NBA


Fumata blanca en los Lakers. Mike D'Antoni será el entrenador de los Lakers durante los tres próximos años con opción a una cuarta temporada.

El ex técnico de los New York Knicks tendrá la difícil tarea de acoplar su run&gun a un quinteto con Nash (38 años), Kobe (35 años), Metta World Peace (33 años), Gasol (32 años) y Dwight Howard.

No parece tarea sencilla la que le han encomendado al ex de Knicks y Suns. Los Lakers han realzado el vuelo desde la marcha de Mike Brown y han ganado los siguientes dos partidos pero no parece que el alocado sistema de D'Antoni sea el mejor para un equipo como el que tiene los Lakers.

Si bien es cierto que el mejor Nash siempre ha estado ligado al bigote de D'Antoni en los banquillos, después de un año en el que el juego de los Lakers ha sido eminentemente defensivo, así lo explicó Pau Gasol al ser preguntado por el juego de Brown, el equipo angelino dará un vuelco de 180 grados a su estilo con un equipo más que ofensivo. No parece que el run&gun les venga bien a los cinco titulares, pero pocos equipos tienen la capacidad anotadora del quinteto titular de los Lakers. 



Bombazo en la NBA a menos de tres días para que comience la competición.

James Harden, la barba más famosa del mundo, abandona de forma precipitada los Oklahoma City Thunder dirección Houston de donde salen Jeremy Lamb y Kevin Martin hacia los Thunder.

Los subcampeones de la NBA renovaron durante el pasado año a Westbrook, Durant e Ibaka mientras que los problemas para renovar al mejor sexto hombre del año pasado fueron evidentes desde el principio. Harden quería más dinero del que Oklahoma quería ofrecer a un suplente que, además, en las finales del año pasado no estuvo nada bien frente a Miami fallando lo que él no solía fallar. 

De esta manera, los Thunder cambian tirador por tirador y Harden podrá tener el dinero que quería. Oklahoma le ofrecía 55,5 por cuatro años en un equipo campeón y él ha preferido 80 por cinco años con Jeremy Lin y Omer Asik en Houston. En principio Harden sería agente libre el verano que viene si no llega a un acuerdo con los Rockets antes del 31 de octubre, pero ese acuerdo parece más que evidente. 

El equipo tejano da un paso adelante con la contratación del campeón olímpico, pero dio tres para atrás al firmarle un contrato de lujo a Asik este verano mientras que Jeremy Lin, la yellow mamba, no deja de ser una incógnita a día de hoy. 

Las reacciones no se han hecho esperar y la que más ha llamado la atención ha sido la de Kevin Durant. La estrella de los Thunder no se lo esperaba y así lo ha mostrado en su twitter poniendo simplemente: "Wow". Tampoco Pau Gasol se lo esperaba y ha manifestado su sorpresa también por twitter. 

"Deseábamos firmar una extensión de contrato a Harden, pero al final, todas las ofertas que teníamos encima de la mesa hizo que la situación más favorable fuese la del traspaso. No fuimos capaces de alcanzar un contrato de mutuo acuerdo y decidimos el traspaso". afirmó Sam Presti, el arquitecto de los Thunder de Oklahoma. 

Además de Martin, consumado anotador y Lamb, otro proyecto de futuro, los Thunder se han hecho con dos primeras rondas del draft y hay que recordar que el propio Presti no tiene mal gusto a la hora de elegir. Los Thunder que llegaron a la final fueron prácticamente hechos a base del draft ya que del sorteo veraniego llegaron Durant, Westbrook, Ibaka y los ya ex Thunder, Harden y Jeff Green que fue traspasado a Boston a cambio de Kendrick Perkins.

Se da la curiosa casualidad de que por segundo año consecutivo, el mejor sexto hombre del curso anterior es traspasado a poco del comienzo del nuevo año. En 2011 fue Lamar Odom el que abandonó los Lakers y hoy es Harden.



Podría titularse la comunidad del anillo por todos en concreto, las dos torres por Pau y DH12 o incluso El Retorno del Rey porque Kobe volverá a jugar los mejores partidos, el caso es que los Lakers quieren seguir siendo candidatos al anillo, ser los señores de los anillos.

Tras romper medio mercado contratando a Nash, el equipo angelino ha conseguido hacerse con el pívot más dominante de la NBA y juntarlo con Pau Gasol en una dupla que causará sensación bajo los tableros de la mejor liga de baloncesto del mundo.

El 'Dwightmare' el segundo culebrón más seguido de los últimos años después de 'The decission' ha acabado con Superman en Hollywood. Tras especularse con su marcha a Brooklyn y ser tentado por muchas franquicias, Dwight Howard será un ángel el año que viene.

De esta manera, los Lakers vuelven a contratar al pívot más dominante de la NBA para jugar con Kobe...y de Orlando Magic otra vez. Tras el fichaje de Shaquille O'Neal en 1996, se vuelve a vivir el mismo traspaso dieciséis años después. 

Ha sido la ESPN la primera cadena en dar la noticia. Ha soltado el bombazo en plena madrugada (horario de Europa) de que Howard sería angelino en un traspaso a cuatro bandas en el que los Lakers 'sólo' pierden a Andrew Bynum, una pérdida muy asumible para ellos ya que nunca ha llegado a ser el pívot que todos pensaron que sería. De esta manera se cierra el mercado de grandes fichajes de la NBA ya que no está previsto que ninguna estrella más cambie de colores y se pone así punto y final al circo que se montó alrededor de Pau Gasol. El jugador de Sant Boi que se encuentra en Londres y que hoy luchará por jugar su segunda final olímpica consecutiva, ha vivido inmerso en un mar de rumores durante más de un año y eso ha influenciado su juego.

En el traspaso de esta noche, está implicado también otro de los grandes nombres de la NBA como es André Iguodala. 'Iggy' la estrella de los Philadelphia 76ers jugará en los Denver Nuggets al igual que Andrew Bynum. El ex equipo de Rudy Fernández traspasa a Aarron Afflalo y Al Harrington a los Magic a dónde también llega Vucevic.

