zona y ganar. El GBC no veía el aro desde lejos menos por Dani Díez, inmaculado su tres de tres, y Raúl Neto que anotó uno en el primer cuarto. El equipo de Porfi podía haberse encerrado perfectamente y esperar sentado a que alguien encontrara la canasta desde fuera. Eso, con Jimmy Baron sería impensable.



Perder encendería todas las alarmas, pero no es una posibilidad. Sito ha repetido en innumerables ocasiones que el equipo va a más y no le falta razón. El equipo cada vez tiene menos lagunas, cada vez es más intenso durante más minutos y hoy tienen la primera prueba de fuego.

Después de perder su segunda final de Euskaltel Euskal Kopa de la historia, los de Sito tienen que quedarse con lo bueno y explotarlo. En Murcia la victoria se escapó de milagro y hoy toca ganar, no hay otra.

Se enfrentan los dos peores equipos en este inicio de campaña en la Liga Endesa y hay que decir que el GBC ya ha empezado peor que el año pasado. Cero victorias y cuatro derrotas aunque las dos últimas pudieron convertirse en victorias y a nadie le habría extrañado.

Llega a Illumbe el Mad-Croc Fuenlabrada, un rival propicio para despegar. Sito ha dicho esta semana que el 0-4 de su casillero no refleja lo que es el equipo de Porfi Fisac y creo igual que él. Pero el 0-4 tampoco refleja lo que es el Lagun Aro, lo que es un equipo de Sito.

Además del técnico segoviano, en las filas del Mad-Croc también llegará Sergio Sánchez que volverá a vivir un nuevo capítulo en su relación amor - odio con la grada de Illumbe. No jugó en el GBC pero cada verano suena como fichaje y jugará en casa hoy al ser donostiarra. Hablo claro, de Jon Cortaberria.

No podrá estar tranquilo el equipo local ya que Quino Colom le tiene cogida la medida, James Feldeine puede liarla en cualquier momento y Gladyr es una ametralladora desde lejos. Leo Mainoldi no necesita presentación, ojo con él. 

En el lado opuesto habrá que ver si Raúl Neto sigue con su año maravilloso, si Guille Rubio continúa con la línea ascendente que mostró en Murcia y contra el Gescrap en la segunda parte del partido de Liga y en la Euskal Kopa. Habrá que ver si Qyntel Woods destapa el tarro de las esencias y demuestra de qué es capaz, si a Ibekwe dejan de pitarle faltas que no son en los bloqueos y le dejan volar, nunca mejor dicho, en la zona rival. Javi Salgado tratará de encontrar un golpe de muñeca que le es esquivo en este inicio de temporada y Doblas...Doblas será el líder.

No podemos obviar la figura de Yaroslav Korolev. Va a más día a día y cuando vuelva a ser el gran jugador que fue en Granada, el GBC tendrá un jugadorazo en toda regla. 

La clave del partido serán los triples como siempre que juega el Lagun Aro. Estuvo a punto de ganar en Murcia anotando sólo tres pero con tan poco acierto, no es fácil competir. En este apartado, ojo a Kuksiks, que está con la muñeca caliente y el martes estuvo inspirado.



Lagun Aro GBC sumó su quinta derrota en otros tantos partidos desde que comenzara la temporada en Badalona.

Los de Sito Alonso tampoco pudieron estrenarse en la Euskal Kopa y volvieron a caer como hace diez días frente al Gescrap Bizkaia que se alzó con su primer título y puede que con la última edición de la Euskaltel Euskal Kopa.

El guión del partido fue parecido al partido de la Liga Endesa de la semana pasada. Un primer cuarto igualado (18-20) dio paso a un segundo en el que el Gescrap abrió una brecha que llegó a los catorce puntos de diferencia para finalmente quedarse en ocho al descanso. Una técnica a Axel Hervelle y cinco puntos seguidos -triplazo incluido- de Kostas Vasileidadis fueron lo más destacado de los visitantes mientras que la actuación del letón Kuksiks era la que daba esperanzas a los de Sito.

La brecha del Gescrap se forjó bajos los aros donde los hombres de negro se convirtieron en imparables para Doblas Olaizola, que salió por los problemas de faltas, una vez más, de Ekene Ibekwe. Hasta tres ataques consecutivos de los de Katsikaris acabaron con acciones de canasta más adicional de los visitantes mientras que el cuadro local atacaba con un caraja tremenda. 

Como ya sucediera en el partido de Liga, el Lagun Aro recortó distancias en el tercer parcial hasta colocarse a un punto en sendos ataques aunque en ningún momento se pudo poner por delante. Lo que les había abierto la brecha fue lo que utilizó Sito Alonso para cerrarla y el juego interior del Lagun Aro fue la base de la remontada ante el mal porcentaje de tiros de tres que siguió al equipo durante todo el partido. Tampoco ayudaron los excesivo fallos desde la línea de tiros libres. El GBC lanzó más de treinta veces desde los 4,60 y no llegó a anotar veinticinco. 

Los últimos diez minutos estaban llamados a ser los de la remontada pero el Lagun Aro volvió a errar en los ataques y pasó lo que Sito dijo hace diez días que no quería que pasara: un par de jugadas sin anotar y el equipo se desconectó. 

Se abusó de un juego exterior cuya producción se limitó a nueve puntos, dos triples de Kuksiks y uno de Salgado, mientras el juego interior se desangraba. Doblas, Woods e Ibekwe fueron eliminados por cinco faltas y el equipo dejó morir el partido y escapar la posibilidad de conseguir su primer título y el más accesible que ha tenido en su corta historia. 

No deja de ser un partido amistoso, a pesar de las dos técnicas a Hervelle que no conllevaron su expulsión, y el partido importante sigue siendo el del domingo 12,15 contra el Madcroc Fuenlabrada. Es ahí cuando el Lagun Aro no puede fallar y cuando deberá dar el do de pecho para sumar a su casillero la primera victoria. Caer en Badalona se podía asumir, nunca se ha ganado el primer partido, frente al Estudiantes viendo su gran momento también y frente al Gescrap competir parecía una utopía y sólo las parciales decisiones arbitrales no arrebató la merecida victoria y en Murcia se murió con las botas puestas por lo que no hay pegas, pero perder contra el Madcroc encendería todas las alarmas. El equipo de Sito va a más, aunque se perdiera, la confianza en el aragonés seguiría siendo plena, pero urge ganar, para que la ansiedad no se apiade de los jugadores .



Jimmy Baron ya es oficialmente ex jugador del Lagun Aro GBC. El club ha hecho oficial una nota de prensa en la que se hacía oficial su marcha tras pasar el reconocimiento médico con su nuevo club, el Lokomotiv Kuban.

Era una noticia anunciada desde hace más de una semana pero hasta que se han conocido los resultados médicos del equipo ruso. Baron se había operado de su rodilla durante el verano y por eso se ha demorado la noticia más de lo normal.

Abandona San Sebastián el mejor cañonero de la historia del Lagun Aro y lo hace tras dos temporadas en las que se ha metido a la afición en el bolsillo con actuaciones memorables. Empezó anotando 5 de 7 en triples en Fuenlabrada como aviso.

Si bien es cierto que su segunda temporada fue peor que la primera, este segundo año, no ha desmerecido en nada al primero. Su primera temporada la cerró batiendo récords. Anotó al menos un triple en todos y cada uno de los partidos de la liga regular, los metió de todos los colores además y también desde su casa.
Además, se marcha de la Liga Endesa tras batir la marca de tiros libres fallando solo un tiro en su primera temporada.

En su segundo año empezó fallando desde la línea de 4,60. En la jornada dos y con el tiempo a cero, un fallo suyo desde la línea, llevó al equipo a jugar la prórroga en Valladolid. A pesar de no ser tan brillante ni constante como en su primer año, ha vuelto a ser decisivo. Buena muestra de ello es que sólo dos partidos en los que Baron ha anotado más de quince puntos, los ha perdido el Lagun Aro.

Uno de ellos fue en la Copa del Rey. El búho de Rhode Island completó un segundo cuarto bestial para hacer soñar a la afición con una victoria que se acabó escapando de las manos donostiarras. El otro  partido, en liga regular frente al UCAM de Murcia.

No podremos olvidar fácilmente la que fue su semana fantástica y de terror. Fantástica para nosotros, de terror para Joventut y Fuenlabrada y es que a los verdinegros les hizo 7 triples y al conjunto de Porfi uno más, 8, en dos actuaciones difícilmente igualables.

José Luis Abós dijo que el Lagun Aro les ganó en Zaragoza por Jimmy y se equivocaba. En Donosti sí que se ganó por Jimmy. Su buzzer beater, tampoco lo olvidaremos.

Se va el cañonero, ese que tiraba desde medio campo y pensábamos que la iba a meter. Muchas gracias Jimmy y mucha suerte.

A rey muerto rey puesto.

Pocos minutos después de hacer oficial la rescisión de contrato de Jimmy Baron, el Lagun Aro GBC hizo oficial el fichaje de Qyntel Woods jugador americano de 31 años que llega de la Liga Ucraniana. 
Woods con pasado en NBA, fue uno de los mejores jugadores de la Euroliga en el Olympiakos, equipo en el que coincidió con Papamakarios y que le trajo a Europa.

Woods, de 31 años, mide 2,03 y jugará de alero en el hueco dejado por Sergi Vidal.



Lleva una semana entrenando bajo las órdenes de Sito Alonso, pero hasta esta mañana no era oficialmente jugador del GBC.

Dani Díez (Madrid 1993) es el tercer fichaje oficial del equipo donostiarra tras las incorporaciones ya presentadas, de Guille Rubio e Ikene Ibekwe que fue presentado la semana pasada. 

El joven jugador del Real Madrid llega a San Sebastián cedido por una temporada. El alero de 2,01 que se define como un buen reboteador en la web del conjunto blanco, ha sido internacional sub 17- sub 18 y sub 20, combinado en el que coincidió con Julen Olaizola y Mikel Motos, con los que compartirá vestuario este año.

Con las llegadas de Díez e Ibekwe la plantilla del GBC está casi completa a la espera de fichar a dos jugadores una vez se confirme la salida de Jimmy Baron a Rusia. El 'Búho de Rhode Island' se encuentra en Rusia con permiso del Lagun Aro, para pasar las pruebas médicas y firmar por el Lokomotiv Kuban.
Baron, que se operó de la rodilla durante este verano, no debería tener problemas y en San Sebastián ya se trabaja la incorporación de dos jugadores al ahorrarse su costosa ficha. 

El jugador americano llegó de Turquía siendo un desconocido y sus primeros partidos hicieron que el Lagun Aro tuviera que ampliarle los emolumentos a los dos meses de llegar. Con la nueva tesitura económica, su salario es inasumible para un equipo que siempre le recordará y le agradecerá esa muñeca prodigiosa que tanto nos ha regalado. 



Tras conocer la más que probable salida de Jimmy Baron al Lokomotiv Kuban, el sentimiento de desamparo de la afición del Lagun Aro ha crecido muchos puntos.

El Lagun Aro se rompe, es una realidad y era evidente que sucedería. Después de una temporada de ensueño siendo quintos, jugando la Copa y además, metiendo a dos hombres en el quinteto ideal y teniendo al MVP, era evidente que el equipo se rompería, que Panko se iría, que Vidal tenía muchas papeletas para irse...pero la puñalada que le asestó al Diputación quitándole el dinero tarde y mal ha hecho que el Lagun Aro tenga que vender todo lo que pueda y confiar de nuevo en el buen ojo de la secretaría técnica. 

Ayer pudimos ver en twitter a Andy Panko luciendo el verde de Panathinaikos, de sobra conocido es que Vidal también irá de verde en Málaga, que Lorant se ha ido a Roma y ahora sabemos que el Búho de Rhode Island, el jugador al que se aferraba la mayoría de la afición donostiarra se va a Rusia.

Jimmy Baron era hasta ayer la principal referencia ofensiva del equipo. Cierto es que es capaz de tirar ocho triples y anotar sólo uno pero los datos dicen que en dos años en la Liga Endesa, ha anotado al menos un triple en prácticamente todos los partidos. De hecho en su primera temporada anotó desde los 6,75 y más allá también, en todos los partidos. Además, anotó todos los tiros libres menos uno y estableció un nuevo récord en la liga. 