El equipo de Philadelphia contará con Andrew Bynum al menos un año y es que el pívot no ha firmado contrato con ellos por lo que será agente libre el año que viene. Desde la franquicia han asumido el peligro que supone que 'Drew' sea agente libre el año que viene pero quieren convencerle después de una temporada en la que quieren llegar a la postemporada. 

Con este movimiento maestro, los Lakers se convierten en los principales favoritos al anillo. Muchos daban por buena una serie de finales consecutivas entre los Thunder de Durant y los Heat de James y Wade, pero parece que la franquicia con más glamour de la liga no está dispuesta a que eso suceda y ha completado el mejor quinteto de los 30 que habrá en la Liga.

La llegada de Nash hizo que los Lakers se hicieran fuertes en una posición que es el talón de aquiles de los finalistas de este año y es que, por mucho que pueda anotar Westbrook, no se le puede considerar un buen director de juego y en los Heat, Mario Chalmers no está al nivel de los mejores.

Ahora, con el fichaje de Howard, los Lakers han reforzado la otra posición más débil de la plantilla de los campeones Heat ya que sólo cuentan con Bosh. No han acabado los Juegos Olímpicos...y ya queremos NBA.

Where amazing happens.



Se acabó uno de los culebrones del verano en la NBA. El base canadiense Steve Nash, doble MVP de la Liga NBA formará parte del roster de Los Ángeles Lakers.

El veterano base de 38 años firma por tres años con la franquicia angelina y multiplica por mil las posibilidades de anillo de unos Lakers que ahora mismo podrían jugar con Nash, Bryant, World Peace, Gasol y Bynum de inicio. Con esta llegada, parece poco probable la renovación de Ramon Sessions, base de los Lakers desde el pasado mes de febrero.

Metta World Peace puede ser el siguiente en salir de Hollywood aunque también se baraja la posibilidad de que Bynum entre en un posible traspaso de Dwight Howard a los de púrpura y oro si bien es remota esa posibilidad ya que 'Superman' ha manifestado su intención de recalar en los Brooklyn Nets. 

Steve Nash abandona los Phoenix Suns, equipo en el que ha estado nueve años y los últimos seis de manera seguida, en busca de un anillo que la NBA le debe al base de Santa Clara. El base jugará en su California natal en busca del ansiado anillo que los Suns no han podido ayudarle a ganar.

El año pasado, Nash firmó 10,7 puntos y 12,7 asistencias por partido con los Suns y hace pocas fechas afirmó que no se veía jugando ni en los Heat ni en los Lakers si bien ha acabado firmado por los angelinos donde podría coincidir con su ex compañero Grant Hill que también interesa.

Pau Gasol se encontrará con uno de los mejores amigos que ha hecho en la NBA y además con un socio a la altura de la mítica historia de los Lakers que de la noche a la mañana ha pasado de ser el tercer o cuarto equipo del Oeste a ser el primero del Oeste y casi de la NBA en cuanto a nombres. 

A cambio de un doble MVP como Nash, los Lakers han enviado cuatro rondas del draft a Phoenix y 3 millones de dólares. Los Suns no han esperado a levantarse y en pocas horas han firmado la vuelta de Goran Dragic y la llegada de Michael Beasley, agente libre desde que Minesotta le liberara. Además podría llegar Eric Gordon a los Suns. 


Ricky Rubio cautivó al Target Center en su tercer partido en la mejor liga del Mundo.

Ante los Miami Heat de James, Wade y Bosh, el base de El Masnou destapó el tarro de las esencias y se salió con 12 puntos, 6 rebotes y 12 asistencias unas cifras que en Minesotta no hacía nadie desde 2004 cuando Sam Cassell las firmó.

El inicio del partido fue fulgurante con canastas en ambas canastas y rápidamente se vio que Lebron James, que ayer hacía 27 años, estaba a un nivel superior al resto de las estrellas de su equipo. El primer cuarto acabó con +11 para los visitantes aunque con Ricky y Kevin Love los locales se pusieron por delante antes del descanso. Además de James, en Miami brilló con luz propia el rookie Norris Cole.

Al descanso se llegó con un 53-51 favorable a los locales con siete puntos de Ricky Rubio que lideró el ataque de los suyos desde el principio. Apenas se notó la falta de JJ Barea ya que Tolliver y Ellington firmaron un partido muy serio.
Tampoco pudo jugar Nikola Pekovic lesionado. 

Al final del tercer cuarto la franquicia de Miami lideraba el marcador aunque peligró la victoria en los últimos instantes cuando Love y Rubio tiraron del carro. 
A pocos segundos del final el resultado era de 101-100 a favor de Miami y Tolliver empató el partido con un tiro libre mientras falló el segundo.

Lebron James pudo regalar el partido al lanzar el balón para adelante regalándolo con menos de veinte segundos para el final, pero entre él y Wade finiquitaron el partido con una jugada de pizarra maestra en la que anotaron el 103-101 definitivo.
Wade aprovechó un doble bloqueo y anotó desde debajo del aro. Por poco, por muy poco, no llegó Derrick Williams a cortar el pase. La última jugada, cuando parecía que Rubio se jugaba el partido, dobló la bola a la esquina pero el aro escupió el tiro de Ellington.


Ayer comenzó la Regular Season de la NBA con cuatro partidos de aúpa. 
En lo referente a los españoles, Pau Gasol debutó frente a los Chicago Bulls de Derrick Rose y los Bulls se llevaron el gato al agua.

El resultado final fue de 88-87 a favor de los visitantes tras una gran jugada de D-Rose a falta de cuatro segundos. Con cincuenta segundos por jugarse los angelinos vencían por 81-87 pero el 7-0 final a favor de los de Illinois les dio el triunfo a los Thibodeau.

En el primer cuarto el ritmo anotador fue lento y fue Pau Gasol quien mantuvo a los locales en el partido. 22-20 vencían los visitantes al final del primer cuarto tras una serie de malas decisiones de los angelinos como una falta innecesaria de Derek Fisher o un saque de fondo que no tocó nadie y le dio el balón a los Bulls a falta de cuatro segundos. 
49-56 llegaron al descanso los Bulls por delante y se les apagó la luz en el tercer cuarto en el que los Lakers se pusieron por delante gracias al 12-20 del tercer parcial en el que brilló con luz propia la estrella de Kobe Bryant que se redimió en parte de sus cuatro pérdidas en el primer cuarto. Fueron ocho pérdidas de balón de la estrella de los Lakers que no cuajó un gran partido y cuyos errores costaron la victoria a su equipo.

No fue el único culpable ya que tanto Pau Gasol como McRoberts fallaron dos tiros libres cada uno en el último cuarto. Fallaron la posibilidad de matar el partido cuando parecía encarrilado. 

Después erró Gasol al meter la mano en una entrada de Luol Deng que posibilitó un 2+1 en el último minuto. Tras un nuevo error de Kobe llegó Rose para ponerle la puntilla a los Lakers. La última cornada de los Bulls llegó a cuatro segundos del final y después fue el propio Bryant el que se equivocó en la última jornada intentando anotar desde debajo del aro en lugar de hacerlo desde el tiro libre. Se llevó un tapón triple en lugar de intentar un tiro 'fácil' desde arriba. Un nuevo error de la estrella angelina.



La semana pasada hablé del mercado de la NBA y ya que todavía no ha empezado la Regular Season, empezará el domingo que viene, el mercado sigue siendo lo más importante aunque ayer comenzara la pretemporada.

Ayer se vistió Rudy Fernández por primera vez de blanco nugget. El balear anotó 20 puntos con 6 de 11 en triples en un partido amistoso entre sus compañeros en el Pepsi Center de Denver.
Tras abandonar el Real Madrid, el '5' de la ÑBA era jugador de los campeones de la NBA, los Dallas Mavericks pero los movimientos del equipo campeón hicieron que Rudy abandonara el roster para que su equipo se ahorrara parte del impuesto del lujo por excederse en los salarios. Los fichajes de Lamar Odom, Vince Carter y Delonte West cerraron la puerta de Dallas a Rudy y Barea.

El base boriqua arribó esta semana a Minneapolis donde formará parte del roster de los Minnesotta Timberwolves, es decir, será la competencia de Ricky Rubio por el puesto de '1' de la franquicia que entrena Rick Adelman quien, a la llegada de Barea, matizó que sus dos bases, hispanoparlantes ambos, estaban obligados a hablar en inglés en la cancha.

Tres protagonistas lo son por una palabra común para ellos: amnistia. Chauncey Billups fue amnistiado de los New York Knicks y ya ha firmado por los Clippers, mientras que Baron Davis, que suena para los Lakers y Brandon Roy quien tuvo que optar por la retirada como ya contamos la semana pasada. Los Blazers amnistiaron a su jugador franquicia para que los 15 millones que debía recibir este años de la franquicia de Oregon, no aparecieran en la hoja de salarios y no les limitara los movimientos en el mercado NBA.

Gilbert Arenas, Charlie Bell y Travis Outlaw son los otros tres amnistiados de este loco mercado americano. Entre los seis cobrarán 153 millones por sus contratos, casi nada.

Andrei Kirilenko es noticia porque no volverá a Salt Lake City. El ruso que fuera, junto a  Gasol, el mejor europeo joven de la NBA hace años, parece que pondrá rumbo a los Brooklyn Nets donde su dueño, el ruso Prokhorov, lleva años queriendo tenerle. En lugar de AK-47 los Jazz se hicieron con Josh Howard, fichado de los Washington Wizards.

Por último, el movimiento más importante del mercado y, probablemente del año. Chris Paul abandonó los New Orleans Hornets para enrolarse en las filas de Los Ángeles Clippers. Finalmente jugará en Los Ángeles aunque no lo hará de dorado y púrpura sino de rojo y blanco, donde si le han dejado firmar los jefes de la NBA. Con este movimiento, sumado a la poco probable adquisición de Howard por parte de los Lakers, parece que Pau Gasol se quedará en la franquicia angelina un año más y que, por otro lado, parece que los Clippers podrán plantar cara por primera vez en muchos años a sus vecinos. Blake Griffin ha perdido a Chris Kaman, su mejor compañero el pasado año. El 'Capitán cavernícola' conocido en España por sus desprecios a Pau Gasol, jugará en loa Hornets como parte del traspaso de Paul a los Clippers.
No estarán solas las dos mega-estrellas de los Clippers ya que a su lado tendrán a Mo Williams, Chauncey Billups, Caron Butler y DeAndré Jordan.

Parece evidente que al otro lado de la colina de Hollywood no están tan contentos con su plantilla. Su roster se ha visto claramente debilitado con la marcha de Lamar Odom, mejor sexto hombre del año pasado y ahora, por si fuera poco, el rendimiento de Bryant parece una incógnita una vez su mujer le ha pedido el divorcio. En lo deportivo, han firmado a Jason Kapono y así tendrán, por fin, un buen francotirador los angelinos.

En cuanto a la pretemporada, el nombre que empieza pegando fuerte es de Kyle Irving. El número 1 del pasado draft anotó 21 puntos para los suyos saliendo desde el banquillo en el partido que enfrentó a los Cavaliers con los Pistons.




Cualquiera que haya visto la NBA, bien sea en resúmenes o en partidos en directo, sabe que el slogan de la mejor liga del Mundo, Where Amazing Happens, está más que justificado.