Evidentemente es un tipo irregular pero es que si anotara cinco triples por partido nunca habría jugado en Europa ni mucho menos en el Lagun Aro.


El equipo se ha roto, costará años y mucho trabajo tener una plantilla que le llegue a la suela de los zapatos a la que hemos visto este año pero ya nadie nos quitará los recuerdos. El 98-90 al Real Madrid se recordará siempre, el asalto a Miribilla en una prórroga espectacular fue el mejor regalo de reyes que tuvimos todos y la remontada de Murcia hizo que saltaran las lágrimas de la emoción.


Por si fuera poco, jugamos playoffs y le plantamos cara a un equipo mucho más grande que el nuestro y les hicimos sufrir hasta el tercer partido jugando sin Panko, al que ellos habían lesionado.




Jimmy Baron, 'El Búho de Rhode Island' podría estar cerca de abandonar el Lagun Aro GBC.
Ha sido su hermano Billy el que ha lanzado la bomba en twitter mediante un tweet posteriormente borrado, en el que afirmaba que Jimmy habría firmado por el Lokomotiv ruso, sin especificar si es el de Moscú o el Kuban.

Según informa Solobasket sería este segundo Lokomotiv el que se llevaría el gato al agua por el bombardero del Gipuzkoa Basket. Allí jugaría con un ex ACB como Simas Jasaitis y con Nick Calathes, ex jugador del Panathinaikos griego.

Tras una temporada magnífica en la que fue el máximo anotador, tanto de la Liga como de la historia, de tiros libres en la ACB, Jimmy se vio un poco relegado a un segundo plano y rara vez fue titular en la última e histórica clasificación del Lagun Aro para la Eurocup.

Perdió su puesto en el cinco inicial en favor de Manos Papamakarios y fue más irregular que en su primera temporada si bien su buzzer beater frente al CAI será recordado siempre en el San Sebastián 2016 Arena.

De confirmarse la noticia, sería beneficiosa económicamente para un equipo débil pero sería una malísima noticia deportivamente. Si por algo ha destacado la junta directiva del GBC es por acertar en los fichajes pero que se vaya Baron, además de Vidal y Panko, se antoja demasiada pérdida para un equipo que no tiene un anotador acreditado a la espera de la recuperación de Yaroslav Korolev.



Después de un verano en el que ha habido más culebrones que fichajes, el Lagun Aro se ha puesto manos a la obra y ya ha cerrado la primera contratación de cara a la temporada 2012-2013.

Se trata de Guille Rubio, ala pívot catalán de 29 años y 2.02 que llega procedente del Cajasol de Sevilla por una temporada con opción a una segunda.

Rubio entra dentro del perfil que quiere Sito Alonso para la plantilla del GBC. En un equipo absolutamente pobre para lo que es la ACB, el presupuesto no llegará a los 4 millones gracias a la Diputación Foral del Gipuzkoa, es importante acertar con los fichajes y para eso se especificaron dos patrones. Por un lado podía llegar un jugador venido a menos, que no hubiera tenido su mejor campaña en la 2011-12 y que llegara a Donosti con ganas de redimirse. En este sentido encaja perfectamente Guille Rubio que fue seleccionado por la ÑBA y fichado por el Unicaja de Málaga tras una muy buena temporada en Manresa.
A muchos les recordará esta operación a la que hace un año llevó a Sergi Vidal al San Sebastián Arena y es que el ejemplo es prácticamente idéntico con la salvedad de que, evidentemente, Rubio no tiene el palmarés de Vidal ni tampoco parece que vaya a ser tan importante como el hoy jugador de Unicaja.

Guille Rubio formará una rocosa pareja interior con David Doblas que parece apuntar a la titularidad después de un tramo final, sobre todo en playoff, sencillamente bestial y que le abrió las puertas de la selección B.

Para la pintura ha de llegar otro refuerzo aún. Apunta a ser Ekene Ibekwe, jugador nigeriano de 2,05 y 27 años. Tras la marcha de Lorant, Panko y Betts, el Lagun Aro debía apuntalar la zona y a la llegada de Rubio se puede unir en pocos días la del nigeriano Ibekwe. Salah Mejri es otro de los nombres que ha sonado pero dada la precaria situación económica del equipo, que no se jugará la Eurocup y el buen papel del tunecino en los Juegos de Londres, todo apunta a que será inaccesible.

Por último, suena fuerte el nombre de Dani Díez que entra en el otro saco de posibles fichajes. Además de jugadores con ganas de resarcirse, el Lagun Aro creyó oportuno fijarse en futuras estrellas del basket que están en proceso de ser esos grandes jugadores. De esta manera llegaron años atrás Matías Nocedal o Rai López, canteranos de Baskonia y Unicaja que apuntaban alto, y este año parece ser que llegará Díez. 

El jugador de 19 años y 2,01, actúa de alero y ha jugado con Olaizola y Motos en las inferiores de la selección española. El Real Madrid le busca una cesión, al igual que al base Jorge Sanz, en busca de unos minutos que Laso no les va a dar.

Papamakarios renovado
Otra buena noticia para la afición, ha sido la renovación de Manolis Papamakarios. 'Imanol' como es conocido en el San Sebastián Arena 2016 jugará un año más en San Sebastián como toda la afición ansiaba. El jugador heleno ha tenido un verano movido en el que no le han faltado las ofertas, pero se mantuvo a la espera de la del GBC, incluso esperó después de la reducción de presupuesto, para seguir jugando a las órdenes de Sito que de esta manera cuenta con dos de los habituales cinco titulares del año pasado, para la temporada que viene. 



El Lagun Aro GBC que maravilló a todo el panorama baloncestístico español el pasado año, no jugará la Eurocup el año pasado.

Una vez pasado el filtro que suponía que la competición europea te permitiera inscribirte, el Lagun Aro no podrá jugar la competición que se ganó en la cancha por una decisión de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

La diputación gobernada por Bildu ha incluido al Lagun Aro en el cupo de ahorro del ente gipuzkoano y el equipo que preside Álvaro Bilbao verá cómo el dinero que la DFG le daba pasará de 1,2 millones de euros a sólo 500.000 euros. Lo peor será el año siguiente cuando la Diputación en una medida lamentable dejará al Lagun Aro sin un solo euro de subvención.

La ya de por sí precaria situación económica del Lagun Aro se hace más complicada después de esta medida del equipo de gobierno de Martín Garitano. El equipo que no llega a los cinco millones de presupuesto tendrá que hacer frente a la pérdida de 1,2 millones de euros de cara al año que viene, algo prácticamente inasumible para un equipo pequeño como es el Lagun Aro.

Tras esta decisión, el Lagun Aro renuncia a Europa pero no sólo eso. Además de tener que renunciar al sueño europeo, el Gipuzkoa Basket tendrá problemas para confeccionar su plantilla, tanto para los fichajes como para las renovaciones...hasta para poder pagar a los jugadores que tienen contrato.

Se avecina una temporada complicada para el Lagun Aro y su gente. Descapitalizado tras la marcha de Vidal y Panko, sus dos estrellas, el GBC tendrá que hacer frente ahora a la decisión de dejarle con una mano delante y otra detrás.

El presidente del Lagun Aro, Álvaro Bilbao, se ha lamentado no sólo de la decisión, también de haber sido informados de la misma tarde, ya que el club se queda ahora sin margen de maniobra para buscar ese dinero de manera privada.

Miguel Santos, presidente de honor del GBC y fundador del equipo hace diez años ha manifestado que: "No podrán con nosotros" y manifestó que la decisión es una "vergüenza".

Mucha gente pensará que no hay que darle dinero público a un equipo privado y tiene razón, pero una ya duda de que si la Real Sociedad jugara en Europa esto pasara. Es cierto que el club txuri urdin sin encuentra sin sponsor después de que la DFG  no renovara el contrato patrocinio que tenía hasta este año pero con el equipo de Anoeta todo es diferente, todo vale.




Sito Alonso no se va, no nos deja tirados, porque él no es así. Nos hizo temer lo peor la semana pasada cuando el Lagun Aro GBC anunció que se rescindía su contrato, pero el capitán del barco txuri urdin seguirá al frente de la nave el año que viene.

El técnico aragonés había sonado para Caja Laboral, Banca Cívica e incluso para el Olympiacos pero seguirá en el banquillo del Donostia Arena. Su nuevo contrato tendrá dos años de duración y con este movimiento empiezan ya lo meramente deportivo en el equipo de San Sebastián.

Además de la continuidad de Sito se ha conocido la del capitán Javi Salgado y está a falta de la firma la de David Doblas. El cántabro sin embargo ha sido inscrito en el derecho de tanteo al encontrarse con la selección B en Argentina y por lo tanto al no poder firmar el contrato, se le incluye en una lista en la que también está Sergi Vidal, con una importante oferta del Unicaja de Málaga sobre la mesa.

Con la continuidad de Sito se supone que la de Vidal está más cerca aunque no la de Panko que ha dicho que quiere seguir en la ACB y suenan como posibles destinos el Real Madrid y el Valencia Basket.

Sito seguirá un año más trabajando con un grupo al que ha llevado a tocar el cielo con un quinto puesto que nadie esperaba. Se pretende mantener el grupo y por ello se trabaja en la renovación de hombres importantes como Papamakarios o Lorant además del que sería el sustituto de Andy Panko.

Tras varias semanas de culebrón, el Lagun Aro ya sonríe. Sigue Sito, se jugará la Eurocup con el técnico que nos clasificó para jugarla y además se quiere ampliar el presupuesto para poder luchar en las dos competiciones que jugará el equipo de Sito.

Sito fue la clave del equipo, nadie dudó de él nunca durante la temporada pero el culebrón ha podido mermar el cariño que siente la afición por su técnico si bien en cuanto dé una rueda de prensa de las suyas todo será olvidado. Para la historia, además de los resultados, quedan sus imágenes en diversos partidos. En Copa y con el 23-3 del Caja Laboral, Sito pidió tiempo muerto para preguntar a los suyos a ver por qué estaban tan serios y jugando frente al Real Madrid en un tiempo muerto les dijo que estaban jugando muy bien en repetidas ocasiones. Gracias Sito, que siga la fiesta.



Decir que eres del Lagun Aro Gipuzkoa Basket Club nunca ha significado tanto como este año.

Esta histórica temporada 2011/12 tu carné verde para entrar en el San Sebastián Arena te ha permitido ver todos los días al MVP, mejor jugador de la Liga y máximo anotador, un donostiarra que nació en Harrisbourg hace 34 años. 

Con esa tarjeta también has podido disfrutar del jugador premiado con el Premio a la Actitud Azul que entrega Endesa y que además, igual que el MVP, ha estado en el quinteto ideal de la Liga Endesa.

Hemos visto al segundo equipo más anotador de la Liga, al mejor equipo entre las jornadas 10 y 24 y a un equipo que tenía alma y corazón. Bajo la batuta de un gran director de orquesta como ha demostrado ser Sito Alonso, el Lagun Aro ha brillado y ha enamorado a propios y extraños.

Cuando salimos derrotados del Palacio de los Deportes de Madrid después de ir 21 arriba en el tercer cuarto, a los cuatro, porque éramos cuatro, aficionados del GBC allí presentes no se nos pasaba por la mente que ese mismo equipo estaría en la Copa y en el Playoff. A la salida del Palacio, David Doblas, que escenifica mejor que nadie el crecimiento de esta institución llamada Gipuzkoa Basket, dijo que del bache se salía: "Por mis huevos que salimos". Tan categórico sonó el cántabro que nos dio ánimos a todos. Casualidades de la vida, 34 jornadas después, el mismo cántabro forzó el tercer partido del playoff, también por sus huevos y su casta.

La impresionante victoria en Zaragoza no nos hizo despegar y es que tras perder el derby de Vitoria nos plantamos en la décima jornada en descenso, con ocho derrotas y una difícil visita a Badalona en el horizonte. Una pista en la que no se había ganado...pero en la que se arrasó en un partido que supuso el despegue de un equipo que ya sólo encontró el límite en el cielo.