Poco menos que amazing, resulta que Los Ángeles Lakers, tras ganar dos de los últimos tres anillos, quieran desprenderse de un hombre con 4 All Stars, como Pau Gasol y otro como Lamar Odom, mejor sexto hombre el pasado año, para fichar a un base, Chris Paul. Nadie duda, o nadie debería dudar de la inmensa clase de CP3, probablemente el mejor base de la liga, el más completo al menos, pero pocos entienden ese fichaje.
Los Lakers siguen teniendo fe ciega en Andrew Bynum aunque sus continuas lesiones desaconsejan basar su juego interior en él. El equipo dorado, cuando Bynum no está para jugar, suele jugar con Odom de 4 y Gasol de 5 lo que hace pensar ¿Qué harán cuando el 17 no esté? La NBA imposibilitó el fichaje aduciendo que era muy perjudicial para Nueva Orleans y el General Manager de Cleveland, conocido el año pasado por meterse con LeBron James, instó a sus compañeros de despacho a no aceptar el fichaje ya que los Lakers, además de este fichaje, podrían acometer la contratación de Howard y ese no era aceptable. Gasol sigue siendo un ángel a día de hoy igual que Odom que no ha entrenado aún con los angelinos en esta pretemporada a la espera de la salida anunciada. Cuando Gasol llegó a los Lakers, el equipo amarillo estaba sumido en la mitad de los puestos de playoffs de la Conferencia Oeste. Ese mismo año fueron finalista y sólo el Big Three de Boston les apartó del título, ahora no le quieren después de tres finales y dos anillos en cuatro años. Where Amazing Happens.

Chris Paul es noticia por su frustrado, por ahora, fichaje por los Lakers. Los Hornets querían traspasar a su base pero no le dejaron traspasarlo a Los Ángeles y no se sabe qué será de él aunque parece indicar que será un ángel de Hollywood cuando empiece la temporada el día del Christmas Special.

Luis Scola también ha sido noticia por el traspaso a tres bandas entre Lakers, Hornets y sus Rockets. 'Luifa' acompañado por Martin y Dragic abandonaría la franquicia de Houston para enrolarse en el roster de los Hornets a cambio de Pau Gasol, aunque él, como ha escrito en twitter, sigue yendo a entrenar con la ventaja de que el centro de entrenamiento está camino del aeropuerto, por si acaso.

Otro que es noticia es Superman Howard. Los Magic denunciaron ante la NBA que su jugador franquicia había sido contactado antes de comenzar el mercado, ahora han aceptado que DH12 contacte con quien quiera para hablar de su futuro y quien más posibilidades tiene de contar con él, por ahora, son los Brooklyn Nets donde formaría un temible juego interior con Brook López. Los Lakers quieren contar con él pero no parece que juegue bajo las colinas de las estrellas.

En el mercado también se mueven Vince Carter y Chauncey Billups. Ambos amnistiados de sus contratos con Phoenix y Nueva York buscan opciones de futuros aunque Billups ha afirmado que de no jugar en los Knicks, optaría por la retirada. En su lugar parece que Mike Bibby cambiará los Heat por la Gran Manzana. Por su parte, Tyson Chandler ha confirmado ya su fichaje por los New York Knicks donde compartirá vestuario con Amaré Stoudemire y Carmelo Anthony, suenan bien los Knicks este año.
Vince Carter, liberado de su contrato en Phoenix suena para los campeones, los Dallas Mavericks. 
RIP Hamilton dejó de ser un 'bad boy' y está sonando fuerte su posible contratación por la mítica franquicia de los Bulls de Chicago. 

Por último en Portland no ganan para disgustos. Hoy ha anunciado la retirada su jugador franquicia durante los últimos años: Brandon Roy.
El rookie del año en la temporada 2007 lo deja por problemas de rodilla y deja a los Blazers a la deriva el mismo día que se ha anunciado la continuidad de Greg Oden en Oregon así como se ha anunciado una nueva lesión del pívot. Se retira Roy con 20,2 puntos de media en sus cuatro años en la mejor liga del Mundo.
Las rodillas del siete de Portland han dicho basta y como dato, cabe apuntar que ya no le quedaban cartílagos. A pesar de encontrarse mejor en las últimas fechas, fue advertido de que de seguir forzando sus rodillas podría acabar en silla de ruedas ante lo que ha tenido que optar por la retirada. 
Su último partido fue frente a los Mavericks en el que casi acaba llorando y comentó que: " Hubo un momento en que sentí pena de mi mismo". Portland pierde a su faro y tardará años en encontrar algo parecido a Roy.
Las rodillas, en este caso de Oden, también tienen en vela a la franquicia de Oregon. El gigante de Portland, número 1 del draft de 2007 por delante de Kevin Durant, Al Horford, Jeff Green o Joakim Noah, ha recaído de su habitual lesión en la rodilla y no se sabe la fecha en la que volverá. Lo que si se sabe es que cuando vuelva seguirá vistiendo la camiseta de los Portland Trail Blazers.





¡Por fin llegó el día! Principio de acuerdo entre los jugadores y los propietarios de la NBA tras más de 15 horas de reunión.

La 'Regular Season' de la temporada 2011-12 comenzará el 25 de diciembre, la fecha indicada para el clásico de 'Christmas Special'.

Tras un proceso de negociación que ha durado más de un mes, la NBA ya debería haber empezado, se llegó al principio de acuerdo por el que la temporada constará de 66 partidos más la post-temporada, según ha anunciado David Stern, jefe del comisionado de la NBA.

Hasta que no se apruebe el CBA el lockout no habrá acabado completamente por lo que el fin del cierre patronal no es, por ahora, definitivo.

David Stern confirmó el principio de acuerdo a la vez que matizaba que si todo va bien, el 25 de diciembre, el día de Navidad la NBA comenzará con tres partidos de lujo entre Boston Celtics y New York Knicks, Miami Heat y Dallas Mavericks y los Chicago Bulls frente a Los Ángeles Lakers por lo que, el primer día, Rudy Fernández debutaría con su nuevo equipo, el campeón de la NBA y Pau Gasol comenzaría con los Lakers la temporada en la que quieren volver a ser lo que eran.

Las reacciones no se han hecho esperar. Kevin Durant, jugador franquicia de los Oklahoma City Thunder, anunció en su twitter que se iba a tatuar la frase "'Yo sobreviví al Lockout de 2011".

El más gracioso fue Kevin Love. El '42' de los Minnesotta Timberwolves afirmó que "estaba viendo los Teleñecos y he visto que hemos llegado a un acuerdo"

La reacción de los españoles tampoco se ha hecho esperar, José Manuel Calderón afirmó que parece que se comerá el turrón en casa, en Canadá.

Si esto se confirma, Serge Ibaka, Rudy Fernández, Goran Dragic, Christian Eyenga y Kyle Singler jugarán sólo dos partidos más en la Liga Endesa.


Llegó la noche del draft para la NBAy con ella, como todos los años, los fichajes.

En lo concerniente exclusivamente a la elección de las jóvenes promesas se cumplieron los pronósticos y Kyle Irving de la universidad de Duke hizo buenos sus 20,5 puntos por partido el pasado año para hacerse con el número 1. 

Derrick Williams (Arizona) y el turco Enes Kanter (Kentucky) fueron segundo y tercero respectivamente. 

El congoleño del Fuenlabrada Bismarck Biyombo, a pesar de los problemas federativos que se airearon ayer a la noche, fue elegido en la séptima posición por los Kings de Sacramente aunque jugará en los Bobcats de Charlotte. El pívot confesó que 'Air' Jordan le había dicho que iría a por él y así fue, utilizó la elección de Sacramento, que le pertenecía de antes, para hacerse con el primer jugador en la historia en hacer un triple-doble en el Nike Hoop Hummit al anotar 12 puntos, hacer con 11 rebotes y colocar 10 tapones.

El otro jugador de la ACB apuntado al draft era Nikola Mirotic. El jugador hispano-montenegrino del Real Madrid ha tenido, en una noche, los mismos equipos en la NBA que Sergio Rodríguez en tres años: tres.

Los Houston Rockets le eligieron en el puesto número 23 del draft para traspasarlo a los Minnesota Timberwolves de Ricky Rubio y Kevin Love. El equipo de Minneapolis no se quedó con él y traspasó sus derechos los Chicago Bulls que sabían de antemano que el jugador merengue no daría el salto este año y le esperan para dentro de dos años. 

El traspaso más importante para el basket español tuvo como protagonista a Rudy Fernández. El mismo día que el diario Marca habría con la noticia de que Florentino Pérez, que está recortando el presupuesto al basket, quería contar con el mallorquín para el Real Madrid de Pablo Laso a quien, por cierto, una entrevista ha dejado en evidencia, el 70% de los aficionados no le quieren, difícil para el vitoriano. 

Mientras las horas previas al draft transcurrieron con la noticia del interés del Madrid, las horas previas nos muestran a Rudy en el equipo campeón de la NBA y, lógicamente, más lejos del Madrid de lo que estaba ayer.

En un traspaso a tres bandas que involucró, por ejemplo, a Jonny Flynn, número 6 del draft de 2009, los Mavericks se hacen con el '5' de la selección y de los Portland Trail Blazers poniendo fin así a una relación amor - odio como la que tenía Rudy con su entrenador Nate Mc Millan.

Se cierran, por ahora, las puertas a una hipotética vuelta de Rudy Fernández a Europa. El mallorquín ha manifestado en repetidas ocasiones que quiere triunfar en la NBA, que él cree que puede. Veremos si con Dallas tiene más suerte, el listón no puede estar más alto, los Mavs llevan dos semanas siendo campeones de la NBA. 


Sólo una semana después de proclamarse campeón de la Liga ACB, Ricky Rubio ya posa con la que será, si el lockout lo permite, su camiseta el año que viene. 

Llegó a Minneapolis como una estrella, aclamado por los fans de unos Wolves que sueñan con que Rubio y Love les lleven a luchar por algo en la mejor liga del mundo.

Ricky fue elegido en el número 5 del draft de 2009 por detrás de Blake Griffin, Hasheem Thabeet, James Harden y Tyreke Evans. Las especulaciones le llevaban al puesto número tres pero los Oklahoma City Thunder eligieron a James Harden en lugar de al base de El Masnou.

Cuando Ricky juegue su primer partido en el circo americano se encontrará con que varios de los jugadores de su draft ya se han consolidado en él. Blake Griffin reciente 'rookie of the year' tratará de machacar el aro más de 214 veces, que fueron las veces que machacó el pasado año.

Tyreke Evans también está ya consagrado en los Kings de Sacramento y fue nombrado rookie del año 2010 gracias a sus 20 puntos de media por noche. 

Por el contrario el tanzano Hasheem Thabeet, número dos del draft elegido por los Grizzlies de Memphis no ha triunfado y sus números en su primer año, jugando 68 partidos, fueron de 3 puntos en 13 minutos por partido, otro error en la historia del draft.

Jugadores que quedaron por detrás de Ricky como Stephen Curry o Brandon Jennings también han cumplido en Golden State y Milwaukee respectivamente. 

Ricky cruza el charco siendo el primer europeo en ganarlo absolutamente todo en basket FIBA. Su palmarés no lo tiene nadie y menos aún teniendo en cuenta que soplará sólo 21 velas en octubre. 
Ganó la Eurocup con el DKV en 2006, después con el equipo verdinegro, en 2008, se hizo con la Copa de S.M. el Rey y con la Copa Uleb. Ese mismo año se colgó la plata olímpica en Pekín, aquel día que tres señores, con silbato, privaron a España del merecido oro. También fue elegido mejor jugador joven del continente. 

En 2009, tras el draft, Ricky abandonó el DKV Joventut para enrolarse en las filas de su eterno rival: el Regal Barcelona. El conjunto que presidía Joan Laporta pagó 6 millones de euros por el base de 19 años que, de haberse quedado en el DKV, no iba a jugar como así manifestó el presidente Jordi Villacampa.

Aceptó la oferta del Regal que le pagaba menos que el Real Madrid pero que le ponía menos pegas en un hipotético salto a la NBA cuando el base decidiera hacerlo como así ha sucedido este año.
El pasado año levantó la Supercopa de España y la Euroliga en París, siendo escogido mejor jugador joven de esta competición. Fue finalista de la ACB pero el Caja Laboral Baskonia le privó de hacerse con el único título que le quedaba (3-0).