Tras aplastar a Joventut, Fuenlabrada y Gran Canaria, mención especial al 45-78 conseguido en La Roca, se llegó a una agónica victoria sobre el todavía Cajasol. Los de Joan Plaza de la mano de un Paul Davis estelar tenían la victoria en la mano a poco del final con siete puntos de ventaja, pero un mate in extremis de David Doblas llevó el éxtasis a las gradas azules de Illumbe. Ese histórico 67-65 se convirtió en la primera victoria del club en ACB lograda en el mes de enero. En plena racha y con el sueño de la Copa tocándose con los dedos se visitó al vecino Gescrap. Tras una prórroga y anteponiéndose a un arbitraje casero a más no poder, los de Sito tomaron Miribilla de la mano de un espectacular Andy Panko que consiguió el MVP de la jornada con su actuación de aquella mañana.

La derrota frente al Regal Barcelona dejaba pocas posibilidades de ir a la Copa pero sucedió el milagro. El Fiatc ganó al Valencia Basket y el Lagun Aro se llevó una espectacular victoria de su visita al UCAM Murcia y certificó su billete. Un triple de Ime Udoka a falta de 9 minutos colocó en el luminoso una diferencia de 15 puntos para los suyos (72-57) pero la fe se unió a la calidad del GBC que desde la línea de 6,75 con una magistral actuación de Panko, Salgado y Baron, consiguió que el partido acabara 84-89. Mención especial para el triple que anotó Baron a 40 segundos del final tras un partido en el que no le había entrado casi nada. 

Sin distraerse por lo conseguido, se visitó otra cancha en la que no se había ganado como era la del Obradoiro. Los duelos entre los gallegos y los donostiarras tenían un parcial de 3-0 a favor de los primeros pero el GBC venció, no sin sufrir, en su visita al Fonte do Sar. Se consiguió el quinto triunfo consecutivo fuera de casa. Para calibrar el dato, decir que el año pasado con Laso, se ganaron dos partidos fuera de casa, en las canchas de los descendidos, Granada y Menorca.

La buena racha continuó frente al Blancos de Rueda, Cai y Asefa aunque entre tantas, en la jornada previa al debut copero, se perdió en Valencia en un partido muy flojo. Tras la apabullante victoria frente al Asefa Estudiantes (103-81) llegaron dos de las victorias más históricas. Las conseguidas en el Martín Carpena frente al Unicaja y la lograda frente al Caja Laboral en Donostia. Frente a los vecinos vitorianos se estuvo a punto superar el average que se trajo en contra del Iradier Arena.

Pero sin duda la mejor victoria, la que mejor sabor de boca dejó y la que se recordará por siempre fue la conseguida frente al Real Madrid. Tras un parcial de 0-9 en los mismos enfrentamientos anteriores, el equipo de Sito Alonso jugó su mejor partido, con las cámaras de Teledeporte en directo y frente al segundo clasificado, el Real Madrid. La victoria por 98-90 con Panko descalificado y con la posibilidad de llegar a los 100 puntos frente a todo un Real Madrid quedará por siempre en la memoria de los que lo vimos.

El tramo anterior al final no fue el mejor ya que se encadenaron cuatro derrotas, Murcia y Gescrap en casa y Regal Barcelona y Mad Croc fuera, en cinco partidos. Sólo se le ganó al Fiatc Joventut antes de viajar a Sevilla con la imperiosa necesidad de vencer para cerrar la clasificación para el playoff. Dicho y hecho. El equipo de Sito venció en Sevilla y selló su participación en la postemporada. No contentos con participar en los playoffs, vencieron al Gran Canaria en la última jornada y se colocaron quintos en la clasificación por delante del Gescrap Bizkaia y confirmándose como segundo equipo vasco en la tabla. La derrota en el derby escoció mucho pero las dos victorias que llegaron después que supusieron pasar a los hombres de negro en la clasificación supieron a gloria. 

Con los deberes más que hechos y un listón dejado a un nivel que parece difícil de superar, el GBC se fue con la mochila llena de ilusión y vacía de presión a Valencia. El severo correctivo (82-60) pareció llegar en el peor momento ya que tres días después los valencianos devolvían visita. El guión volvió a ser el de Murcia con el equipo nadando a contracorriente durante prácticamente todo el partido. Neto y Vidal jugaron lesionados, Panko no estaba atinado y sólo el búho de Rhode Island Jimmy Baron, la genial dirección de Neto y el coloso Doblas mantuvieron viva la esperanza hasta el final. Un parcial de 19-9 en el último cuarto llevó el partido a la prórroga. El Lagun Aro ganó un partido en el que no se puso por delante hasta el minuto 44. 

El tercer partido comenzó como acabó el segundo. Doblas seguía siendo imperial y la defensa del GBC ahogaba los ataques taronjas. Ni siquiera la baja del MVP Panko, lesionado el domingo por un fuerte golpe en la nuca parecía notarse.

Aunque los taronja acabaran llevándose el gato al agua dio igual . El GBC demostró que se puede sobreponer a todo y estar a tres y con un triple franco que se sale de dentro a poco del final es un logro. Conseguir esa situación habiendo estado 14 puntos abajo es un hito histórico.

Y es que pasarán los años, vendrán los nuevos, se irán los de ahora, pero ya nadie podrá olvidar que vio jugar al Lagun Aro de la temporada 2011-2012. Todos podremos decir orgullosos que éramos socios del mejor de la historia del basket guipuzcoano, que vibramos con ellos, sufrimos con ellos y ni siquiera lloramos, porque llorar después de todo estaba justificado pero a la vez injustificado. Se podía llorar porque se acabó el sueño, pero no se debía llorar porque el sueño había llegado más lejos de lo que nunca habíamos pensado.

Este año hemos tenido al mejor jugador, al jugador con más actitud, dos hombres en el quinteto ideal, uno de los mejores bases del presente y el que puede ser el mejor en un futuro próximo, nos hemos repuesto de duros golpes, de muchas lesiones y hemos enganchado a mucha gente. El equipo empezó mal, el frustrado fichaje de Ajinca de los Raptors hizo que Adeleke y Betts llegaran un poco a contrapie pero el gigante inglés ha dado siempre todo lo que ha tenido y es muy de agradecer su actitud ya que ha jugado infiltrado muchas veces.

¿Quién me iba a decir a mí hace seis años cuando el Lagun Aro Bilbao Basket nos ganó el primer partido de ACB de nuestra historia, que en 2012 íbamos a jugar el playoff? Más extraño aún, ¿quién me iba a decir que iba a idolatrar a alguien que ese día defendía los colores del vecino?

Por todo lo que nos habéis hecho sentir y lo que todavía queda, porque llega Europa, gracias Lagun Aro. Uno va orgulloso por ahí diciendo que es del Lagun Aro, muy orgulloso y eso es impagable. 

Yo soy de sangre azul, ¿y tú?



Lo dijo Sito: "Después de quedar quinto por primera vez, ir a la Copa por primera vez, te puedes dejar llevar yendo quince abajo, pero el Lagun Aro no".

El GBC nunca se rinde, está en su adn, está en su forma de vida y es que no se podía ganar el partido de veinte ni tampoco sin hacer sufrir a su parroquia. Dicho y hecho.

Valencia Basket entró mejor en el partido y el Lagun Aro echó de menos el acierto ofensivo, lo que ha cimentado su gran temporada. El segundo mejor ataque de la Liga Endesa se atascó hasta que salió David Doblas que completó su partido más completo de la temporada cuando más hacía falta.

Nando De Colo tomó las riendas del ataque taronja, el trío arbitral desquiciaba a la parroquia local y Sito Alonso fue sancionado con una técnica por quejarse, con razón, de una clara falta de Caner Medley en el bloqueo. Al final del primer cuarto, los locales arrearon y consiguieron ponerse sólo a seis puntos, 19-25.

Un parcial de 5-15 dio al Valencia Basket la máxima renta del partido, 24-40 pero el nuevo tirón del Lagun Aro le posibilitó acabar a 11. En los últimos instantes del cuarto, Javi Salgado falló un triple, Peter Lorant cazó un rebote ofensivo de oro pero se le pitó una inexistente falta sobre Medley que puso el +11 desde la línea de 4,60.

El San Sebastián 2016 Arena puso de su parte para tratar de remontar desde la salida del tercer cuarto pero el equipo de Perasovic aguantó y el tercer cuarto, en el que los locales estuvieron más acertados que en los dos primeros, sólo sirvió para recortar un punto de renta. Quedaban diez minutos y el Lagun Aro, que se había puesto a cinco, seguía a 10.

Valencia Basket alargó la diferencia en el inicio del cuarto cuarto pero su atasco ofensivo, tres puntos en siete minutos, permitió a los de Sito empatar el partido. Sin el acierto de Vidal ni del MVP Orange de la Liga, Andy Panko, los líderes de la remontada fueron Jimmy Baron, David Doblas y Raúl Neto. La victoria se forjó en la defensa y desde los tiros libres, Panko empató el partido. El propio Panko falló el último ataque del equipo donostiarra y Brad Newley falló la última posesión. Su lanzamiento hizo la corbata y se salió de dentro.Mención especial no a los puntos ni tampoco a los rebotes de Doblas sino a una acción en la que el pívot cántabro barrió un balón que rebotó en el aro y tenía pinta de colarse...era jugada de tres puntos.

En el tiempo extra, Markovic comenzó fuerte anotando de tres aunque respondió Panko desde la misma distancia y los árbitros volvieron a tomar un protagonismo que no merecían al pitar una inexistente falta de Neto sobre De Colo en un robo del base carioca que se iba solo. El base galo anotó el primero pero falló el segundo y el rebote fue para Doblas. Neto movió, Baron entraba solo pero Pietrus taponó espectacularmente su entrada a canasta. El propio jugador galo volvió a ser protagonista en la siguiente jugada de ataque taronja. De Colo falló de tres y Pietrus le ganó la posición a Doblas, anotó y recibió la falta de Vidal. Con cuatro abajo y 02.15 por jugarse todo parecía perdido, pero no para el Lagun Aro.

David Doblas volvió a ser el más destacado en la siguiente defensa y cogió un rebote defensivo que vino con falta de regalo. Desde la línea de 4,60 llegó hasta los 21 puntos. Con empate a 78 llegó un canastón bestial de Taquan Dean, el último en llegar para dar una nueva ventaja a los suyos pero Doblas neutralizó la desventaja con una jugada dos contra dos magistralmente jugada con Neto. Dean lo volvió a intentar pero no pudo superar la defensa de Papamakarios que reboteó y cedió para Raúl Togni Neto. El base carioca de 19 años corrió toda la pista para dejar una bandeja a aro pasado que ponía al Lagun por delante por primera vez en el partido...pasado el minuto 44. 

El coloso David Doblas capturó un rebote capital tras un tiro alocado de De Colo. Panko asumió su responsabilidad y anotó sus dos tiros libres. En el siguiente ataque, con 16 segundos por jugarse Doblas le regaló dos tiros a Pietrus y fue eliminado por cinco faltas. Vidal cogió el balón y mató el partido desde la línea de personal. Los dos triples a la desesperada del Valencia no encontraron la red y el propio Sergi Vidal cazó el último rebote.

Lagun Aro GBC consiguió su primera victoria en un playoff de manera agónica y firmó su segunda victoria en otras tantas prórrogas disputadas este año. El martes habrá nueva entrega del bonito duelo con las espadas en todo lo alto y es que si algo ha quedado demostrado es que el GBC no se rinde nunca, ni siquiera yendo diez abajo contra un club superior y con menos de diez minutos por jugarse.

Sí se puede, ¡Vaya que sí se puede!




Andrew John Panko III, Andy Panko, el 007 de Harrisbourg, el 'Sheriff de Harrisbourg' es el MVP Orange de la Liga Regular de la Liga Endesa.

El jugador norteamericano del Lagun Aro Gipuzkoa Basket se hace con su primer trofeo al mejor jugador y se convierte en el más veterano en conseguir dicho trofeo al conseguirlo con 34 años. 

Ha acabado la Liga Regular como máximo anotador con 18,9 puntos por partido, a los que añadía 5, 3 rebotes, 1,4 asistencias y un total de 17 de valoración contribuyendo al histórico quinto puesto del conjunto gipuzkoano. 

Tras cinco años en San Sebastián, Andy Panko no sólo ha conseguido cautivar a su afición que le admira por haber sido el líder del equipo durante tantos años también ha conseguido embaucar al resto de aficionados al baloncesto que han votado en masa al alero del Harrisbourg como mejor jugador de la Liga Endesa por delante de Mirza Teletovic, Sergi Llull, Sergi Vidal y Juan Carlos Navarro.