Este año se ha desquitado ganando la Supercopa de nuevo, también repitiendo en la Copa y por fin llevándose la ACB antes de viajar a la NBA. Ni siquiera Pau Gasol, el mejor jugador español de la historia tiene un palmarés, en Europa, tan espectacular como el de RR9, aunque Ricky no tiene el Mundial de Japón, ni los anillos de Pau.

Rubio llevará el 9 y dijo que para él era importante llevarlo, pues ,siempre, le ha acompañado, salvo dos años que no pudo llevarlo en la Penya por ser el número de Paco Vázquez.

Veremos que da de sí 'Ricky Business' en esa Liga donde el propio business importa más que el juego.


Cuando eramos pequeños todos vimos el clásico de Disney de Robin Hood que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Siendo un poco más mayores aprendimos que Robin Hood no era sólo un dibujo animado, que tenía su versión de carne y hueso, era un alemán de 213 centímetros que respondía al nombre de Dirk Nowitzki.

El jugador teutón llegó a la NBA desde la segunda división alemana y tras firmar un partido de 33 puntos y 14 rebotes en el Nike Hoop Summit frente a jugadores que también llegaron a la NBA como Rashard Lewis o Al Harrington.

Elegido en el número 9 del draft por los Milwaukee Bucks, Swish nunca llegó a jugar para el equipo verde ya que fue traspasado a los Dallas Mavericks nada más llegar. Ese mismo verano y en una operación paralela llegó al equipo de Texas el base suplente de los Suns de Phoenix: Steve Nash.

Con el canadiense y Michael Finley de escuderos Nowitzki no consiguió tocar el cielo, pero ayer lo hizo.
Ya sin su amigo Nash y sin Finley con un grupo compacto en el que la estrella es él y sólo él, aunque Terry, Kidd, Marion y Chandler son grandísimos jugadores, Dirk Nowitzki se acostó ayer como campeón del mundo según sus propias palabras.

El sueño de Mark Cuban, propietario de los Mavs desde hace más de diez años se hizo realidad cuando al más puro estilo Robin Hood se alzaron con el título en Miami frente al equipo más odiado de la NBA: Los Heat de los mejores amigos, Wade, James y Bosh que han venido a demostrar que el dinero no da la felicidad.

Nowitzki se disfrazó de Robin Hood para robarles la ilusión a los ricos, esa ilusión que ese mismo equipo rico le robó a él hace cinco años. Con una serie de 1 de 11 en tiros de campo llegó al decisivo último cuarto y en esos doce minutos firmó 10 de sus 21 puntos con canastas inverosímiles, tirando desequilibrado como siempre, con Bosh delante, daba igual, el anillo era el destino.

Ayer estuvo perfectamente secundado por Jason Terry, cuya decisión de tatuarse el trofeo de la NBA bien parece una profecía, que anotó más puntos que Nowitzki (27 por 21 del alemán), el leonés de Puerto Rico JJ Barea (15) y Shawn Marion que firmó 12 puntos.

Si justo fue, por trayectoria, el anillo para Dirk Nowitzki lo mismo tenemos que decir para otro viejo rockero.
Después de 18 intentos, por fin, Jason Kidd, mister triple-doble Kidd, ha conseguido el ansiado anillo.
En la lista de grandes sin anillo se han borrado dos de los nombres que más dolía ver, parece que el que no se borrará nunca será el de Steve Nash. Presidiendo esa lista se encuentra LeBron James, después viene su ego, luego su chulería y luego puede que Chris Bosh que no por calidad pero sí por jugar en este equipo, resulta curioso que no tenga un anillo. Ayer LJ6 firmó otro año de reinado estéril, es un rey sin corona y mucha gente se alegra de ello, en Cleveland por ejemplo.

Dejó la franquicia que le metió en la NBA el pasado año para ganar un anillo y ha conseguido lo mismo que el pasado año: nada. Miento, ha conseguido algo, perder el MVP de la regular season en favor de Derrick Rose de los Chicago Bulls.

Por si alguien a estas alturas no ha visto la respuesta a modo de video de los aficionados de Cleveland a Lebron, tras su anuncio de what should I do? está aquí.
aquí la mega presentación de los Heat el pasado verano, lástima, para ellos, que tanta parafernalia no haya servido para nada.


Ha sido la pregunta puñetera durante la temporada que ha finalizado ahora en la NBA, ¿qué debería hacer?

El anuncio de Nike con su llegada a Miami no hizo mucha gracia en Cleveland donde le contestaron dándole consejos de que debería hacer, estoy hablando, claramente, de LeBron James. 

Tras ser número del draft 2003, uno de los mejores de la historia, en el que estuvo por delante de Wade, Anthony o Bosh, el 23 de Sant Vincent - Sant Mary se vistió la camiseta de los Cleveland Cavaliers que pasaron gracias a él, de ser uno de los peores equipos de la liga a aspirar a todo. 

La arrogancia que le sale por todos los poros del cuerpo hacer del jugador de Akron (Ohio) uno de los más odiados por el resto de aficiones de la NBA. Su 'chalk clap' hacía gracia en Cleveland hasta que lo realizó vestido de Miami.

Los fracasos de Lebron, que se cuentan ya haciendo uso de las dos manos, no sirven más que para acrecentar su fama de perdedor. Nadie duda de su calidad, de sus habilidades, de sus espectaculares condiciones atléticas pero objetivamente se ha estrellado todos los años.

El fracaso más reciente y también el más sonado ha sido el de este año. LeBron abandonó Cleveland para jugar con sus amigos Wade y Bosh en Miami. The biggest three fue creado por y para el anillo y la segunda posición, sin siquiera haber disputado el séptimo encuentro y desperdiciando el factor cancha, es un fracaso sin paliativos.