Llegó a San Sebastián cuando el Gipuzkoa Basket navegaba por la Liga Leb Adecco Oro y él fue el capitán del barco que subió en la primera temporada de Pablo Laso en Illumbe.

Con Panko hemos vivido cambio de nombres, de Bruesa a Lagun Aro y de Illumbe a San Sebastián 2016 Arena, cambios de presidente, de Miguel Santos a Gorka Ramoneda y por último cambio de entrenador este verano cuando Sito Alonso llegó tras la marcha de Pablo Laso al Real Madrid. 

Cada año ha ido mejorando sus estadísticas hasta las de este año con las que ha metido al Lagun Aro en Copa del Rey y en post-temporada.

Año tras año han llegado jugadores a Donosti llamados a liderar el proyecto del equipo en ACB pero siempre ha sido él quien ha acabado siendo el referente. Él que llegó estando en LEB y que en el segundo partido en la categoría de plata puso Illumbe en pie con un triple desde ocho metros que valió una victoria en la prórroga contra el Breogán. Ese día rompió la valoración y la anotación y ganó el partido casi solo.

Al año siguiente llegaron Roe y Marconato para ser importantes pero no lo fueron más que Panko para la salvación. Se salvó en una temporada importante para asentar al Gipuzkoa Basket y Panko rindió a un buen nivel pero lejos del de los últimos dos años.

Segundo año seguido en ACB y Antwain Barbour parecía la estrella del equipo. Anotaba, reboteaba y, sobre todo, machacaba que daba gusto verlo, pero la gasolina no le duró toda la temporada y Panko volvió a ser el crack del equipo.

El año pasado la llegada de Baron levantó mucha expectación en Donostia. Comenzó con buen pie en Fuenlabrada con un 5 de 7 en triples y el búho anotó un triple en todos y cada uno de los partidos de Liga Regular. Además sólo falló un tiro libre en toda la competición y se hizo con el récord histórico de la liga. Pero Panko era el Rey.

Como muestra que el día que se perdió en la prórroga contra el Madrid, cuatro días después de perder igual en Bilbao, el 'Sheriff' le hiciera al conjunto madridista 31 puntos y recibiera 12 faltas.

Viendo que mejoraba cada año la duda era evidente, ¿hasta dónde va a llegar? Pero este año ha llegado a un límite que nadie esperaba. Sergi Vidal llegó para ser su complemento en el equipo y vaya que lo ha sido.

Ambos han sido incluidos en el quinteto ideal de la Liga Endesa, Panko ha sido MVP, Vidal premio a Actitud Azul y además Panko ha sido MVP, un grito que le ha perseguido desde la línea de 4,60 en los últimos partidos en Illumbe. 

MVPanko ha conseguido ser el mejor jugador de la Liga con 34 años, algo que nadie había conseguido hasta este año. Jugador de la jornada en los dos duelos contra el Gescrap, Andy Panko ha liderado a su equipo en momentos puntuales en los que sólo los líderes aparecen.

Frente al Real Madrid dio un clínic de anotación al hacer 19 puntos al descanso antes de ser expulsado por dos antideportivas. En el derby frente al Gescrap, mientras los hombres de negros imponían su juego eléctrico y se ponían 0-11, Andy Panko lideró a los suyos haciendo 10 de los 12 primeros puntos del Lagun Aro.

Panko ha sido, es y será el Lagun Aro. El equipo donostiarra crece a pasos agigantados, los pasos que da Andy Panko y el año que viene podemos estar en Europa. Nos lo merecemos

Sólo podemos decir gracias, mila esker, thank you Andy. Te defines como un tipo aburrido, pero nos has hecho pasarlo de cine a todos, que siga la fiesta



No podemos obviar que el partido estaba ganado, que si Doblas hubiera matado el partido, nunca mejor dicho, la victoria ya estaría en nuestro casillero, tampoco que si, después de ese lamentable error, Salgado no se juega una posesión cayéndose hacia atrás y con el reloj casi a cero, otro gallo cantaría. 
Perdimos por errores nuestros, pero el partido llegó tan igualado al final por errores de otros, de otros tres concretamente. 

Que D'Or Fischer haga los bloqueos moviéndose, que le hagan una falta a Papamakarios desde el suelo cuando el heleno se marchaba en un dos contra dos...son cosas que van minando la moral. Tampoco ayuda que Raül López esté un rato largo discutiendo con un árbitro y se marche haciéndole gestos sin que nadie le pite una técnica. 

A pesar de todo y de un inicio malísimo que recordó, en cuanto a porcentajes, al mal inicio en Fuenlabrada, el Lagun Aro se levantó y se pudo por delante en el marcador al final del partido.

El partido comenzó con un Gescrap pletórico que puso el 0-13 en el marcador con bastante facilidad. La caraja ofensiva hizo que Sito tuviera que tirar de Salgado y Vidal antes de lo esperado y es que el equipo necesitaba al '9' y Neto no conseguía encontrarse. Luego sería Salgado el que perdería el partido, el basket es así. 

Apareció el MVP de la jornada, Andy Panko para que su equipo no se fuera del todo del partido y anotó 10 de los 12 puntos del equipo en el primer cuarto. Poco a poco fue Vidal sumándose a la fiesta y también Jimmy Baron jugó sus balones con acierto. El primer triple se le salió tras dar dos vueltas sobre el aro, después anotó uno que puso a su equipo 4 abajo (30-34). 

Tras el paso por el vestuario, el equipo local se puso a dos con la primera canasta pero el conjunto de Fotis Katsikaris alargó la renta hasta los siete con un 32-39. Eran los mejores minutos de los hombres de negro después de los iniciales y el equipo de Sito no encontraba el aro con facilidad.

Ni siquiera por esas se borró el Lagun Aro. Panko, que se había ido con 17 puntos al descanso, tardó ocho minutos en anotar y sólo pudo anotar desde el tiro libre. A pesar de señalársele once faltas a favor, se estiman pocas para los palos que recibió el 007 de Harrisbourg por parte de Hervelle o Mumbrú que jugaron como siempre al límite del reglamento y rozando muchas veces la provocación de la grada.

El tercer cuarto acabó con los locales cinco abajo tras dos buenas jugadas al final después de ir once abajo gracias a los tiros libres y al buen número de faltas que pitaron los árbitros en contra. 

Tras un inicio parejo, el Lagun Aro se despegó desde la línea de tres. Lorant, Panko y Baron en dos ocasiones pusieron por delante al conjunto donostiarra cuando quedaban casi seis minutos por jugarse.

Al Gescrap le temblaron las piernas, al Lagun Aro parecía que le daba miedo ganar pero consiguió abrir una pequeña brecha de seis puntos que pudieron y debieron ser ocho si Doblas hubiera anotado sólo debajo del aro y con la pequeña intimidación que supone Josh Fisher. David Doblas se vio sólo con Fisher, dudó y al ir a machacar sacó el balón del aro al colgarse. No pareció decisivo ya que Neto cogió el rebote ofensivo y el Lagun Aro volvió a jugar la posesión larga que acabó con un tiro franco de Panko. El alero del Lagun Aro, con el tiempo casi a cero, dispuso de un triple que no entró. Banic tuvo dos tiros libres por una falta de Doblas en el rebote, una falta evitable a todas luces, claro.

Con 4 abajo y con la imperiosa necesidad de anotar, Javi Salgado no tuvo mejor idea que jugársela a acabar la posesión y acabó con un tiro incómodo que evidentemente falló. No quiso pasársela a Baron que tenías más opciones de meterla de ocho metros que él mismo de meterla en la jugada que intentó.

Álex Mumbrú anotó un triple espectacular en la siguiente jugada aunque falló el tiro libre adicional. Vidal reboteó y recibió la falta de Raül López. Anotó los dos y el partido entró en los últimos 15 segundos con dos tiros libres a favor de los hombres de negro. Vasileiadis los anotó y en la siguiente jugada Baron no pudo recibir de primeras al ser claramente agarrado por Blums y tuvo que recibir Salgado quien incomprensiblemente perdió la posesión y le regaló la bola a su ex compañeros. La antideportiva de Blums pareció evidente al agarrar a Baron con el balón parado aunque luego le soltó y pudo haber recibido el americano del GBC. Aún y todo la falta fue evidente. 

El Gescrap se puso uno arriba e hizo falta el propio Blums a Vidal que anotó los tres tiros libres que tuvo que lanzar. Blums se hizo daño, pidió el cambio y estuvo cojeando por la cancha mientras Vidal tiraba. Los árbitros, en una cazicada sin precedente invalidaron el tiro libre y permitieron el cambio de Banic por Blums.

Aunque todavía falta por llegar lo mejor. Salgado hizo una falta de esas que en otros momentos del partido no se habían pitado y Jackson se fue a la línea con 4 segundos por jugarse. Anotó los dos, recibió Vidal y ahí llegó el atraco.

El catalán corrió la pista y entró en la zona donde una clara falta de Vasileiadis no fue señalada. Puede no ser falta, pero después de pitar la de Salgado cuatro segundos antes chirría que no se pite. Después de un partido vibrante, las malas decisiones de Salgado y el desafortunado mate de Doblas privaron al equipo de una victoria que tenía en la mano, pero sería injusto dejar marchar a los colegiados de rositas.

Con cada decisión, fueron minando la moral de un Lagun Aro al que robaron al final. El subcampeón de la ACB ya sufrió un arbitraje claramente favorable en el partido de ida y a pesar de eso no pudo vencer a un equipo que ha demostrado en los dos partidos que es mejor. En la ida no pudieron, en la vuelta perpretaron el robo. 

Sólo queda ganar un partido para ser equipo de playoff matemáticamente pero el Lagun ha perdido cuatro de sus últimos cinco encuentros. Dos frente al Regal y el Gescrap, primero y cuarto respectivamente, pero también frente al UCAM Murcia en casa y frente al Mad-Croc en Fuenlabrada, dos equipos de la zona baja. El partido del pasado jueves también estuvo marcado por las decisiones arbitrales aunque no tanto como el derby frente al Gescrap.

El GBC tiene motivos para llorar, un partido ganado no se puede escapar así en un minuto, pero también tiene motivos para quejarse por los colegiados y es que ya cansa ver que ni siendo cuartos, ni siendo la revelación de la Liga se respeta al equipo. Aski da. Basta ya.

Peruga, Mitjana y Bultó resultaron decisivos. A pesar de todo, se tuvo en la mano la victoria.

Y Sito sigue regalando ilusión

Sito llegó a la rueda de prensa y regaló ilusión por doquier. De verdad, chapeau, Sito y mil gracias.




Sergi Vidal llegó a San Sebastián después de dos años sin jugar en el Real Madrid y muchos quisieron pensar rápidamente que el catalán volvería a ser el grandísimo jugador que fue a pocos kilómetros de San Sebastián.
Fue internacional con la selección española y a estas alturas no somos pocos los que creemos que merece estar en la ÑBA en Londres, los Juegos Olímpicos serían la guinda a una temporada espectacular que empezó de la peor manera posible con cuatro derrotas pero que ya se ha convertido en la mejor temporada de la historia del conjunto gipuzkoano.


Estando a mes de marzo, la temporada no es una casualidad y tener un registro de 15-11 es sencillamente increíble y decir que tu equipo, un equipo pequeño con ansias de ser grande, lleva 13 victorias en las últimas 16 jornadas es para ir con la cabeza alta.

Con 16 puntos, 6 rebotes y 1,8 asistencias por partido para 21 de valoración de media, Sergi Vidal se ha llevado el MVP del mes de marzo tras completar partidazos frente a Estudiantes, 24 puntos y 30 de valoración y Real Madrid con 20 puntos y 5 rebotes para 24 de valoración. Tampoco desafinan sus partidos contra el Caja Laboral, 12 de valoración, Unicaja 18 de valoración y Alicante donde sus 15 puntos y 8 rebotes para 21 de valoración le hicieron ser el mejor del equipo.

Tras este mes maravilloso, el '9' del Lagun Aro es el sexto jugador más valorado de la competición siendo el segundo 'ladrón' detrás de su amigo Pablo Prigioni.


Los más optimistas soñamos con que Vidal nos diera un salto de calidad que era necesario en el equipo pero, ni de lejos, esperábamos que este salto fuera tan alto. Qué pena que en ese salto no esté el bueno de Miralles para que jugaran juntos.
Nadie tiene vértigo, nadie tiene miedo, Vidal, Panko, Baron o Salgado bien valen una entrada de la Liga Endesa y el domingo Sergi brilló en el partido de la jornada. Con el Real Madrid, el único equipo que pasó de él, enfrente y las cámaras de Teledeporte en directo, el catalán completó una grandísima actuación en un partido histórico, el primero que los donostiarras vencen a todo un Real Madrid.

Las declaraciones de Vidal tras conocer su nombramiento, recogidas en www.acb.com siguen mostrando a las claras a un jugador implicado a un proyecto que no tiene cielo. “Es otra cosita más a sumar a este año, porque al final, si juegas bien a nivel estadístico pero no hay resultados de equipo no es lo mismo. Además, en ese caso, no podría tener una satisfacción plena como la que tengo yo y tenemos todos ahora”.


Lagun Aro GBC tiene muchas papeletas de meterse en playoff, no sólo por la clasificación, también por lo demostrado para conseguir esa clasificación. Es que viene el Madrid, se pone 8 arriba...y les freímos a triples. 

Gracias, gracias, gracias. Mil veces gracias a todos los jugadores por hacernos soñar.

PD. Por pedir...ya sólo se me ocurre una cosa. Que el capitán de esta nave tenga el reconocimiento que merece. Tras un parcial de 13-3, Sito Alonso sigue sin llevarse el premio a entrenador del mes. ¿Estamos locos?



El Gipuzkoa Basket sigue empeñado en vivir su sueño y venció un partido con tintes épicos frente a una de sus bestias negras que le había ganado los nueve partidos disputados entre ambos.

Sito Alonso declaró sus intenciones desde un principio dando entrada a Jimmy Baron en el quinteto titular en lugar de Papamakarios más defensivo que el americano. El búho de Rhode Island respondió desde el principio al igual que Andy Panko. La pareja americana lideró un primer cuarto espectacular con 27 puntos. Raúl Neto fue titular debido a su lesión de tobillo. Aprovechando el calentamiento el brasileño fue titular y lideró en ataque al equipo y secó a Llull en defensa. El base mallorquín tuvo que ser sustituido por dos faltas personales, una de ellas en ataque por golpear a Neto en la cara.

Tras el 6-8 de inicio a favor de los de Pablo Laso, un parcial de 10-0 lo rompió Singler poniendo el 16-10 en el luminoso. Andy Panko tiró del carro hasta poner el 21-10 y después la técnica a Pablo Laso la aprovechó Vidal para poner el 23-10. Con dos ataque de David Doblas, el resultado acabó 27-15 en el primer cuarto. 

Un 0-6 de salida con un triple de Sergio Rodríguez y un 2+1 de Reyes lo cortaron Javi Salgado y Peter Lorant para poner al equipo local 10 arriba de nuevo y de nuevo un triple del base de Santutxu puso 13 arriba a los suyos justo antes de que a Jimmy Baron le pitaran la primera antideportiva de la tarde. Con el Madrid a 8 y quedando cinco minutos para el descanso, Javi Salgado destapó de nuevo el tarro de las esencias que había abierto pocos minutos antes para dar una asistencia brutal a Lorant y anotó un aro pasado sencillamente mágico, de highlight. Eran momentos de fantasía.

El testigo lo tomó Andy Panko entonces. Con 40-30 en el marcador llegó su mejor momento. Primero una canasta tras reverso y bote ante la defensa estéril de Sergio Rodríguez, después una canasta de dos por encima de Mirotic y tras romper a Llull y para acabar, dos triples que pusieron a los suyos 15 encima (50-35). Fueron los mejores minutos del equipo de Sito Alonso que se marchó un momento del partido antes del descanso y vio como el Madrid apoyándose en una antideportiva de Panko, le recortó seis puntos de golpe. Pudo hacerle mucho daño el 007 de Harrisbourg al base mallorquín del Madrid en un gesto poco habitual del máximo anotador de la Liga Endesa al que la afición gritó 'MVP' 'MVP'. Se pudo pitar una técnica a Llull por acudir a aplaudirle en la cara a Panko cuando este fue sustituido, pero no se le pitó.

Tras el descanso el 0-6 llegó a ser un escandaloso 2-24 que permitió al Real Madrid ponerse 52-59 gracias a un triple de Velickovic. Vidal puso el 4-24 y Velickovic anotó el 2-27 en la siguiente jugada. Pero si algo tiene bueno el Lagun Aro GBC es que nunca se va del partido. Ni siquiera viendo cómo se pierde todo lo ganado en cuatro malos minutos. 

Los triples de Baron y Salgado metieron al equipo en el partido de nuevo y un robo de Vidal y Baron le sirvieron al primero para machacar y volver a poner a los suyos por delante después de un tiempo muerto que tuvo que pedir Pablo Laso al ver que el Lagun Aro le recuperaba los 8 de diferencia.

Tras un triple de Sergio Rodríguez, el tercero del base canario, un nuevo triple de Salgado, otra canasta magnífica de dos del base y dos tiros libres de Doblas sellaron el 74-70 al final del tercer cuarto. El susto de ver al Real Madrid ocho arriba tras ir quince abajo había pasado.

El cuarto cuarto comenzó con la jugada de pillo de Singler que sacó de fondo dándole a Vidal en la espalda y anotó una canasta bajo el aro. El '9' del Lagun Aro le tomó la matrícula y le anotó un triple al '22' madridista en la siguiente jugada.

Con el 77-74 tuvo un par de posesiones el Lagun Aro para romper el partido pero no las aprovechó y tras un triple de Llull el partido se puso 79-79 a falta de cinco minutos. Curiosamente el año pasado un triple de Llull también puso el 79-79 a falta de cinco minutos en Illumbe, los cinco minutos extra que forzó con ese triple el base balear.

Si algo tiene el Lagun Aro es que nunca se va del partido. Ni siquiera cuando expulsan a su estrella por cometer su segunda antideportiva. Puede ser considerada antideportiva, pero el diferente rasero arbitral del ayer marcó a ratos el partido y Panko que recibe como nadie, fue quien más lo sufrió.

Como dijo Sito posteriormente: "Entonces aparecieron 9000 Pankos" y es que la grada  tomó parte de la victoria desde el principio pero más aún tras la expulsión de su buque insignia. Tras tres antideportivas, se sentían atracados.

Se puso el Madrid uno arriba, 83-84, pero no volvería a ponerse por delante. Un triple de Vidal puso dos encima a los suyos y tras el posterior empate, llegó un nuevo triple de Papamakarios que no entiende de infiernos baloncestísticos, que supuso una losa demasiado pesada para el Real Madrid. 

Los tiros libres de Doblas y Betts acabaron por matar el partido y el San Sebastián 2016 Arena estalló. Con el 98-90 final se volvió a demostrar que el cielo es el único límite para este equipo capaz de ir ganando de quince a todo un Real Madrid líder de la Liga Endesa a poco del descanso. Un equipo capaz de remontarle ocho puntos al mismo equipo después de un mal parcial.

Un equipo capaz de hacer 30 puntos en siete minutos en Zaragoza y en Murcia, un equipo con alma, con estrellas, con trabajadores, un equipo que engancha, que se le quiere, que ha hecho soñar a toda una provincia y que no le pierde la cara nunca a nadie. En dos semanas se visita el Palau, ¿Por qué no? El partido de ida se perdió de 15 estando a 4 puntos a poco del final. Con esta victoria por 8 puntos, podemos decir orgullosos que le empatamos el average a todo un Real Madrid al que no habíamos ganado nunca.

Llevamos 15 victorias, igual que el cuarto, estaremos en la post-temporada, podemos ser cabeza de serie, ¿Por qué no? Con ellos, es todo posible.

Al final del partido, como siempre, sonó la sintonía de la Guerra de las Galaxias y es que este equipo, es de otro planeta. Gracias Gipuzkoa Basket, gracias. Bihotz bihotzez, mila esker.






Quedaban nueve segundos y el Lagun Aro perdía de tres cuando Stefansson cometió un error de infantiles y le regaló 3 tiros libres a Baron. El búho de Rhode Island anotó los tres y empató el partido.  Sito ordenó la falta, Wright metió los 2 y a falta de siete segundos Neto subió la bola, Panko bloqueó a Baron que fintó y mató el partido sobre la bocina.


Cuando a alguien le preguntan cómo quiere ganar un partido de baloncesto la mayoría responderíamos lo mismo: de uno con un triple sobre la bocina. 

Seguro que Jimmy Baron pensaba lo mismo y ayer lo consiguió. Su clatch shot de ayer se une al de Bernard Hopkin hace años frente a Unicaja y forma ya parte de la historia del Lagun Aro Gipuzkoa Basket.

El Gipuzkoa Basket no disputó su mejor partido, el CAI comenzó el partido fuerte y al poco de empezar, el acierto de los de Abós desde la línea de tres les puso 0-8.

El acierto de Panko acercó al Lagun Aro y el partido llegó con un punto arriba para los locales al final del primer cuarto.
Cuando parecía que el Lagun Aro rompía el partido, de nuevo el acierto exterior del equipo maño apretó el marcador y lo dejó en empate a 32 al descanso.
Vidal había puesto a su equipo cinco arriba cuando quedaban un par de minutos para llegar al descanso pero los maños no bajaron los brazos en ningún momento.

Destacó el liderazgo ejercido por Carlos Cabezas que acabó el partido con 19 puntos, algunos de ellos en momentos clave.
Los buenos minutos de Stefansson en defensa y la fuerza en ataque de Pablo Aguilar contrastaban con el mal partido de Bracey Wright cuyos primeros puntos llegaron desde la línea del tiro libre con un 2 de 5 desde los 4,60.

El acierto de Jimmy Baron, Sergi Vidal y Andy Panko fue clave en los primero diez minutos ya que entre los tres anotaron 26 de los 32 puntos del conjunto donostiarra.
El ‘Búho de Rhode Island’ comenzó su particular show en el segundo cuarto, un cuarto que acabó con diez puntos y dos triples anotados.
Peter Lorant volvió a ser importante en defensa y ayudó a cerrar el rebote un día que Betts y Doblas no estaban acertados.

El tercer cuarto comenzó con dos tiros libres de Jimmy Baron. Como dijo Sito en rueda de prensa, el americano nunca comienza de inicio tras el descanso pero la técnica que le pitaron a Abós le daba dos tiros libres al GBC y Baron es su mejor tirador. La idea era que los metiera, se jugara un triple y se sentara, pero el triple no salió bien.
El tercer cuarto del Lagun Aro fue para olvidar y se despegó de su rival en el marcador que llegó con cinco puntos de ventaja al último cuarto tras un palmeo de Doblas en un rebote ofensivo.

Un brillante inicio, le permitió al Lagun Aro ponerse por delante quedando más de cinco minutos por delante aunque al final , el arreón de los maños parecía que les llevaría a la victoria.
Fue entonces cuando apareció Jimmy Baron para culminar la remontada que había liderado Salgado.
Con seis puntos en nueve segundos, Baron ganó el partido y puso sexto en la clasificación al Lagun Aro que sueña ya con el playoff por el título. La semana que viene llega el Estudiantes.



Un gran Lagun Aro cae en cuartos de Copa del Rey tras remontarle el Caja Laboral una diferencia de diez puntos. Un excelso Prigioni guió el triunfo de los vitorianos.

El Lagun Aro Gipuzkoa Basket cayó eliminado con la cabeza alta en el Palau Sant Jordi. 
Los de Sito Alonso plantaron cara a los vecinos del Caja Laboral e incluso fueron diez puntos arriba y disputaron el partido hasta los últimos instantes del mismo.

Javi Salgado pasó a la historia por ser, con un tiro libre, el primer anotador del Gipuzkoa Basket en la historia de la Copa del Rey. 

Los primeros minutos transcurrieron con el clásico doble rasero arbitral que acabó con Papamakarios y Panko con dos faltas en menos de cuatro minutos. En los vitorianos, Golubovic se fue al banco también con dos faltas personales. El partido fue un toma y daca constante y el primer cuarto acabó con uno arriba para el Caja Laboral con una canasta sobre la bocina de Jimmy Baron que empezó así su particular show anotador.