El mega proyecto de Pat Riley empezó con muy mala pata y todo parecía indicar que Spoelstra no acabaría la Liga Regular tras plantarse con 8 victoria y 7 derrotas. Un encontronazo 'casual' con LeBron parecía ser su finiquito pero el equipo levantó el vuelo. En el Christmas Special vencieron en el Staples a unos Lakers que no se han encontrado en todo el año y, aunque acabaron siendo favoritos, los Heat no consiguieron hacerse con la Conferencia Este tras los primeros 82 partidos.

En Playoff les tocaron los Boston Celtics en semifinales tras deshacerse cómodamente de Philadelphia (4-1).
El equipo verde corrió la misma suerte y otro 4-1 dio con los Heat en la final ante D-Rose y sus Bulls que se pusieron 1-0 por delante. Cuatro victorias consecutivas cuando más se necesitaron acreditaron al campeón de la Conferencia Este que se encontró en la final con un viejo conocido:  Dallas Mavericks. 

Con Shaquille O'Neal como compañero de D-Wade los Heat se hicieron con el anillo hace años, Dirk Nowitzki tenía sed de venganza. Robin Hood robó a los ricos para dárselo a los 'pobres' Mavs.

La ausencia de LeBron en los momentos clave también este año hizo crecer a sus detractores y mostró al público que D-Wade es el líder de Miami, un rol que nunca ha encajado en las espaldas de LeBron en estos años en la élite. 

El famoso slogan 'quitness' que se hizo público en Cleveland para denominar los momentos en los que 'King' James se borraba se ha esparcido por EEUU, cada día hay más republicanos en este sentido, gente que admira deportivamente a LeBron pero que odia sus aires de superioridad, sus excentricidades.

Muestra de un ego desorbitado, son sus ataques de tos cuando se enteraron de que Nowitzki estaba con fiebre, el alemán les ganó con 38,5 de fiebre. ¿Quién se ríe ahora, King? ¿Que deberías hacer?
Contratar un relaciones públicas lo primero, tus detractores nos multiplicamos por instantes.
Por si queda alguna duda sobre el legado de LeBron, los traidores, no dejan legados.



Diccionario del gran Andrés Montes: “Artículo 34: Hago lo que quiero, cuando quiero, donde quiero y como me da la gana”

Así definió un genio a otro, Montes a O'Neal, Andrés a Shaq.

Ayer anunció su retirada el pívot más dominador de la década de los 90 y parte de ésta última: Shaquille O'Neal.

Se retira tras tener el honor de defender seis camisetas de la NBA, seis de las grandes además. Comenzó en Orlando para marchar después a Los Ángeles. Tras la temporada 95/96 en la que promedió 26.6 puntos y 11 rebotes por partido, dejó los Magic para convertirse en un Laker más. Esa misma temporada, la 96/97 se enroló en los Lakers el número 13 de aquel draft. Un joven Kobe Bryant que promedió 7 puntos por partido en su primer año.

Juntos dominaron la NBA desde 2000 hasta 2002 logrando el three-peat, tres títulos seguidos. 
En la temporada 99/00 Shaq consiguió su tope de anotación de media en la NBA con unos increíbles 29,7 puntos por noche. Su relación con Kobe fue del amor al odio y acabó con el mastodóntico pívot haciendo las maletas hacia la costa este, su destino: Miami. 

Allí encontró un nuevo socio, Dwayne Wade junto a quien consiguió su cuarto anillo de campeón de la NBA, el que fue el último. Sus números en Miami disminuyeron pero no dejaron de ser espectaculares. 
Lastrado por las lesiones buscó un nuevo destino y se fue a los Suns de Phoenix en un traspaso que movió a Shawn Marion y a Marcus Banks hacia Miami. 

Al lado de Steve Nash volvió a disputar un All Star en el que se llevó el MVP y tuvo continuidad, algo que no conseguía desde hacía años. Disputó 28 partidos en su medio año en el conjunto morado para disputar 75 al año siguiente perdiéndose sólo siete. En su primer medio año con los Suns promedió un doble-doble con 12 puntos y 10 rebotes. Al año siguiente sus puntos crecieron, 17,8 pero sus rebotes bajaron a 8 por noche. 

Cuando parecía que su carrera estaba acabando le llegó la llamada desesperada de King James. Formó parte de los Cleveland Cavaliers en la que parecía su última oportunidad para ganar un anillo. James quiso fortaleces el juego interior de los Cavs después de que los Magic de Dwight Howard les eliminaran el año anterior. 

No pudo conseguir su quinto anillo con los Cavaliers...ni tampoco con los Celtics. Un mito de los Lakers ha acabado su carrera de verde. Ha tenido una última oportunidad, más bien dos, de ganar un anillo con Cleveland y Boston y no ha podido. Se retira con cuatro anillos, uno menos que Kobe Bryant a día de hoy y dejando un hueco difícil de cubrir. No sólo por sus 216 centímetros y 147 kilos, si no por muchas cosas más.

Pasará a la historia el artículo 34 de Montes al igual que el término Gepeto Brothers. El propio Andrés definió este grupo así: " Club formado por los jugadores que tienen la muñeca de madera y fallan casi todos los tiros libres.- Su mecánica de tiro desde la línea de personal es francamente mala."