El segundo cuarto fue el del 'Búho de Rhode Island' que, con 14 puntos en diez minutos, fue el líder del equipo de Sito Alonso que le permitió irse diez arriba al descanso a los donostiarras. 
Además de los 22 puntos del equipo de Sito, la diferencia se fraguó en la defensa que dejó al Caja en 11 puntos en el segundo cuarto y en 28 al descanso.

Cuando más a favor pintaba todo para el Lagun Aro llegó la desconexión del tercer cuarto. Un cuarto de 23-3 a favor del equipo de Dusko Ivanovic les puso diez por delante pero el arreón final del Lagun Aro les dejó a seis puntos con un triple de Vidal, el segundo en el tercer cuarto, casi sobre la bocina. Quedaban diez minutos, el equipo estaba en el partido y la afición cantaba que se podía. 

En el cuarto cuarto un triple de Panko dejó el resultado en +1 para el Caja Laboral pero a partir de ahí la pareja Prigioni - Bjelica mató el partido. El base argentino disputó su mejor partido en años y el montenegrino directamente el mejor partido de su etapa baskonista. 
Entre ellos dos y Teletovic anotaron 54 de los 72 puntos del conjunto azulgrana.

El equipo de Sito Alonso se fue con la cabeza alta, con la sensación de haber plantado cara al tercer clasificado de la Liga Endesa, con la sensación de que sí se podía y, sobre todo, con la sensación de que el tercer cuarto fue decisivo para el devenir del partido.

Se echó de menos a Andy Panko quien, a pesar de sus 14 puntos, no estuvo a su nivel y acabó con 6 puntos de valoración. El americano del Lagun Aro, que debutaba ayer en la competición arrastra un proceso febril desde la semana pasada y el equipo sufrió. Su 6/16 en tiros de campo no se corresponde con el máximo anotador de la Liga Endesa.

Las cuatro faltas más que se les pitaron a los jugadores del Lagun Aro no parecen determinantes pero el doble rasero arbitral influyó en el resultado. Como siempre, Teletovic jugó a sus anchas y se fue con dos faltas, pitadas en un minuto curiosamente. La primera de ellas, tras hacerle tres seguidas a Doblas pitándose la tercera, claro. 

El Lagun Aro debe ser el único equipo en el que a un jugador le tienen que cambiar para coserle una brecha sin que se pite la falta, ayer le pasó a Andy Panko, el año pasado le pasó a Baron...

En los vitorianos el partido de Pablo Prigioni fue sencillamente brillante. Sus 15 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias para 30 de valoración marcaron el partido y sus dos contra dos jugando con Bjelica hicieron reaccionar a un Caja Laboral que mucho tendrá que mejorar para plantarle cara al Regal Barcelona en semifinales.

Nos vamos con la cabeza alta, lo tuvimos, les tuvimos, la afición del Caja Laboral se pasó cantando el último minuto y medio, antes no podían, estaban con miedo... Vidal le robó la cartera a San Emeterio pero al ceder para que Baron anotara el búho estaba demasiado cerca y el balón se fue...De haber anotado se ponían a dos y el partido agonizaba a poco menos de dos minutos. Con 64-58, un triple de Panko dio tres vueltas en el aro para salirse, cuestión de suerte.

Gracias por hacernos soñar a todos. Gracias a Sito por llevarnos a Barcelona. Ahora toca luchar por los playoffs, equipo tenemos de sobra. 



Como seguidor y socio del Gipuzkoa Basket que le ha visto jugar en LEB, descender de la ACB, mantenerse con lo justo, ganar arrollando y perder siendo arrollado, la clasificación copera sólo me produce una sensación de inmensa felicidad.

No puedo más que dar las gracias a todos los que han hecho este sueño posible, a todos los que han puesto su granito de arena, empezando por los jugadores y el entrenador, siguiendo por los técnicos y la directiva. La afición también tiene parte de culpa como pude ver en el partido frente al Cajasol donde entre todos levantamos un partido que parecía perdido, el efecto Illumbe pareció volver al San Sebastián 2016 Arena.

Empiezo dando las gracias a Andy Panko, el mejor jugador del equipo. El '7' de Harrisbourg tiene licencia para matar a los rivales y licencia para hacernos soñar. Parecía complicado que mejorara sus números, sus porcentajes, pero el americano del Gipuzkoa Basket mejora con el tiempo y a sus 34 años vive su plenitud como jugador de la Liga Endesa siendo el máximo anotador con casi 20 puntos y es el cuarto mejor jugador en valoración. El principal culpable de que estemos donde estamos, octavos y en la Copa. Gracias, sobre todo, por bajar un escalón para subirnos un par a todos, Andy handia da.

El segundo de a bordo no es otro que un jugador que ha ganado tres copas y dos ligas ACB. No es otro que Sergi Vidal. Tras dos años en blanco en el Real Madrid, el catalán ha encontrado su sitio en Donostia y Donostia disfruta como nunca siendo su sitio. Había dudas de su rendimiento tras su paso por el Real Madrid pero el alero ex del Baskonia ha demostrado lo que se intuía, que es un profesional como la copa de un pino y así, poco a poco, se ha ganado el respeto y la admiración de todos. Promedia casi 35 minutos por partido y en la recta final de la primera vuelta jugó prácticamente todo el partido en Bilbao, frente al Regal y en Murcia. Si no está acertado en el tiro, se puede contar con que su entrega regale rebotes ofensivos al equipo y una defensa brillante como en Murcia cuando el partido se puso caliente.

El trío de anotadores se completa con Jimmy Baron Jr. El 'Búho de Rhode Island' comenzó la Liga a un nivel que no invitaba al optimismo. Falló su primer tiro libre el primer día, algo que para alguien que sólo falló uno el año pasado es destacable. Sus triples se salían en los partidos mientras las enchufaba en los calentamientos pero se rehizo como él sabe, trabajando y quedándose después de entrenar en interminables sesiones de tiro en el SS 2016 Arena. Los tiros empezaron a entrar y en una semana anotó 15 triples, volvió a ser decisivo en los tiros libres, aunque falló los dos tiros libres en Bilbao a falta de 12" y en Murcia dio una lección de liderazgo anotando dos triples decisivos al final. Se olvida con todo esto su fallo de Valladolid con el tiempo cumplido y él tirando tiros libres.

La dirección del equipo recae en Javi Salgado que se ha convertido en el faro del equipo. Cuando él no ha estado el equipo se ha resentido y los mejores partidos del de Santutxu han llevado victorias, brillantes además y sólo la intermitencia de su juego ha privado al equipo de algo más. En Murcia salió más enchufado que nadie y regaló las primeras ventajas al equipo además de ser decisivo al final.

Si hay alguien que vive como nadie este equipo, ese es David Doblas Portilla. El cántabro es el capitán y alma del equipo. Dos ascensos, un descenso y ahora la guinda la pone con la clasificación para la Copa del Rey. Tras perder en Madrid frente al Estudiantes, iban ganando de 21, dijo que de esa situación (0-4 en Liga) se saldría "por mis huevos" y vaya que lo hemos hecho. Decisivo en las victorias en Zaragoza, frente al Cajasol Banca Cívica y en Murcia en la jornada decisiva. Se merece como pocos formar parte del primer plantel copero del Gipuzkoa Basket.

El sexto hombre...sería Andy Betts, el último en llegar junto a Kenny Adeleke con el mercado casi cerrado. Los 216 centímetros del británico han resultado importantes en la llegada a la Copa. Jugó los minutos calientes en Bilbao siendo decisivo. Ha colaborado, no podía ser de otra manera, en cerrar el rebote, una faceta en la que el Lagun Aro se desangraba. Tras tener un partido para olvidar en Vitoria, se vio al mejor Betts coincidiendo con el mejor Lagun Aro.

 Raúl Neto llegó y se dijo que el futuro era suyo. Ha demostrado con cuenta gotas que, efectivamente, el futuro es suyo. Desesperó en el Palacio de los Deportes, enamoró en Zaragoza y ha sido irregular pero sus actuaciones brillantes han encandilado a una afición que quiere verle cumplir su contrato ya que tiene un amplio margen de mejora y puede llegar a causar sensación en la Liga Endesa.

Manolis Papamakarios llegó tras una dilatada carrera y se ha convertido en el baluarte defensivo del equipo. Sustituye a Baron cuando el partido necesita la defensa y aporta en ataque, aunque no al nivel del 'Búho de Rhode Island'. Decisivo su carácter defensivo en los finales apretados de Bilbao y Murcia y también frente al Cajasol. Se ha echado de menos su muñeca en algunos momentos aunque en Murcia metió una canasta importante tras fallar dos tiros libres.

Fue titular en el segundo partido y ha dado buenos minutos de descanso a la estrella del equipo pero una lesión en el pie fue el inicio de la plaga de lesiones que asola al equipo. Hablo de Peter Lorant. El húngaro llegado de la LEB ha cumplido cuando ha salido, se le espera con ganas. 

El último en llegar fue Andy Ogide que llegó para cubrir la marcha de Adeleke. Por su entrega y sus muelles, también gracias a él. 

De Lander Lasa, Julen Olaizola y Mikel Motos poco se puede decir. Gracias por hacer historia el día del Fuenlabrada. Aquel día debutó Motos y lo hizo con Olaizola y Lasa en cancha. Primera vez que tres guipuzcoanos han jugado en la Liga ACB. Gracias por vuestro granito de arena.

Falta Kenny Adeleke. Su actitud era como para hacerle un monumento. Le daba igual fallar debajo del aro, seguía saltando por el rebote y así se llevaba los mismos en cada lado de la cancha, algo complicado si atendemos a que "sólo" mide 2.03. Su entrega enchufó al equipo muchas veces, gracias por lo que hiciste Kenny y suerte en Turquía.

El último, pero no por ello el menos importante es el jefe de todo, el que dijo que podíamos ganar los últimos ocho partidos y sólo el Caja Laboral y el Regal Barça le hicieron quedar mal. 
Sito no tuvo un inicio fácil con el 0-4 y la manera de perder en el Palacio pero el equipo se levantó y tiene mucha culpa de estar donde estamos. Ha transmitido su positivismo y el equipo ahora no baja los brazos ni cuando nadie da un duro por ellos como perdiendo de quince en Murcia quedando siete minutos.
El equipo es espejo del entrenador, un entrenador ganador en un equipo ganador. 
Gracias por hacernos soñar.

Casualidades de la vida, el Lagun Aro, mi Lagun Aro, ha llegado a la Copa el año en que menos he ido a verle. Le he visto una vez como visitante, en la dura derrota del Palacio de los Deportes donde uno no sabía donde meterse mientras los colegiales saltaban, y en la agónica victoria frente al Cajasol. Casualidades de la vida uno en casa y uno fuera, pero no ha habido día que no haya estado enchufado a mi equipo. La etb, TeleMadrid, Orange Arena y la Jornada Virtual nos han hecho sufrir de una manera que no se puede explicar, pero ha merecido la pena. 

La inmensa emoción sentida el domingo con el 82-84 que anotó Baron lo vale. Después de meter eso no podíamos perder, estaba hecho. Camiseta puesta para animar, estaré en Fuenlabrada animando a mi equipo a muerto porque ellos son los que me han hecho soñar. Muchas, muchísimas gracias a todos. Este sueño...es una pasada. Goazen GBC!


El Lagun Aro Gipuzkoa Basket se ha metido en la Copa gracias a una última y agónica victoria conseguida en Murcia. Los de Sito Alonso se sobrepusieron a un inusitado acierto pimentonero desde el perímetro y remontaron un partido que parecía perdido cuando, a falta de poco menos de nueve minutos, el nigeriano ex de San Antonio Spurs, Ime Udoka colocaba, también desde el perímetro, el 72-57 para los suyos.

El partido comenzó con un Javi Salgado estelar que puso a su equipo 2-9 casi de salida. El de Santutxu completó un partido muy serio y se fue hasta los 21 puntos y 24 de valoración liderando a su equipo.
En el lado opuesto, el acierto exterior de Franch, Barlow, Grimau y, sobre todo, Pedro Rivero daba las primeras diferencias al UCAM Murcia que se marchaba al primer descanso con 24-18 a su favor tras anotar 
seis triples.

En el segundo cuarto el partido siguió por los mismos derroteros y el UCAM siguió aplastando al GBC a base de triples de Pedro Rivero, que encadenó tres anotados en sus tres primeros intentos, y de Jordi Grimau que veían el aro como una piscina. El mediano de los Grimau acabó con un 4 de 11 en tiros desde la línea de 6,75 incluido un air ball, balón que no toca ni aro, cuando el partido se estaba poniendo caliente.

Con 24 puntos también en el segundo cuarto, el equipo de Luis Guil se marchaba 11 arriba (48-37) al descanso mientras la afición del Gipuzkoa Basket rezaba para que el acierto exterior cesara.

No fue tampoco en el tercer cuarto cuando el UCAM empezó a fallar y la diferencia sólo pudo ser reducido en un punto por un GBC que alternó grandes momentos en ataque poniéndose a menos de diez puntos, con malas defensas que permitían los lanzamientos exteriores el día que para el Murcia se alinearon los planetas y todo entraba.

Andy Panko tiró del equipo como siempre hace y se llegó vivo al último cuarto.

El Fiatc Joventut y el Regal Barcelona, este último con más problemas de los esperados, echaban una mano a los de Sito Alonso en su aspiración a disputar la Copa del Rey pero el equipo guipuzcoano parecía destinado a no aprovechar las ayudas. Máxime cuando Ime Udoka anotaba su segundo triple del partido y dejaba el electrónico en un claro 72-57 a favor de los suyos.

Algo pasó entonces, se le puede llamar magia, que llegó la suerte que había sido esquiva, sobre todo con un par de triples de Baron que se habían salido de dentro, o simplemente se le puede llamar oficio.

Sergi Vidal anotó un triple que enchufó a los suyos. A pesar del estratosférico rendimiento en el tiro de los murcianos, perder sólo de doce con ocho minutos largos por jugarse era poco menos que una bendición.

En sólo minuto y medio el GBC hizo un parcial de 0-10 con dos triples, de Vidal y de Panko y sendas canastas de dos de Doblas y del propio Panko. Tras el tiempo muerto del técnico local el parcial subió hasta un apabullante 1-17 tras un triple de Salgado y, aunque Augustine anotó una canasta de dos que dejaba a los suyos uno arriba (75-74), Andy Panko volvió a echarse al equipo a las espaldas ayudado perfectamente por David Doblas y el parcial llegó a ser de 6-22 para poner al equipo visitante uno arriba.

Se sucedieron las canastas y llegó la muñeca mágica del 'Búho de Rhode Island' Jimmy Baron que con un triple espectacular puso al GBC por delante con una distancia que a la postre resultaría decisiva. 

Después del triple de Udoka a 8.58 del final, el parcial fue de 13-32 a favor del GBC, algo que ya sufrió el CAI Zaragoza en el Príncipe Felipe cuando recibió la visita del GBC que le hizo más de treinta puntos en siete minutos mágicos. 

De esta manera el Lagun Aro hace historia al clasificarse para la Copa del Rey por primera en su historia. Pensar que hace doce años este equipo no existía, hace once navegaba por la Leb Plata luchando por no descender...


El Lagun Aro GBC recibe mañana al Regal Barcelona con la clara intención de mantener la racha, cinco victorias consecutivas, que le ha instalado en la octava posición de la Liga Endesa que da derecho a disputar la Copa de S.M. el Rey. 

Los de Sito Alonso tendrán enfrente a uno de los cocos de la competición aunque, además de la tendencia positiva del GBC, hay que ser optimista con el GBC ya que hace dos años se venció al Regal que por aquel entonces estaba clasificado para la Final Four de París y el año pasado se perdió por 3 puntos después de un atropello arbitral de enormes dimensiones. Se llegó con la posibilidad de forzar la prórroga en un partido en el que el GBC sufrió dos técnicas y un partido que fue histórico para Juan Carlos Navarro que alcanzó los 6000 puntos en una cancha que mañana no le verá jugar casi con toda seguridad.

Aquella tarde en Illumbe el tiro de Baron sobre la bocina se salió mientras Ricky le hacía una falta que brillantemente buscó el búho de Rhode Island aunque claro, para él las normas son diferentes, se permite pegar al 20 del Lagun Aro cuando se defiende.

Para el duelo de mañana, llega el Regal con la sensible baja de Juan Carlos Navarro y el Gipuzkoa Basket llega con la moral por las nubes tras cinco victorias consecutivas.

Con 2-7 de parcial se presentó en el Iradier Arena y Sito dijo que podían vencer los ocho últimos partidos de la primera vuelta. Falló la primera y perdió el Vitoria pero después han sido cinco victorias y mañana podría llegar la sexta antes de visitar al UCAM Murcia el próximo domingo.

El equipo es sólido, Panko y Baron anotan, Salgado dirige y Vidal...Vidal simplemente lo hace todo, y todo bien además. El '9' del GBC es quien mejor encarna el salto de calidad que ha pegado el conjunto donostiarra y su garra, su clase y su entrega hacen que la gente ya sueñe con tener un internacional con la ÑBA.



Lagun Aro GBC se impuso ayer al Gescrap Bizkaia en la que fue una victoria histórica para el equipo guipuzcoano. 
Fue histórica porque es la quinta consecutiva, la mejor racha del equipo donostiarra en su corto periplo por la máxima competición del baloncesto español e histórica también por conseguirse en Bilbao.
Se consiguió en el tiempo extra con un triple forzado a poco del final, un guión parecido al del año pasado aunque el triple fue a favor de los guipuzcoanos a diferencia del año pasado y fue a siete segundos del final, no sobre la bocina. 

El partido fue muy igualado, tanto que el conjunto local no pudo marcharse nunca en el marcador y el visitante, pese a ir ocho arriba en el segundo cuarto, no pudo bajar el pistón hasta el final. La máxima diferencia, más nueve para el GBC, llegó en los últimos segundos del tiempo extra con los tiros libres de Javi Salgado cuando el partido estaba ganado ya.

El primer cuarto fue muy igualado y acabó con uno arriba para los visitantes tras dos tiros libres de Doblas que recibió una falta clara y dura de Raül López que golpeó al cántabro cuando se disponía a anotar una canasta fácil.
Abrió hueco el Gipuzkoa Basket en el segundo cuarto con un 30-38 que rápidamente recortó el conjunto local para ajustar el resultado al 40-42 que mostraba el luminoso en el descanso. Destacar en este segundo cuarto el triple desde mucho más allá de la línea de 6,75 de Baron o los buenos minutos de Andy Ogide en su segundo partido como jugador del GBC.

Tras el descanso el Gescrap arreó y venció el parcial por 24-15 para irse por siete puntos a falta de sólo diez minutos pero el conjunto visitante no tiró la toalla a pesar de sufrir continuos atropellos arbitrales que parecían decantar el partido hacia el otro lado de la A-8. Parecía que el GBC no tenía derecho a ganar, derecho a soñar...ni a meter la mano mientras Baron las recibía de todos los colores al salir de los bloqueos y además se tuvo que ir con cinco faltas personales y con sólo tres recibidas. ¿Es 'flojo' defendiendo o es que no le tienen ningún respeto los árbitros al búho de Rhode Island? Le pitan cosas en contra que, ni de lejos, le pitarían a favor.

En el tercer cuarto brilló Andy Panko, no sólo en la anotación el apartado en el que destacó en el primer cuarto con 10 puntos, sino también en la asistencia y el rebote. Una de esas asistencias la aprovechó a las mil maravillas David Doblas para machacar el aro sin piedad. Parecía que anotaba con mayor fluidez el Gescrap liderado por un genial Raül López que acabó con 18 puntos con una serie inmaculada de larga distancia, 4 anotados de 4 intentos, a lo que había que sumar los puntos de Mumbrú o Banic. En el otro lado, aunque a arreones, el GBC no se descolgó del todo gracias a su titán Panko.

Se llegó al último cuarto con el duelo igualado y disputado. Nadie quería perder y como muestra de eso llegó una jugada en la que Vidal 'regateó' a Hervelle estando de rodillas tras caer al suelo, tras un empujón de Raül que no se vio, o no se quiso ver. Tras ese rebote, el catalán cogió el posterior tras el triple fallado por Baron y se la cedió a Panko para que anotara el 66-62 con más de ocho minutos por jugarse. 
Con veinte segundos por jugarse llegó una jugada brillante de López que anotó un dos más uno que puso a su equipo cuatro arriba. Se pudieron pitar pasos, dobles...pero no se pitó nada, el efecto Miribilla debió ser...
Se llegó al final apretado con el GBC pensando que otro año más se repetía la historia, más aún cuando Baron falla un tiro libre a doce segundos del final. Fallaba el segundo y con 3 puntos de diferencia para el Gescrap parecía poco probable la victoria. Llegó Betts para cazar el rebote y asistir a Vidal que anotó un triple que enmudeció Miribilla. 

A falta de siete segundos, Neto hizo falta a Banic que falló los dos tiros libres. El rebote fue para Panko que cedió a Salgado para que dirigiera la última jugada del partido. Tras trastabillarse el base de Santutxu llegó el manotazo de Grimau al '14' del GBC que imposibilitó cualquier ataque. Prórroga. 

El tiempo extra sirvió para demostrar que los grandes jugadores aparecen en los grandes momentos...y ayer era uno gigante, como gigante es Sergi Vidal que empató el partido a poco del final y asumió su rol de líder en los cinco minutos extras en los que anotó seis puntos él solo...El Gescrap anotó 9 en total, por ejemplo. 
El tiempo extra sirvió para otro ataque al GBC con la quinta falta de Baron en ataque. La falta del búho fue evidente, casi tan evidente como que la canasta que anotó debió subir al marcador.

No es de recibo que el GBC, luchando por la Copa del Rey sufra dos arbitrajes rebuscados en cuatro días. Lo sufrió en el Donostia Arena el martes frente al Cajasol y ayer fue igual o peor. No se pitó una intencionada clara de Raül López a Doblas a quien agredió intentando taponarle, no se puede bajar la mano de esa manera, nos lo enseñan desde las categorías inferiores. Blums se fue al vestuario con una brecha en la cabeza pero el letón pegó más de lo que recibió y Baron fue el destinatario de ellas. La defensa del de Rhode Island volvió a rozar la ilegalidad pero nada, él no se queja... Tampoco hay que obviar que el propio letón agredió a Doblas al que le dio un manotazo en la cara cuando el cántabro le hacía un bloque. ¿Gesto natural? Viendo la diferencia de altura entre ambos...no. 
Álex Mumbrú pudo llevarse una técnica que mereció al lanzar el balón al aire quejándose por una falta que le habían pitado, pero claro, al BBB en casa eso no se le pita. 

Pudo decidir el partido una jugada ilegal de Raül López. Si no se pitan pasos porque la falta es antes, no se debe dar la canasta, si se pita con la continuación, se debe pitar lo pasos y, según el criterio que utilizaron en el partido, no se debería haber dado la continuación bajo ningún concepto. Con Panko no se pitó igual tras una falta de Mumbrú. 

Después, con el crono casi a cero, pudo decidir el partido Salgado en la última posesión pero un manotazo de Grimau le hizo perder el balón...si la llega a meter Vasileiadis desde el medio campo ¿Qué?

Basta ya de arbitrajes rebuscados, que nos dejen soñar, que nos dejen estar donde lo merecemos. El próximo rival es el Regal Barcelona que perdió hace dos años en el Donostia Arena y el año pasado venció por tres puntos tras un atraco arbitral de grandes magnitudes. Jimmy Baron sufrió una falta clara cuando se jugaba el triple decisivo aquel día en el que se pitaron dos técnicas invisibles a los locales, que nos dejen por favor, lo merecemos. 




Increíble, no se puede tildar de otra manera la victoria conseguida ayer por el Lagun Aro GBC sobre el Cajasol Banca Cívica de Joan Plaza.

Los de Sito Alonso, con un inspirado Doblas, remontaron un 61-65 a poco del final que parecía decidir el partido. El pívot cántabro anotó dos canastas, taponó a Tepic y fue el vencedor moral del duelo jugando en el San Sebastián 2016 Arena. El '13' del GBC siempre dijo que quería ganar en un partido reñido, algo que no había conseguido hasta ahora el conjunto donostiarra. 

Fue una victoria histórica por cómo se consiguió y por producirse en el mes de enero, un mes en el que el Gipuzkoa Basket, ni como Bruesa ni como Lagun Aro, había vencido en la Liga ACB, ahora Liga Endesa. Se igualó también la mejor racha de la historia del equipo donostiarra con su cuarta victoria consecutiva.