'El concurso de mates está amañado para que gane Blake Griffin'.
No lo digo yo, lo dijo uno que sabía de lo que hablaba, Nate Robinson triple campeón del concurso de mates y que en 2009 vivió en sus carnes otro 'amaño' para que él mismo y Superman Howard se jugaran el concurso de mates. Rudy Fernández lo sufrió y no pudo pasar la primera ronda del Slam Dunk.
Visto el concurso de esta noche podemos decir que 'KryptoNate' tenía razón.
DeMar DeRozan y Serge Ibaka han sido los eliminados en la primera ronda del Slam Dunk.
La final, la esperada, Javale McGee y Blake Griffin, 'Mr Mate'.
Siendo objetivos Blake, ganador del concurso, no debería haber pasado de la primera ronda, los mates de Serge Ibaka han sido infravalorados, exactamente igual que los de DeRozan.
McGee ha podido meter tres balones en el mismo mate, ha podido hacer dos mates en dos canastas pegadas y Blake se ha quedado colgado del codo en una imagen espectacular. El '32' de los Clippers ha hecho un 360º sencillamente brillante.
Los mates de DeRozan e Ibaka no sirve de nada analizarlos, ¿para qué? Les han eliminado, ellos sabrán.
Después, para la final, ha llegado el espectáculo. Ha aparecido un coche, un coro de gospel cantando la canción de Space Jam y Blake ha vencido con el 68% de los votos.
El gospel ha cantado la canción 'I believe I can fly', sonaría prepotente si lo hubiera cantado Griffin pero cuando el gospel ha comenzado a cantar todos hemos pensado lo mismo. "I believe HE can fly'.
Blake Griffin con su mate ganador //foto http://www.marca.com/
Ver a Blake Griffinsaltar por encima de un coche para machacar tras recibir la bola de Baron Davis que estaba dentro del coche no tiene precio. Ha sido uno de los mejores concursos, lástima que estuviera teledirigido, pero todos sabíamos quien iba a ganar. Es el mejor.
Blake Griffin, si las lesiones se lo permiten, marcará una época en la NBA, puede pasar a la historia, promedia más de 20 puntos y más de 10 rebotes y ha conseguido, en su año rookie y tras un año lesionado, más de 30 dobles-dobles consecutivos.
Sus 2,08 y los muelles de sus pies le han permitido machacar el aro rival 137 veces hasta el inicio del All Star, estuvo presente en el partido Rookies vs. Sophomores, el sábado en el Slam Dunk y el domingo jugará el partido de las estrellas en su primer año.
De Blake Griffin puedo decir alto y claro que creo que puede volar.

 

Mister three point

Hay fechas históricas en la NBA, esas fechas que nunca se olvidarán. 
El 2 de marzo de 1962 pasó a la historia. Fue la noche en la que Wilt Chamberlain anotó la friolera de 100 puntos en un partido que sus Warriors vencieron por 169-147 a los Knicks.
La temporada 71-72 pasó a la historia cuando desapareció Lew Alcindor y apareció un tal Kareem Abdul-Jabbar, más tarde el propio Kareem pidió el traspaso a LA Lakers, algo que vio cumplido en 1975. 
La 79-80 pasó a la historia porque la NBA adoptó de la ABA la línea de 3 puntos. Ese mismo año y con el cartel de rookies llegaron a la liga dos de los mejores jugadores de la historia, Larry Bird y Magic Johnson. 4 años después apareció el que para muchos es considerado como el mejor jugador de la historia de la NBA, aquel que vino, venció, se fue, volvió y volvió a vencer. El mágico 23. Michael 'Air' Jordan, el mítico 23 de los Chicago Bulls. Jordan consiguió su primer three-peat justo antes de otra fecha para la historia.

El 6 de octubre de 1993 el mundo del baloncesto se paralizó. Se iba el más grande, abandonaba la liga y el baloncesto el abanderado del 'Dream Team' con el three-peat bajo el brazo y con la medalla olímpica de Barcelona '92 en el cuello. La muerte de su padre hizo que Michael Jordan tomara la decisión de abandonar la NBA y comenzar una carrera en la liga nacional de beisbol.

Año y medio después, otra fecha para la historia. 18 de marzo de 1995 y Jordan, enfocado por millones de cámaras, teniendo al universo baloncestístico en vilo pronunció las palabras mágicas, las que todos querían oír: "I'm back". Antes se reunió con el 'Maestro Zen' Phil Jackson para decirle si le parecía bien.
Con el 45 a la espalda, su numero en los Barons, 'Air' Jordan volvía a las canchas, con más ganas que nunca.  Más tarde recuperó el 23 que los Bulls habían retirado en su honor. 
Después de su segunda vuelta llegó otro hito histórico, su segundo three-peat. En la final de la temporada 97-98 Jordan dejó para la historia su canasta frente a los Utah Jazz en el sexto partido. Para la historia también la locura de Andrés Montes tras ver esa canasta en directo. No podía parar de gritar 'Jordan, Jordan, Jordan'.
Jordan volvió a dejar la NBA y, aunque volvió a jugar, ya nunca volvería a su nivel, los Washington Wizards fueron su último equipo, a día de hoy su equipo son los Charlotte Bobcats, pero ya no de corto. 
El heredero de Jordan siempre se ha dicho que era Kobe Bryant, el '8' y '24' de los Lakers, algunas actuaciones históricas así lo confirman.
Un 22 de enero de 2006 los Toronto Raptors visitaban el Staples Center sin saber que iban a asistir a la mejor actuación individual de la década. Kobe Bryant anotó 81 puntos en la victoria de LA sobre Toronto. En la segunda parte anotó 55 puntos y consiguió que LA venciera tras ir perdiendo de 18.
Otra fecha histórica llegó el pasado verano cuando 'King' James y Chris Bosh firmaron por los Miami Heat para jugar con su amigo Dwayne Wade, pero no es lo único histórico de esta temporada.
10 de febrero de 2011, los Boston Celtics reciben en el Garden a los Lakers y Ray Allen está a tan sólo un triple del récord histórico de Reggie Miller como mejor triplista de la historia.
Dicho y hecho, Ray Allen es ya el mejor lanzador de larga distancia de la historia de la NBA. Se especuló el pasado verano con su salida de Boston pero hoy con tres asistencias de Rajon Rondo se ha convertido en 'Mister Three Point' quitándole el título a un consumado lanzador como fue Reggie Miller. Asusta simplemente la cifra, 2562 triples anotados que hacen un total de 7686 puntos desde la línea de 3. 
Ahora ya sabe Allen que cuando abandone la Liga perdurará su nombre, al igual que el de Reggie Miller, como uno de esos francotiradores.
Con 36 años Ray Allen es a día de hoy, historia viva de la NBA, ya hizo historia para 'sus' Seattle Supersonics y ahora lo es de toda la liga.