El choque comenzó igualado, no podía ser de otra manera tratándose del equipo de Joan Plaza. El GBC no se fue en ningún momento en el marcador ni tampoco del partido, ni siquiera cuando Paul Davis, que anotó 27 puntos y capturó 8 rebotes, hizo precisamente su punto número 27 y puso a los visitantes 7 arriba (50-57). Después de esa canasta, desde seis metros, el pívot americano se permitió el lujo de mandar callar al público de San Sebastián. Al final fue el público el que le despidió con el dedo en la boca al '40' del Cajasol.

Txemi Urtasun que volvía de nuevo a la que fue su casa anotó 17 puntos y fue el mejor apoyo que tuvo Paul Davis.

En el cuadro local fue Jimmy Baron el primero en destacar en lo anotador pero fue Panko quien tiró del equipo cuando el equipo más lo necesitaba y Doblas quien mató el partido con sus acciones, tanto en defensa como en ataque. 

Otro arbitraje sibilino
Mención especial merecen los árbitros del choque. Pésimo arbitraje, uno más, en contra del Gipuzkoa Basket hasta que el apoyo del público les hizo cambiar sus decisiones y pitaron dos faltas en ataque a favor del GBC, que de otra manera no se habría pitado. Se permitió en exceso a Paul Davis en el rebote y tomando la posición y a Carl English se le permitió demasiado en su defensa a Jimmy Baron. Andrew Betts se fue desquiciado por el arbitraje por los golpes de Davis que parecía que ellos no querían ver.





El Gipuzkoa Basket recibe hoy al Cajasol Banca Cívica en el San Sebastián 2016 Arena con la intención de lograr la cuarta victoria consecutiva que le permita mantener intactas las opciones de entrar en la Copa de S.M. el Rey.

Tras arrollar al Fiatc Joventut, Fuenlabrada y Gran Canaria 2014, los de Sito Alonso quieren la cuarta a pesar de seguir en cuadro.
A la baja de Peter Lorant por lesión y de Kenny Adeleke que se marchó por motivos personales se le ha sumado la reciente lesión de Julen Olaizola que se lesionó en el calentamiento previo al partido en Gran Canaria y hoy ha sido operado. Se ha sumado a la plantilla donostiarra el nigeriano Andy Ogide pero, según Sito Alonso, parece poco probable que entre en la rotación ya que ha llegado esta semana.

El GBC es undécimo a una victoria del séptimo clasificado el CAI Zaragoza en puesto de Copa y una victoria por encima del Asefa Estudiantes que ocupa plaza de descenso por lo que está a medio camino entra la Copa del Rey y el descenso lo que hace de vital importancia vencer al Cajasol hoy, para mantener opciones de Copa y alejarse un poco más del descenso. 

Al San Sebastián 2016 Arena llega el sexto clasificado de la Liga Endesa con dos victorias más que el conjunto local. El equipo de Joan Plaza cuenta con uno de los pívots más determinantes de la liga como es Paul Davis que promedia 16,3 puntos, 8,4 rebotes y 18,3 puntos de valoración. 

Además del americano brillan en el conjunto sevillano Txemi Urtasun, ex del GBC en el primer año del equipo donostiarra en ACB, Carl English, Pancho Jasen, Milenko Tepic y Tomas Satoransky.

De vencer el Cajasol prácticamente se aseguraría una plaza en la Copa de S.M. el Rey mientras que de hacerlo el GBC daría un paso de gigante en sus aspiraciones coperas aunque no sería nada definitivo. De vencer el GBC, lo haría por primera vez en su historia en un partido de ACB disputado en el mes de enero. Hasta la fecha suma 15 derrotas en otros tantos partidos en el primer mes del año.




El Lagun Aro GBC se reencontró con la victoria como local tras pasar por encima de un buen Fuenlabrada que pagó caras las faltas de sus interiores, Mainoldi, Ayón, Vega y Sené.

Jimmy Baron Jr. se mostró ayer como un auténtico francotirador, anotó sólo desde la larga distancia y firmó un sensacional 8 de 12 en tiros de tres que, sumados a los 7 de 10 intentos del pasado fin de semana, firman la mejor racha de los últimos 14 años en la ACB, ahora Liga Endesa.
Comenzó el partido con bastante retraso por un vuelo de Vidal en el calentamiento que destrozó el aro de la canasta que tuvo que ser reemplazado...no iba a ser el único problema técnico.
Con 10-12 en el luminoso, a un pabellón de la Liga Endesa se le fue la luz. La tormenta que pasaba por Donosti dejó sin luz al San Sebastián 2016 Arena tras caer un rayo cerca del recinto taurino donostiarra.

Cuando volvió la luz, veinte minutos más tarde, el parcial del GBC fue brillante firmando un 19-6 que acabó con Jimmy Baron anotando su primer triple, en su primer intento, sobre la bocina.

El segundo cuarto comenzó con otro triple de Baron que puso a su equipo 33-21 aunque un 0-9 del equipo fuenlabreño puso el partido caliente. Se llegó con un 38-33 al descanso tras un un intercambio de canastas.


Después de los vestuarios llegó el espectáculo. Jimmy Baron anotó 6 de sus 8 triples en la segunda parte y mató el partido. Las estadísticas muestran un +36 a favor del GBC mientras el búho de Rhode Island estaba en la pista, sencillamente espectacular.
No tuvo su día Panko en ataque y su 3 de 13 en tiros así lo demuestra pero se puso el mono de trabajo y anotó un triple fundamental para dejar el partido encarrilado.

Ayer no fue el mejor Andy ya que el otro Andy, Betts, anotó 16 puntos e hizo 20 de valoración en el que es, sin duda, su mejor partido como jugador del Gipuzkoa Basket desde que llegó a finales de verano.
Ayer se mostró fiable, como una alternativa de verdad a David Doblas que volvió a cumplir cuando salió. Javi Salgado también cuajó un gran partido. El de Santutxu tiró del equipo al principio, anotó y distribuyó aunque el mejor, por encima de Baron incluso, fue Sergi Vidal que demostró que responde siempre y que le encanta echarse al equipo a las espaldas.
El catalán firmó 27 puntos de valoración anotando, reboteando y asistiendo. Su pero fueron los tiros libres donde firmó un 6 de 10 poco habitual en él.
Hubo tiempo para que debutara Mikel Motos y que compartieran minuto 3 gipuzkoanos por primera vez en la historia de la ACB.




¡Que siga la fiesta! ¡Que sigan los triples de Baron, los veinte puntos por partido de Panko!

El pasado domingo las Baron & Panko productions asaltaron el Olimpic de Badalona firmando 54 puntos entre los dos, 16 menos de los que firmaron entre todos los jugadores del Fiatc Joventut.

El GBC quiere brindar a su afición la cuarta victoria de la temporada, la que sería la segunda en el San Sebastián Arena 2016 tras la conseguida frente al Assignia Manresa, para desempatar, al menos hasta mañana, en número de victorias con los puestos de descenso donde el UCAM de Murcia también cuenta con tres victorias. El GBC no está en descenso gracias al average, en gran medida por el +23 del pasado domingo.

No podemos pedirle a Baron que firme otra actuación como la del domingo, el 7 de 10 en triples es difícil, muy difícil de repetir pero ¿por qué no? El búho de Rhode Island vio el aro del Olimpic como una piscina y ya ha firmado actuaciones memorables en el SS 2016 Arena. Poco a poco está dejando atrás el mal momento de forma con el que comenzó la temporada regular en la que dejó a todo el mundo con la boca abierta al fallar tres tiros libres en dos partidos, dos tiros más de los que falló en toda la temporada pasada.

Panko sigue a lo suyo. Es como el buen vino, mejora con el tiempo y está llegado a unos números con 34 años espectaculares. Por mucho que Salgado sea el capitán, el 007 de Harrisbourg es el alma del equipo, el que tira de él cuando hace falta. Sus 19,9 puntos por partido le convierten en el mejor anotador de la Liga Endesa y es el octavo, séptimo sin contar a Rudy, en el ranking de valoración de la liga.

Javi Salgado completó su mejor partido de play maker de lo que va de año y Neto dejó destellos de su enorme clase, después de esa tremenda victoria en la que fue muy importante Betts, no se puede escapar la de hoy frente al Fuenlabrada.

Al mando de la nave naranja llega un viejo conocido, un hombre admirado en Donosti, querido y cuyo nombre estará siempre ligado al de la escuadra donostiarra. Llega Porfirio Fisac, el técnico del primer ascenso, el que puso la piedra más importante de lo que hoy es el proyecto guipuzcoano.
Tendrá la baja de Cortaberria, el jugador que según dijo Porfi, nunca querría perder para un partido.
Pero hay motivos para la esperanza en el conjunto visitante. El primero es que el Gipuzkoa Basket sólo ha ganado un partido como local, el segundo que el MVP juega para ellos. Tras completar un mes espectacular Gustavo Ayón, con el Regal Barcelona espiándole desde hace dos semanas, llega con ganas de guerra. El pasado fin de semana firmó 18 rebotes en la derrota de su equipo frente al CAI.
Junto al azteca, brillan en el equipo de Porfi, Kirk Penney que tendrá ganas de resarcirse tras su último partido donde sus 20 puntos quedan eclipsados por un 3 de valoración y un pésimo 5 de 14 en triples.
Después de estos dos hombres llega el hombre clave del Fuenlabrada. Trabaja callando pero lleva un mes excelente dirigiendo al equipo y haciendo buenos números. Él es Quino Colom. El andorrano firmó 16 puntos frente al CAI Zaragoza el pasado domingo y lleva un mes excelente, dirigiendo y anotando cuando su equipo más le necesita.

Por si fuera poco, llega otro ex. El sustituto de Colom es Sergio Sánchez, ex base del GBC, cuya salida del equipo, por la puerta trasera más pequeña que había y tras discutir con Pablo Laso, dividió a la afición del GBC.

Se presenta bonito el partido que se disputará hoy a las 20.00 horas. El San Sebastián Arena 2016 será clave. ¡Queremos la cuarta!



¿Qué le pasa al GBC? ¿Qué pasó en los últimos quince minutos en el Palacio de los Deportes?
No podemos saber lo primero, las derrotas han llegado de diferentes maneras, pero podemos explicar lo del Palacio de los Deportes.
El Asefa Estudiantes se marchó con sólo 20 puntos al descanso, Panko llevaba 10 por ejemplo, y en el tercer cuarto hizo 21 puntos. Pasamos de un 20-36 a un 41-48, lo que es peor, pasamos de un 25-46 con posesión favorable a un 41-48 con triple sobre la bocina de Germán Gabriel que, como siempre, se gustó jugando contra el equipo donostiarra.
35 triples intentados son una barbaridad, más aún visto que todos se salían. Jimmy Baron acabó con 2 triples anotados de 13 intentados, 1 de 8 en la segunda parte y fueron varias las jugadas que acabaron con más de un triple intentado mediando un rebote ofensivo entre ambos.
Panko acabó con 14 puntos y el Harrisbourg es el faro del equipo. Cuando él se va, el equipo no existe.
Los primeros 25 minutos, el equipo de Sito Alonso deslumbró. Su defensa era espectacular, en ataque la bola circulaba encontrando siempre la mejor opción y dejaba pocas esperanzas al equipo del Ramiro…hasta que llegó una técnica a Jaime que despertó a los locales y durmió a los visitantes.
Betts ya no movía la bola, a Baron no le entraban, el equipo no buscaba a Panko, Vidal y Papamakarios sólo aparecían en defensa y, por si fuera poco, los minutos de Salgado tuvieron que ser muchos debido al bajo rendimiento de Raulzinho Neto.
Peor que el carioca estuvo el nigeriano Kenny Adeleke que no jugó un solo minuto después del paso por los vestuarios a los que se fue con tres personales. La segunda y la tercera en escasos segundos, la tercera necesaria pero que pudo costar una antideportiva al bajar el brazo con excesiva violencia.
No sabemos lo que pasó tras la técnica pero se apagó la luz. El equipo es colista de la Liga Endesa con un 0-4 que puede convertirse en 0-5 en Zaragoza, 0-6 con la visita del Valencia Basket con la visita de Claver y Caner Medley, y 0-7 con la nueva visita a Madrid.